El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

¿A quién, a qué, sirve la violencia actual en Chile?

leave a comment »

La violencia en los Seres Humanos es una opción, no una condición. La condición humana por naturaleza es la razón.

Se opta por el uso de la violencia- o de la guerra en cualquiera de sus formas o tipología- como continuación de la política: llevada por vías contrarias a las formas y modos de la democracia.

La instauración de un sistema opresor (dictadura-tiranía) que anula libertades y socava cimientos básicos de democracia (por ende: que usa la violencia para fines políticos y modos de gobernabilidad absolutista) justifica la opción por la respuesta y resistencia armada que accede a diversas formas de lucha y asume formas de guerra irregular en contra de una tiranía impuesta.

En democracia es una seria contradicción dotar al Estado de Derecho de estamentos represivos bajo el monopolio de las armas que a priori determinan la existencia de un ‘enemigo interno’.

La democracia conocida justifica el uso de la fuerza y de la violencia por medio de cuerpos armados preparados para ejercer control y represión según protocolos regulares y acceso a leyes especiales que rompen aquellas reglas: como el ‘estado de sitio’ o ‘estado excepcional’.

Una Nueva Democracia debería superar este vestigio de violencia que se auto adjudica el Estado como deber de ‘orden público’; para tal efecto debiera eliminarse el concepto de ‘enemigo interno’ y considerar que las contradicciones sociales y políticas pueden ser superadas por vías no violentas, creando instancias de participación directa que permita prever y enfrentar los síntomas de conflictos cuando éstos se gestan, y no recién aceptarles –si acaso- cuando se convierten en estallido social.

La violencia revolucionaria – en contra de una tiranía que usa el terrorismo de Estado para aplacar a ‘sus enemigos internos’: el pueblo – es siempre ‘orgánica’ e ‘identificable’: como el MIR o el FPMR en tiempos de dictadura en Chile. La violencia actual en Chile NO es ‘orgánica’, ni posee entes políticos que bajo cierto análisis hayan optado por considerar que las circunstancias justifican el uso de las armas y de la vía violenta por sobre los métodos y modos democráticos.

La violencia en este tiempo en Chile es ‘inorgánica’ y carente de propósitos ‘político- estratégico’ claros, y sin una estructura organizativa que represente una ideología o propuesta política evidente.

La respuesta del gobierno ha sido sospechosamente ineficaz y ‘extraña’: recurriendo a metodología represiva de carácter dictatorial, con un cuerpo policial con grados alarmantes de autonomía, permitiendo de hecho que los conatos violentos se expresen, crezcan y manifiesten…acompañado esto con una profusa publicidad que acusa a esta violencia como principal escollo para avanzar en solución de salidas democráticas y constitucionales de nuevo tipo o diferentes a los declives actuales.

‘Extraño’ porque cualquier Estado que cuente con un mínimo de Inteligencia y capacidad disuasiva identificaría formas, métodos, logística, personas dirigentes y lugares que van conformando la red de la acción violenta en el territorio. No hacerlo, pudiendo, resulta ‘extraño’ y ‘sospechosamente conveniente’ para quienes pretenden usar esta misma violencia: o para desprestigiar al verdadero movimiento social y sus banderas y peticiones…o impedir salidas constitucionales y democráticas que anulen la paupérrima democracia actual…o saturar el ambiente político y social para propinar un ‘golpe de orden’ que justifique el bloqueo de cualquier avance democrático de nuevo tipo, y regrese así el estado del país a los tiempos de buen control de la oligarquía y al silencio de los cementerios.

Esta violencia actual en Chile se asemeja en demasía a la instaurada por el fascismo en Italia previo al ascenso de Mussolini; la misma que atormentó a las ciudades años antes de que Hitler tomara el poder: una violencia indiscriminada mirante a causas terror, zozobra en amplios segmentos de la población, todo con el propósito de llegar a la ‘justificación de un orden acérrimo’ o de una ‘dictadura necesaria’.

Violencia fascista que en Italia usó y organizó a los sectores marginales de Roma para asaltar barrios de clase media y enfrentarse a los obreros: lumpen subproletariado que también manipuló el nazismo bajo el terror de perder lo poco que tenían debido a la invasión de emigrantes. Guerra entre pobres: pueblo contra pueblo. Eso es fascismo.

Esta violencia actual NO es ‘revolucionaria’ en el sentido libertario, democrático, o de un salto a una sociedad bajo modelo bien expuesto e ideológicamente sustentado… u opción revolucionaria con características orgánicas precisas y/o posibles de verificar o identificar. Esta violencia actual ha perdurado y perdurará sin considerar las urgencias y necesidades del movimiento social: porque esta violencia está destinada precisamente a hundir al movimiento de cambios al que tanto teme la oligarquía. Es una violencia que juega en favor de los fines más oscuros, recalcitrantes y reaccionarios de este país.

El gobierno no terminará con esta violencia para poder utilizarla para sus fines: entonces debe ser tarea del movimiento social, de los trabajadores, de los pobladores organizados, de los estudiantes revolucionarios tomar el control de esta situación para: o colocar esas fuerzas bajo horizonte político y estratégico que sirva al movimiento social…o terminar con su acción del modo en cómo se está dando y manifestando.

Desde siempre el movimiento obrero, las grandes batallas sindicales, los profundos cambios promovidos por los estudiantes, las dignas luchas campesinas y las justas batallas de los pobladores ha recurrido a la autodefensa y al combate directo en contra de sus opresores con una mirada política bien definida, con puntos estratégicos claros, con razones y propósitos manifiestos y expuestos; y cuando ha sido necesario recurrir a la resistencia con uso de armas, ha sido porque todos los caminos de libertad y derechos han sido usurpados y aniquilados.

La manifestación de violencia que hoy constatamos en Chile posee una característica de tipo fascista: y quienes, desde la supuesta ‘izquierda revolucionaria’, o desde el romanticismo anárquico…o mirando la realidad desde pulpitos ajenos a la realidad de Chile… quieren ver en estos estallidos un gesto de ‘valentía revolucionaria’ que ayudará a instaurar en este país un sistema justo que eliminará el neo liberalismo que muchos detestamos…creo que están profundamente errados. Quizás sí estemos ante la más grande de las victorias de la oligarquía: gracias a la violencia que la reacción secreta incentiva y deja hacer; y que los perdidos ‘revolucionarios’ analizan más desde las tripas que desde la razón: y cuando un revolucionario pierde la razón y la objetividad- y el análisis crítico de la realidad- cae en los agujeros del fascismo aun creyendo que va en el sentido contrario.

Al final: siempre la OPCION por la PAZ -y el SENTIDO DEMOCRATICO en su esencia más libertaria y popular- es la frontera que define y distingue el tipo de violencia que se impone y su propósito político real.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

febrero 5, 2020 at 5:55 pm

Publicado en Uncategorized

Ecos de otra vida

leave a comment »

‘Ecos de otra vida’ es un libro testimonial de quién fuese militante del MIR (1971-1975) y del FPMR (finales de 1984 – mediados 1988) bajo el seudónimo de ‘Camilo’. Para mayor información invito a entrar a  este enlace:

Este Blog

Y desde allí vaya a ‘TODAS LAS ENTRADAS’ y accederá al conjunto de temas que allí se exponen.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

febrero 5, 2020 at 3:01 pm

Publicado en Uncategorized

La Paz  por sobre todo

leave a comment »

  • El ‘Estado subsidiario’ que impone la actual Constitución es contraria a la Paz social

La pacificación del sometimiento es engañosa y falaz: tarde o temprano quienes padecen sujeción y abuso hallarán la circunstancia y el momento para rebelarse y estallar. Una vez en la tormenta, la salida al torbellino social no será jamás regresar al estado anterior, precisamente porque aquel tiempo y condición es la causa del estremecimiento presente.

Siembra injusticia y cosecharás rebelión.

La violencia por sí sola no explica los fenómenos humanos, sociales, políticos. Ésta nunca será un fin en sí misma. La solución a los fenómenos de violencia será siempre política; nunca aplicando grados y formas de represión ascendente  y/o  favoreciendo estados de conflagración: a no ser que se considere que se está en medio de una guerra, porque entonces son las leyes de la guerra las que determinan resoluciones políticas.  

Para enfrentar la violencia, bajo cualquier manifestación, es imperativo establecer nítidamente la doctrina y concepción aplicada de La Paz. Porque si el sustento ‘de paz’ fuese la injusticia, el abuso, la expoliación y la manga ancha para el potentado al cual le es permitido someter y empobrecer a la mayoría sin derechos o con derechos avasallados, entonces aquella formula ‘de paz’ encubará los gérmenes de una revolución inevitable.

La Paz desde principios de equidad, justicia y Derechos reales e  irrefutables conlleva necesariamente a políticas sociales y económicas que apuntan al progreso de la mayoría y a la desaparición de la pobreza; y en aras de este estado de Paz  es menester equilibrar las ganancias de  los más ricos a través de una justa política impositiva y una malla legal que establezca firme estado jurídico para el desarrollo empresarial y creador de riqueza, en modo que se garantice el impulso del capital según un mercado con fuerte propósito y  carácter social y un sistema de expansión absolutamente respetuoso y concordante con el medio ambiente. Es decir: el mercado supeditado en su forma y progreso según beneficio para las mayorías -y de la Nación-, y no solamente para conspicuo profito de minorías

El Estado, en un sistema que garantiza la Paz, por sobre todo, jamás podría ser un ente subsidiario regido por una divinidad llamada ‘mercado’, el cual  desde sus fauces e insaciabilidad   determina el tipo de sociedad que se va conformando.

Porque el ‘mercado es perverso’ y su fría lógica de máxima plusvalía, sin sensibilidad social y carente de factores humanos esenciales, empuja a contradicciones que asemejan siempre más a una tiranía embustera y burlesca: como por ejemplo que millones de habitantes y ciudadanos, trabajadores, sean arrinconados  y amontonados en largas listas de espera para recibir salud, y aun así igual deben enlistarse en pagos, aunque mínimos, de un sistema que nos les acoge ni les da la atención que se supone la red estatal debiera garantizar. Mientras por su lado la riqueza de los menos se desborda y agota en  cifras siderales para integrarse al privilegio de  ser atendidos como seres humanos. Y esta realidad es una ‘contradicción’ porque la salud y el bienestar de las personas es garantía de progreso, de menores gastos para el Estado (porque hay debida prevención), de mayor productividad y creatividad, de amplia capacidad de integración, y, por ende: de propensión a la Paz como estado permanente de desarrollo personal y colectivo. Mientras que la injusticia y la desigualdad en este plano esencial crea más enfermedad, amplía la gama de males en las personas y eso se traduce en secuela de desanimo, improductividad, carencia de creatividad, indiferencia social, rabia, dolor, impotencia y frustración.

Un pueblo saludable y con acceso eficiente y garantizado a la salud es un pueblo que no renunciará a La Paz que aquello genera.

Usamos el mismo análisis de la contradicción que produce ganancia para unos pocos y el mal efecto para la mayoría que deriva en  aquella ‘pacificación de los sometidos’ y en  la ‘paz para los potentados’  (que es caldo de cultivo para los estallidos sociales, para los populismos, para los movimientos fascistas bajo diferentes banderas y pretexto ideológico, o las revoluciones armadas de variado cuño): y  trasladamos esta irresoluta dicotomía  al tema de las pensiones, o al asunto de la vivienda, o al modelo laboral, o a las políticas medio ambientales, o al engranaje financiero, bancario y económico, a la Educación; o al tipo de ciudad que destruye los modos de convivencia y complica la conectividad haciendo de la vida de las personas un calvario que redunda en deterioro de la salud mental, anímica, física…y social… pero que en cambio genera ingentes ganancias a las frías y ambiciosas empresas de la construcción.  Contradicciones múltiples porque hablamos de un sistema hecho por Hombres que afectan y dañan  a muchos Seres Humanos, y postula ciegamente a la riqueza en crecimiento de una casta que impera bajo un remedo de democracia carente de derechos reales. Eso es contrario a La Paz.

La violencia como producto de un estado de cosas mal habido, peor concebido y siempre injusto, debe ser contrarrestadas por medios políticos. Si a la cabeza del estallido social se hallaren fuerzas identificables y dirigencia bajo siglas y propuestas abiertas y manifiestas: sería urgente establecer dialogo y transacciones con aquella cabeza dirigente con el propósito de concordar el fin de la violencia y encaminar procesos hacia la Paz:  la que esta vez debe basarse en Justicia Social y sustentarse en una mayor y más participativa Democracia.

Pero si la violencia no contara con fuerzas políticas dirigentes con las cuales entablar puentes, – y ésta fuese palanca de extractos de subproletariado inorgánico, con el aprovechamiento de bandas delincuenciales y el empoderamiento de sectores acráticos que dan al movimiento el barniz político que no guarda sustancia ni contenido, limitándose a consignas y títulos de agitación–  la solución política a ese cuadro  sería  construir una mesa de acuerdo social y político que incluyese a las fuerzas representativas de cada sector en pugna y contraposición: salud, trabajo, vivienda, pensiones, educación, ecología, etc. etc.  para desde ese dialogo llamar a que en conjunto se aísle la violencia; y con ese peso político el gobierno pudiera entonces identificar, separar y detener a los gestores del vano enfrentamiento, sin por eso tocar, menos reprimir al pueblo que protesta y se manifiesta, (y claramente no confundir las aspiraciones sociales y a sus interpretes con las expresiones de violencia sin fundamento político).

Contrario a la Paz y conducta  en favor del desorden que ocasiona la violencia es: 1)  no tender puentes hacia los sectores sociales y sus organizaciones para acordar hojas de ruta que superen las causas del malestar social- o quizá hacerlo unilateralmente desde el gobierno, según propios objetivos y sesgada visión– ;2)  considerar indiscriminadamente que representantes sociales de las demandas, y/o partidos que apoyan los reclamos, son cómplices de la violencia y debieran ser éstos los llamados a detener a quienes prosiguen su arremetida de fuerza; 3) intentar acuerdos de cúpulas e institucionales sin consideración de la realidad social, para luego incluso cuestionar su cumplimiento debido a que estos pactos – de por sí-  ‘no apagaron el incendio’; 4) usar primero la fuerza desproporcionada en el momento de mayor auge de la confrontación, para luego aplicar la ‘retirada estratégica’ de la fuerza publica para agotar el movimiento social mediante la violencia de una minoría que debe ser enaltecida y abundantemente publicitada  por los medios de comunicación; 5)  y a su vez enrolar todo acto social y de protesta legitima en la misma rueda violentista de grupos que- además-  es posible identificar  y no debiera ser complejo apresarles si hubiere voluntad política… (y no se procede a su finiquito porque la violencia al final sirve a los propósitos de las posturas más conservadoras y cavernarias)… ¡esta es la fórmula para el caos que llama a intervenciones de  carácter autoritaria y tiránica!

Cuando un gobierno no trabaja para la Paz: es porque la violencia de algún modo sirve a intereses no declarados que benefician el statu quo rígidamente establecido. La violencia sin cabeza política es un instrumento manipulable que siempre sirve al poder causante de la crisis. La violencia con cabeza política- en cambio-  siempre postulará al termino y conclusión de cualquier estado de guerra y confrontación. Estas son normas básicas de la política. 

Sin duda alguna: el acuerdo para iniciar y concluir un proceso  para una Nueva Constitución fue y ha sido el único punto loable y acertado de la casta política: en parte asustada por el inesperado estallido social, en parte necesitada de ganar tiempo para readecuar su lente político, y en pequeña porción siguiendo una legítima aspiración por la Paz y las soluciones pacificas que impliquen cambios que beneficien a la democracia.

Estos últimos(‘ siguiendo una legítima aspiración por la Paz´) no cambiarán su plan ni condicionarán su parte en el acuerdo; sin embargo, quienes ya han ajustado su óptica política según la nueva realidad: ahora van por los matices y los detalles en los que se juegan los intereses políticos particulares; pero los asustados retoman aire, esconden su manchada ropa interior, recomponen su imagen y recuperan color en sus rostros, y ahora sacan la bronca voz de patrón que estuvo silente por la turbación: amenazas de romper el único acuerdo inteligente de la clase política, inercia sospechosa ante la ahora muy forzada  violencia callejera (que sería fácil desbaratar); construcción de ‘opinión publica’ mediante campañas que por majaderas  horas insisten en ‘la violencia con rostro’ que boicoteó la malograda y obsoleta PSU. Para llegar a la amenaza de bajarse del proceso constitucional.

Un intento burdo y absurdo por parte de los ‘arrepentidos’ (ahora recompuestos de sus horas de terror) que ojalá impida esa hora fatal y terrible en que los y las Constituyentes establezcan – por ejemplo- que este ‘Estado subsidiario’ sometido al ‘mercado’ ahora cambie por un ‘Estado Social de Derechos que resguarda el Bien de la ciudadanía por encima de todo otro interés particular, corporativo, mercantil o foráneo’;  y establezca que:  ‘Los Bienes estratégicos de la Nación, como el Agua, los Minerales, el Mar y sus productos, la Agricultura y la red de alimentación, la salud, la Educación y la Vivienda quedan bajo resguardo Constitucional cuyo propósito es asegurar de todos modos que dichos Bienes Ciudadanos y de la Nación no puedan ser regidos por criterios especulativos,  y su desarrollo y producto se enmarque en una política de progreso y bienestar, y si acaso sustento y apoyo,  a cargo del Estado, (aunque  si en  parte de su gestión y administración pudiera permitir participación  de carácter comunitaria, cooperativa o de asociación ciudadana, o empresarial NO- Monopólica) , siempre y en todo caso  bajo resguardo y fiscalización real del Estado por tratarse de Bienes Estratégicos de toda la Nación

Acápites como estos son los que aterran a los que hoy se benefician del ‘Estado subsidiario’: ‘Estado subsidiario’ garantizado por la actual Constitución, y  que es raíz y causa  de toda la  convulsión actual.  Por esto mismo la batalla política por cambiar la actual Constitución es un hito que la Democracia y los demócratas amantes de la Paz NO podemos perder, ni dejar que caiga.

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

enero 13, 2020 at 1:32 pm

Publicado en Uncategorized

Chanfreau

leave a comment »

Mi hermano Antonio estudiaba en el liceo 6 de nuestra comuna, San Miguel. Alfonso era su compañero de curso: su familia tenía una hermosa casa antigua en la esquina de Berlín con Chiloé, en donde una pareja de perros buldog parecían montar guardia cada vez que nos deteníamos en esa esquina a esperar la micro ‘Mapocho – Lo Vial’ que nos llevaría al centro.

Alfonso ayudaba a mi hermano con el francés: idioma obligatorio que en ese entonces. También era muy capaz con las matemáticas- decía  mi hermano- Sólo una vez acompañé a Antonio a esa hermosa casona de muebles solidos y grandes. Pude verificar que los perros eran mansos y juguetones.

Meses antes del 11 de septiembre de aquel año 1973, junto a Washington Maturana y mi hermano íbamos justamente en la ‘Mapocho -Lo Vial’ a  una marcha de nuestro partido: el MIR. Llegamos cuando ya iniciaba el cortejo: cañas de bambú con banderolas del movimiento, filas ordenadas, consignas gritadas con disciplinado fervor; adelante, siempre sonriente, estaba Alfonso. Un fuerte abrazo con mi hermano, saludos y apretones de mano. Coincidentemente a escasos metros de él también nos saludaba ‘Quico’: amigo de adolescencia temprana, pololo de  Miriam, -la morena que agitaba mi impúber corazón-, con la cual entonces Quico se había casado; y para nuestra sorpresa  también él hacía parte del MIR. Más abrazos, saludos e intercambios de información sobre otros amigos en común de aquellos despreocupados años de fiestas y malones, ahora lejanos.

Alfonso Chanfreau y el Quico – también Washington Maturana- fueron apresados por la  nefasta DINA  después del golpe de Estado. Los tres están desaparecidos. Ninguno de los tres fue apresado con armas, ni combatiendo desde las trincheras: los tres cayeron en medio de su rutina sin nunca oponer resistencia. Torturados, vejados y posiblemente masacrados… esfumados entre las tinieblas del oscuro tiempo.

Hoy veo y escucho  al nieto de Alfonso -Víctor-   hablando en su calidad de dirigente estudiantil: no pude evitar escuchar la voz rebelde del hermoso joven  que fue su abuelo, imposible fue no notar la inteligencia y la firmeza de una herencia que misteriosamente parece burlar a los asesinos…como si los muertos desaparecidos siguieran clamando justicia desde la fuerza de su descendencia.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

enero 13, 2020 at 10:37 am

Publicado en Uncategorized

2020: cuando comenzamos la Revolución Desarmada

leave a comment »

Lo más claro que nos entrega la rebelión ciudadana durante el año 2019 es todo aquello que ya no queremos, el conjunto de políticas que ya no dan respuestas, los puntos precisos de abuso y desigualdad intolerables, las injusticias que no pueden seguir gobernando.

El estallido social de octubre (11/19) permite tomar el pulso a la realidad violenta que pulula entre las capas más empobrecidas -y políticamente menospreciada- de una sociedad enferma de ceguera auto inferida. Y reescribe los intereses políticos de la manoseada ‘clase media’: prioridades que  demuestran hallarse en lugares muy diferentes y distantes de aquellos en donde la teoría liberal los colocaba, y la izquierda nunca supo dónde ubicarles.

La ‘confusión’ de la clase política en general se debe a su apego interno, y no declarado en forma nítida, a los modelos y moldes ideológicos del siglo veinte, los cuales proponían soluciones y salidas bien cimentadas en teorías densas y sumamente discutidas, y mejor escritas por ilustres teóricos y doctores de las ciencias políticas.

Tal bagaje- ahora inútil- sigue aflorando entre los liberales que asoman cabeza sobre el pantano de la derecha, y se mantiene fuerte en el inconsciente colectivo de la izquierda en su entramado global.

La derecha recalcitrante- por su sectaria parte-  lo tiene claro: cavernas, mazo, dictadura, militares salvaguardando grandes intereses civiles, oligarquía asegurada y millones de pobres felices de su miseria, y muerte para los sublevados.

Ya no hay una ‘ultraizquierda’ ideologizada y pragmática como sí la hubo hasta la década de los 80. Ahora existe un área oscura e imprecisa de antisistema, y el viejo anarquismo nihilista que sueña con llamas voraces y sociedades imaginarias, y nostálgicos del catastrófico socialismo que  reproduce los mismos fenómenos profundamente antidemocráticos del fascismo. Pero estos últimos ya no agitan sus banderas ante las asambleas vociferantes: ahora  mantienen fidelidad a sus aspiraciones solamente en ‘las internas’ mientras que hacia afuera juegan con cierta ambigüedad democrática que disfraza realidades injustas y violadoras de los Derechos Humanos, y contrarias al Estado de Derecho…como Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Un alcalde comunista que ha hecho buenas cosas por su gente en Recoleta respondía a una demanda periodística: ¿quién está más a la izquierda: los comunistas o el Frente Amplio? Y su respuesta fue: ‘nosotros, los comunistas, porque al igual que el F.A somos declarados opositores al modelo neoliberal, pero ellos no se declaran abiertamente anticapitalistas…y nosotros sí’. Según esa respuesta el anarquismo está en la izquierda coherente: porque no solo es antineoliberal, sino que odia al nefasto capitalismo hasta en su hedor. Pero la respuesta del personero del PC  es parcial, pues los comunistas chilenos aún abrogan por el socialismo de viejo cuño que nunca se ha zafado del capital, ni de la gestión capitalista de los medios de producción, ni de la administración capitalista del Estado, y menos de las reglas esenciales del Mercado: travistiendo ese capitalismo paupérrimo según  vestes ‘socialistas’ cuyo ropaje ahora cubre a una nueva oligarquía que por necesidad ‘revolucionaria’ debe restringir la democracia ‘burguesa’ y consolidar un fuerte Estado militarizado sustentado en una sólida malla de agentes propios bien diseminado entre la masa que garanticen control y movilización permanente para impedir el accionar del ‘enemigo’ tanto externo como interno. Es decir: el mismo modelo del fascismo, ahora con ropaje socialista… en su brutal imposición en contra de la democracia.

Porque el meollo de todo asunto hoy es La Democracia. Desechar la democracia es un suicidio, un viaje a los abismos. Sostener que ‘la única democracia posible’ es aquella que brinda la buena gestión de los poderosos oligarcas gobernando sobre millones de receptores de migajas que chorrean de la gran mesa de las exclusivas y excluyentes riquezas particulares: es una gran falacia. Y el terror de la clase política – de izquierda y derecha- hacia una democracia distinta, amplia, diversa y sobre pilares de igualdad deriva de la potente incertidumbre  que les advierte que bajo nuevas reglas democráticas ellos, los de siempre, perderían el control y asistirían a la propia extinción.

Si cambiamos el paradigma y nos volvemos a la realidad, debemos aceptar que en este mundo actual, y de acuerdo a la larga historia del Hombre, el capital es un medio de intercambio que genera riqueza, y el asunto no es si eliminar el capital, sino  destronar la concepción capitalista que entrega al Mercado no solamente el poder de regular la injusta repartición de la riqueza, sino que concede a una pequeña y férrea oligarquía – de derecha o de izquierda- la gestión y el control del Mercado y por ende del sistema capitalista… el cual podrá tener en su seno ‘mayor justicia social’ o ‘menos sensibilidad social’: porque el mismos orden capitalista tradicional ahora con el agregado de ‘capitalismo social de mercado’ es una entelequia para cazar incautos y asegurar los privilegios que pueden pasar de tal grupo oligárquico a otro grupo de la misma calaña.

Dos fundamentos deben regir a una Nueva Democracia: 1) el Hombre en su Dignidad; 2) el Ecosistema y el medio ambiente.

Rompiendo con el anquilosado y restrictivo esquema de ‘la izquierda’ y ‘la derecha’ (que ya es una revolución cultural necesaria y urgente), ahora la sociedad debe considerar que la gestión del capital y la regulación del Mercado deben favorecer siempre al Hombre en la Plenitud de su Dignidad y Derechos; y debe considerar para su desarrollo y expansión armoniosa la realidad sustentable del Ecosistema y el resguardo del Medio Ambiente.

Siguiendo este principio que debe ser Constitucional, la sociedad moderna debe cimentarse sobre el desarrollo humano en su más amplia gama y capacidad, extinguiendo el sentido puramente mercantil de la vida social y del trabajo: siendo el concepto de trabajo un empeño creativo que dignifica a la persona si ésta realiza su labor según propia aspiración, capacidad y libre opción. En modo que su producción, en cualquier ámbito, sea parte integrada a la red social que se enriquece en la diversidad y en la amplitud de la capacidad humana.

Una sociedad que apunta al futuro: a las energías limpias y renovables, a los nuevos sistemas productivos, y a formas libres de trabajo. En donde la educación se coloca al servicio de la necesidad del Hombre, y del desarrollo y protección del Medio Ambiente, dando impulso a la creatividad, a las ciencias, a la investigación y a las nuevas tecnologías… sin mermar lo fundamental de la sociabilidad y sensibilidad humana.

Un sistema político democrático cuyo centro de decisión y poder esté realmente en la gente, en el pueblo, en las personas: cargos de representación sin condiciones elitistas, con sueldos establecidos por ley que impiden privilegios en concordancia con una política de servicio público decente y transparente; con debido poder de destitución reglamentada en su proceso y forma, y con formula Plebiscitaria y de Consulta Popular Vinculante ante leyes y decisiones vitales que no logran consenso o que  por su importancia deben ser llevadas a Referéndum.

Una democracia que elimina la putrefacta idea del ‘castigo’: cambia y transforma su sistema carcelario bajo orientación de reparación, formación y reintegración social; elimina la idea arcaica que obliga al Estado a poseer ‘sistemas represivos’ que ‘garanticen el orden público’, lo que corresponde a la jodida teoría de la ‘violencia necesaria’ y al ‘uso exclusivo de la fuerza de parte del Estado’: todo lo cual es profundamente violento. Porque la Paz, como concepto de desarrollo y condición social que debe partir de la Persona, no debe quedar afuera de un proyecto de Nueva Democracia. Y las Fuerzas Armadas deben reemplazarse por Fuerzas de Servicio Civil cuya misión de Paz y Servicio debe preparar guerreros para la Paz y no soldados para la guerra.

Todo es posible con la Educación concebida desde el principio que determina que para Ser Libre y construir Libertad es fundamental la Información, la Formación democrática, y el conocimiento sin murallas ni cortapisas;  por ejemplo: se enseñará Religiones Comparadas  con exposición de toda forma de creencia y practicas de Fe para que la persona desde la niñez tenga la visión amplia y completa que permita libremente y por opción consciente elegir su Creencia, Fe y Camino Espiritual  o práctica religiosa…u optar por nada en este terreno. Porque para Optar es imprescindible ‘Saber’  y tener la mayor información posible. De este modo además se evitan las ‘guerras religiosas’, y los ataques a la libertad religiosa o el acoso y persecución a las vías Espirituales libres y al margen de los sistemas religiosos institucionales; y se destrona la vieja religión usada como eje de poder oligárquico y encubrimiento de la corrupción en su peor manifestación.

La misma Educación debe garantizar conocimiento, Información y Formación política de acuerdo con la Historia  Comparada y a las Ciencias Políticas Básicas, y al debate abierto entre posturas diversas: de modo que por tal libertad se pueda optar. Porque en la opción informada, y formada en la sapiencia, descansa la Libertad, y en la Libertad hay garantía de desarrollo y crecimiento de la Conciencia en el Hombre.

Una EcoDemocracia exige  la VOLUNTAD de CAMBIAR por parte de cada individuo o de la mayoría de éstos. Sin la disponibilidad para REVOLUCIONARSE  en la propia persona, y con  la decisión de botar esquemas y viejos paradigmas, – sin temor a lo nuevo, optimistas y confiados por lo nuevo que traerá soluciones modernas, –   ya no postularemos, nunca más, a caminar hacia adelante mirando al pasado, oteando  hacia lo  viejo para hallar allí seudo modelos ya probados, agotados o inservibles, con la vana  intención de  colocarlos forzadamente en el porvenir. Ahora debemos atrevernos a enfrentar el futuro con armas, herramientas y mentalidad de futuro.

Es Urgente y necesaria una Revolución Desarmada: que destrone definitivamente en nosotros y en nuestro modo de concebir la realidad, la sociedad y la vida, aquellos  esquemas y paradigmas del siglo veinte, nacidos muchos de ellos en el siglo diecinueve, heredados casi todos de ciclos oscuros e imposiciones decimonónicas.

Una Revolución Desarmada que debe desestructurar no sólo el ‘modelo’ sino que la idea misma de sociedad, la idea propia de humanidad, la visión obsoleta y antigua que aún conservamos de nosotros cuan monada carente de Inteligencia Superior:  ya  no más pensarnos como algo más que bestias  en evolución lenta y esclava de supuestas condiciones  restrictivas que nos impide un Salto cualitativo de Mayor Logro.

Ahora tomemos en nuestras manos nuestra condición de Seres Inteligentes en grado de Discernir nuestro propio desarrollo sin traumas y limitantes inoculado por una falsa ciencia pasada y una falaz religión antigua que nos implantó la mentira que enseñaba que nosotros, como seres inferiores, requerimos ser tratados igual a becerros arreados cuan  redil de  inconscientes e ignorantes, siempre a merced de la guía del experto patriarca  oligárquico.

Y esta Revolución debe ser Desarmada y No Violenta: porque la violencia y las armas son la peor herencia del viejo sistema de opresión que nos hundió en la necesidad imperiosa de la revolución violenta y armada, para romper con las armas y violencia de otros: en un eterno periplo de sangre y muerte que ambos bandos glorifican alzando héroes y mártires cuya herencia es la señal para nueva violencia, otras guerras, más muertos y nuevos héroes que alabar para seguir matándonos entre nosotros… movidos por  el orgullo del criminal que justifica sus absurdos.  ¡Salgamos de esa lógica de muerte!

La violencia, todo tipo y en todas sus formas, es la señal más evidente de nuestro atraso cultural y de nuestra incapacidad para evolucionar cuan Seres Inteligentes y Superiores.

Un Hombre Nuevo, un Nuevo Ser Humano nacerá de nuestra propia Revolución Interior, y desde una Revolución Desarmada  que rompa con los tiempos de la prehistoria que aún nos encierra entre sus fauces de atraso y oscurantismo.  ¡Comencemos a Hacer La Historia!

Written by Ricardo A. Urrutia.V

enero 1, 2020 at 12:46 pm

Publicado en Uncategorized

28 años de Dispensación de Paz

leave a comment »

Este 21 de diciembre 2019 cumplimos 28 años de Dispensación de Paz y de Camino Espiritual bajo dos sólidos rieles: La Sabiduría y La Consagración.

Hace 28 años el mundo era otro, y todo mal que ahora entra avasallante en su crisis manifiesta, recién se mostraba ante los ojos expertos o sensibles, y mucha estructura religiosa y política gozaba aun de buena apariencia, e impunidad. Chile entraba en su periodo de reconstrucción democrática no sin dificultades y amenazas. Era otro Chile, no el de hoy.  Y enseñar y proponer aquello que desde entonces proponemos y enseñamos: no era ni simple ni fácil. Aquello que hoy parece natural y hasta lógico: en aquellos años era resistido hasta con violencia y calificativos peyorativos.

El año pasado (18) escribí esta nota en Facebook que la repropongo por considerarla vigente y actual.

 

Hace 27 años…un 21/12/1991

Nadie se ilumina- o trasciende su condición carnal y terrenal básicas- siguiendo a otro ser humano cuan oveja detrás de su pastor.

La experiencia de uno puede ser luz para otros: pero para elevarse por encima del humano básico y lograr la Virtud del Humano Logrado, siempre será irreemplazable la altura de la Conciencia propia y de la relación personal con Dios.

El 21 de diciembre del año 1991 viví un hecho personal cuya preparación fue mucho más larga en tiempo y en hechos de lo que yo mismo creí (y que después de años he entendido). Ese 21 del 12 del 91 mi vida se quebró en dos: un pasado bien definido, y un presente que ha determinado lo futuro de forma definitiva y definitoria.

Aquello que soy, desde ese 21/12/91, no es lo fui antes de ese día: a las 21 horas de aquel día, hallándome entre rocas talladas con petroglifos, al interior del valle de Aconcagua, en zona Putaendo-Piguchen, aconteció un hecho que solo tiene asidero pleno para (en) mi persona, y sobre el cual – obviamente-  nadie más puede adquirir vivencia, experiencia y menos transformación.

Por lo mismo: no es este evento, vital para mi existencia, aquello que enseño y comparto desde entonces; ni menos coloco los hechos acontecidos en este trance como una panacea a seguir, cuan causa para que otros y otras hagan de sus caminos un remedo del mío. ¡Nada de todo aquello!

Si embargo, si el estallido en los cielos acontecido en esa hora y en aquel día- y mi profunda vivencia interior – hubiese sido un único acontecimiento personal, y nada más: sería entonces una experiencia intima destinada a provocar los cambios silenciosos que mi conciencia debía atesorar.
Pero luego, en los días siguientes, por nueve semanas y media, y en especial desde el 11 de enero del 92 – y durante todo febrero de ese año- en el mismo lugar de la montaña  los hechos, eventos y experimentaciones también fueron colectivas. El 11 de enero del 92 hubo 44 personas. Hasta el término de ese tiempo (de dos meses y medio): habían pasado por diversas experiencias y vivencias cerca de 120 personas.

Entonces, de esas vicisitudes y hermandad en la experiencia colectiva nacen los grupos de meditación ‘Tao Cristicos’. Luego vendría ‘la obra de consagración y sabiduría’, más tarde: ‘el movimiento carismático-evangelista’; y ahora: el Movimiento de Fe Cristico. Y en línea de permanencia: La Sabiduría cuan centro motor cuyo corazón es el antiguo Canon de las Mutaciones (I CHING).

Y fue precisamente este aspecto de cuerpo lo que en definitiva crea un movimiento de carácter espiritual: en donde las enseñanzas, formas y formulas, métodos y contenidos, doctrina y ejercicios, símbolos y oráculos… todo en su conjunto fue conformando experiencia y vivencia en cada persona participante, y con ello: luchas, contradicciones, victorias espirituales y ascensos en la conciencia de quienes PARTICIPAN  y han sido parte de este andar…y no solamente ‘observan’ o son ‘asistentes pasivos’.

Siempre, desde aquellas nueve semanas y medias- hace 27 años- en las montañas precordilleranas plenas de señales ancestrales, el asunto fundamental ha sido el COMPROMISO PERSONAL con la propia senda ESPIRITUAL: haciéndonos responsables de nosotros mismos, y nunca culpando a otros por nuestros fracasos y derrotas; y solo aferrándonos  a nuestro Espíritu en el combate: porque sabemos que el Espíritu que nos vive es Dios en nosotros.

Cristo entra en esta revolución como un rayo golpeando nuestra oscuridad: lo resistimos al inicio, pero enseguida debimos asumir que nada sabíamos del Cristo real, y que nuestra reserva y cautela era ante la religión que había usufructuado y manoseado su nombre y verdad.

Todos y todas quienes en estos 27 años han pasado, han permanecido, o se han estacionado…y mejor si han evolucionado, y muchísimo más alentador si se han revolucionado… han recibido enseñanzas, sistema, ejercicios, doctrina, claves y formulas, tipo de organización, sellos y oficios, sacerdocio voluntario, oráculos y Discernimiento;  y nos hemos reunido en retiros, eventos, seminarios, escuelas; y organizado en núcleos y cuerpos;  y hemos probado diferentes sistemas orgánicos colectivos;  y hemos cambiado con los cambios; y juntos hemos tratado de mantener abierta una puerta que ahora, después de 27 años, está demostrando  su plena vigencia y poder de transformación.

Ahora, lo que se inició aquel 21/12/91 es, para muchos y muchas, un día de reflexión: porque no es que de aquello que solo uno vivió…de eso debieron nutrirse otros… sino que: de aquello acontecido en uno:  hubo luego vivencia en varios. Y de esta experiencia en común nació la inquietud en muchas personas que- con inocencia y osadía- se han dispuesto a vivenciar la vía que les conduzca a su propio estallido de luz

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 20, 2019 at 11:27 am

Publicado en Uncategorized

Confesión de parte

with 2 comments

Declaro ante el único tribunal que reconozco en este Mundo, el mismo  que fija jurisprudencia en toda   Persona: Mi (la) Conciencia… cuanto he de reconocer como parte real de  mi verdad interior.

Y no para juicios pequeños y sin valor de las jaurías virtuales que se emboscan en la jungla de algoritmos o se escudan detrás de la altanería de su divinidad intelectual, sino más bien para mostrar a los comunes que me hermanan que  basta con ser Persona digna entre millones de iguales para merecer la Gracia y la buena acogida de parte de lo infinitamente superior al Mundo éste.

Sí, porque existe un Dios, no como lo han enseñado las religiones de este sistema mundano, y no  viviendo en cielos lejanos: siempre lo hemos cobijado en nuestro Espíritu, y al Orar En y Con Espíritu abrimos, los seres humanos, las puertas al Dios que Es Espíritu.

Sí, he vivido, lo confieso.

No elegí nacer en la época en que vine a este mundo: simplemente nací. No opté en conciencia y en razón por los padres que me engendraron. No tuve posibilidad alguna de administrar mi realidad siendo un infante. Aquello que viví, vi, sentí y me abordó desde el  mundo y de lugares incorpóreos nunca pidieron mi permiso: fue y se quedó en mi interior fijando desde el albur una permanente realidad por resolver.

Como toda persona que despierta a la vida en este planeta podía mirar y a veces curiosear los hechos que se sucedían en el entorno cercano, y recibía noticias, a veces graves, y alarmas que se medían según espanto o alegría de los adultos: los niños no son participes de la realidad en el universo mezquino de los ‘grandes’.  Y como no existimos siendo ‘pequeños’ nos hacemos los mejores observadores de la realidad, y los mayores jueces de aquella generación que nos formó o deformó, informó o desinformó.

Necio sería sentirme culpable por los hechos y males de otros, que hicieron parte de mi núcleo más íntimo, aun si tales circunstancias a mí me dañaban o afectaban. Tengo mucho perdón en mis alforjas. Injusto sería de mi parte no acudir al arrepentimiento  por los daños que mi ignorancia e inexperiencia pudo ocasionar en seres buenos que afecté con mis necedades.

Soy completamente inocente de la causa espiritual que me vive desde las horas tempranas: porque aquello que identificamos como ‘Dios’ –porque no sabemos qué nombre colocar a una realidad que nos sobrepasa – estuvo en mi interior desde mi inocencia creyéndolo algo natural y corriente que sucedía a toda persona como yo…un común ser humano. Terrible fue comprobar que otros y otras nada sabían de tales asuntos, que a ellos y a ellas nada interno los movía, y que al declarar mi verdad como contando, creía yo, un cuento reciproco, quedaba como el niño raro cuya reacción de mi parte fue callar y volverme taciturno, como guardando un secreto que debía ser resulto primero por mí mismo, sin ayuda de alguien y de ningún otro.  De algún modo aprendí a ser- en parte de mí-: un clandestino.

 Me rebelé en contra de mi propia verdad interior, expulsé a Dios de mi realidad: y me hice comunista. Entonces todo tuvo sentido: mi dolor ante la injusticia, mi innata solidaridad con los trabajadores que, como mi padre, hacían huelga y marchaban por sus derechos. Descubrí  la rabia correctamente canalizada por rieles ideológicos bien aceitados y reforzados. Entendí mi aversión hacia los curas. Marché por primera vez en compañía de mi tío Antonio, un socialista hecho de sí mismo, en la campaña de Allende del año 64. Leí de luchas mineras y campesinas y me estremecí hasta los tuétanos con la historia de la masacre de campesinos en Ranquil y no pude evitar llorar al conocer detalles de la masacre en la escuela Santa María de Iquique. No tenía dudas: estaba del lado justo.  En la campaña de Allende del año 70 fui un joven activista bajo empeño sin miramiento con mi propia salud.

¿Acaso mi verdad interior acallaría su presencia? Nunca lo hizo. A momentos mi hacer revolucionario era más fuerte y aplacaba esa realidad pendiente, pero no apenas el Mundo me golpeaba con su brutal artificio, reflotaba de lo más recóndito esa vivencia que parecía exigirme cuentas y no daba muestras de pretender retirarse. Pero en la incertidumbre y la fragilidad me refugiaba en su calidez antigua que me hacía vivir una extraña sensación de mí mismo, como si no era el yo que conozco y ese que se miraba en los espejos.

La muerte aparece como idea que me acosa y golpea mi alma para que yo la descubra: parece tener un secreto que me llama y me reclama.

Mientras más fuerte era mi oculta verdad interior, más  radical se hacían mis opciones políticas, y más compromiso adquiría. Resultó que la cuestión militar no sólo era necesaria en la política, sino que para mí resultaba fácil: un arte que parecía conocer, leyes que tomaba como elementos naturales y necesarios, prácticas que me entusiasmaban, y una militancia conspirativa que proponía el asalto al cielo.

Como sincronía inmanejable las circunstancias se cruzaban en mi andar para interrumpir o condicionar mi camino: las cosas nunca iban según lo planificado, menos por donde yo quería que se desarrollaran; siempre algo sucedía para que no me encontrara en el lugar que buscaba o que me exigía mi condición militante y mi preparación combatiente.

 Y cuando menos lo esperaba, desde mi fuero interno hubo una ofensiva  de tal envergadura que por primera vez sentí la urgencia de solicitar asistencia. Así aparece el budismo entregando respuestas y soluciones. Nada sabía yo del Buda. Pero el budismo sabía mucho sobre mis estados internos. ¿Lo elegí? No. ¿¿Me hice un religioso budista? No.  

Entonces también en mi país la sangre corre por las calles: los muertos navegaban por  el río Mapocho; camiones con cadáveres cruzaban ante mis atónitos ojos llorosos; la muerte…esa que no había resuelto… ahora me mostraba su faz despiadada y feroz. ¿Y dónde estaba Dios?

Ateo furioso…llego al exilio contando amigos y amigas desaparecidos muchos, muertos todos, pocos sobrevivimos. Nunca había estado tan lejos de cualquier síntoma o atisbo de espiritualidad, y esta vez acallé con odio y dolor esa vertiente interior que ahora silente parecía haber perdido su batalla.

Una  promesa juramenté sobre la memoria de mis hermanos y hermanas caídos: volvería a combatir para vengar sus muertes y reivindicar su sacrificio.

Aquello que prometí encauzó mi primer año en el exilio: nuevamente circunstancias, contextos, episodios, hechos…iban moldeando una senda diferente a mis pretensiones y propósitos. No tenía una planificación, solo un objetivo: adquirir las mayores destrezas político- militares que me permitieran regresar al combate en mi país. Pero impedido siempre en el punto más cercano al logro, soy desviado al amor, y del amor a la cordura del vivir en intensidad.  Entonces la política se convierte en un halo romántico que en mi desprendimiento me involucra con las causas de otros lares geográficos, pero movidos por motivos y razones de la misma humanidad. Pisar los suelos concretos del ‘socialismo real’ decepcionó mis expectativas e ilusiones, pero no mermó mi fe en la revolución nuestra: según esa otra forma de entender la vida que nos caracteriza como latino americanos.

Un oasis en medio del páramo, una flor de loto superando el fango: así fue lo acaecido durante el raro año 1977. Completamente sumergido en mi labor periodística, como aprendiz en un grupo de expertos, fui arrojado por esas circunstancias inexplicables, que son parte activa en mi vida, a una vieja abadía en Katmandú, en donde por meses estuve aprendiendo los secretos del Sutra del Loto y conociendo por fin al Buda que ignoraba a pesar de que de lo suyo algo practicaba.

Mucha política entró por mis poros y corrió por  mis venas: recorría el planeta recitando poesía y exponiendo denuncias en contra de las dictaduras en mi patria grande.  Y cuando el amor pareció mostrar su punzante espalda: caí en un vacío interminable que me consumía las carnes y el alma. Negué cualquier llamado interno, debía salir por mis medios de esta hecatombe emocional. Aquietado lo interior: vino desde afuera un libro antiguo  de origen chino que desde el primer encuentro me habló claro y preciso, tanto como si me conociera y me desnudara con sus sentencias. Esta vez soy yo el que regresa al budismo, para hallar la hebra que me conduzca al perdón de mis dioses internos.

Pude haberme quedado en ese estadio de cosas vívidas: por fin lo espiritual tomaba prevalencia en mis opciones. La política se enfriaba, mis viejos camaradas se dispersaban, algunos se esfumaban: entonces llega a mis manos un documento escrito a máquina, como se hacía antes, sobre la política militar para derrocar a la dictadura en Chile. Vuelvo  entonces a mi promesa.

Siempre aquella sincronía majadera y omnipresente me conduce a las personas precisas y sin proponérmelo entro en relación con gente que me va introduciendo al plan primigenio. Nunca pensé pasar por una escuela como aquella: hubo también ejercitaciones y esa disciplina militar alemana que no deja espacio para liberalismos de algún tipo. Sin embargo, otros tópicos pude compenetrar en la ahora inexistente RDA (República Democrática Alemana) … la ‘del otro lado del muro de Berlín’ (también  hoy un recuerdo del pasado).

Pero ya había probado el placer de vivir: y ahora, en un país diferente, en la misma Europa, esperaba mis instrucciones para retornar a mi país: en tanto aprendí percusión, integré dos conjuntos musicales de música salsa, fui socio de una salsoteca con artistas en vivo (algunos famosos)…pero en las horas diurnas colaboraba con los Nicaragüenses que desde Ginebra intentaban romper el cerco norteamericano, y bajo la guía de la inteligencia cubana ofrecía logística para reuniones y eventos  que ayudaban a la revolución sandinista. Lo único ‘espiritual’ que aun perdura en ese tramo, es mi relación con el I Ching: al que también olvidaba por largos meses.

Entonces vino el llamado: podía retornar  a mi país. De la poesía a las lecturas en café y peñas, hasta las acciones de arte callejero, y en silencio colaboración en todo lo solicitado por el partido comunista  y posteriormente por el Frente. Luego vendrá la clandestinidad plena. Por fin llegaba al punto crucial de mi promesa: combatía con las armas a quienes sometían por las armas.

Nunca dejé de dialogar con el fiel Libro de los Cambios. Y cuando salgo hastiado y agotado de mi propia decepción, quizás consciente por primera vez que allí donde creí hallar la respuesta al nudo del Hombre sólo había una madeja aún más enredada  y sin hebras que llevaran al corazón de los asuntos humanos…supe que debía dedicar el resto de mi existencia a esa verdad interior que vino conmigo quizá de qué pasado misterioso.  Claro que nuevamente el Buda vino a mí: antes de caer en el barranco de los abismos, fui rescatado por los mamtram del Sutra del Loto, y aquello que se inició en el año 1977 ahora parecía completarse y culminar ya en los primeros estertores de 1991. Porque entro en el segundo semestre del año 90 a otra abadía, pero ante el mismo cántico y recitación para llenarme de respuestas al inicio, y suscitarme de conjeturas al salir de ese cielo en la tierra. Porque al culminar el viaje  vino un ser que no comprendí y que me llena de cautela: el Cristo intervenía mi vida sin pedirme permiso.

El Cristo fue mi secreto por años: mientras enseñaba I Ching y compartía mis aprendizajes budistas. Algunos me creían taoista, por mis referencias continuas a Lao Tse. Otros me encuadraban como budista, por mis antecedentes y mis formas de meditar. Pero yo nunca fui taoísta, ni budista, porque nunca he sido parte de la religión, sus dogmas y rituales. Soy búdico, en cuanto he tenido una intima relación espiritual y de conocimiento con la enseñanza del primer Buda, el príncipe Sakyamuni. Y he sido un discípulo de los contenidos espirituales del Sutra del Loto: los he vivido porque los he practicado. Y he sido un discípulo de la Maestría contenida en el I Ching, y por esas sincronías ya conocidas, fui agraciado con la develación de los secretos del sistema conocido como ‘La Flor de Oro’, y he practicado y vivenciado cada uno de sus pasos y he descubierto cada una de sus etapas. Siempre con estricta disciplina espiritual.

Soy Cristico, y eso no niega ni contradice mi buidad adquirida, ni mi intima relación con la maestría de los Santos y Sabios que giran en torno al I Ching. Porque Lo Cristico es universal y es la cabeza y origen de toda Sabiduría.

Lo Cristico existía antes de Jesús: porque Cristo es el Dios de los Hombres Adámicos. Es divinidad desde los Inicios: llamado El Verbo. No importa el nombre que las culturas y generaciones le entreguen según su lenguaje y experiencia. Bajo muchos nombres y enseñanzas ancestrales: el Cristo ha sido siempre La Sabiduría de la Creación.

Ni el Buda es sólo la persona del antiguo príncipe nepalés, ni Cristo es solamente Jesús.

Las religiones del mundo se alzan sobre supuestos otros hombres, superiores, pero personas humanas al fin. Porque un buda humano es criticable, es posible negarlo, cuestionarlo, o rechazarle como lo hicieron los cinco mil en la gran revelación del Sutra del Loto, y de su enseñanza y ejemplo se puede desvariar, sacar conclusiones convenientes y crear estamentos intelectuales que validen egos y creen poderes en el mundo.  Con una divinidad tal juego sería condena espiritual y karmatica segura. Lo mismo ha sucedido con el Cristo: limitarlo a Jesús y concentrar su enseñanza y valor en base a hechos milagrosos que sólo demuestran su caridad por los Hombres;  y su muerte en la cruz romana como un pago humano superior  por pecados que, sin embargo, siguen pesando y son torpemente esgrimidos por las iglesias hasta el día de hoy;  para que por dos mil años lo adoremos como ‘gran Hombre’ y ‘maestro’…que sigue crucificado y sufriendo para culpa de nuestras faltas… y dependamos de sus ministros en la tierra. Toda una gran falacia.

Cristo pasó por la encarnación en Jesús, pero Cristo es Dios y Elohim desde antes de Jesús y lo es después de Jesús. Por lo mismo es que Lo Cristico comprende la Creación como un hecho único cuyos ‘dioses’ (por dar un nombre a lo que no tiene nombre) han sido y son los mismos desde  los Inicios. Y Cristo es el Verbo desde El Principio. Eso significa que relacionarse con Cristo es establecer vínculo espiritual y consciente con una divinidad superior: y eso no da espacio a interpretaciones, subjetivismos o dependencias humanas. Menos sirve para conformar religiones mundanas o alzar iglesias formales.  Exige Espiritualidad, disciplina espiritual, discernimiento, y COHERENCIA de FE. Es decir: ceñir la propia existencia según un orden espiritual que debe ser libre y consciente, experimentado con hechos, y corroborado en la propia prueba de vida.

Ese es el Cristo que vino a mí, que al final acepté, y con el cual camino en plenitud y convicción.

Con el Cristo he disipado todas mis preguntas, y las inquietudes que vinieron conmigo e hicieron parte activa de mi verdad interior se han apaciguado con la Certeza de la Fe: porque sin Certeza la fe es una vana esperanza que elimina el potencial espiritual en el Hombre.

Ser Cristico no es lo mismo que ser ‘cristiano’: porque la cristiandad asume sobre sí la historia de la religión cristiana, y se reconoce en vertientes definidas por otros hombres o instituciones eclesiásticas. La persona Cristica no toma sobre sí un pasado claramente  negacionista de la divinidad del Cristo. No se rehace a iglesia alguna; si acaso toma ejemplos de personas coherentes con Lo Cristico; las personas Cristicas  nos congregamos  para aumentar nuestra capacidad de Siembra: en modo que muchas personas que creen en forma genérica… por fin se consagren en espiritualidad  y coherencia de vida.

Ser Cristico para mí ha sido la liberación más profunda y maravillosa: porque no he debido negar nada de mí mismo; sí he debido Vencerme a Mí Mismo.

 Y de todo lo vivido puedo extraer lecciones, aprendizajes y enseñanzas que me ayudan a ahondar en Sabiduría. Incluso de los más oscuro y abismal en esta existencia extraigo riqueza que luego comparto con quienes pasan hoy por los mismos estados o tramos que yo pasé en su momento. Por ejemplo: la violencia. La conocí por dentro, fui uno de sus acólitos, y navegue por sus arterias más tenebrosa: salir de allí no fue fácil, pero si rechazara y olvidara esa pasar aleccionador, no sabría como advertir y enseñar sobre la verdad de la violencia y su entramado. Cuando hoy niego formas y contenidos que   30 años atrás defendía: no estoy desconociendo  nada de aquello que hice y en lo cual participé. Más bien lo reciclo como aprendizaje a compartir, para evitar a otros-as pasar por sus escabrosos  laberintos y cavernas. Claro que el andar y el camino a recorrer, al final, lo opta y elije la persona en forma libre: así obtenemos el fruto de nuestra siembra, y somos el efecto de nuestras propias causas.

Lo Cristico no me ha mermado mi pensar político: porque pensar políticamente es una forma inteligente de analizar la realidad social. Y para ejercitar el pensamiento político no es requisito ni condición ser militante de un partido.  Hoy mis bases sustanciales no varían mucho de las ideas madre anteriores, en cuanto he aprendido en este Camino Espiritual, por ejemplo, que la Libertad es un principio de la Creación y condición sine qua non  para la adquisición y profundización de la Conciencia en el Hombre. Que la Paz no es un estado de tregua entre dos batallas, ni es esa pacificación de la muerte: sino un Estado Consciente en la persona que se logra desde adentro, desde el interior, llegando  a la raíz primera del árbol de la Libertad.  Y entre mucho otro, todo importante, he descubierto que ser Revolucionario es ser Cristico: no revolución en los términos de destrucción y violencia como arma s de la política, o imposición dictatorial sobre los antiguos opresores: sino ‘revolución’ como Ley del Cambio que es inherente al movimiento de la Creación. Si hay Creación hay Movimiento, si hay Movimiento hay Cambios: y si hay Cambios hay Saltos Revolucionarios que transforman el estado de cosas y su desarrollo previsto. Así es en el Hombre, así es las sociedades, así es en el Mundo, así es en el universo, así es en la Creación.

Los principios de la Libertad y del Cambio como leyes de la Creación hacen imposible alzar cualquier dogma impertérrito sobre el cual construir una inamovible o lerda religión.

Lo Cristico es Sabiduría: no conocimiento solamente, sino administración del saber y capacidad de discernir incluso aquello que en el Mundo exige empeño intelectual acabado y esfuerzos en el tiempo. Con la Disciplina Espiritual se logra una ‘lectura en segunda línea’, un ‘entendimiento del espíritu de lo expuesto’, un ‘discernimiento innato y espontaneo de la verdad oculta’.   La Sabiduría es una llave para disipar los misterios y dar luz incluso a aquello que aún no ha acaecido ni se ha manifestado.

Ahora, confesada mi Fe y aclarada mi postura: pueden preguntar lo que estimen, y yo contestaré aquello que sea fructífero y dignifique la inteligencia. Porque Dios nos hizo sensatos y cuerdos justamente para que no pensemos como necios, y no actuemos desde la ignorancia.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 13, 2019 at 3:57 pm

Publicado en Uncategorized

Luis Heinecke Scott: Mi Replica

leave a comment »

El profesor Luis Heinecke Scott escribe en su librito ‘…caso arsenales y atentado presidencial’, lo siguiente: ‘Un hallazgo muy simpático, es que curioseando por Internet, me encontré con que uno de los terroristas que estuvieron en el atentado al general Pinochet ¡fundó una iglesia! Se trata de Ricardo Andrés Urrutia Vargas, alias “Camilo” o “Sebastián” que ahora es muy activo en Internet con su iglesia “El Gran Fundamento, de Carismas Obra Sacerdotal para la Consagración del Creyente”. Yo creía haberlo visto todo, pero me faltaba esto’

Tratándose de un hombre con ínfulas tan elevadas y muestras evidentes de prepotencia intelectual… este ‘experto’ en historia escrita con firme mano derecha, sin embargo… no se da el trabajo de ‘seguir curioseando’ y arribar a las posturas doctrinarias que se exponen justamente en la página ‘El Gran Fundamento’, y de paso, seriamente, como todo un investigador que se considere, indagar el Blog personal del ‘referido terrorista’- (El Andariego wordpress)-.

Tampoco menciona un hecho judicial de importancia, a saber: que detenido el año 2009 bajo la acusación de haber participado en el atentado en contra de Pinochet, he reconocido ante el ministro Solís mi ex – pertenencia al FPMR pero negué mi intervención operativa como parte del grupo de fusileros, según imputaba la fiscalía militar. Y queda en expediente que la acusación especifica en mi contra se basaba en una supuesta declaración de Marcial Moraga, la cual fue extraída bajo tortura.

La curiosidad cibernética de este ilustrado de la historia según parámetro político de parte, no se convierte en indagación responsable; y según su rígido esquema mental expuesto, para él, un hombre no puede cambiar y jamás pudiera tomar rumbos diversos en su vida; precisamente por su título debiera asumir con sentido de realidad que las personas van ocupando roles según van transitando por la historia; y la opción que escogemos insertos en el tiempo objetivo va agotándose según culmina la realidad que nos forma y condiciona.

Tal vez, bajo la inflexible concepción del profesor, un ser humano en 60 años debiera quedarse siempre según aquello que Es… enclavado en una etapa de su existencia; pero- en cambio- la vida, la naturaleza y la realidad social se mueven, cambian, son dinámicas… y los Hombres van moviéndose, mutando y adaptándose con (a) la realidad que les circunda. Así también se va haciendo la historia.

Para el sistema cuadrado del sr. Heinecke no es posible que un supuesto ‘terrorista’ (en realidad un miembro activo de la resistencia a la tiranía en Chile) pueda insertase en democracia con todo el derecho que le cabe por ser chileno y por haber luchado por la libertad; tampoco es posible para su odiosidad intrínseca que en democracia se escriba y se hable, se plantee y se mantenga una postura absolutamente contraria a la violencia, –como consta en mi escritos, mis libros, mi blog y mis conferencias (que puede hallar…si sigue curioseando…en YouTube…en Facebook…)– si antes, bajo dictadura concordó con el uso de la fuerza: y esto debido a su ecuación simplista que dictamina que alguien que bajo tiranía asumió las armas para enfrentar el oprobio ya nunca más podrá renunciar a la violencia aun hallándose en democracia. ¿Quién estableció esa ley tan tirada de los pelos? Porque podemos discutir sobre la validez (o no) de la violencia política en democracia y la necesidad de la fuerza bajo un sistema tiránico. Es un tema ya planteado en las aulas universitarias desde hace decenios, y ha sido causa de documentación en la arena de la política internacional. Incluso es arista abordada y polemizada en el seno de la iglesia católica.

¿Por qué el señor Heinecke es tan irrespetuoso y carente de prudencia?… al sostener de la nada, apoyado en su propia soberbia, que un ser humano, una persona, que participa en eventos y hechos que atañen a la historia de un país, ha quedado prisionero de su rol y opción para siempre, sin importar si esto es real, y careciendo de la información fidedigna que atestigüe que, por ejemplo, mi persona sigue- según su creencia- impertérrita, inamovible y encastrada en (por) mi paso por el FPMR.

¿Tanto cuesta aceptar la riqueza humana que luego de pasar por la violencia y las guerras logra el cobijo en su fe sin renunciar a los valores libertarios que sustentan su índole y espíritu? Ejemplos de conversiones y saltos optativos de envergadura está repleta la historia…esa que el profesor debiera bien conocer.

¿Cuál es la causa del espanto sarcástico del catedrático?… ante una persona que no vivió toda su existencia en el FPMR, sino que pasó por este trazo del acontecer, pero ya antes tenía vida- que él ignora- y después siguió descubriendo una intensa vida de la que obviamente nada puede saber este señor que se alza cuan juez de retratos construidos a propio modo. Según su paradigma infranqueable esto de ‘pasar de ser terrorista’ a ser ‘casi un cura de iglesia’ (tratando de entender su coloquio interno) es imposible: si acaso se trata de un encubrimiento, de simple mentira para propósitos secretos y espurios. ‘Un terrorista será siempre un terrorista’.

Deduzco entonces que este soberbio historiador no es una persona de fe: porque en todo cuerpo de fe que se considere ‘bueno’ para el Hombre existe el perdón como ruptura con ese pasado que debe ser superado, y se postula a que el cambio derivado en nuevas obras logre definir la coherencia del verdadero arrepentimiento. Son conceptos de fe que poseen todas las buenas corrientes de creencias.

Pero debemos ir más a fondo: ¿hay un sentido humano en el frío análisis de los hechos que relata un historiador? Porque si son PERSONAS las que hacen la historia e interpretan los hechos: ¿habrá en el interno de esas personas un mundo emocional, espiritual, de ideas y de percepciones propias y propensas al cambio? Porque plantear los hechos y la historia como un cuadro estático en donde los personajes quedan petrificados bajo epítetos y genéricas didascalias… es una pésima forma de entender la evolución humana, y a los Hombres haciendo su historia.

Si yo hubiese fallecido haciendo parte del FPMR, y mi periplo llegara hasta ese punto: claro, entendible sería que lo mío fuese militante al cien por cien: porque hice parte de la izquierda desde mis 14 años y rompí con esa vida pasada a mis 37 años precisamente cuando me alejo de las filas del Frente por serias discrepancias políticas.   Pero desde mis 38 años, hasta hoy que alcanzo ya los 67 años, he dedicado mis esfuerzos y labor a la enseñanza del I Ching…y recomiendo a su capacidad curiosear en búsqueda del significado de este tema antiguo de origen chino… y he publicado un libro sobre este tópico que ha sido un aporte para los círculos que siguen y estudian este argumento. Puede también curiosear en ‘página del I Ching en Chile’ o http://www.iching.cl

Desde finales del año 90 mi opción de vida se mueve firme por el universo espiritual, y de búsqueda de la Sabiduría, y de la Coherencia de Fe. Sigo sosteniendo opinión y parecer político…pero no hago política militante… y las bases de principios y valores como la libertad y la justicia yacen en mis fibras como en el primer día de mi despertar.

Desde 1997 nos unimos un grupo de personas que habíamos ya transitado un cierto tramo de experiencia espiritual y de búsqueda de respuestas (desde finales de 1991) para consolidar nuestra mirada de vida más allá de lo mundano y material: entendemos entonces que Cristo no era quién enseña el cristianismo, y como CRISTICOS sin pretensión de iglesia alguna nos dimos una organización propia que, gracias a que vivimos en una democracia y rige el Estado de Derechos en Chile, pudimos colocarnos bajo la Ley de Culto, tramitar nuestra personalidad jurídica y trabajar en todo Chile y en Bolivia desde entonces.

No fundamos una ‘iglesia’. Somos personas LIBRES mancomunadas por un orden espiritual abierto y sin secretos. Nuestro ideario y doctrina es pública. Nuestros estatutos están expuestos en nuestro portal.
La dirigencia de nuestra congregación es colectiva, y los nombres y cargos están también publicados, y bajo cualquier petición correcta nosotros accedemos a brindar lo que se requiera de nuestra orgánica.

No seguimos a una persona: seguimos a nuestra fe y nos empeñamos en la Coherencia de Fe. Nadie me sigue cuan cordero: ni entre quienes comparten las enseñanzas de sabiduría del I Ching, y menos entre las personas Cristicas: todos y todas personas maduras, libres y con criterio formado. Y no sólo nadie es becerro detrás de mi pastoreo: además yo mismo he sido firme en evitar cualquier tipo de dependencia y sectarismo que obnubile la libertad de conciencia de las personas. Nos respetamos, nos escuchamos, sabemos reconocer a quienes aportan más por su experiencia y sapiencia: en fin: somos personas normales que aman su libertad y van adelante por la vida siempre con la verdad.

La verdad, señor Heinecken, son los hechos: y para corrección de los hechos que ud. ha presentado como su verdad… y de mi parte exponer la realidad según mi versión para que los perros de la calle ya no busquen huesos que lamer… es que me gustaría enviarle un libro de memorias sobre mi vida pasada, en donde pongo las cosas en su centro, obviamente según mi vivencia y los hechos por mí interpretados (y no imaginados o imaginarios)

Pero considere ud., como cualquier lector inteligente, que aún sigo con vida, y por ende mi camino no se ha cerrado todavía, y eso quiere decir que no obstante nadie- menos ud.- puede encuadrarme en un todo determinista según una existencia -supuestamente- ya consumada. Por la simple razón y verdad que mi vida no ha culminado, y he sido mucho más que un episodio, y espero interpretar aún muchos más actos en esta vida.  Y para su información: después de mis años de combatiente… confieso que he seguido viviendo a pleno…lo reconozco… soy culpable de aquello.

Porque antes de mis 14 años- cuando entro a las juventudes comunistas- yo ya existía, y antes de ingresar al FPMR ya tenía un largo y variado recorrido en militancia política, y además vivía haciendo otros oficios, y VIVÍA… (quizá para ud. esto de ‘vivir’ no tenga una connotación particular, pero para mí ‘vivir’ es intensidad, es sentir, es comprender, es aprender, es crecer extrayendo lo mejor y mejorar reconociendo lo peor…en fin: la vida es CAMBIO y vivir es sabiduría…y no solamente conocimiento…señor profesor) . Y después de mis tres años y medio en el Frente yo sigo vivo, y viviendo; y porque vivo y existo: cambio, reflexiono, experimento, aprendo, crezco y no me quedo enredado en el pasado. Y me he atrevido a entrar en este camino espiritual y de sabiduría que usted seguramente confunde con religión y con forma común eclesiástica. Lo comprendo: no es lo suyo.

Pero para ud. yo morí como ser humano y me clavó en la historia, la suya, la que ud. se inventa bajo su erudición aceptada por ciertos círculos; y ahí quedo yo como eterno ‘terrorista…’ que – ¡lo que faltaba…levantó una iglesia!

No sé si su sorpresa sobreactuada confirma que yo sigo siendo lo que ud, quiere que yo siga siendo: o demuestra sus límites y cortas fronteras de visión humana.

Lo invito: una vez que curiosee por mis páginas y trochas virtuales, -y quizás se consulte usted con sus viejas fuentes de la inteligencia ligada de alma e ideario a la dictadura-, a que me escriba y nos juntemos a conversar mirándonos a la cara, como personas cultas y que se respetan en las antípodas. Lo cierto, don Luis Heinecke Scott es que ofrezco la posibilidad de atacarme desde datos reales y demostrables, y si acaso argumentar en mi contra desde aquello que ahora soy, y no solamente según aquello que hace casi 30 años fui. Porque lo que más me molesta de su liviandad es lo parcial de sus fuentes y lo jactancioso de sus comentarios: hiere mi inteligencia.

Gusto tener enemigos y contrincante fuertes, con sólidos argumentos, con capacidad intelectual sostenida en la realidad y en ideas claras; para eso me pongo a su disponibilidad: para dar a ud. el material que eleve el nivel de sus ponencias cuando se refiera al ‘terrorista’ que usted ha paralizado en su museo mental.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 2, 2019 at 2:54 am

Publicado en Uncategorized

La violencia

leave a comment »

Etimología
La violencia fue asociada desde tiempos muy remotos a la idea de la fuerza física y del poder. Los romanos llamaban vīs a esa fuerza, al vigor que permite que la voluntad de uno se imponga sobre la de otro. Vis tempestatis se llama en latín a la “fuerza de una tempestad”. En el Código de Justiniano se habla de una “fuerza mayor, que no se puede resistir” (vis magna cui resisti non potest), el concepto jurídico de fuerza mayor.
Vīs dio lugar al adjetivo violentus que, aplicado a cosas, se puede traducir como ‘violento, impetuoso, furioso, incontenible’ y, cuando se refiere a personas, como ‘fuerte, violento, irascible’. De violentus se derivaron violare (con el sentido de ‘agredir con violencia, maltratar, arruinar, dañar’) y violentia, que significó ‘impetuosidad’, ‘ardor (del sol)’, ‘rigor’ (del invierno), así como ‘ferocidad’, ‘rudeza’ y ‘saña’.
Cabe agregar que vīs, el vocablo latino que dio lugar a esta familia de palabras proviene de la raíz prehistórica indoeuropea wei-, ‘fuerza vital’.
Se dice que Grecia en la Antigüedad consideraba que la cuestión de la violencia (“bia”) no se planteaba para los animales (“zôoi”), (ni para el cosmos y la naturaleza) sino solamente en el dominio de la vida humana (“bios”). Esto significa precisamente que la cuestión de la violencia tiene que ver con la palabra propia de lo humano y sugiere que los animales no son, propiamente hablando, violentos: sus comportamientos obedecen simplemente a las leyes inexorables de la naturaleza. La «violencia animal» no es pues más que una proyección antropomórfica sobre el comportamiento animal

Existen diferentes tipos de violencia: directa, estructural y cultural. Puede ser ejercida contra otros, pero también autoinfligida (autolesiones, suicidio). Además, se considera como tal cualquier forma de ella que lesione o sea susceptible de dañar la dignidad, honor, integridad o libertad de las personas. Puede presentarse prácticamente en cualquier ámbito (social e individual).

violencia Intelectual
Cuando se miente o engaña deliberadamente a un individuo o a una colectividad (posverdad), por lo que esta última se solapa y es especialmente difícil de detectar, además de que suele conducir a las otras; sus formas históricas más frecuentes son la ideología —política o religiosa— excluyente, la censura, el adoctrinamiento, el racismo, la publicidad maleducada, la obsolescencia programada, la manipulación informativa interesada por ejemplo, cuando grupos de presión orquestan campañas de posverdad y demonización contra medidas beneficiosas para la mayoría de los otros,

Estado de violencia
Otro aspecto de la violencia para tener en cuenta es que no necesariamente se trata de algo consumado y confirmado; la violencia puede manifestarse también como una amenaza latente, sostenida y constante en el tiempo, que causa, sin embargo, daños psicológicos severos en quienes la padecen, así como repercusiones negativas sobre la sociedad.

Violencia no-física
Es un comportamiento deliberado, que provoca, o puede provocar, daños físicos o psicológicos a otros seres, y se asocia, aunque no necesariamente, con la agresión física, ya que también puede ser psicológica, o maltrato emocional, la represión política o la intolerancia religiosa a través de amenazas, ofensas o acciones. Algunas formas de violencia son sancionadas por la ley o por la sociedad; otras son crímenes. Y distintas sociedades aplican también diversos estándares de tolerancia y castigo en cuanto a las formas de violencia que son o no son aceptadas.

Violencia económica
«la explotación abusiva de una situación de dependencia económica, hecha para aprovechar el temor del mal que amenaza directamente a los intereses legítimos de la persona, puede viciar el consentimiento de la violencia». (sentencia tribunales franceses 2002)

Violencia política
cuando la violencia es la expresión contingente de algún conflicto social, puede darse de manera espontánea sin una planificación previa minuciosa. La violencia puede además ser encubierta o abierta; estructural o individual.
Los Estados practican discretamente o reivindican, según la célebre definición de Max Weber, un «monopolio de la violencia legítima», para ejecutar las decisiones judiciales, asegurar el orden público o, en caso de guerra o riesgo de guerra (se intenta entonces legitimarla con las doctrinas de la «guerra justa»). Esta última puede degenerar en terrorismo de Estado u otras formas de violencia más extremas como el genocidio.
También puede considerarse como violencia de Estado cuando se trata de un Estado fallido, porque en esas condiciones, (-), los ciudadanos tratan de «sobrevivir y humanizarse, individual y colectivamente, en contextos dominados por la descomposición y el desmembramiento del tejido social».
La violencia política agrupa todos los actos violentos por parte del Estado, o de sus súbditos contra él que sus autores legitiman en nombre de un objetivo político (revolución, resistencia a la opresión, derecho a la insurrección, tiranicidio, «causa justa», terrorismo…). En su forma intelectual consiste en distintos tipos de mentira, propaganda y manipulación. Ciertas formas de respuesta violenta pero proporcionadas (y de resistencia o servicio al restablecimiento del Estado de derecho), cuando otras soluciones no son ya posibles son corrientemente admitidas por la moral, por el derecho y por la doctrina de los derechos del hombre; en caso de legítima defensa, por ejemplo, o de estado de necesidad, o en caso de resistencia a la opresión de un tirano.

(extractos de conceptualizaciones y significados de ‘violencia’)
——————————–
Violencia: saliendo del vientre de la bestia

La violencia en su manifestación y en sus causas no se adjudica a los fenómenos naturales, aunque desde la percepción humana una explosión cósmica o el estallido de un volcán, o la vida animal, sean captadas como algo violento. Pues se considera que la violencia requiere una estructura psicológica, emocional, racional y/o elaborada con algún nivel de conciencia y capacidad de discernimiento. En efecto, los actos violentos bajo ‘perdida de la razón’ o ‘estados inconscientes o de enajenación psicológica’ no se consideran ‘violentos de por sí’ sino que ‘manifestación violenta carente de responsabilidad y grado de conciencia’, y por lo mismo ‘no imputable’.

El centro de este asunto no reside en el acto (como un terremoto o tempestad) sino en la ‘voluntad para destruir o autodestruirse’. Sin esta ‘voluntad’ (que encierra lo especificado anteriormente) no hay violencia comprendida como ‘ejercicio de poder para dominio y administración impuesta’. Porque se entiende la violencia sólo bajo una voluntad en capacidad de gestionar o pretender el ‘ejercicio de poder con el fin de dominar a otros’

Se entiende que ‘el poder’ no necesariamente ‘impone en forma violenta su gestión o supremacía’ sino que suele  ocupar modos sutiles de violencia psicológica, emocional, de grave dependencia, de posesión, o de carácter política, económica e incluso legal (leyes injustas). Inclusive el poder en una causa justa o bajo una buena administración (colectiva, grupal, familiar, gubernamental, etc.) puede cultivar grados de dependencia y sujeción sutil que representan evidencia de violencia latente, que en un momento de agotamiento o crisis expresa su impetuosidad y verdadero sentido de control.
Considerando este fondo sustancial es que no hay razón ni sustento valido para asociar ‘la violencia’ -conceptualizada para explicar la acción y comportamiento humano- con los fenómenos del cosmos y de la naturaleza que son percibidos como ‘violentos’: y por lo mismo adjudicando a éstos ‘la voluntad’ de su naturaleza bajo los mismos motivos causales que mueven y motivan al Hombre.

La semejanza de la autodefensa del propio territorio y del núcleo que los científicos observaron comparativamente entre los primeros humanos y la conducta animal, les condujo a teorizar que ‘la violencia es animal, y por la violencia el Hombre muestra su origen animal’. Sin embargo, avanzando en el tiempo y adquiriendo más información sobre la composición orgánica del ser humano, se concluye hoy que desde siempre el Hombre ha tenido capacidad de discernirse a sí mismo y distinguirse de su entorno, y esto lo ha hecho, desde siempre, un Ser distinto y separado del reino animal. Que incluso en la autodefensa de su territorio y núcleo hubo desde los inicios una claridad razonada del entorno, con voluntad y con propósitos elaborados. En fin: la semejanza en el proceder de los seres vivos en un ambiente planetario común no significa que todos, por parecerse, responden a los mismos patrones, y en su acción se anide la misma causa y origen, ni en la proyección por igual se visualice un futuro y un propósito. Eso se da solamente en el Hombre.

Los griegos antiguos consideraban ‘naturalmente violentos’ a los dioses: ya que desde una inteligencia superior y con un poder omnipresente solían imponer al Hombre sistemas de vida y de gobierno abiertamente tiránicos. La historia de las religiones está regada de violencia porque la religión ha sido parte vital de la superestructura de poder (político, económico, cultural, emocional, psicológico); y el ideologismo es otra forma de despotismo y enclaustramiento que induce a mermar la inteligencia humana e induce al Hombre a pensar según dogmas, perdiendo con esto su capacidad crítica.

El libro hebreo (posteriormente también asumido como propio por el cristianismo) conocido como ‘la antigua ley’ o ‘viejo testamento’ está repleto de violencia, en su amplia gama y en sus variadas manifestaciones y estados. Otras guías para el dogma que sustentan religiones y creencias también suelen pulular de grados y formas de violencia. Curiosamente, las bases escritas en torno a la paz y contrarias a la violencia no suelen ser religiones triunfantes, porque desde la negación de la violencia se renuncia al uso y administración del poder para imponerse sobre otros. Tanto así que, por ejemplo, el cristianismo debió apostatar del profundo sentido de amor y misericordia de Cristo con tal de justificar atroces incursiones militares, imponer estados clericales y participar y administrar poder político por siglos.

La ‘naturalización’ de la violencia en el Hombre y en la construcción social permite ‘normalizar’ el uso de la fuerza- en sus diferentes formas y modos- cayendo con esto en un espiral infinito de imposiciones y sujeciones que también condicionan la idea de ‘progreso’. Se acepta un avance tecnológico, o bienestar económico, o romper con estados de pobreza, o adquirir mayor ciencia y estilo de vida aún si igual el Hombre no es completamente libre, y sigue estando bajo administración de poder con uso sofisticado de violencia.

Anular un estado de opresión (claramente violenta) con un estallido revolucionario (evidentemente violento) puede conllevar al derrocamiento del viejo sistema impuesto, pero luego surgirá ‘el nuevo sistema impuesto’. La violencia no sólo está a la raíz de este perverso periplo, sino que es la violencia la única política viable para ejercer y proteger el poder adquirido.

La solución no es política- como si ésta fuese una variante independiente del Hombre- sino que es un dilema de vida y de futuro De y En el Hombre, en el Ser Humano.

Hasta bien entrado el siglo veinte la ciencia creía que un abandono y mutación del Hombre con respecto a la violencia era imposible debido a la química que en su cerebro incentiva estados de fuerzas destructivos y auto destructivos. Mucha teoría corrió debajo de los puentes: tipos de alimentación, grados de toxinas en el agua, estilo de vida, modos de producción, mentalidad mercantil, arribismo social, etc. Todas supuestas causas que al mutar y transformar cesarían los estados de violencia en la persona y darían la posibilidad de adquirir nuevos hábitos y modos de existir.

Causas del misterio de los dioses que no conoce el Hombre o en los cuales no quiere creer: que el Ser Humano era en sus inicios una cuasi divinidad constructiva y pacificadora que fue corrompida por la rebelión de una divinidad de luz que optó por las tinieblas; y con ello fomentó el ‘discernimiento del Bien y del Mal’ que hizo al Hombre Original un Ser en grado de entender el Bien…pero también de optar por el Mal. Y la clave de esta maldad en su manifestación de poder es La Violencia. En efecto: la primera Gran Guerra fue Cósmica y se habría dado entre las Huestes de Miguel y las Legiones de Luzbell. Guerra que contó con la participación de tres cuartas partes de los Hombres Originales…contra Dios. De ahí entonces ‘la tragedia del Hombre’ como consecuencia de esta primera manifestación de Violencia como medio útil y necesario para adquirir, lograr, y administrar poder dominante.

Bastaría una reflexión honesta sobre estos aspectos muy básicos pero suficientes para OPTAR por eliminar de uno mismo todo vestigio y estado de violencia. Pero si no se entiende la profundidad y sutileza en la aplicación de la violencia: podríamos nosotros mismos caer en una auto imposición violenta… porque ‘no consciente’… y finalmente dañarnos y auto destruirnos.

Llegamos entonces al nudo de esta cuestión: La Libertad. Porque sin Libertad no hay verdadera conciencia, y sin conciencia no hay buen discernimiento, y sin discernimiento imposible es la opción justa, y si elegimos erradamente: estamos atrapados en el mismo y añejo circulo vicioso.

La Libertad se halla en las antípodas de la violencia.

La Libertad social, política, económica, religiosa, cultural son un síntoma, y tales indicios podrían ser o parecer ‘los más libres del mundo’, o ‘la mayor libertad posible’: pero si dichas dádivas son asumidas por la persona como una realidad sin la cual no podría existir, y sobrevive en el miedo de perder lo adquirido, y apoya o propone reglas para evitar que tal libertad sea vulnerada, y se torna egoísta en la repartición de sus beneficios, o quisiera exportar a otros y otras su modelo ‘ideal’… entonces no hay libertad, porque la persona vive los efectos de la libertad que goza como ‘un poder adquirido’ que debe defender, que no puede permitir que cambie o caiga, y que podría ser impuesto a otros que nada saben de esta hermosa libertad propia.

La Libertad se mide en el Hombre. Sólo la verdad en el interior del Hombre y su coherencia en la vida muestran la libertad en la persona.

La Libertad no juzga la libertad de otros y otras. La Libertad concede libertad a otros y otras aún en la discrepancia y el error. La Libertad nunca impone. La Libertad para ser real debe ser un derecho de todo Ser Humano por igual. La Libertad se nutre de saber, de información, de sentido de realidad. La Libertad exige discernimiento y espíritu crítico. La Libertad jamás posee, nunca litiga, jamás fija reinos personales sobre la voluntad de otros. La Libertad sabe escuchar, sabe de la importancia del lenguaje y de la palabra precisa, nunca es ambigua, ni usa demagogia, ni agrede con la palabra.

La persona Libre debe lograr La Sabiduría. Sin Sabiduría la Libertad no estará completa y una libertad que no es plena…ya no es libre.

La persona Libre habla, expone, no calla sus razones y tesoros, pero no para ser seguido por otros que entonces perderían su libertad y se convertirían en redil, sino para fomentar en otros y otras el cultivo de la propia libertad. Una persona ‘libre’ que silente se resguarda en su propio rincón personal: no es un Ser libre, sino uno que vive encarcelado en sus propias ilusiones. Porque la Libertad debe ser nutrida: y como la luz debe expandirse para reinar: así la Libertad debe contagiar por CONCIENCIA al máximo de seres para que las naciones sean verdaderas ‘sociedades de Hombres libres’.

Si no nos hemos liberado de la violencia en su profundo significado y en su sutil entramado: no somos personas Libres.

Y porque somos personas que buscamos la Libertad es que podemos entender, escrutar, conocer, indagar, explicar y entrar en los alambiques de la violencia para conocer sus venas y su sangre: pero recorrer la violencia y desnudar sus vericuetos y falsas esquinas sin caer definitivamente en su red sólo puede hacerlo una persona Libre de alma. Y tal recorrido difícilmente se transitará sin vivir la violencia por dentro.

Y porque he visto la faz de la violencia en su verdad más recóndita, hallándome en el vientre de la bestia, es que ahora, saliendo del monstruo que pisa fuerte, soy libre de toda violencia y un hombre de paz.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

noviembre 17, 2019 at 11:46 am

Publicado en Uncategorized

Link

leave a comment »

Esta pagina está disponible en:

http://soyandariego.iching.cl

Hallará otros artículos no incluidos en esta versión del mismo Blog.

Visite también:

http://www.iching.cl

Written by Ricardo A. Urrutia.V

octubre 27, 2019 at 1:52 pm

Publicado en Uncategorized

Chile: Democracia y Estallido Social

leave a comment »

Extractos de artículos publicados antes y durante Estallido Social de octubre 2019 – Chile-
-para ver artículos completos y otros:
http://www.yosoynoticia.cl -pymes-
Búsqueda Link ‘Opinión’ –

Extractos de ‘Eco democracia’ (publicado el 29 agosto 2019)

(1) “Hoy no debemos concebir una política justa si ésta no contiene las bases y propuestas para cambiar todo lo que sea necesario con el propósito superior de salvar al planeta y poner freno a la hecatombe que se nos viene encima. No hay Democracia real sin una osada profundización de la democracia misma. Y la superación no va en el sentido del retroceso, sino del progreso; y el progreso no puede ser solamente económico según el paradigma actual: es fundamental cambiar la matriz del sistema económico. Y no puede postularse a un avance político sin antes botar definitivamente la concepción arcaica de la política que prevalece con porfía e insensibilidad.”

(2) “Saltar hacia una ECODEMOCRACIA significa ordenar bajo la casa planetaria un sistema de libertad y participación cuyas bases inamovibles estén bien arraigadas a (en) la naturaleza de nuestra existencia, como parte armoniosa de un todo orgánico. Es decir: modos de producción que garanticen el bienestar de la gente y respeten el medio ambiente; esto significa una renuncia necesaria a la ganancia desmedida y la riqueza a cualquier costo. En otras palabras: una revolución de aquello que hoy entendemos como… ‘el Mercado’.”

(3) “De nada sirven planes para eliminar la contaminación social y la degradación de los equilibrios de convivencia: la delincuencia es un virus intrínseco que nace con la desigualdad. Y la corrupción es un efecto brutal de la lógica mercantil. Por lo mismo, es descarada demagogia levantar banderas en contra de la corrupción y prometer terminar con la delincuencia manteniendo intactos los cánones culturales y de juicio que nacen de un antiguo y agotado sistema de pensamiento que debemos revolucionar si no queremos sucumbir.”

(4) “Comencemos por deshacer la falsa barrera entre ‘derechas’ e ‘izquierda’. Acordemos enterrar, antes y ahora, todo modelo de capitalismo salvaje sin base ni sensibilidad social- y menos sin amor por la casa propia (el planeta)-, y dejemos bien sepultado al decepcionante socialismo del siglo pasado; saquemos lecciones de las nefastas guerras (que no cesan) que nos grita con voz de estruendo que aún pisamos este planeta cuan cainitas buscando hermanos para dar muerte; y pensemos la paz no como un espacio entre guerras sino como una constante de vida. Y fomentemos un sistema político en donde la libertad no sea solamente una serie de derechos establecidos sino una forma de pensar y de relacionarnos que derive en la más amplia unidad humana según la natural diversidad que nos caracteriza.”

Extracto de ‘La revolución de la vida’ (publicado el 27 de septiembre 2019)

(1) “Sin una revolución en la persona que bote y derroque los anquilosados y muy dañinos paradigmas será muy difícil salir de este trance: el perverso paradigma que endiosa al Mercado cuan panacea y lógica de pensamiento y modo de plantear ‘soluciones’; y con aquello, la egoísta idea que mide hechos según ganancia y oportunidad de negocio y ve en cada crisis la oportunidad del lucro; el fatal paradigma del individualismo que ha matado el sentido de comunidad y la acción de solidaridad; el paradigma impuesto por años de paternalismo engañoso que exige al ‘padre Estado’ toda solución y socorro, y con esta cómoda seudo cultura del asistencialismo se ha mermado la capacidad de la autogestión, de la organización democrática de base y la búsqueda de soluciones desde la realidad en terreno.”

(2) “Es urgente asumir que la salida a esta crisis que roda cuesta abajo pasa por un cambio de paradigma en nuestra concepción de la Democracia. Porque lo fácil y peor nos monta en la inercia del populismo, de golpes tiránicos y dictaduras mesiánicas, o revoluciones al viejo estilo. El esfuerzo, porque sí exige arrojo, es trasladar la Democracia a su centro fundamental: el pueblo, la gente, la comunidad. Y eso reclama una necesaria revolución en cada uno de nosotros: con ego individualista, con intolerancia, con propensión y mentalidad de litigio y violencia, con escasez de solidaridad, y sin un sentido de Común-Unidad y sin ‘espíritu de cuerpo’… carentes de planes y propósitos que aúnen y amalgamen la forma de organización… NUNCA será posible tomar en manos -de quienes viven y padecen- el poder para salir airosos y en armonía de un tiempo engorroso y complejo.”

(3) “La EcoDemocracia es la forma de gobierno que se gesta y crece desde el núcleo más esencial de la sociedad: la gente, la comunidad, las personas en su realidad concreta; y postula a cambios sustanciales que deben generarse y crecer en el Hombre de acuerdo con la solución armoniosa con su medio ambiente, con la naturaleza y con un profundo sentido de justicia social.”

(4) “O tomamos el futuro a nuestro cargo según parámetros de solidaridad y comunidad, desde abajo, en la realidad del día a día… o seremos responsables de nuestra propia desgracia.”

Extracto de ‘Estallido social: entrando al futuro’ (publicado el 19 de octubre 2019 )                                                                                                     (ya iniciado estallido social)

(1) “Leemos advertencias de hace ya diez y quince años en las cuales se alerta a la clase política sobre un quiebre profundo entre la gente viviendo el día a día y la cotidianidad que se desarrolla en la cúpula del poder, y hoy constatamos que lo único que ha cambiado entre esa clase política es el lenguaje, la verborrea, las referencias más seguidas a los pobres y a la gente, más demagogia y sesgos de populismo barato, entonces nos preguntamos ¿acaso quiere el poder -sus gerentes y acólitos- que las cosas se salgan de madre para apretar y ahorcar la realidad con sogas de tiranía? “

(2) “Porque la violencia es la degeneración de la política mal concebida, mal aplicada o carente de sentido de realidad. Hay violencia cuando la política ha fracasado. Y la violencia se combate adquiriendo aquel ‘sentido de realidad democrática’ que incluye a todos en sus verdaderos problemas. Y en el uso de la violencia surge el lumpen con su acción criminal. Y es agua dulce para los grupos acráticos y sectarios: quienes obviamente no despreciarán la oportunidad que el estallido brinda a sus propósitos. Pero en política se sabe que esto es así: y que no son los delincuentes azotando la ciudad o los anárquicos aprovechando ‘su espacio revolucionario’ los verdaderos puntos del problema, ni la causa que origina el estallido, y por lo mismo no será la represión y el encarcelamiento de unos cuantos ‘violentistas’ la única respuesta’ y menos la solución política real, de fondo, que abra sendas a las reformas y a los cambios que son urgentes… ¡urgentes!”

(3) “Mirando al futuro: es hora de concebir la democracia más allá, mucho más lejos y profunda, de la idea temerosa y conservadora que nos ha sido impuesta. Y es natural que otros, quienes aletargan en la mediocridad conveniente, teman a esta idea de democracia que se ensancha y crece: porque muchos privilegios y cultura de casta, y mucho lucro abusivo, se verían alterados y seriamente heridos. Pero es inevitable la disyuntiva: o vamos por cuidar la democracia que tenemos para desde ésta ‘saltar’ a una democracia coherente con la ‘revolución tecnológica’ que iniciamos en este tiempo,- y fomentar ahora una democracia basada en el interés y necesidad del Hombre (ser humano) y en armonía y concordancia con la naturaleza y sus irremediables leyes- ; o seguiremos enclaustrados bajo el reino de la lógica de Mercado y de la segregación social: realidad que cada cierto tiempo estallará en revuelta sin cambiar nada, o variar ese poco que nada cambia. “

Extracto de ‘Una oportunidad a la paz’ (publicado el 21 de octubre)                                                                                                                                      (pleno estallido social)

(1) “Se trata de la misma violencia silenciosa y persistente que subrepticia carcome y arruina las vidas de los habitantes en las ‘zonas de sacrificio’: que nunca hallaron respuesta y siguen sumidos en el veneno y la bazofia de las industrias. Violencia semejante que golpea a la persona dependiente del sistema de salud pública: la cual seguramente morirá o verá desfallecer a su ser amado en una indigna espera que martilla su forzada condición de ciudadano invisible u olvidado. Violencia idéntica a la que padece la persona trabajadora que recibe migajas ofensivas de pensión bajo un sistema que engorda escamoteado lucro ofensivo. Suma violencia que imponen los Bancos y el sistema financiero que al final se apoderan de las personas y condicionan su modo de sobrevivencia. Violencia de sueldos miserables, y paneles de expertos varios que suben tarifas y costos según fríos cálculos que afectan a personas reales. “

(2) “La violencia del vándalo y del lumpen que usa los espacios de crisis social o de protesta masiva para sus miseros propósitos, nunca será argumento válido para justificar la violencia sistemática de un modelo construido según la ley del exagerado beneficio en favor del perverso Mercado.”

(3) “La violencia represiva del Estado siempre deberá sostenerse y administrarse sobre condiciones políticas, y nunca solamente sobre bases puramente policiales.”

(4) “…Y es un asunto político, no policial, y de responsabilidad política, la decisión de proteger o de desguarecer los espacios públicos en tiempos de crisis y estallido social.”
“Porque si la gente común debe acudir a la propia defensa ante las hordas de lumpen: es porque el Estado ha hecho abandono de sus deberes y cabe recelar del gobierno que consiente tales atrocidades con algún fin político que no podría ser sino macabro. Y si la solución a este ‘dejar hacer’ delictual fuese ‘la mano dura de la solución absolutista’ que restringiese la democracia e instalase la paz del camposanto: estamos hundiéndonos en las prácticas de los siglos anteriores y sus nefastas consecuencias.”

(5) “Para dar una oportunidad a la paz debemos antes asumir los grados y tipos de violencia que nos sepultan en la injusticia y la desigualdad. Porque la violencia no es solamente un modo y forma de ejercer la fuerza: es más bien un fondo causal que nace de un modelo de sociedad y un proyecto de economía que da característica al Estado y define el fundamento de los derechos. En otras palabras: la concepción aplicada y concebida según planificación política de la democracia.”

(6) “La paz debe ser una idea de sociedad erigida desde abajo: desde la noción del barrio, al concepto de ciudad, para llegar a la Economía Democrática que impida de verdad el surgimiento monopólico; y una construcción global atendiendo al principio que resguarda y enriquece la dignidad y el bienestar de las personas, considerando – siempre- la armonía con los equilibrios del ecosistema y las leyes de la naturaleza. Porque la violencia en contra de nuestra propia casa planetaria guarda en su raíz causal un desprecio inconcebible por la dignidad humana y una exagerada avaricia mercantil.”

(7) “Sin un concepto bien enraizado en la paz y sin un proyecto pleno de Democracia que rompa los paradigmas y dogmas que nos atan a la vieja concepción de mitad del siglo veinte…con mirada de futuro, y ya dejando de caminar mirando hacia atrás para auto convencernos que aquello que tenemos es todo lo máximo que podemos lograr… no asomaremos jamás a los frescos vientos del siglo veintiuno, cuyo empuje nos debiera conducir a un salto revolucionario en nuestra forma de concebir la libertad y la democracia.”

Extracto de ‘Estallido social: repensar la democracia’ (publicado el 25 de octubre 2019) (día de la más grande y masiva manifestación -en todo el país- jamás antes registrada en la historia de Chile)

(1) “…la implacable dictadura fue plano ideal para experimentar una receta también inclemente nacida entre díscolos y refractarios del liberalismo tradicional, de la escuela de Chicago.” “Nunca se trató de sólo economía; fue una ‘revolución silenciosa’: silenciosa debido al sibilino modo de imponerla, y porque el entorno y sus víctimas se hallaban amordazados, enclaustrados, recluidos y sumidos en el fosco ostracismo; y una ‘revolución’ porque luego de atomizar aquella democracia culpable de posibilitar cualquier modo de socialismo, debía cimentar las bases de un nuevo orden: la carta Constitucional de 1980 debía ser el sustento moral de una nación modelo; el sistema educacional y sus contenidos debían despejarse de residuos demasiado liberales y de carácter socializante; la cultura tendría que descender a la intrascendencia, al arte baladí, a la entretención chabacana, al mínimo de lectura, y al incentivo sistemático del arribismo, del individualismo y la sublimación de los méritos logrados gracias al respaldo de una sólida economía familiar…mientras en el país más del 70% de la población se hallaba en la pobreza, y de este casi el 30 % en la más infame miseria.

(2) “Quienes pactaron la transición, y carecían de un modelo político propio de democracia, se convirtieron en los eximios gerentes y administradores del menjunje heredado. Inyectaron el elemento del cual adolecía: lo social. Es entonces cuando el hibrido extrae de la inopia a más del 40% de los antiguos pobres, elimina la condición paupérrima de la población más vulnerable, y crea una clase media que por más de treinta años ocupó el desagradable papel de ‘jamón del sándwich’. Sin embargo, mantuvo la esencia rectora del origen: el dominio regente del Mercado.”

(3) “Para evitar seguir con la misma injusticia reinante, y no engañar a la gente incrustando cambios Frankensteinianos que al final prolongan el estado de cosas severamente cuestionada, es urgente y necesario construir un horizonte democrático que oriente y nutra el empuje hacia el futuro.”

(4) “Una democracia moderna debe verse reflejada en un sustento constitucional que considere la amplitud, diversidad y heterogeneidad de la sociedad actual: una Constitución mirando al porvenir, que garantice derechos globales según la nueva realidad que enfrentamos al entrar en los inicios de la revolución tecnológica.”

(5) “Una democracia económica que evite la concentración monopólica y las prácticas de confabulación mercantil…(-)”

(6) “Una democracia basada en cuatro fundamentos: La Cultura; La Educación; el Ecosistema; La Justicia Social.”

(7) “Una Eco-Democracia que rompa con los aprietes y encadenamientos del perverso Mercado y expanda planificadamente una malla industrial y tecnológica considerando el bienestar de las personas, el respeto y la armonía con el medio ambiente… (-)”

(8) “Una Eco Democracia en cuya Constitucional se declare al agua un ‘Bien Nacional’ irrenunciable e intransferible.”

(9) “Una Democracia en donde el Mercado no sea el principado caprichoso y absoluto que impone sus prioridades y perversidad por encima de los derechos de las personas.”

(10) “Una Democracia que compenetre a las Fuerzas Armadas y a los cuerpos policiales y las transforme en agentes de paz y seguridad arrancándoles de sus fibras y genes el mandato violento del cual hacen gala en la represión para con su propia gente y pueblo.”

(11) “Una Democracia que renueve y modernice el Código Penal y el Código Civil y el sistema judicial según la realidad de este siglo. Una democracia cuyo concepto de libertad sea elemento vital e irrenunciable. Una Democracia que se atreva a aplicar Justicia sin privilegios y sin oprobioso clasismo.”

(12) “Un sistema de Referéndum y Plebiscitos establecidos por Constitución y debidamente reglamentado para que sea la gente, el pueblo todo, a establecer leyes y medidas que no fueren consensuadas en el parlamento unicameral, o que representen aspectos cruciales y vitales para la vida de la sociedad”

(13) “Una Democracia en donde cada Capital Regional sea centro autónomo en todo asunto Estatal y de Servicio, y reciba- (la Región-) los impuestos o parte de éstos que genera la gran industria o comercio.”

(14) “Una Democracia que concibe la ciudad y al barrio como un centro de convivencia que asegure la paz, el esparcimiento, la relación con la naturaleza, y la movilidad con dignidad para las personas.”

(15) “Para entrar en esta Nueva Etapa -post estallido social- debemos comenzar por discutir una nueva Constitución: porque al darnos una Carta rectora moderna y concordante con los tiempos actuales y con visión de futuro: estaremos obligados a repensar la democracia.”

Extracto de ‘Chile: un estallido social con salida democrática’ -(publicado el 29 de octubre)

(1) “El apego ideológico o nostálgico a una Constitución que no aporta luces al presente y es un lastre viejo sin respuestas mirando al futuro, es hoy un puro acto de sobrevivencia política de sectores conservadores y cavernarios que temen perder el último baluarte de su pasado absolutista. ”

(2) “Si acaso: para evitar que surja una demagógica vertiente populista, o se imponga la salida violenta, o este estallido social sea sólo el inicio de un largo periodo de inestabilidad e incertezas, justamente por eso se hace necesario abrir compuertas de participación con mirada al porvenir mediante un proceso constituyente. Ya no es sólo cuestión política: ahora es asunto de vida o de agonía para la República.”

(3) “Podemos concordar que la ya agotada ‘transición pactada’ coartó y jibarizó la democracia al enraizarse como la única democracia posible y viable para Chile. No hubo un ‘después’ de aquella fase transitoria: y esa pesada permanencia -y sus derivados perniciosos- acunó la revuelta y la rebelión del pueblo.”

(4) “Tal realidad social podría aparecer propicia para acráticos planes de sectores anárquicos o para la acción de fuerza de románticos revolucionarios de viejo cuño. Pero jamás el uso de la violencia como estrategia motora en un momento de rebelión popular será panacea inamovible de aplicar bajo cualquier circunstancia o realidad. Porque las formas armadas y la violencia siempre deben ser el efecto de un contexto político, y será decisión política recurrir a las respuestas armadas de algún tipo y nivel.”

(5) “Leer que en Chile asistimos a una expresión social de carácter revolucionario, y por lo mismo la violencia debe ser una señal potente de alternativa y conducción política de la revuelta, es profundamente errado y febrilmente antidemocrático. Aún más: la violencia en este caso justifica a los recalcitrantes y ofrece buen pretexto para denostar cualquier salida que rompa con el statu quo imperante.”

(6) ” Si el pueblo movilizado no tiene la decisión para evitar actos de violencia innecesarios y contraproducentes, y no decidiera aislar a su enemigo interno, culminará por sucumbir y finalmente se impondrá la agenda retrograda de los cavernarios, o la seguidilla seudo revolucionaria de quienes no creen en la capacidad de cambio por parte del pueblo.”

————————————————————————————————-
Otras referencias similares publicadas  en http://www.soyandariego.wordpress.com

Extracto de articulo: ‘Elecciones y democracia’ (publicado en Blog Andariego- 28 octubre 2018)
(1) “Aun así, una democracia será imperfecta, y por lo mismo perfectible. Mucho se puede mejorar, tanto se podría cambiar, y harto queda aún por nivelar y profundizar. Pero sobre bases similares toda reforma es posible, e incluso revoluciones pacificas que mutan paradigmas e impulsan nuevos modos de ejercer la libertad y la democracia.”

(2) “La incapacidad para salvaguardar realmente el medio ambiente y asistir impávidos a la depredación de nuestros recursos marinos y al agotamiento de las fuentes de agua…solo demuestra y muestra la existencia de intereses mezquinos profundamente antidemocráticos.”

(3) “La corrupción es una lacra que ataca los trenzados de la democracia y finalmente la carcome por dentro hasta hacerla añicos. No poner atajo seriamente a este virus no es negligencia, sino voluntad manifiesta de destrucción de los tejidos de la democracia.”

Extracto de articulo : ‘Que no caiga la inteligencia’ (publicado Blog Andariego el 15 de mayo 2018)

(1) “En encuesta latinoamericana del segmento adolescente resulta que un alto porcentaje de jóvenes apoyaría a una dictadura si ésta asegura ‘orden’ ante la inseguridad provocada por la delincuencia o ante un supuesto ‘caos social’. Es el mismo fragmento que en estudios serios han arrojado una escaza adhesión a la lectura y una alarmante incomprensión de lo poco que lee. Este gong de campana debiera ocuparnos, como sociedad, porque está alertándonos sobre un porvenir no muy brillante; y debiera mostrar a la poco ilustre clase política que en realidad nunca hubo ‘educación de calidad’, (y estos datos, entre otros, lo demuestran). Sin embargo, debemos reconocer que no hay espejos públicos de envergadura en los que las nuevas generaciones puedan mirarse y comparar: pues ven a un simio armado que gobierna el país más poderoso del planeta, y a un autócrata Putin enalteciendo viejos nacionalismos de gran potencia, y a un socialismo chino aplicando un capitalismo salvaje, e hirsutos guerreros de Alá matando a propios e ‘infieles’, y al mayor poder eclesiástico de la historia resguardando a su curia pedófila y pervertida, y toda institución corroída por la plaga de una corrupción histérica y desenfrenada… Al final, quizá, tal vez una generación carente de profundidades, tecnologizada, practicista y cosista, sea la forma más eficiente de contrastar a la monada gobernante que hizo de los proyectos inteligentes, como la democracia y la paz, un medio para prolongar su pasión por la lucha tribal y contender en base a la elemental ley del más fuerte.”

(2) “El Dialogo  establece acuerdos en los cuales las partes ceden para congeniar paz y democracia que a su vez permita abrir sendas irreversibles hacia un Mundo de Hombres Superiores que dejen atrás todo atisbo de monería. Pero la poderosa monada política- y sus potentados mandamases- usan, tergiversan y degeneran los instrumentos de la inteligencia para llevar y empujar a la humanidad de regreso a las abisales cavernas… Estamos a tiempo para no permitirlo.”

Extracto de articulo: ‘Este tiempo pasará ¿y después qué?’ (publicado Blog Andariego 10 mayo 2018)

(1) “Asistimos y somos parte de un tiempo de exacerbaciones. Inevitable es que al final la presión rompa con las trizadas paredes de contención, y nos veamos envueltos en guerras sin retorno.”

(2) “También en nuestro cotidiano los ánimos se han caldeado. La violencia en toda nefasta expresión es el lenguaje común y normal para no poca parte de la humanidad. Todo tiende a radicalizarse, a fanatizarse, a encapsularse y armar barricadas desde donde disparar al enemigo. Lo peor de este tiempo de tribulación es que hay demasiados ‘enemigos’ y con tantos…en donde hasta los amigos suelen ser potenciales hostiles de los cuales – mejor es – desconfiar… que la mejor defensa pareciera ser el acérrimo individualismo, y la herramienta más eficiente la mezquindad y la egolatría.”

(3) “Según el oráculo de sabiduría, el I Ching, con el cual dialogo extensamente sobre estos tiempos, nos hallamos en ‘tiempos de tinieblas en donde reinan y prevalecen los vulgares; y en donde la inteligencia y virtud suelen ser un peligro para los comunes en ascenso’ (signo 36). También el sabio instrumento agrega: ‘tiempos de mordedura severa que rompen huesos duros y causan rupturas y dejan dolor; asuntos que como carne putrefacta se han acumulado y al morder se topa uno con venenos y mayor peligro’ (signo 21) Y finalmente: ‘fuerzas demasiado contrarias conviven de muy cerca e inevitablemente esta contraposición causará separación y litigio. Aquello que se pertenece, como dos hermanos, también caen en contradicción y ya no pueden vivir bajo el mismo techo. Es tiempo de peligro y de separación que será muy largo y dificultoso reparar en sus efectos venideros.’ (signo 38)”

Extracto de articulo: ‘La fe en la era de la ciencia y de la alta tecnología’ (publicada Blog Andariego el 18 noviembre 2017)

(1) “Es unánime la idea de que en el año 2030 entraremos en ese salto cuántico que cambiará todo lo que hasta ahora conocíamos, como lo concebimos; y la prehistoria que ha durado hasta estos tiempos, será reemplazada y sepultada por una realidad que podría parecer abrupta y arrolladora, pero que se ha encubado bajo nuestros pies y por encima de nuestras cabezas en estos -por lo menos- últimos 30 años.”

(2) “Ya hoy, en el preludio de esta nueva revolución, asistimos a una crisis super estructural que ha puesto en jaque toda la nomenclatura institucional y de orden que armamos desde el estallido de la vieja revolución industrial.”

(3) “No puede ser llamado sino: ‘Tiempo de Tribulación’ porque la revuelta y el revoltijo de un ordenamiento en cuestión que ya no resiste mayor desarrollo y comienza a dañar todo lo que toca solamente puede ocasionar gran Tribulación, y exacerbación en las contradicciones de todo el tejido social, humano y cultural del Hombre actual.”

(4) “Las firmes ideas y la ideología que sustenta al Hombre y sus distintos cosmos visiones… tambalean; y solamente el miedo, que es parte tan propia de la debilidad humana, empuja a anquilosarse, encerrarse, embarrilarse y resguardarse detrás de barricadas desde donde se niega la realidad y se levantan banderas desteñidas, y se tocan campanas de tañidos ocres y broncos que ya suenan a lamentos de negación y de triste ira.”

Written by Ricardo A. Urrutia.V

octubre 27, 2019 at 11:30 am

Publicado en Uncategorized

9/11/73:pequeña crónica de una vida pasada

leave a comment »

Puedo juzgar mi pasado, aprender y crecer con éste, y arrepentirme también, pero nunca podré borrar su verdad, y menos negar su existencia…porque de hacerlo me negaría a mí mismo.

Aquel 11 de septiembre de 1973, en la mañana, a mis 20 años de edad, salía de la guardia nocturna de la entonces Primera Compañía de Bomberos de San Miguel. Por la radio informan de movimientos de tropas en Santiago y en Valparaíso.

Llego a la casa de la familia Maturana, la mayoría miembros del partido comunista, y Hernán que era miembro del Mir, y comenzamos a quemar documentos y papeles que podrían comprometernos. Luego me dirijo a la casa de la familia Meza, en donde Gari y Jaime quemaban revistas socialistas del padre, un suboficial de la Fach. De regreso al cuartel nos habíamos reunidos varios voluntarios y escuchamos el mensaje de Allende por radio Magallanes. Entonces tomo la decisión de contactarme con mis camaradas del MIR en la zona de Macul. Sabía que allí podría encontrar a Santiago o a Joaquín, quienes me facilitarían el enlazamiento con mi unidad de Fuerzas Centrales de la cual estaba yo descolgado en esos días. También mi hermano Antonio (el chico Luis) estaría seguramente en esa zona, junto a Ominami y su unidad universitaria.

Por avenida Matta me detiene una patrulla militar: muestro mi placa de bombero y alego que me dirijo al cuartel cercano a la calle Portugal. No pude seguir. Me regreso al paradero 9 de la Gran Avenida. Descendiendo de la micro veo salir aullando al carro marca REO y trato de alcanzarlo, pero no lo logro. Corro al cuartel, me uniformo y espero el carro de comandancia que nunca llegó. Por la radio interna sabemos que el carro fue asaltado por civiles armados. La balacera se escucha fuerte y sin interrupción desde el sector La Legua. Con otro voluntario intentamos llegar en un taxi al sector: una lluvia de balas nos corta el camino apenas pasando Santa Rosa.

En la tarde podemos ver desde el techo del cuartel, con binoculares, como la Fach asalta la fabrica de cecinas ubicada en Salesianos  y Dresde y como la resistencia de los trabajadores fue breve y la respuesta militar feroz. Mi abuela materna y tíos vivían enfrente de esta fábrica: retirados los militares los voy a ver; mis tíos y la abuela se refugiaron al fondo del patio de la casa mientras las balas despedazaron una puerta y perforaron el techo del comedor. Ese mismo día ya tarde allanan por primera vez la casa de los Maturana. Durante toda la noche hubo ruido de explosiones y balaceras. Seguíamos acuartelados en la compañía, pero ya no teníamos carro: había regresado arrastrado por un grúa y completamente lleno de orificios de proyectiles. Miembros del GAP se habían hecho fuerte en la zona de la Legua y se enfrentaron con carabineros y militares durante horas. Tomaron posesión de la segunda compañía de bomberos en esa área y en su techo instalaron una ametralladora punto 30. Usaron el carro REO como vehículo de avance para romper las filas militares. Enfrentamientos también se verificaban en la industria Textil Sumar, en donde se habría concentrado una parte del MIR.

Espero que mi hermano Antonio esté vivo y se haga presente para contactarme por su intermedio con mi estructura partidaria. En efecto aparece la tarde del día 12 de septiembre: me relata los intentos de resistencia con escazas armas y unas pocas granadas en Macul, junto a la unidad de Ominami y gente del Cordón Industrial. Saliendo de una casa de seguridad se cruza con jeep militares y camionetas con hombres armados que se detienen justo enfrente de la dirección de donde había salido recién: todos fueron arrestados.

Luego vendrán días aciagos: por fin me contacto con mi estructura solo para recibir orden de mantenerse ocultos y sin acción. La cobertura legal y formal que me entrega mi calidad de bombero me permite mantenerme relativamente seguro por unos días…eso hasta que en un segundo allanamiento a la casa de los Maturana los militares llevan una lista con nombres: el de mi hermano y el de tres de los hermanos Maturana. No el mío. Pero recibo la noticia que Viviana, mi polola de entonces, estaba arrestada y había sido llevada al estadio nacional, al igual que su hermano Juan Carlos. Mi suegra, que era dirigente sindical, me advierte que es a mí a quién buscaban, y que interrogaban a Viviana sobre mi dirección, militancia, costumbres y rasgos.

Refugiado en una parcela de Melipilla cedida por el gerente de la empresa de mi hermana Margarita, debo abandonarla luego de un enfrentamiento casi a metros de la casa, entre campesinos y carabineros. Viajo con papeles alterados a supuesta misión bomberil a la ciudad de Arica: en el camino nos detienen unas doce veces, pero mis papeles ‘oficiales’ me permiten ciertas garantías. Fracasado el intento de entra a un barco que me sacaría del país, debido al control de los infantes de marina en el puerto, ahora pasaría por tierra a Perú: el grupo que había salido antes que el nuestro había sido apresado por la policía peruana y puesto en manos de patrullas chilenas. Desisto y regreso a Santiago.

Nos encontramos con Viviana: no la torturaron, pero si la interrogaron varios días sobre mi persona y mis actividades, y tuvo que informar de mi paradero en la compañía de bomberos.

El día 4 de noviembre me dirijo a la sede de la embajada de Italia: vamos los hermanos Meza y yo, en una Citroën vieja. Debía saltar el muro durante el cambio de guardia de la una de la tarde. Salgo del vehículo, corro, salto…y caigo. A  media cuadra un militar se percata y martilla su fusil pasando bala. No supe como en un momento estaba sobre el muro y unas manos me agarran y me tiran hacia el interior del recinto.

Salí de Chile el 30 de diciembre: Juan Bautista y Hernán Maturana fueron detenidos y son personas desaparecidas hasta el día actual. Jaime Maturana fue detenido y retenido en Tres álamos, y luego expulsado de su propio país: vive en México. La mamá Elsa enloqueció por la pérdida de tres de sus hijos y morirá consumida por la diabetes. La mayoría de mis compañeros en el MIR están en la desgraciada lista de los ‘119’ desaparecidos: solo mi hermano, Ominami, yo y un cuarto miembro de esa estructura sobrevivimos. Mi hermano Antonio resiste un tiempo más y también se refugia en la embajada de Italia en Santiago y nos abrazamos en Roma a finales de junio. Me encuentro, unos años más tarde, con Carlos Ominami en un evento en Paris y pudimos cotejar la realidad de quienes habíamos salido de ese trance’’ somos sobrevivientes …eso somos’ – Me dijo entonces.

El 28 de enero de 1974, recorriendo Roma, cumplía 21 años, y una promesa interior se arraigaba en mi sin que nada pudiera hacer para evitarla: debía regresar a Chile para hacer aquello que no pude en esos días del golpe.

Pasaría mucha y abundante agua debajo de mis puentes: viví intensamente. En agosto de 1983 regresaba a Chile para saldar mi karma. En junio del año 1988 salía a mi segundo exilio: lo que estuvo pendiente desde ese 11 de septiembre de 1973 ya se había saldado y consumado con mi aporte y entrega entre los años  83 y el 88.

Mi vida después de ese cierre cambiaría y daría un salto. Y ese pasado ahora hace parte de mi memoria, de mi aprendizaje y de mi historia: porque mi existencia desde hace casi 30 años transita por vías distintas y diversas…pero aquello no borra de mi recuerdo y memoria la crónica de los hechos de esa vida pasada.

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

septiembre 11, 2019 at 5:47 pm

Publicado en Uncategorized

Comparto un Sueño

with 2 comments

En estos días sueño constante, al punto de despertar y no reconocer la habitación como es, y en su lugar, alrededor veo aquello que vivo en el sueño; o levantarme y no saber qué hago, debiendo regresar a la cama para volver al sueño y entonces  despertar bien…  y seguir viviendo en este otro sueño cotidiano.

 

Estaba en una montaña, sentado en una roca grande: a momentos sentía que era yo, en otros yo miraba desde afuera a este joven sentado en su gran roca. Era un hombre primitivo, y miraba las estrellas. Cuando el hombre era yo: sentía goce, admiración y un vacío enorme en mi pecho…buscaba algo y no sabía qué. Cuando yo observaba al varón, lo percibía inocente, inquieto, pero sin conciencia de lo que le sucedía: simplemente era algo innato que lo vivía.

Ahora veía a un grupo de hombres y mujeres, similares a tibetanos o a ancestros incas, caminando hacia una alta montaña que parecía -o era- un volcán; llevaban niños de la mano; había viento helado y la subida era empinada: y cada cierto tramo se hincaban y hacían ritos de adoración dirigidos al imponente macizo. Yo los observaba.

Luego veía hombres de gran prestancia, de manos cuidadas, de unos dos metros de altura, todos hermosos…contaba seis, todos jóvenes adultos. Y la gente común… morena, de baja estatura, pobres… les adoraban, pero notaba gran temor en ellos y ellas; y de los varones altos percibía una egoísta indiferencia hacia esa gente; y detrás de esa belleza se escondían seres déspotas y tiránicos.

Ahora entraba en un templo antiguo  de grandes columnas, tipo greco-romano, pero al mirar a la gente era de prestancia moderna, y sentía que estaba en Italia: en el altar principal veo a un rabino, y más atrás a un mulá musulmán, y  a su lado  a un cura ataviado con sus lujosos atuendos… y miraba girándome hacia mis espaldas y había gente sentada en asientos de madera que conversaba entre ella, casi sin mirar hacia el acto que se desenvolvía en el altar; veía que otra gente entraba al templo y se quedaba en grupo conversando, algunos discutiendo en voz alta… Unos alegaban que ya no era necesaria la religión, que ahora podemos llegar a Dios por medios tecnológicos… otros argumentaban: solamente por Espíritu se puede llegar a la divinidad…Otros preguntaban: ‘¿y eso, a que nos sirve… nos hará más felices aquí y ahora…nos dará más dinero…trabajaremos menos? Y un hombre decía: ¡‘pero eso es muy bueno, porque si tenemos algo que pertenece a Dios y está en nosotros o a  nuestro alcance: ahora si podríamos negociar con Dios, ¡pues si quiere que lo sigamos algo debe darnos!

Y así el tono de la discusión subía y los más eufóricos  gritaban ya sin restricciones; y entonces salgo del lugar y me paro en la plataforma de la puerta principal y veo la ciudad de París. Pero instintivamente miro al cielo: había una luna grande en pleno día muy cerca del sol: al improviso la luna comienza a moverse rápidamente, y el sol comienza a crecer: entonces me digo: ‘¡somos notros los que estamos cayendo… es la tierra la que se está moviendo hacia el sol…!’ Y la luna desaparecía, y el sol era cada vez más grande… y una luz me enceguecía… y todo era como de fuego.

Ahora vuelvo a la primera imagen: un hombre primitivo, en una montaña, saliendo de una caverna en donde vivía: miraba las estrellas.

 

Hasta ahí el sueño, el que al contarlo o escribirlo se nota esquemático, como a cuadros, pero en la vivencia onírica era continuado, armonioso, como caminando por cada una de las imágenes aquí descritas. No logro describir los sentimientos, las percepciones y sensaciones que por mucho abundaron en este viaje, pero fueron variadas y vívidas.

Y como resultado de este sueño escribo la siguiente reflexión:

 

Un Viaje Circular

¿Por qué el ser humano, desde sus albores, ha buscado respuestas, ante los fenómenos que no puede explicar y de los cuales de algún modo depende- o se siente parte- adjudicando a tales factores una calidad divina?

¿De dónde proviene esta idea, percepción, sensación o instintiva información sobre algo poderoso que de algún modo maneja los elementos con propósitos y planes que los Hombres no logran entender?

¿Por qué antiguas civilizaciones miraban a las estrellas y hallaron en las constelaciones el modo de organizar sus comunidades…? ¿y en distintas geografías los seres humanos tenían convicciones sobre divinidades, y atesoraban el concepto de ‘alma’ ligada a los mundos supra o intra naturales?

Y no hablamos aquí sobre la existencia de Dios, o no: sino de por qué el Hombre desde los preludios  del tiempo ha percibido, intuido, la existencia de lo divino.

Podemos hacer historia estadística fijando los  elementos divinizados a través del tiempo, sea bajo un concepto Supra terrenal, sea bajo concepción Intra terreno. La pregunta es ¿en qué momento, qué aspecto, qué circunstancia interna o externa, conlleva a que el Hombre, en todo el orbe y en diversidad temporal, haya sentido y concebido la idea de un dios, de lo divino, de una superioridad inteligente?

Porque tal fenómeno sigue existiendo: personas que, desde la primera infancia, muchas veces sin influencia familiar y del entorno, ya buscan lo divino. Y la necesidad inexplicable de algo que se mueve en el misterio suele ser el impulso de búsqueda que ha culminado en grandes hombres de ciencia, e importantes avances científicos.

Porque Dios no ha estado ausente en  el proceso de investigación: sea para negarlo, sea para afirmarlo, sea para usarlo como punto de referencia con propósitos contrapuestos.

Si algo como ‘dios’ no existiera en el inconsciente colectivo, y no fuese una idea que prácticamente nace con el despertar de la inteligencia en el Hombre: ¿Por qué es un tema que, cuan cordillera, al final de algún modo todo ser humano se topa… y ante lo cual éste debe tomar una opción?

Por siglos se colocó a Dios en los elementos, luego en humanos-dioses, y más tarde en dioses hechos hombres. Hasta que al final del tiempo primitivo, agotada la prehistoria, – en estos tiempos actuales-,  el Ser Humano ha comenzado a agotar las posibilidades que depositan divinidad en lo foráneo y exógeno, y ha comenzado a regresar al génesis del asunto: ¿por qué tenemos esta idea de un dios, de dioses, y de algo superior de lo cual hacemos parte?

El dios de las religiones es foráneo, externo, casi un tirano que muestra bondad cuando se le complace y amenaza con llamas ardientes cuando se le contradice. Un concepto de divinidad que delega sobre instituciones de hombres su potestad plena para que éstos sean los esclavistas de los sumisos corderos mantenidos en la inopia total de sabiduría.

Por lo general, el ateísmo y el  mundo agnóstico, ‘estudian’ y repelen a ese dios de las religiones. Los científicos, – que no debieran pensar en algo semejante a lo divino-, muchas veces se ocupan de denostar al dios de las religiones; asociando esa idea de divinidad como la única válida para sostener sus contraargumentos. Y eso se da -sobre todo en occidente- en relación con las doctrinas de la cristiandad, en especial para desbaratar la ortodoxia bíblica.

En los años 70  sendos científicos europeos y norteamericanos ‘descubrieron’ en los escritos taoístas muchos conceptos aplicables a la Física.  Siguiendo la misma línea argumental:  hasta hoy no conocemos algún tratado de la ciencia o de algún científico que se ocupa de dios para negarlo (¿¿??) que intente desmontar la concepción divina que podemos hallar, por ejemplo, en el TaoTeKing de Lao Tse, o en el I Ching, o en la enseñanza de la Flor de Oro… por poner elementos conocidos en occidente. Y toda vez que lo han intentado han culminado en alambicada filosofía o en el subterráneo del psicologismo…incomprensible e inconducente.

Del mismo modo, una base sustancial del cristianismo- Los Evangelios- sí nos puede dar un resultado semejante al ejemplo anterior: porque la lectura, explicación e inoculación con la cual la institucionalidad eclesiástica ha  deformado los significados de muchos pasajes de los escritos sinópticos también ha llevado a especulaciones, creencias y supersticiones, y enredadas filosofías o simples afirmaciones comunes, que esconden y sepultan a Cristo en su profunda  realidad y trascedente verdad. Los mismos pasajes bajo mirada y escrutinio Espiritual y de Sabiduría abren ante la persona una puerta concreta hacia la revolución de la fe que desmonta viejos cánones y restaura la libertad que Cristo propone al ser humano.

Decíamos que, en esta transición de culminación de nuestra prehistoria, como civilización NO hemos resuelto el asunto de Dios. Y habiendo recorrido todos los caminos y escrutado los rincones más insólitos: quizás hoy no nos queda más que mirarnos a nosotros mismos…y buscar a Dios en nuestro Ser.

Y el ejercicio es simple: hagámonos la idea de que en nosotros habita una especie de microchip cuyos archivos contienen una información inimaginable, pero absolutamente esencial para nuestro desarrollo y Toma de Conciencia. Aceptemos que ese integrado nace con nosotros… lo tenemos. Pero el mismo NO es humano, y no es para cosas terrenales y mundanas; es decir: no contiene información para potenciar lo que debe morir, lo Carnal, lo temporal; sino que es el software que programa al Humano para que obtenga una calidad distinta y superior. Llamemos a ese soporte: ESPIRITU.

Tengamos en cuenta  que ese factor nos fue incluido bajo un término imposible de violar, a saber: que para comenzar a conocer la información en este Espíritu la Voluntad de la persona debe ser VERDADERA  y LIBRE. Es decir: es un microchip encriptado que se abre midiendo la Verdad y la Libertad en el interior de la persona.

¿Qué indicación daríamos para que una persona logre desencriptar la información y hacerla propia? – que debe apartarse del hacer mundanal, y debe entrar en Quietud  para que la mente no asalte con sus ‘preocupaciones’ e ‘ideas’; y que es menester pacificar las emociones…estamos indicando entonces La CONTEMPLACION y LA MEDITACIÓN.

Y como el Espíritu nos hará vivenciar aspectos de la vida y de la creación que no conocemos ni concebimos siendo humanos: debemos estar libres de cualquier duda sobre lo espiritual, lo divino, y debemos abrirnos para aceptar mucho más que la realidad conocida. ¿Cómo llamaremos a esto? ¿Tao? ¿Dios?… ¿o será más sabio no colocar nombre para no minimizar su real grandeza?

Sigamos el ejercicio e imaginemos que bajo esta idea vamos ahora a escrutar con otros ojos el Evangelio de Juan, o el Sermón del Monte: entonces descubriremos al Cristo Vivo que nunca inauguró una religión, ni construyó iglesia alguna: sino que  nos declara la vía directa para que siendo humanos sembremos en nosotros al Nuevo Ser que nacerá de Su Espíritu. Entonces podremos Vivenciar La Resurrección en su profunda realidad.

Y con esta apertura ahora vamos a indagar también  el TaoTeKing, o nos relacionamos con el I Ching… y para grata sorpresa comenzaremos a entender lo que por mente artificial nunca pudimos…y veremos lo que antes nunca pudimos ver.

Entonces…entrando en los nuevos tiempos, superando esta prehistoria, una vez que los Humanos ya no coloquemos a Dios en lo externo, ni en lo del Mundo, y asumamos que parte interior en nosotros es dios -(porque el Espíritu en nosotros es parte del dios que debemos llegar a Ser cuando abandonemos lo Carnal… pasando por la Transformación de la muerte… pero NO muriendo)- … entonces surgirá ante nosotros un nuevo desafío, y una contradicción humana inevitable: ¿qué-quién- debe gobernar?: ¿el Espíritu administra lo Humano…o Lo Humano gobierna sobre el Espíritu? ¿Por qué para obtener la información del Espíritu debiera renunciar, sacrificar, mermar lo que el Mundo me ofrece, y la dadiva y el goce que la materia y lo Carnal me brindan? ¿Acaso no puedo ser dios ahora mismo, sin esperar a pasar por la transformación de la muerte? ¿Quién puso este Espíritu en mí? ¿Para qué? ¿Acaso soy un programa cuya única función real es llegar a cumplir la lógica de la información en un Espíritu que, además, debe administrar mi humanidad y gobernar mi ‘yo’?  Conociendo  y sabiendo que el Espíritu Me Vive: ¿puedo ahora optar por no despertar su información? ¿Quién tiene el control? ¿¡Y el libre albedrío!? ¿Puedo negociar con Dios? ¿Puedo vivir como ignorante habiendo roto la ignorancia?

¡Ah! la vieja bifurcación: o la Rebelión y la Caída; o la Entrega y la Obediencia…

Entonces habremos llegado al nudo central de toda la razón de existir; y aquello que seamos, -seremos-  y el resultado que obtengamos, será como en El Principio: o procuramos  nuestra divinidad como debe ser: libres, convencidos, entregados y abiertos a la Verdad que se nos devela… O por soberbia optamos -otra vez-  por los abismos de los litigios y de la ira para volver a ser reciclados o reseteados en otro nuevo Plan de Salvataje, en donde- nuevamente- naceremos  ignorantes y básicos:  con un fuego en nuestro interior que nos hará mirar a las estrellas y cavilar que, quizá, en algún lugar …hay un dios.

Enero 2019

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

febrero 4, 2019 at 4:14 pm

Publicado en Uncategorized

66 años existiendo en mis vidas

leave a comment »

Celebramos los años cumplidos, ya vividos, ya concluidos. Pero por todo el año siguiente insistimos en que la edad ya agotada es la edad que estamos viviendo.

La realidad es que consumados los años -que ya hemos vivido- aquello que comenzamos en el siguiente año es el tránsito y el andar por la edad nueva: día a día, mes a mes, hasta llegar a otro ‘año cumplido’

De este modo, hoy cierro (termino) mis 66 años; y mañana será el primer día de mis 67… luego un mes, varios meses…hasta otro onomástico de consumación: así, hasta que no venga el  día inexorable en que mis pasos entren bajo  los umbrales de la impostergable muerte.

———————————————————–

Este Blog personal nace el año 2009 como efecto de un hecho especifico: mi detención, por parte de la Policía de Investigaciones de Chile, en el aeropuerto de Santiago, llegando de Iquique, debido a  una vieja orden judicial de diciembre del año 1986, que me relacionaba con el atentado en contra de Augusto Pinochet, acaecido en la Cuesta Achupallas, el 7 de septiembre de l986.

Luego de pasar una noche en una celda en un cuartel de la PDI, bajo un trato decente en donde mis derechos fueron respetados, fui trasladado, esposado y bajo custodia de tres policías armados con metralletas, ante el Juez Solis.  A las tres  horas estaba en la calle, libre por falta de prueba y evidencias insuficientes. Toda la batería de acusaciones en mi contra provenía de declaraciones de personas sometidas a tortura.  (Ver en este blog: ‘Los  golpes de cola del dragón’ 25 de mayo 2009)

Ese hecho- la detención del 2009- puso ante mí una realidad: que a pesar de que mi vida actual, (desde 1991) ha tomado severas distancias de mi otra vida:   aquel pasado no se iría jamás, porque hace parte de esta misma existencia;  y mi persona había transitado por esas veredas; y a pesar de hallarme hoy en avenidas distintas y distantes  no puedo soslayar una realidad que de no enfrentar -o tratar de obviar – podría ser usada en mi contra bajo la acusación de pretender esconder una verdad de la cual sí hice parte.

Por esa misma razón es que ahora culmino estos 66 años de vida -entrando a mis 67 años- escribiendo las memorias de mi vida pasada en esta existencia. Comencé a rememorar y escribir a mitad del 2018 y espero terminar antes de entrar al segundo semestre del 2019 (junio, tal vez)

Entiendo la perplejidad y las demandas de quienes me ubican en mi vida pasada– de política y de combatiente- en relación y comparación con mi vida nueva – actual- que rechaza la violencia y apunta a la espiritualidad como factor preponderante y modo de vida.

Y puedo comprender a quienes hoy comparten este camino espiritual tan alejado de los seudo valores mundanos, y vienen a saber de una parte de mi existencia…antes de que asumiera esta senda actual… que, desde el esquema impertérrito  y el estático paradigma, simplemente podría resultar, al menos, ‘extraño’ o ‘curioso’ o ‘contradictorio’.

Vívido los cambios  desde la riqueza del ser humano… que ‘existe’… nada puede ser raro o insólito: toda existencia es un camino, y todo andar es diferente; y justamente la riqueza del humano está en que siendo todos-as  personas: somos todos espíritus con Indoles y trascendencias particulares, propias, y en cada Ser se desarrolla un pequeño universo que solamente quién lo vive lo conoce, y se conoce realmente; algunos lo descifran en sí mismo, otros nunca lo entienden; algunos hallan sus claves y trascienden; otros nunca llegan al corazón de su nacimiento.

Hay Causas que nos traen a este mundo, en un tiempo definido, nacidos en una familia determinada, bajo circunstancias dadas, en épocas que no son casuales; y hay razones que nos hacen ser como somos, y poseer los dones, capacidades y talentos que nos son naturales. Y se nos entrega Discernimiento e Inteligencia para Gobernar lo que somos, y gobernarnos en el tiempo en que vivimos, y lidiar con las luchas que debemos enfrentar.

Hay aspectos que no controlamos, y que conforman el entorno que nos toca vivenciar y experimentar. Pero al crecer en Conciencia y en capacidad para Discernir: al final seremos – y somos – aquel Ser Humano hecho según nuestras propias Decisiones,  viviendo por lo que Optamos; y recorremos huellas y sendas de acuerdo a  nuestras Tomas de Decisiones que marcan nuestro andar por este pasaje de existencia.

Mal podríamos juzgar -por ejemplo- a una persona nacida en medio de la guerra y condenarle por sus costumbres de sobre vivencia extrema. Ahora, ese Ser, dado que posee la Inteligencia y el Discernimiento para cambiar sus modos de vida cuando la guerra sea superada y  él mismo viva en otra realidad y bajo otras condiciones: entonces podrá superar todo lo concerniente y derivado de la guerra y sus circunstancias, y CAMBIAR su vida según su nueva realidad y proyecciones.

Tanto los malos juicios discriminatorios y parciales, como la escaza capacidad de cambiar cuando la realidad muta: son factores que hacen la diferencia.

Muchos de los contextos que nos van formando desde nuestra infancia: realidad familiar, situaciones sociales, ambientes y relaciones…no dependen de uno: debido a que siendo aún infantes no poseemos la capacidad de discernir, de optar, y no tenemos el poder para determinar nuestra realidad. Y mucho de lo que somos se genera en ese plazo tan delicado.

No tenemos probabilidad, en nuestra niñez, alguna para cambiar épocas y niveles culturales y situaciones políticas imperantes: hallándonos en nuestra infancia somos receptores y/o victimas, pero nunca agentes de cambio en capacidad de determinar, y menos cambiar, o participar con conciencia, en la realidad que nos circunda y a veces nos arrastra.

Mi generación – por ejemplo- no es culpable de la guerra fría. Nací escuchando a los mayores que el comunismo se comía a los niños y quería eliminar a Dios. Mientras que por otra parte oía de atrocidades y persecuciones en contra de obreros, campesinos, mineros…y sabía de muertes en las calles y veía a mi padre en huelga, y convivía con comunistas cercanos que no comían niños y que estaban disponibles para hablar de Dios.  No era algo que yo pudiera manejar. Nada dependía de mí. Era solo un niño que escuchaba y atendía.

La crisis de los misiles en Cuba (1962) despierta en mí una angustia inusitada: mis tíos por parte de mi madre y mi abuela andaban nerviosos, pálidos y preocupados: decían que estábamos a punto de caer todos bajo bombas atómicas comunistas. Entonces otro tío, socialista, y mis amigos de la familia Maturana, (del PC) me decían que eso era una tontera. Que la URSS era una ‘nación de pura paz’.

Mi primo Jorge, el mayor de muchos primos y primas, era un militar, de la Fach, y volviendo de su capacitación en la escuela norteamericana  de Panamá se le hizo una fiesta familiar, y él, -muy cariñoso con el más pequeño de los primos (yo) -me trajo un regalo: un juego de mesa en donde se enfrentaban la URSS y los EEUU, y el propósito lúdico era que ganara los buenos…los EEUU. Y me dijo: ‘Ricardito, no seas nunca comunista…eso es muy malo’.

No depende de los niños y niñas aquello que sus padres deciden, -o como viven entre ellos su relación-, y sólo reciben los hijos e hijas el efecto de las buenas o malas resoluciones y comportamientos de sus progenitores. Y sin embargo lo que ellos hagan o dejen de hacer definirá en tanto  la existencia de su prole.

¿Soy responsable de haber comenzado a trabajar desde muy temprano? No. Claro que lo hice en la fabrica de un tío, pintando los maderos de somieres y muebles, pero era un trabajo arduo para un niño de 13 años. A los 14 cambié de oficio: ahora era ayudante en la labor de pintar casas. Don Hernán Maturana era contratista y me agregué a sus hijos en la labor de la pintura. Ganaba bien. Estudiaba en la mañana y trabajaba en la tarde, a veces hasta bien entrada la noche. Es la misma edad en la que comienzo mi militancia política en las Juventudes Comunistas.

Mi madre, ya separada de mi padre, se vuelve a unir en pareja: yo  tenía 16 años. Y el apoyo que pudimos recibir, (mi hermano mayor, mi segunda hermana y yo), de su parte, se diluye. Ahora sí estaba por mi cuenta (o más bien: ahora sí asumía mi condición) Y se venían años definitorios en mi país (1970): y yo tenía participación, y desde entonces soy responsable de mis decisiones… acertadas o erradas. Desde entonces lo que fue o no fue mi infancia, y aquello que me tocó vivir, ya no definían mis acciones y mis decisiones: ahora yo asumía mis opciones en el terreno que otros abonaron, es cierto, con vacíos y dolores que otros inculcaron, es verdad…pero justamente la madurez- y el camino hacia ésta- consiste en tomar sobre sí mismo la responsabilidad de las propias decisiones.

Los Hombres- varones y mujeres por igual-  ante el tiempo e historia que nos toca vivir: decidimos si participamos o somos simples observadores. Los peores son los que opinan y hablan, teorizan y dan recetas, pero escapan de la acción y rehúyen de los compromisos. De esos está lleno la política, la religión …y la vida.

Yo decidí participar y tomar decisiones.  Y eso deja a uno  siempre expuesto a los juicios de los observadores y de  los cobardes bien resguardados detrás de sus pretextos. Y esa forma de proceder -participar en lo que creo-  nunca cambió: incluso cuando debí abandonar la vida anterior (política) y asumir la nueva Espiritual.

Comprometerse y participar es un principio de acción que venía conmigo de otras existencias.

¿Que se cometen errores? ¡por supuesto! ¿Que se toman malas decisiones? ¡claro que sí! ¿Qué hay momentos de dudas? ¡menos mal! ¿Qué se pasa por tiempos de reposo y reflexión? ¡Gracias a la vida! ¿Qué se hace lo que nos hace coherentes? ¡esa es la gran razón de mi vida!

Los juicios fáciles que alzan, con dejos de frescura e inmoralidad, quienes siempre están disponibles para arrogarse el rol de jueces de otros: no me inquieta y considero tales peroratas un fastidio de la baja cultural del cahuín y de  la vulgaridad intelectual

Y no hablo de aquello que los jueces acérrimos e infalibles determinan sobre aquello que es congruente o su contrario: no. Me refiero a que aún en la opción que conduce a malas experiencias o a momentos de fracaso… debe haber consistencia: porque lo único que puede conducirnos a corregir, a arrepentirnos de verdad, a perdonar y pedir perdón, a aprender y crecer, y atesorar la experiencia cuan escuela de vida para ser mejor persona…es precisamente la Coherencia.

Y no toda Decisión será buena, y no toda opción será la correcta, pudiendo ser todo lo contrario. Lo importante es saber corregir, saber analizar los hechos con espíritu crítico, llegar a la raíz del arrepentimiento y a la esencia del perdón. Sólo estos factores nos llevarán a aceptar los CAMBIOS; y en el movimiento de la vida sabremos optar nuevamente y decidir siempre más de acuerdo con nuestro Logro como Ser Integral… y no cuan persona fragmentada, desasociada, quebrantada y parcializada.

Tomé malas decisiones en ciertos periodos: por ejemplo, en el paso por mi mayor oscuridad transitando por los años 88-89-y mitad del 90.  Tarde entendí que debí proceder de otro modo, y que tuve ante mí otras alternativas claras que llamaban a recorrerlas. Fue el tiempo de descenso a mis infiernos, y vi la faz de mis demonios, y de mí salió todo lo oscuro que no sabía que me habitaba en estado latente.¿Debemos pasar por los abismos para hallar la luz? Sí, definitivamente.

También tomé muy malas decisiones bajando de la montaña-(donde viví mi transformación entre el 21 de diciembre 91 y  el 4 de marzo 92)- iniciando esta nueva vida, entre finales de marzo y el mes de agosto del año 92: permití enredar mi pasado con lo nuevo… y eso fue un desastre del cual fui sacado abruptamente (¡gracias a Dios!). Pero como consecuencia de esos errores: vino enseguida el año de retiro- en la zona de Pichidangui-  que consolidó este camino maravilloso que hoy tránsito.

Sólo si aceptamos la experiencia del descenso a lo bajo – (sin pretenderlo ni buscarlo… simplemente aceptarlo cuando aparece en nuestra vida…)- aprenderemos a distinguir la luz de las tinieblas.

Porque ya hallándome en esta nueva vida- en esta existencia- y justo cuando más fervor me inundaba el alma, y la alegría de esta senda me hacía tocar el Cielo cada día, recibí una dádiva que inundó mi Ser de esperanza y desafío: un hijo, mi hijo (1999). Sin embargo, aquella luz sería combatida por lo más bajo de lo humano: fueron los años más difíciles y delicados de un paso por un largo túnel de recelos, litigios, sospechas e ira que logré sobrellevar y vencer poniendo en la practica todo aquello que La Sabiduría (mediante el Oráculo de los Santos y Sabios, el I Ching), me había mostrado y enseñado. Y porque tenía a un Cristo Vivo con el cual dialogar: pude pasar por ese laberinto de odiosidades… y salir incólume.

Pero nunca debemos bajar la guardia: porque cuando más nos sentimos seguros, cómodos y asentados…más peligroso se torna el camino. Porque nos ponemos flojos, displicentes y poco receptivos.

Pero ya me siento viejo en esto de pasar por los abismos; este cierre de 66 años me pilla agotado  en mi cuerpo físico. Y habiendo conocido mis demonios, venciéndolos, puedo ahora reconocer los demonios de (en) otros-as.  Y puedo enseñar a quienes de verdad quieren vencer: a derrotar démones y arcontes; pero nada puedo hacer si quién debiera desbaratar a sus entes, por el contrario, resguarda sus bestias personales y opta por vivir con sus infiernos intactos. Nadie salva a otro-a; cada uno debe dar su propia batalla.

Yo sólo comparto, enseño, muestro, transmito, informo y formo.

Nunca nadie ha trascendido por obligación, por deber o con todas sus noches a cuesta. Es necesario querer, tener la firme voluntad de optar por la luz, buscar salidas hacia las alturas…ser persona de Voluntad y Rigor… pues no hay maestría que eleve sin participación comprometida del discípulo-a.

Entonces aprendí que la honestidad es coherencia, y parte vital de la coherencia es la honestidad.

Reconocer tus errores, entender de qué arrepentirse y asumir las causas que empujan a tales malas opciones: inevitablemente conducen a lo bueno de las malas decisiones: y lo oscuro entonces también trae algo de luz.

Lo oscuro tenderá a las tinieblas sin este espíritu crítico, sin  esta disponibilidad al cambio, y la aceptación de la propia imperfección, y la prontitud interior a la corrección. Lo oscuro entra en lo tenebroso con el empuje de la porfía, la obcecación, la ira, el egocentrismo, la vanidad, el orgullo, la autosuficiencia, y la incapacidad para aceptar el cambio. La luz siempre aparecerá en medio de la oscuridad si hay en uno mismo esa disposición al cambio, al aprendizaje, a la rectificación y a la mutación.

La Coherencia no es aquello que nos hace bellos y perfectos: la Coherencia es aquello que nos hace Justos y Rectos aún en el error, en la mala opción y en la oscuridad. La Coherencia exige sabiduría y decencia en el trato de las cosas buenas.

El malo que acepta su maldad y se muestra dispuesto a corregir las causas que lo llevaron a la aberración, y quiere enmendar su pasado reconociendo los hechos y decisiones pretéritas, asumiendo nuevos paradigmas: es en esencia un Ser Coherente, aún si esa congruencia sea vista como traición por quienes lo asocian al pasado, o sea vista con sospecha por quienes no lo conciben en una nueva forma de vida tan diferente.

La Coherencia se hará PRACTICA con los HECHOS. Y una vez los hechos se demuestran en el TIEMPO: nadie podría aseverar que ese sujeto mintió cuando era lo que fue en pasado, o miente ahora que es la nueva persona. No hubo engaño antes. No lo hay ahora. Hay CAMBIO: y el Hombre que no esté en grado de Cambiar…es un muerto.

Y yo estoy Vivo… hace ya 66 años ya. Y asumo toda mi existencia con sus vidas: porque en todo el recorrido he sido yo en medio del Cambio.

Así entro a mis 67 sin el peso de la perfección humana… que por ser ‘humana’ nunca existirá como perfección.

La paz de mi imperfección humana consiste y reposa en la incesante búsqueda de  la perfección del Espíritu… ese Espíritu que es lo divino habitándonos; aquella chispa de vida que nos vive y que es semejanza e imagen de un Dios Creador que nunca he visto con estos ojos carnales, pero que siento y palpito en cada célula y molécula de mi Ser.

Pero, declaro que en esta vida actual si he visto, he oído y he tocado al Cristo Vivo:  y esa locura me hace más libre que cualquier propuesta política que se invente en este Mundo.

Porque el Espíritu sí posee ojos, y oídos, y hace uso magistral de sentidos altamente refinados y diáfanos: y la unidad de todo nuestro Ser bajo el Gobierno del Espíritu es aquello que nos hace ver, oír, palpar y conocer al Dios Vivo que nos conducirá por el Camino del Retorno.

Ahora, no tengo pasado, ni futuro: porque la vida es un eterno presente.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

enero 28, 2019 at 1:56 pm

Publicado en Uncategorized

PASADO

leave a comment »

PASADO: ¿Existe el pasado? ¿Para qué?

Mientras nuestro pasado esté sumergido en nebulosas, circundado de gruesos muros, encapsulado en algún recoveco de la memoria bien escondida: quizás no sea un problema consciente; pero de todos modos y seguramente desde su lejanía aparente nunca dejará de elevar su pulso influyente que definirá muchos aspectos en la vida de la persona, sin que ésta sepa con certeza de dónde provienen estos latidos que hunden sus pies por tierras fangosas…cada cierto tramo del andar.

Pero hacer del pasado la razón de cada día- sea por gloria y bienestar, sea por suplicio y mal– es una cobardía: pues ya lejos de la vivencia diaria y de los avatares de esa realidad pretérita, resulta cómodo y oportunista  persistir en rememorar hoy aquello que  nunca fue discernido con altura de mira:   para fabricar en los abismos de la psiquis realidades inexistentes que pululen a la sombra de un pasado parcial y bien elegido, que ahora es útil para no enfrentar la vida actual,  y no tomar decisiones que miren a la vejez y a la muerte cara a cara.

El pasado no puede ser un subterfugio, jamás una salida de escape, menos un túnel del tiempo que desciende a los abismos insondables.

Porque no hay pasado si aún vives la misma existencia. La vida entre el nacimiento y la muerte es todo un presente. Y la vida presente tiene etapas, tiempos, experiencias, momentos, desafíos, victorias, derrotas, oscuridad, luminosidad…CAMBIO. La vida es un constante cambio.

Considerar al tiempo como el factor que pasa por nosotros, y que es éste el que condiciona nuestra existencia, cumpliendo nosotros un simple rol de ‘victimas’ inconsultas o elementos inermes: es una ilusión.

En realidad, somos nosotros quienes pasamos por el Tiempo. Y son nuestros actos, obras y decisiones las que van determinando los movimientos y cambios  en el tiempo por el cual pasamos.

La ley que crea al Tiempo no cambia. Las condiciones del Tiempo se mueven.

El Tiempo es una ley determinada por Masa más Energía. Hay muchos tipos y cadencias de tiempo a según de la Masa más la Energía. Cada Mundo tendrá entonces ‘su Tiempo’, y su medida temporal.

Y el tiempo no son los años (que es una simple cuenta física según los giros de nuestro planeta en torno al sol), sino aquello que PASAMOS y VIVIMOS mientras vamos transitando brevemente por el Tiempo. Y tampoco el tiempo es nuestra vejez: que es consecuencia del agotamiento gradual de lo temporal que al pasar por el Tiempo va degradándose hasta su término. Ni la muerte marca el final del Tiempo: el cual no se afectará por nuestra presencia y pasaje, y desaparición

De acuerdo con esto: el pasado es nuestro presente que se consume caminando hacia la salida del Tiempo por el cual viajamos.

Los santos y sabios nos enseñan el arte de gobernar: y el Gobierno de Sí Mismo es el primer gran eslabón del arte de gobernar. Y lo primero entonces es: Gobernar el pasado para hacerlo un tesoro de una existencia única. Lo segundo: concebir ‘el Tiempo’ como una ley objetiva por la cual pasamos, envejecemos, enfermamos y morimos.

Para esto, nos iluminan los antiguos, debemos saber entender el Tiempo: pues asumiendo que somos nosotros quienes pasamos por sus leyes, y no al contrario, tendremos la Humildad para aceptar la realidad que conforman las vidas que poseemos en una existencia.

Porque ‘la realidad’ está hecha de vidas que unidas completan una existencia.

Aceptar y comprender la existencia en cada una de sus manifestaciones y realidades, nos permitirá entender la vida toda que nos hace ser aquello que somos. Es decir, no hay pasado: sino ‘otras vidas’; pero al hacer parte de la misma existencia – de la cual sí tenemos conciencia, recuerdos y memoria– en realidad ese pasado no ha pasado: sino que somos nosotros pasando por el Tiempo; viviendo nuestra temporalidad, según experiencias y vivencias que debemos saber ponderar para extraer de éstas el zumo y lo vital que nos dará la respuesta final…la flor de oro de nuestro existir: el sentido del camino y el propósito de pasar, la meta trascendente por lograr, y la clave para no arrastrar deudas y salir livianos por el umbral que llamamos muerte.

Enredarse con el pasado es una trampa en la que se cae por soberbia, por ira, por dolor, por miedo, y/o por culpa.

Petrificar lo pasado, y evadir o no considerar los cambios, y carecer de ‘sentido de realidad’ que permite entender el devenir de nuestro recorrido por el Tiempo: no nos hace ‘coherentes’…sino arcaicos y rígidos.

Evadir el pasado es anular parte esencial de la propia existencia: como eliminar vidas que dan consistencia a la existencia toda.

GOBERNAR el pasado es asumir las vidas que nos ha tocado vivir; y la sabiduría consiste en UNIR – hallando la columna vertebral– cada vida, o etapa de la existencia, a su razón profunda; y vernos a nosotros mismos en cada tramo, e ir mirando de frente cada fase de vida desde nuestra mayor madurez actual, con sincero espíritu crítico, haciéndonos la pregunta: ¿qué debo aprender? ¿Qué me enseña esta vida, esta experiencia, este hecho, estos momentos, etc.?

Somos discípulos de la Vida. Y como todo buen educando debemos ser Humildes en la aceptación de la existencia que recorremos.

Entonces hallaremos el ‘para qué’ de cada experiencia y vivencia: solamente si lo vivido es parte de nuestro hoy para hacernos más sabios y con mayor altura de mira, y con ello somos más misericordiosos con la existencia de otros: entonces habremos cumplido con una parte trascendente y vital de este paso por el Tiempo… entre el nacer y el morir.

Así como es en lo personal, así también es en lo social: nadie es alguien verdadero si se ha anquilosado en una parte de algo pasado, sin considerar los cambios ni los movimientos de la realidad: enrolarse a sí mismo en un ‘ismo’ derivado de hechos políticos de antaño  –que deben enseñarnos y del cual debemos aprender – es asumir sobre sí todo cuanto acontecido en ese pasado que agitamos,  y con ello hacemos propia la plena  responsabilidad que encierra dicho ‘ismo’ en el cual nos encarcelamos (comunismo, chavismo, fascismo, pinochetismo…o cualquier otro ‘ismo’.)

Y cuando la persona se mengua a si misma en ismos y auto calificaciones que debieran dar – supuestamente- firmeza a su persona: en realidad se está empequeñeciendo  hasta convertirse en una sombra que pierde su significado por evidente carencia de inteligencia:  al rechazar la ley del  Cambio a la cual todo lo temporal está sujeto; un Cambio que nos permite un pasar constante del cual debemos aprender para crecer.

Así como debemos emplear sabiduría en nosotros mismos, debemos aplicar sentido común y sentido de realidad en lo demás, como en la visión de la sociedad humana: sobre todo cuando hablamos de seres humanos. Porque en todo, siempre, estará siempre primero el valor de Ser Personas. Y una Persona es un Ser integro, completo, y no parcial o según la parte que queramos ver, o la fracción que pretendemos que otros ponderen de uno mismo.

Así también debemos vernos como Sociedad Humana: que posee un nacimiento y ha recorrido un camino, y ha pasado, y pasa, por el Tiempo; y debe aprender de esas vidas varias y variadas que conforman la existencia humana.

Y el pasado y la memoria ancestral es parte del hoy existencial que culminará el día en que ya no haya planeta, o el sol se apague, o nos exterminemos a nosotros mismos, o a Dios se le termine su infinita paciencia… que sólo los Hombres podemos agotar.

Nos hacemos un mal al remitirnos sin espíritu crítico al pasado, y desde éste- como suspendido en la concepción subjetiva del tiempo-  pretender adquirir un presente que suene coherente. El pasado hará parte armoniosa del hoy solamente si el hoy es superior al pasado.

Así como nos hacemos daño al no saber Gobernar nuestro propio pasado… tampoco seremos seres inteligentes si nuestro pasado no nos enseña a no caer en los viejos barrancos de los cuales pudimos salir. Y seremos indignos y bazofias pasando por el Tiempo si siempre estuviésemos mirando al pasado para buscar la piedra conocida  para tropezarnos, y repetir- por opción y decisión–  las mismas atrocidades que ya un día nos hundieron en los infiernos.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

enero 12, 2019 at 5:56 pm

Publicado en Uncategorized

La historia no se repite igual

leave a comment »

-A propósito de los Chávez, Bolsonaro y semejantes-

En el espiral de la historia los Hechos y Fenómenos se replican, pero no se repiten iguales.
El fenómeno del nazi fascismo, y del estalinismo, surge bajo condiciones sociales, económicas, políticas y culturales que hoy podríamos identificar- en su manifestación y condición- como actuales, semejantes, similares, comparando la realidad de este tiempo con los Hechos de aquella parte oscura de nuestra historia reciente.
Sin embargo, la fenomenología con sus características discursivas de entonces se alzaba sobre los vestigios de sistemas monárquicos militaristas de cuño arcaico – con todo lo que eso significaba- siendo el nazi-fascismo algo así como una continuación lógica y hasta una especie de evolución concordada. Mientras que los fenómenos de hoy se levantan desde un eventual ‘fracaso de la democracia’, o de la debilidad de ésta. Por lo mismo, la crisis actual, (aun usando iguales parangones sociales y políticos que recuerdan lo acaecido en los años 30-40 del siglo pasado), no es el viejo sustantivo de la repetición, sino que es más bien una réplica que niega y objeta, contradice y pone en cuestión… es decir: es la contestación y la reacción provocada por la denigración y corrupción de un sistema democrático que debió ser la superación de todo lo anterior.
Pero la democracia no es un algo abstracto con motor independiente de la administración de las personas: sino que es un sistema que llama al Hombre (varones y mujeres por igual) a su más potente desafío: administrar su libertad. Y por lo mismo, la esencia de la democracia descansa en la gente, en los derechos de las personas, y en un alto sentido de justicia.
La libertad es el tesoro más precioso que hace al Ser Humano. Y si en uso de esa libertad, y en abuso de la democracia, se corrompe cada espacio de poder del que se dispone para acunar clanes y cofradías de tipo mafioso, enriquecerse con fondos públicos, perpetuarse en cargos, y monopolizar riquezas en manos de pocos mientras la gran mayoría debiera gozar del chorreo que cae de las mesas de los señores… o simplemente deben acostumbrarse a vivir la condena de ser pobres… entonces la democracia puede convertirse en un lastre despreciable cuyo fin parece ser la salida a todos los males.
La clase política es la principal responsable del deterioro de la democracia: y mientras ésta se distancia de la realidad de la gente de a pie, y las leyes que se acuerdan nunca consideran la subsistencia diaria del cautivo, entonces esa mayoría afectada identifica (injusta pero comprensiblemente) a la democracia, -con la cual sus legisladores y dirigentes se llenan de sí mismo-, como la causa y causante de sus penurias, y por ende: el sistema que debe ser sacrificado.
La corrupción dilatada que, cuan virus, carcome a las instituciones va destrozando la confianza: y cuando la seguridad se esfuma para dar paso a la incertidumbre; entonces vienen los Chávez, los Donald Trump… los Bolsonaro… como antes aparecieron los Hitler, los Mussolini, los Stalin. Y entre medio: una camada de populistas mesiánicos e ignorantes que reinan sobre la miseria humana como chacales en la carroña.
La Democracia debe ser hoy más que nunca una idea, un proyecto, un propósito, una causa y una propuesta viva y renovada, separada en forma abrupta y decidida de toda interpretación y uso indebidos de sus normas y esencia.
Porque no es la democracia la que falla cuando los venezolanos votaron masivamente al militar Hugo Chávez: sino fue el ápice de un estruendoso fracaso de una clase arribista, clasista hasta el hartazgo, que tenía a la masa de la población en una pobreza que no se condecía con las riquezas petroleras danzando en los exclusivos circuitos financieros y bancarios. Y los mismos que nunca se han hecho responsables del advenimiento del chavismo en Venezuela, son aquellos incapaces de ponerse hoy a la cabeza de la obligada lucha por el retorno a las vías democráticas y del derecho.
No es la democracia la que se agota hoy en los países del este de Europa: sino la total carencia y ausencia de ésta: porque pasaron del socialismo de Estado bajo la orbita soviética, a un sistema escasamente libertario que sólo sirvió para la revancha de un fascismo-nacionalista latente que se acomodó al tipo de socialismo impuesto, pero que nunca dejó de ser lo que ahora se muestra abiertamente.
Porque de tanto abusar del sistema, como en Italia, al final la inercia de la memoria retoma los modelos duros que del pasado asoman ahora bajo otras vestes.
Tanta corrupción sin castigo verdadero, y demasiada mentira que ahora no se disimula, que al final: en lugar de romper con las fronteras y ampliar nuestro universo, la solución parece ser el retorno a la tribu, a los nacionalismos trasnochados, a las dictaduras que ‘nos solucionen’, y las aventuras seudo revolucionarias de las cuales luego nos lamentaremos por otros 50 años (y quizá, en un punto coincidente, más arriba en el espiral, nuevamente pensemos – otra vez- que la oscuridad es mejor que la luz).
Para romper con esta replica perversa, y trascender el espiral que nos aprisiona: sólo nos cabe postular a buscar soluciones que sostengan, respeten y hagan crecer la libertad, y no su contrario. Porque cada vez que renunciamos a la libertad y hacemos estallar desde adentro a la democracia estamos cavando nuestro propio abismo, y nos denigramos a nosotros mismos, y afectamos nuestra propia evolución, y demostramos que nuestro juicio y discernimiento aún son escasos, y no hemos sobrepasado la línea de la monada.
Ser firmes y severos en mantener la democracia para potenciarla con leyes modernas que sancionen fuerte y claramente a la corrupción, y de verdad termine con la lacra de la pobreza, y se atreva a revolucionar el sentido de la democracia conocida: que hasta ahora no deja de ser una intención dirigida con mano mora y guante blanco para que no pise los intereses de quienes nunca han abandonado el señorío y los aires de dioses en la tierra.
Definitivamente: o avanzamos a estados superiores de democracia y ampliamos nuestra visión, concepción y administración de Libertad: o estaremos irremediablemente perdidos, y habremos fracasado como Seres Inteligentes que se supone somos.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

octubre 28, 2018 at 12:52 pm

Publicado en Uncategorized

Elecciones y democracia

leave a comment »

Desapasionadamente y tratando de respetar la objetividad: en esto de ‘medir la democracia’ según el perfil ideológico y el cristal de la conveniencia cometemos, sin duda alguna, una sarta de errores que se mueven bajo los subterráneos del subjetivismo y la parcialidad…por no decir ‘sectarismo’.

Una elección, o varias, o el sufragio de por sí solo, no es necesariamente una señal irrefutable de democracia. Para que un acto eleccionario sea parte de un engranaje democrático representativo y coherente debe darse sobre la base del DERECHO. Y un Estado de Derecho es congruente cuando (entre otros aspectos): 1) los poderes del Estado cuentan con autonomía entre sí y su accionar es independiente y cada uno de ellos cumplen funciones sin injerencia determinante de otros poderes del Estado; estableciéndose, eso sí, una coordinación según Cuerpo Legal que regulariza la correcta relación entre poderes; 2) se garantizan Libertades Básicas como: libertad de opinión y de prensa, libertad individual, libertad de reunión y de manifestación, libertad de asociación, libertad de culto, libertades políticas plenas, pleno respeto por los Derechos Humanos, etc. 3) se establece un sustento Constitucional y un Cuerpo Jurídico debidamente sancionado por autoridades democráticas y/o aprobado por sufragio libre, secreto y universal; y se sanciona el principio inalienable de Justicia y de un sistema Judicial carente de cualquier vestigio de iniquidad, prevaricación, abuso y quebrantamiento del Orden Legal; 4) se establece por Constitución que las Fuerzas Armadas son un estamento para Defensa del territorio y de la soberanía de la nación, y no son deliberantes ni participes de la acción política bajo ningún aspecto o en base a cualquier pretexto; 5) las Fuerzas Policiales y de Inteligencia sean controladas bajo administración política o de un estamento del gobierno, o del parlamento, o en conjunto según planos y roles; 6) todo vestigio de esclavitud, de sumisión, de tiranía, de imposición de sistemas económicos, políticos y sociales que denigran, discriminan, someten y atentan en contra de Derechos y Libertad y posibilidades igualitarias de desarrollo sea contrariado por una red de Derechos y leyes, y de práctica democrática, que evite la caída del sustento republicano de justicia y equidad; 7) por Constitución se garantice la alternatividad de gobierno, estableciendo claramente leyes que determinan periodos y posibilidades de reelección en forma nítida; así como los órganos electorales, de controlaría, fiscalía y similares deben contar con periodos acotados y con reglamentos asentados en los principios de la alternabilidad, la transparencia y el pleno respeto por los principios democráticos.

Aún así, una democracia será imperfecta, y por lo mismo perfectible. Mucho se puede mejorar, tanto se podría cambiar, y harto queda aún por nivelar y profundizar. Pero sobre bases similares toda reforma es posible, e incluso revoluciones pacificas que mutan paradigmas e impulsan nuevos modos de ejercer la libertad y la democracia.

Manchas y aberraciones como la discriminación odiosa a las etnias y la incapacidad de enfrentar un tema histórico como lo es en Chile la reivindicación del Pueblo Mapuche, jalonan la democracia hacia hondas cavernas retrogradas.

La incapacidad para salvaguardar realmente el medio ambiente y asistir impávidos a la depredación de nuestros recursos marinos y al agotamiento de las fuentes de agua…solo demuestra y muestra la existencia de intereses mezquinos profundamente antidemocráticos.

La corrupción es una lacra que ataca los trenzados de la democracia y finalmente la carcome por dentro hasta hacerla añicos. No poner atajo seriamente a este virus no es negligencia, sino voluntad manifiesta de destrucción de los tejidos de la democracia.

Una democracia con presos políticos es definitivamente una democracia enferma.

Un Estado que sucumbe a las mafias y a las redes delincuenciales y es sobrepasado en su deber de contención, castigo y eliminación de este mal… es un Estado fallido.

Puede ser que en una democracia sólida la asistencia al voto sea menos del 50%; y eso es grave, pero será una alerta que con las correcciones y los cambios que se avisan desde la sociedad se puede alterar y solucionar. La democracia corrige y sana sus propias falencias. Pero cuando menos de la mitad vota bajo un sistema que no cumple con las bases de una democracia real, y de la minoría que lo hace una parte de ésta se halla bajo coacción, presión y control… no se puede hablar de democracia, ni de libertad con justicia, ni de justicia con libertad.

Elecciones bajo severo control parcial y antojadizo de un ente del Estado y complicidad del resto del aparato estatal: como en Rusia, como en Venezuela, como en Turquía… no se puede calificar de ‘sufragio libre, democrático y en libertad’. Tales gobiernos son una forma de dictadura, y lo son esencialmente porque: o no existe ninguna posibilidad de cambiar ese estado de cosas impuestas… o se dan muy pocos espacios para pretender un salto de fondo que acabe con la perversidad infringida.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

mayo 24, 2018 at 1:49 pm

Publicado en Uncategorized

Desde el Yo Soy

leave a comment »

Unas simples palabras volcaron mi Ser desde adentro: ‘no busques al Buda desde el yo’. Perseguí al experimentado monje por días para que me ‘explicara’ cómo debía aplicar y asumir su consejo. Cuando al fin pude culminar nuestro sucinto dialogo, escuché: ‘debes conocer al Buda Que ES para lograr al Buda que vive en ti’.

Pasaron varios años, y aquello que proseguía en el hermetismo e incomprensión, se despertó en mí interior, esta vez dialogando con el Oráculo de Sabiduría, el I Ching. En el signo 20, La Contemplación, ante mi demanda sobre la Meditación que practicaba, leía una y otra vez una línea que me ofendía en lo más profundo de mi ego: que quién mira por la ranura de una puerta, y todo lo rehace al yo, obtendrá siempre una mirada estrecha y eso está bien para una persona común, pero es una gran mácula para el Hombre Superior.

Entonces, obedeciendo las instrucciones de los maestros de la Meditación de la Flor de Oro, o el método de poner en movimiento la luz en la persona, logré entender algunas cuestiones básicas que despejaron mis nubarrones: que antes de Meditar el discípulo debe aprender a Contemplar; que debía diferenciarse Lo Objetivo de lo Subjetivo; que el Hombre posee una mente natural que debe recuperar y hacer prevalecer, en desmedro y disolución de la mente artificial.

Muchos años más tarde enfrenté un tema que desde adolescencia me intrigaba y no lograba discernir: ¿qué debe entenderse por ‘Yo Soy’? Lo leí por primera vez en Moisés, luego lo volví a encontrar en textos hindú, y sobre aquello llegaron a mis manos varios textos cristicos que tratan de descifrar este misterio.

Al pasar los años, hallándome en año de retiro, en la zona de Pichidangui: cuando a los pies del monte Santa Inés habías pocas casitas, y no la población abundante que hoy copa esas laderas… en el año 1993-94… sucedió de manera natural, como si desde siempre hubiese estado en algún lugar de mi Ser, una claridad, una respuesta, una comprensión, una vivencia, una inducción espiritual: que la Entrega consiste en disponerse a Conocer al Dios que ES, al Reino que Es, a la Vida que ES, a la realidad que ES, a las Leyes que Son… al Buda que Es… al I Ching que ES… al Cristo que Es. Y para aquello, imprescindible resulta disponerse a Conocer, Vivenciar, Ver, Escuchar, ACEPTAR sin ningún prejuicio, – sin muros mentales y sin expectativas emocionales, sin mente artificial ligada al conocimiento, al dogma, a la teoría y a la predisposición intelectual según cánones culturales, de costumbres o de orden filosóficos u ideológicos o religiosos-, pero, sobre todo: sin miedo, sin espacio para la duda y la resistencia, y SIN CONTROL del ego. Es decir: entregarse como niño-a, en inocencia, dispuestos a vivir y dejarse vivir por LO OBJETIVO de aquello que uno ha elegido compenetrar, y que no es de este Mundo, sino que hace parte de una Verdad que se muestra y manifiesta solamente cuando el Hombre abre sus umbrales con la plena pureza de su candor y voluntad misericordiosa.

Entonces tomé conciencia que mi acercamiento al Buda había sido de esa forma y manera, y quizá eso explique la intensidad de la vivencia, y la actitud de los monjes budistas que, en dos ocasiones, en años distanciados, y tratándose de escuelas diferentes, pero unidas ambas por la recitación del Sutra del Loto, mantuvieron tratos singulares para con un joven extraviado y en búsqueda de ‘no sé qué’. Sin conocer la teoría había ido al encuentro con el Buda para conocerle tal y cual Él Es; aquello que fui leyendo e informándome fue posterior a las vivencias, y eso mismo ayudó a que mejor comprendiera aquello que estaba escrito. Y lo mismo hice, ya por mente natural y por innata experiencia, con el I Ching: antes de estudiarlo comencé a dialogar con éste como lo hiciera C.G Jung en su presentación de la edición de Richard Wilhelm: que el mismo Oráculo me enseñara lo que era en Oráculo. Y al recibir, en Basilea, la metodología de la meditación Circular de la Luz, simplemente me dispuse a conocer y aceptar por vivencia aquello que debía conocer y vivenciar…sin esquemas, sin teoría previa, sin resistencia y, sobre todo: CONFIANDO. Y así Viví el I Ching que ES.

En la enseñanza del texto ‘secretos de la Flor de Oro’, el maestro del desfiladero, nos indica que al lograr el centro de la luz en uno, se abrirá una flor con un sol en su centro, y desde ese corazón vendrá quién será el Señor del discípulo, y habrá un Encuentro que marcará la ruptura con la vieja pertenencia e inaugurará el tiempo nuevo cuya pertenencia del Ser estará estrechamente ligada a la Orden del Cielo. Y cuando uno lee este texto y otros similares: o los encuentra demasiado esotéricos e improbables, o bien se convierten en materia de filosofía y alambicados pensamientos abstractos. O los abandona por tratarse de chifladura mística.

Cuando Cristo aparece en mi camino lo primero que hice fue pedir una Biblia a mi madre para entender de qué se trataba. Claro que estaba en un combate: porque sentía que tal presencia venía a alterar mis armonías con el Buda y con el I Ching. Entonces soñé vivencialmente con el Buda: lo veía de espalda, meditando debajo de una roca blanca en forma de culebra cascabel; y yo me acercaba muy silencioso y cuidadoso y me ponía a meditar detrás de él. Pero su brazo se extiende y con su dedo índice me señala el fondo de un prado verde. Y como yo insistía en quedarme, hizo el mismo gesto otra vez y esta vez lo sentí con vigor…y me paré y caminé hacia el punto, y pasando noté un muro de piedra, corroído y antiguo, y al salir de ese espacio ante mis ojos vi un extenso campo muy iluminado, hermoso, nuevo, radiante… y la luz del sol se colaba entre nubes blancas y un rayo de luz daba justo en medio y hacía allí fui, y al acercarme fui distinguiendo una escalera de madera que desde el piso verde se elevaba hacia el cielo.

Ese mensaje onírico hizo eco en mi interior: y me dispuse a Conocer al Cristo que Es. Y por ahora, me dije, no acudiré a la Biblia.

No yo te descubro; no yo te investigo con el intelecto; no yo leo antes lo escrito sobre ti; no yo primero adquiero conocimiento; no pretendo saber lo que yo quiero sobre ti… En cambio, ME DISPONGO en mente natural, con corazón sereno, sin expectativas del yo, a CONOCERTE TAL Y CUAL ERES. Y para que eso se logre debo estar en estado de inocencia, CONFIAR, e eliminar toda resistencia, temor y duda.

Y en la medida que los Encuentros con el Cristo que no conocía, y ahora comenzaba a estar al tanto, fueron sucediéndose: de a poco acudí a textos como el Sermón del Monte, que no leí…sino que me habló. Y mis ojos cayeron en el evangelio de Juan: pero nunca escruté con rigor de estudio, sino que dejaba que la inducción del Espíritu señalara lo que debía leer; y así viví un evangelio que sentí desde la primera hora como una guía para la Coherencia y un Plan para que en unidad con el Cristo Vivo uno pueda alcanzar las promesas de un Dios que no miente, ni se desmiente.

El Yo Soy surge cuando LO OBJETIVO se manifiesta libremente ante la receptividad y la inocencia de la persona espiritual. El Buda tal como Él Es: es Yo Soy; el Oráculo de Sabiduría – I Ching- tal como se auto califica y se presenta a sí mismo: es el Yo Soy. Cristo en manifestación espiritual y en vivencia de fe, con plena disponibilidad para Conocerle, es el Yo Soy. Y desde otra mirada: el Ser que el Buda ve en tu simplicidad y entrega, es tu verdadero Yo Soy; y como te va calificando, enseñando, corrigiendo y develando el Oráculo de Sabiduría al referirse a tu persona lograda y superior: es al Yo Soy al cual se dirige. Y el Ser Espiritual, pleno de verdad y honestidad en su fe, y rebozante de la inocencia de un niño o niña: ese es el Yo Soy que Cristo ve en ti.

Porque Lo OBJETIVO no aprecia ni se relaciona con LO SUBJETIVO. Lo Objetivo en nosotros es el Espíritu, nuestro Ser Espiritual, nuestra mente natural, nuestra Alma de luz y de amor, nuestra Coherencia de Fe, nuestra humildad e inocencia… es decir, aquello que Dios ve en nosotros, y constata de cada uno: es La Verdad Interior, LO OBJETIVO, y no las construcciones artificiales de la mente astuta, ni los laberintos del alma oscura, ni las dependencias y edificados mundanos con su falsa importancia.

El Yo Soy de la Verdad Macro y Superior se relaciona y se une con el Yo Soy de la Verdad Interior del Hombre que logra aceptar Lo Macro y postula a Lo Superior para alcanzar una Vida que supere esta existencia temporal que se mueve en la batalla entre la luz y las tinieblas.

El ego es el mayor enemigo de Si Mismo. Todos los demonios que viven al Hombre: litigio y violencia, envidia y arribismo, celos y desamor, ira y arrebatos, maldad y traición, miedo y mala duda, culpa y juicio, mentiras y omisiones de la verdad, mezquindad y vanidad, apego y dependencia al(del) dinero y a (de) las cosas mundanas, auto suficiencia y prepotencia, altanería y tiranía, adulterio y trasgresión del orden natural, necesidad y ansiedad por (para) poseer a otros y dominar sus vidas, venganza y retaliación… son hijastros-as del ego, y es el ego el infierno que consume al Hombre y no le permite alcanzar a su Espíritu y vivir su Espiritualidad.

El ego es Lo Subjetivo: el ‘yo’. Y es lo contrario y opuesto al ‘Yo Soy’: Lo Objetivo.

Entonces, el gran manipulador sopla al ego que a su vez debe insinuar e inducir al Hombre a que con soberbia acerque, baje y fuerce a Dios para que éste sirva a su necesidad y aspiración, y mida lo Trascendente según su ego; y crea o no crea, concuerde o discrepe… según la conveniencia del yo; y el ‘yo’ tenga el control de ‘lo religioso’ o de ‘la fe’; y todo se deba al dios ego; y que el sujeto no confíe en nadie más que en su subjetiva verdad artificial.

El ego rumorea, chismea, (un arte que muchas personas usan para sobrevivir desde las sombras), que es muy peligroso soltar el control, y que hay riesgos de locura mística si se acometiera la estupidez de prodigarse a una supuesta Verdad Interior Espiritual, e intentar conocer a Dios desde la Entrega, y sin la ‘protección’ del ego y la mente artificial, y el alma llena de conjeturas ‘necesarias’. Porque ‘eso eres tú’, ‘ese es el yo que conoces’. Y entonces el Buda debe servir a tu inteligencia, y el Oráculo sólo debe darte respuestas para tu buen pasar- aquí y ahora-, y Cristo debe concederte y brindarte…de otro modo de nada sirve la fe ni los dioses ni los instrumentos que se dicen sagrados.

Hay un choque frontal -de una persona espiritual- con el ego de quienes pretenden servirse de los dioses y de sus medios y herramientas: porque si alguien se retira de las luchas estériles entre los múltiples ‘yo’ y sus defensas teóricas… y revoluciona el paradigma, y se coloca desde la Entrega, Confianza e Inocencia en el firme propósito de CONOCER LO OBJETIVO y el YO SOY de lo divino, lo superior, lo espiritual, lo Macro… constatará que el Mundo no lo comprenderá, y lo criticará, y hasta lo aborrecerá. ¿Por qué, si alguien con esa voluntad a nadie daña y de nadie espera algo? Por el ego: porque los ‘yo’ se sienten débiles y amenazados cuando alguien cercano se dispone a entrar en el Yo Soy de la Vida; y con ello podría desmontar la falacia e ilusión sobre la cual se construye este Mundo; y de paso descubrir, en su cruenta realidad, al gobierno de los Hombres de maldad que desde las sombras manejan los hilos de esta ‘realidad virtual’ que se nos ha impuesto cuan ‘única realidad’… y que es ‘una gran mentira’.
La Verdad nos hará Libres.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

mayo 15, 2018 at 2:35 pm

Publicado en Uncategorized

¡Que no caiga la inteligencia!

leave a comment »

 

En encuesta latinoamericana del segmento adolescente resulta que un alto porcentaje de jóvenes apoyaría a una dictadura si ésta asegura ‘orden’ ante la inseguridad provocada por la delincuencia o ante un supuesto ‘caos social’. Es el mismo fragmento que en estudios serios han arrojado una escaza adhesión a la lectura y una alarmante incomprensión de lo poco que lee. Este gong de campana debiera ocuparnos, como sociedad, porque está alertándonos sobre un porvenir no muy brillante; y debiera mostrar a la poco ilustre clase política que en realidad nunca hubo ‘educación de calidad’, (y estos datos, entre otros, lo demuestran). Sin embargo, debemos reconocer que no hay espejos públicos de envergadura en los que las nuevas generaciones puedan mirarse y comparar: pues ven a un simio armado que gobierna el país más poderoso del planeta, y a un autócrata Putin enalteciendo viejos nacionalismos de gran potencia, y a un socialismo chino aplicando un capitalismo salvaje, e hirsutos guerreros de Alá matando a propios e ‘infieles’, y al mayor poder eclesiástico de la historia resguardando a su curia pedófila y pervertida, y toda institución corroída por la plaga de una corrupción histérica y desenfrenada… Al final, quizá, tal vez una generación carente de profundidades, tecnologizada, practicista y cosista, sea la forma más eficiente de contrastar a la monada gobernante que hizo de los proyectos inteligentes, como la democracia y la paz, un medio para prolongar su pasión por la lucha tribal y contender en base a la elemental ley del más fuerte. Porque lo natural y básico en el Hombre común es su nativa tendencia a la tribu que usa la violencia para imponer superioridad con tal de asegurar lo propio. Pero la evolución hizo que la inteligencia en el Humano buscara sistemas más complejos de convivencia: la democracia y la paz; pero tales propósitos superiores requieren de un factor de mayor agudeza y razón: El Dialogo. Y es un aspecto de alta evolución humana porque El Dialogo exige un grado sofisticado de información, una obligada formación, y sobre todo una integración entre las partes que comprende ‘colocarse en el lugar del otro’ por considerarle ‘igual’ o ‘sujeto con idénticos derechos’. Y, finalmente, es un estamento superior en las relaciones humana porque mediante El Dialogo se establecen acuerdos en los cuales las partes ceden para congeniar paz y democracia que a su vez permita abrir sendas irreversibles hacia un Mundo de Hombres Superiores que dejen atrás todo atisbo de monería. Pero la poderosa monada política- y sus potentados mandamases-  usan, tergiversan y degeneran  los instrumentos de la inteligencia para llevar y empujar a la humanidad de regreso a las abisales cavernas… Estamos a tiempo para no permitirlo.

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

mayo 11, 2018 at 2:44 pm

Publicado en Uncategorized

El ‘arte’ de la post verdad, y los chismes de siempre

leave a comment »

 

Sin ser experto en Derecho, ni mucho menos, porque de todo voy aprendiendo, aun entrando ya en los años de mi vejez, es que hoy sé algo más con respeto a este tópico que en los días anteriores. Asistir a conversaciones entre leguleyos y abogados, por ejemplo, puede dar contexto a la realidad que hoy vemos y comprobamos en la llamada ‘post verdad’ que pulula por internet. He concluido que el principio de Justicia y las bases del Derecho dan respuestas en un juego de comparación, por ejemplo: ‘el principio de inocencia’; ‘la carga de la prueba recae sobre quien demanda o acusa’; ‘a confesión de parte relevo de prueba’;  ‘no hay justicia sin el debido proceso’; ‘las vulneración del derecho descredita a la Justicia’; ‘un juicio abierto en contra de uno da derecho a ése a presentar, a su vez, juicio a su acusador si se demuestra inocencia de los cargos, y  dolo o intencionalidad de dañar al elevar juicio’;  ‘el sentido de la justicia es asentar la verdad en la medida de lo posible y contra toda duda razonable’;  ‘el sentido del Derecho no es aplicar Justicia, sino que ésta se rija por vías de igualdad e imparcialidad’; ‘lo que diga, piense, hable, comente o crea una persona sobre otra persona, institución, caso o cosa no es punible hasta que tales asuntos se hagan públicos y afecten de algún modo a la persona’ … son algunas de las oraciones y frases que uno capta en diálogos entre expertos en leyes. Inevitable comparar con otro principio básico en el ejercicio del periodismo: ‘sin fuente verificable no hay verdad en la noticia’.

Pensaba entonces en la post verdad que hoy impera sobre todo por los medios de internet: sin fuentes verificables; agrediendo derechos de inocencia; acusaciones sin carga de prueba; condenas publicas sin procesos debidos; vulneración de todo derecho y por ende una gran ejercitación de injusticia; confesiones de parte, de quién es agredido o acusado,  sin relevos de pruebas, y nueva sarta de rumores que ensucian los buenos reconocimientos y fijan condena mediática de la víctima, a pesar de sus propios confesiones o reconocimientos; que aquel que logra demostrar su inocencia queda tan expuesto y juzgado que no es creído en sus alegatos y no puede a su vez elevar juicios en contra de quién le ha causado daño;  el sentido de la post verdad y de la contra información, de los rumores y de las insidias presentadas cuan ‘hechos irrefutables’ con sólo decirlo o publicarlo no busca asentar la verdad en la medida de lo posible y más allá de toda duda razonable, sino, por contrario, pretende establecer la mentira hasta lo imposible…  más allá de toda razón de decencia e inteligencia posible; el principio de la post verdad y su secuela de falacias e invenciones es contrario a todo concepto de justicia y pisotea los más elementales derechos de las personas; aquí lo que crea, hable, rumoree, imagine y escriba quién se da una plataforma virtual desde donde emboscarse es absolutamente valido y no debe demostrar su veracidad, aun si hace toda la publicidad a su alcance.

Concluyo algunos aspectos: que la cobardía de quienes usan la post verdad desde la jungla de internet son personas enfermas de tiranía interior, despotismo mental y fascismo sanguíneo. Que esta gran manipulación de la realidad es antigua como el Hombre: sólo que sin internet; y en centro américa le llamaban ‘bemba’, en Chile cahuín, además de pelambre; insidia en correcto hablar, y mentira en su realidad, y de calumnia en su peor faz. Se decía que las personas eran desquiciadas, mitómanas o simples enfermos egocéntricos o ‘pinta monos’.  En mi barrio de niñez, sector Franklin, se les ‘sacaba la cresta’ a los que andaban regando rumores…por ‘sapos y hocicones’.  Pero ahora es un deporte de alcurnia: los -las chismosos-as, los -las cahuineros -as, los rayados y figuritas hacen estragos con un teclado y cuando no mienten con los dedos siguen haciéndolo con la boca: porque tan convencidos-as están de su propia falacia que al final han perdido todo sentido de realidad. Así, las fronteras de la Justicia y del derecho parecen muros de Berlín que deben derrocarse, por obsoletos e inservibles; y la libertad ya no es una aspiración para imponer la verdad: sino que es libertinaje para someter las personas a la mentira más descabelladas y arcaicas. Porque al final esta post verdad que no es sino la vieja costumbre de inventar, falsear y hacer del rumor un arte para confundir y sacar pobres réditos siempre demasiado mezquinos y pequeñitos.

Yo conozco a algunos y algunas que no se atreven a usar internet, quizás por temor a ser pillados: y siguen usando el método antiguo de soplar en el oído de otros la basura que les carcome por dentro.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

mayo 11, 2018 at 2:42 pm

Publicado en Uncategorized

La Gracia de la vejez y pecados de juventud

leave a comment »

 

En la Sabiduría budista, y de los antiguos Santos y Sabios, y de la Sabiduría Cristica, enfrentar la realidad de la existencia y descifrar sus misterios sin ilusiones ni temores no ha sido, ni es, un acto de pesimismo o fatalismo como muchos consideran, sino, por el contrario, es signo de iluminación; y el logro de alcanzar las leyes naturales es la evidencia de la trascendencia.

La vejez, la enfermedad y la muerte son los tópicos de los cuales partió el Buda. La verdad, la vida y la superación de la muerte son la clave de Cristo.

Hace semanas asistí al responso de mi hermana mayor fallecida; hace días supe de la muerte de mi amigo de infancia Juan Yañez Allende. Hablando con mi madre supe que ya tengo sólo un tío vivo, y que ya varios primos y primas han partido, y muchos pasan los 70 años y más. Y uno nota viejos a los amigos con los que se encuentra, y seguramente ellos hallarán que la vida ha pasado irremediable por uno.

El 2015 estuve en la UTI del hospital de Los Andes: y si ya antes había asumido la enfermedad como inherencia de nuestra condición temporal y carnal, entonces hube de asumir la muerte como un hecho permanente que sólo se despierta en algún momento del camino, y lo cambia de rumbo de un solo salto.

Y ahora, en estos días, voy entendiendo la vejez: que es un tesoro y es pura sabiduría del Creador; pues se nos hace ancianos para calmar los ímpetus de la juventud en todo sentido, y desde la serenidad y el sosiego ascender a la propia colina para analizar lo recorrido, los efectos recogidos, las correcciones pertinentes y el modo de pasar por los años que quedan con la mayor profundidad posible.

La mayor estupidez de un viejo es dejar de ser joven: y el modo de no abandonar la esencia de la juventud desde la experiencia de la ancianidad es asumiendo la propia aventura, los sueños y los errores, los ideales y las quimeras, los dolores y los sacrificios, las perdidas y los logros, lo oscuro y lo claro: y de todo extraer el sumo de la gran enseñanza de vida que nos hace Personas.

Y desde esta tarima excepcional bien quisiera uno que jóvenes que uno tiene cerca, por amistad o por familia, por enseñanza o por circunstancias, escaparan de las ilusiones que tanto tiempo precioso hacen perder: como el dinero; y lo absurdo que es la violencia…una estupidez cavernaria que denigra al que hace uso de este nefasto expediente. Entonces uno se parece a los viejos que en algún momento nos hablaron, (y nos damos cuenta de lo afortunados que fuimos al cruzarnos con ese tipo de personas…que nunca valoramos, y menos hicimos caso), y ahora uno es el anciano que aconseja a jóvenes que obviamente no seguirán nuestras recomendaciones, pero que seguramente, si maduran, sabrán que no estuvieron solos en el pasar por la existencia.

Cuando un joven se empecina en su soberbia, y con el incentivo de su energía se ve a sí mismo cuan patrón del universo, y considera a otros inferiores, y cree saberlo todo: que nadie tiene algo de valor que enseñarle; y considera enemigo a los que no le satisfacen, y divide el mundo entre los que le son útiles y los que son inservibles para su ego y necedad; y desprecia la vida de los demás y engrandece sus propios sueños como a dioses que deben conquistar la Tierra… poco puede hacer un viejo aún con bagajes importantes de sapiencia y vivencia.

Ante la porfía del joven necio, dice el I Ching en el signo 4, vale solo la retirada…y dejar que el mozo empecinado y obstinado viva una Ley Básica de la Vida: La Ley de Causa y Efecto.  Esperando y esperanzados que al recoger la cosecha de su propio sembrado el tozudo sepa corregir sus errores y aberraciones, y aprecie la humildad y la ductilidad, además de la justicia y el respeto, y aconseje a jóvenes de su tiempo sobre el peligro de ser obsesivos con la propia muerte.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

mayo 11, 2018 at 2:38 pm

Publicado en Uncategorized

Uno muere muchas veces

leave a comment »

 

El drama de la muerte deja de ser tragedia cuando se asume la realidad con Sabiduría de vida.

¿Qué es permanente? No la muerte, que es un salto de mutación, una revolución; y es la vida en distintas formas y con varios contenidos la que finalmente peregrina cuan andariega: de tiempo en tiempo, de no- tiempo a atemporalidad, de quietud a movimiento, de claro a oscuro.

Uno puede contar todas las veces que ha muerto, y las ocasiones en las que ha dormido con su presencia.

Cada uno puede confeccionar la bitácora de sus entradas y cercanías al estertor.

Cuando niño, y al emanciparme de los lazos familiares, aún en pubertad, viví la agonía del hambre y el desfallecimiento de la desnutrición, y entraba en trance de sueños abismales de los cuales cada vez más me costaba regresar. Y de muy niño, estando diez semanas en el hospital por un brazo prácticamente sin codo, creía que moriría y lo que más me dolía era la suposición de que lo haría solo, en esa sala de muchas camas con otros tantos niños llorando por su mamá.

Y ese tiempo pasó, y otros estados de vida entraron con gratas compensaciones a la aventura.

Quizás sea esa vivencia la que me hacía desafiar a la vida y jugar con el desenlace: como joven bombero, cuan joven revolucionario y en calidad de sobreviviente de una matanza agreste y turbia que en el año 1973 estremeció los cimientos de mi país y cambió mi realidad. Nunca como entonces vi la muerte tantas veces: flotando en los ríos, apiladas en una esquina, en camiones mal cubiertos haciendo ver su macabra carga, y circundándome de nombres amigos que nunca más vería. Y mi nombre pudo estar entre los desaparecidos, sino fuera porque con gran instinto de sobrevivencia salté un alto muro de una embajada para acogerme a refugio.

Esa muerte fue atroz, y la vida, ahora en un dorado exilio, renacía con bríos y con universos abriéndose cuan pétalos en primavera delante de mis profanos ojos: porque Dios había muerto para mí, y lo maravilloso del país que me acogía era observado con desconfianza por mis dolores, y en mi mente solo había una idea que golpeteaba cuan pájaro carpintero mi dura memoria: regresar a mi país para volver a morir con los muertos míos.

Sin embargo, la vida pudo más. Y jamás estuve tan vivo como entonces. Pasando, eso sí, por una muerte que es única en su manifestación y excepcional en su desazón: la ruptura de un amor vivido en inocencia, pero también pleno de negligencias, y tan intenso como el sol en su reino incontrastable; pero nunca el final viene sin compañía: fue el mismo tiempo estrecho y aciago en que el diario en el cual trabajaba, y que era un gran proyecto del cual era participe fundador…quiebra, y es embargado justo el día de mi extravío conyugal. Entonces la muerte me envolvió en la locura y conocí mis abismos y vi la faz de mis demonios. Grité para ser salvo: y me reencontré con Dios.

Nací en medio de cipreses y luciérnagas, en grata compañía y con un libro de tapa roja y letras chinas en dorado, llamado I Ching.  Era una existencia tan distinta a todas las anteriores, y supe que un retazo de chifladura que quedó como eso… inexplicable arrebato… al internarme en una abadía budista en Nepal cuando acérrimo era mi ateísmo marxista, en realidad había sido un impulso de la vida que se preparaba porque la muerte yacía emboscada en mis sueños mundanos.

La alegría de vivir me la entregó la música: hacerme percusionista de una orquesta de música salsa, cuando ese genero musical no era conocido en América toda, y aún se movía en los barrios latinos de Nueva York y en las cunas de La Perla boricua… fue un privilegio. Tuve un maestro cubano exiliado de Castro, pero con el cual nunca hablamos de política, pero si mucho de música. Y de trabajar en un club entre amigos, salté a administrar mi propio lugar, con conjunto musical propio. Eso sucedió en Suiza, y nosotros éramos como el calor en medio de la nieve.

Entonces la muerte de mi padre, asesinado en Talca, me arrojó de nuevo al pasado, el que nunca se había ido del todo y esperaba pagar su karma cuan cobrador de impuesto.

Se acabó la fiesta: había que regresar a la muerte. Me preparé para reingresar, y retorné a mi país aun en plena tiranía. Entonces fui la muerte confrontándose a la muerte de los otros. Ellos tenían el poder, nosotros teníamos la razón. Fueron casi cuatro años en donde morir no era tema… porque no se habla de cómo respirar.

De un laberinto como ese se sale o muerto, o muerto en vida, o asqueado y saturado de toda violencia y amando más que nunca a la vida.

Después de eso, no sabía en qué estado me hallaba, porque ya no me percibía: porque cada día en los escondrijos y en las emboscadas y encubriéndome el día a día con mantos y leyendas necesarias para sobrevivir, además del peso permanente de un arma al alcance, al final desdibujan tus fronteras, y quedas en el aire como una partícula sin cuerpo, algo inasible que no se ve en los espejos, y ya no sabes si vives en la muerte, o es la muerte la que vive en ti. No es agradable: es un estado de no-vida que me hundió por dos años y me arrojó al limbo.

Volví a nacer en medio de los templos del budismo, y dejándome guiar por un oráculo que nunca me abandonó aún en mi travesía por los llanos oscuros: el I Ching. Y saliendo de mi segunda larga recitación del Sutra del Loto, regresé a mi país para iniciar una vida en ascenso al Cielo y para Encuentro con Mi Señor- El Cristo- en una montaña que se interponía ante mí cuan novia osada que me llamaba a reconocerla.

La vida que conozco nace y se engendra en el Espíritu, y el Espíritu es Dios, y Dios vive en mí, y Yo Soy el templo de mi Espíritu. Y somos lo que es nuestro Espíritu: de otro modo no estamos vivos.

Desde esta vida que no tiene tiempo, ni posee fronteras materiales, he visto la muerte de muchas formas, la he observado y he aprendido mucho de su rol y de su propósito.

Aún así me sigue doliendo en algunos casos: como la auto-muerte de mi hijo, quién en su rebeldía necia y de joven inexperto prefirió su propio cadalso, por sentirlo propio, en lugar del amplio campo de herencias que su padre guardaba para su existencia. Verlo inmolarse en los abismos de la obcecación sabiendo uno desde la experiencia que de mucho habrá de arrepentirse en la madurez, y de lo doloroso que son tales compunciones tardías, me punza el alma y asalta mi paz. Veo desde mi distancia como la vida de su juventud entra por la bifurcación oscura teniendo la luz enfrente, casi pegada a su sabana de niño amado. Y ahora debo confiar: que el amor es más fuerte, y como el amor fue la razón y el origen: no será entonces que el desamor y el desquicio prevalezcan.

Vi a la muerte a los pies de una camilla en mi crisis de salud en abril del 2015. Y luego de aquello creí que no pasaría de mis 64 años. Y ahora, viviendo y pasando por mis 66… héme aquí: viviendo más que nunca y siendo viejo amigo de la muerte que se cobija para reposar- (como nos lo enseña la sabiduría del budismo)–  justo tres milímetros debajo de mi ombligo.

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

mayo 11, 2018 at 12:41 pm

Publicado en Uncategorized

Coherencia de paz

leave a comment »

 

Entre Chile y Bolivia hubo una guerra. Dejo el análisis de causas y análisis del conflicto para otra ocasión. Lo cierto es que hubo una guerra en la cual se involucraron tres países, y los tres pusieron sus fuerzas en campo y defendieron sus razones y causas. No hubo una agresión armada de uno en contra de otro desarmado e inerme. Fue un choque entre tres ejércitos activos y preparados para la confrontación.

El punto es que hubo guerra con tres fuerzas en campo. Eso es lo concreto.

Toda guerra es nefasta, y deja heridas profundas. Hay que evitarlas y nunca incentivarlas. Muere gente inocente y destroza familias. Al final nadie gana realmente con una guerra. Pero, por desgracia para el ser humano, éstas existen desde que la generación del violento Caín persiguió y mató al inocente de Abel. Y esa fue una guerra injusta: un crimen; porque Abel nunca se defendió ni hizo la guerra a Caín.

En la guerra entre tres países vecinos entre Chile por una parte y Perú y Bolivia por la propia, hubo tres ejércitos prontos a aniquilarse entre sí, y no hay constancia de un Abel boliviano perseguido en inocencia: como ahora se presenta el presidente postulante a vitalicio que gobierna a Bolivia.

Durante el siglo y más posterior al fin del conflicto, en los tres países, se sigue marchando alrededor y enfrente de monumentos y recordatorios de las batallas: los ejércitos no olvidan los combates, y la educación escolar está repleta de referencias a héroes y pasajes gloriosos de la guerra del Pacifico. Es decir: de algún modo…seguimos en guerra.

El alma de la guerra nunca se ha extinguido. Y el patriotismo chovinista exacerba de vez en cuando los recuerdos de la conflagración para poner asuntos no resueltos que sirvan para ganar adeptos para alguna causa política coyuntural. Eso se ha dado por mucho en Bolivia, y a momentos también en Perú. Mucho menos en Chile.

¿Podemos alcanzar acuerdos y establecer la paz duradera mientras alzamos símbolos guerreros y mantenemos viva la llama de la guerra?

La lógica de Bolivia hoy es esencialmente guerrerista. La de Chile es jurídica en conformación con tratados post bélicos. Ambas posturas se basan en leyes o reglas culturales ligadas a la guerra. No a la paz. Y se entiende la paz como una negociación derivada de la guerra: o para recuperar lo perdido en el conflicto, o para afirmar el estado de cosas derivado de la guerra y acordado bajo las formas post bélicas.

¿Y si partimos de una profunda revisión de una guerra que NUNCA debió suceder? ¿Y si acordamos negociar acuerdos sobre la base de una profunda critica histórica que no reivindique la guerra, y la califique como un error?

Éramos republicas jóvenes, y en el caso de Bolivia con gobiernos inciertos, y en donde aún la democracia no era la forma definitiva que los pueblos eligen para transitar por el progreso. Las oligarquías de los tres países luchaban en fracciones para manejar naciones nacientes que debían por mucho asentar su propia identidad. No había participación de pueblo en las decisiones y gestión de gobierno; las castas militares tenían un peso preponderante como consecuencia de las luchas de independencia y posterior acomodamiento de la correlación de fuerzas internas. Las economías eran débiles y en el caso de Chile comenzaba a ser pujante, pero todas en sus albores y aún con demasiados vestigios de oligarquía localista. La guerra no era, en esos tiempos, un asunto excepcional, sino una cuestión de honor nacional a la cual echar mano en todo caso y en cualquier circunstancia.

¿Podemos hoy defender una guerra que representa un gesto de época ya superado y que debiéramos desechar de nuestra cultura?

Podemos entender que la guerra fue la lógica de las contradicciones de ese tiempo, y era el modo de resolver asuntos como los que se generaron entre Perú, Bolivia y Chile. Pero madurados los tiempos y avanzado nosotros cuan seres que evolucionan y cambian no es de ilustres ni de iluminados proseguir la misma matriz de antaño; y sobre la misma petrificada idea reivindicar hoy derechos supuestos que se rehacen a tiempos anteriores a la guerra como si ésta nunca hubiere sucedido… pero realzándola para mantener viva la llama patriótica interna, y a su vez cambiando los hechos para aparecer víctimas hoy de un enaltecido ‘agresor’ de ayer.

Es una contradicción que alguien que se dice socialista, como el señor Evo Morales, reivindique guerras de oligarquías pasadas y castas militares que sometían y esclavizaban al indio y al pobre en Bolivia. Y es falta de espíritu democrático que en Chile sigamos justificando las razones de una guerra que debimos evitar, y que ya parte de la historia debiéramos cesar de celebrar: y más bien deberíamos usar las fechas patrias para reflexionar sobre el valor de la paz y de cómo nuestra fuerza de nación debe estar sustentada fuertemente en la paz entre pueblos hermanos; y  consecuencia de nuestra alma de paz, nuestra política de alianzas y amistad solidaria con nuestros pueblos hermanos de América Latina tendría que ser prioridad de nuestra política exterior, con  una fuerte diplomacia de paz.

Propongamos una alianza de paz: reconociendo las tres partes (Perú Chile y Bolivia) que esa guerra nunca debió suceder; que no se celebrará ningún hito de guerra en los tres países y no se reivindicará la guerra y sus actos, y sus efectos; y se usarán las fechas patrias para reflexionar sobre la paz, la amistad entre pueblos hermanos y la solidaridad entre naciones que deben aliarse para progresar.

Es imposible lograr la verdadera y durable paz en base a una cultura de guerra y recuerdos permanentes de una guerra que sigue dividiendo a pueblos… que juntos pueden convertirse en grandes naciones.

Lo que exige y agita el gobierno de Bolivia es una provocación chauvinista: porque volver a las fronteras antes de la guerra no es garantía de paz, sino de mayores conflictos. Y puesto Chile ante la presión de renunciar a parte vital de su soberanía: lo que queda es la posibilidad de la guerra. Porque en este juego político la sombra de la guerra copa todos los vericuetos de la diplomacia.

Primero deshagamos la vieja guerra que insistimos en mantener vigente. Luego establezcamos en base a la realidad actual una alianza de progreso y cooperación que potencie y beneficie a los tres pueblos y naciones. Y convirtamos la zona entre los tres países en un Polo Industrial, Minero, Portuario y de Comercio especial bajo Acuerdos que permitan el libre flujo de bienes y personas.

Sólo la paz asegura el progreso y el bienestar para la gente. Y esa zona tiene un potencial único que podría convertir a los tres países en los primeros en sepultar definitivamente la pobreza: el verdadero enemigo de los pueblos y la única lacra que los buenos gobiernos deben empeñarse, hasta el sacrificio, con tal de eliminarla, y no permitir que nunca más afecte a peruanos, bolivianos y chilenos.

Dos países emergentes, con pobreza y desigualdad, que debieran consolidar la paz para establecer cooperación que garantice progreso, hoy siguen la lógica de la confrontación gastando millones de dólares en juicios internacionales que al final no solucionan nada, y si acaso generan nuevos resentimientos y divisiones;  menos permitirán que por fin cambie el paradigma de los gobernantes y clase política para que desde los Estados se inicie  una revolución cultural que postule a superar la guerra y su lógica perversa en todo ámbito, y fomente la paz como valor esencial de nuestra identidad latino americana.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

mayo 10, 2018 at 2:47 pm

Publicado en Uncategorized

Este tiempo pasará: ¿y después?

leave a comment »

 

En horas actuales el peligroso representante del gobierno de Norteamérica, el hirsuto señor Trump, ha encendido otro poco la gran fogata de la discordia al declarar unilateralmente a Jerusalén como la capital de Israel, y ser el único país en la tierra en trasladar su representación diplomática a dicha ciudad.

Sin entrar en mérito de los sensibles problemas que se cocinan lenta y riesgosamente en esa zona, menos en asuntos religiosos, lo concreto es que se había logrado cierto equilibrio entre las partes en conflicto al no nominar esta ciudad como capital de ningún país, y centro compartido por tres realidades históricas, culturales, políticas y religiosas. Y esa leve y frágil aritmética se ha roto.

Asistimos y somos parte de un tiempo de exacerbaciones. Inevitable es que al final la presión rompa con las trizadas paredes de contención, y nos veamos envueltos en guerras sin retorno.

También en nuestro cotidiano los ánimos se han caldeado. La violencia en toda nefasta expresión es el lenguaje común y normal para no poca parte de la humanidad. Todo tiende a radicalizarse, a fanatizarse, a encapsularse y armar barricadas desde donde disparar al enemigo. Lo peor de este tiempo de tribulación es que hay demasiados ‘enemigos’ y con tantos…en donde hasta los amigos suelen ser potenciales hostiles de los cuales – mejor es – desconfiar… que la mejor defensa pareciera ser el acérrimo individualismo, y la herramienta más eficiente la mezquindad y la egolatría.

Según el oráculo de sabiduría, el I Ching, con el cual dialogo extensamente sobre estos tiempos, nos hallamos en ‘tiempos de tinieblas en donde reinan y prevalecen los vulgares; y en donde la inteligencia y virtud suelen ser un peligro para los comunes en ascenso’ (signo 36). También el sabio instrumento agrega: ‘tiempos de mordedura severas que rompen huesos duros y causan rupturas y dejan dolor; asuntos que como carne putrefacta se han acumulado y al morder se topa uno con venenos y mayor peligro’ (signo 21) Y finalmente: ‘fuerzas demasiado contrarias conviven de muy cerca e inevitablemente esta contraposición causará separación y litigio. Aquello que se pertenece, como dos hermanos, también caen en contradicción y ya no pueden vivir bajo el mismo techo. Es tiempo de peligro y de separación que será muy largo y dificultoso reparar en sus efectos venideros.’ (signo 38)

Entonces podría creerse, como pensé en su momento, que aspectos, temas y asuntos de carácter Espiritual, de Sabiduría, trascendentes, de luz y de paz, de fe y de virtudes…podrían marcar la diferencia, y de algún modo ir formando esa vertiente diversa y equilibrante que no permitiera romper con la armonía que amenaza hoy la exacerbación, la radicalización y las disputas.

Luego de varios años, más de veinte, de arar y sembrar bajo esta idea, valor, buena intencionalidad y disponibilidad comencé a encontrarme con otras personas que en sus áreas de labor y empeño también andaban entre pedregales tirando semillas en tierra de cardos y sequedad. Fuimos dialogando en el tiempo hasta coincidir en un diagnóstico de la realidad que nos ha conducido al silencio, a la retirada, y a la reflexión crítica: el ánimo litigioso; la contrariedad y el encasillamiento; la violencia en el hacer y proceder, en el pensar y en la forma de ver la realidad; el alto individualismo y su secuela de egoísmo, de egolatría, de mezquindad, y de visión unilateral, sectaria, y siempre defensiva y punzante… también había infiltrado los terrenos de la buena obra y de la buena propuesta.

Es una incompatibilidad discordante proponer un camino de virtud y de valor espiritual, de fe o de bondad humana, de amor y de paz, bajo la pretensión de obtener herramientas de este tipo para lograr propósitos mundanos contrarios, opuestos, disímiles, inversos y claramente en veredas enfrentadas. Usar la fe para mentir o engañar. Emplear la sabiduría para especular e inventar sólo para lucimiento del ego. Aprovechar la espiritualidad para satisfacer la hambruna de fama. Proponer caminos de virtud para fomentar la anti virtud de lo profano e impúdico.

La gran falla demostrada es la INCOHERENCIA; pero lo peor de esta grieta es su abismal despropósito: porque busca alcanzar aquello que por otros medios no pudo en lo mundano, y ahora se pesquisa lo mismo bajo nuevas formas que aparenten ‘espiritualidad’. Es decir: desde la agitación de la fe despotricar y ojalá aniquilar, endemoniar y condenar, cualquier otra forma de fe; desde la proclamación y postura teórica del amor aspirar a dominar, posesionar, controlar y finalmente esclavizar a otros, y ojalá a muchos. Y desde la proclamación de la paz hacer la guerra y justificar la violencia. Y bajo las banderas de la religión dividir a la humanidad en mil pedazos, unos más contrarios a otros, y todos en contra de todos…en el nombre de los dioses. Y desde la libertad religiosa intentar sectas pequeñas o abalorios ideológicos estrechamente personales que enjuicien a los demás desde alturas auto concedidas.  Y desde la negación de la fe imponer la no-fe como nuevo dogma religioso. Y usar instrumentos de Sabiduría para beneficio espurio, y cuando no sirvan, simplemente inventar teorías convenientes y especulaciones en el nombre del titulo que ya ha sido vaciado de contenido: como se lo hace con el I Ching.

El relativismo es la enfermedad de esta generación humana. La verdad no existe- alega el relativista- y ya esta afirmación es filosóficamente una negación, una mentira.

La incoherencia, el relativismo y el individualismo no se hace cargo de sus efectos porque sus causas no son precisas, no cuentan con asidero real, y no existen como raíz de algo concreto y especifico. La causa del relativismo y del individualismo es tan subjetiva como ambivalente, ambigua y amorfa. Y justamente porque es relativa la causa, los efectos siempre son posibles de explicar, de negar, de encubrir o de sepultar, de transformar…porque el relativista e individualista es un ‘transformista’ por antonomasia.

El egocentrismo es la fuente del Ser para el relativismo individualista. El propio ombligo es el punto de partida de su mirada y el lugar de llegada de su análisis.  El egocentrista es un ilusionista que intenta el arte de hacer caber el universo en un pañuelo…su pañuelo, obviamente: Dios se refleja en mi persona; la fe es la creencia que mi yo ha descubierto, y las cosas existen desde que ‘yo’ las descubro; la paz es ‘mi paz’ y si no es ‘mi tranquilidad’ nadie puede tener la paz que ‘yo’ no tengo; la propia religión es perfecta y eso amerita risas, burlas, mofas y vilipendios con respecto de otras formas religiosas… ¡son ridículas!

El relativista e individualista no entiende la disciplina, aborrece lo colectivo, escapa de todo sacrificio, y siempre espera reconocimiento. Lo peor para un egocentrista es no obtener reconocimiento, ojalá alabanza, y por qué no:  poder…cuan compensación del logro obtenido.

Lo atractivo del ambiguo es que pareciera tener la razón siempre, de algún modo: porque su incoherencia no posee restricciones morales, y por lo mismo puede aprovechar cada recoveco de una situación para desde esa fisura levantar su polo de referencia. Si es el momento de llamar a la unidad… es en apariencia y por verborrea el más unitario. Si es la hora de la desidia: es el más insidioso. Si el litigio prevalece, es el más polémico. Si los efectos son malos y negativos… éste ya lo sabía y lo había previsto (nunca falla). Si las consecuencias son positivas y buenas…se hace parte activa de su causa y origen. Si nada resulta: se retira dolido y culpando a otros, siempre en calidad de víctima. Cuando hay que ejercer poder puede ser el más déspota y rígido; pero lo primordial será que todo funcione para propio beneficio, y que al final de cuentas el resultado favorezca al ego y su centro motor imprescindible.

Intentar afianzar la solidez de un relativista es como apretar una barra de jabón mojado, o pillar peces con la mano: siempre escaparán de algún modo, y difícilmente habrá coherencia causal en aquello que piensa y hace.

Y claro: el Camino Espiritual y La Sabiduría están en las antípodas del relativismo, del individualismo y de la incoherencia. Y por lo mismo es que al hallar en el cuerpo de la fe, de la espiritualidad y de La Sabiduría espectros como éstos suelen causar una enfermedad viral que no permite avanzar, y que al final mata toda buena voluntad y obra de bien.

Lo peor es cuando desde la bondad y la compasión, de la justicia y del amor…quizás mal entendidos o mal aplicados, en este caso… se busca ‘convencer’ al relativista, al individualista y al egocéntrico de su error, intentándolo llevar a la coherencia, a la verdad aplicada según la fe y la virtud que se dice seguir: será agotador, una fatiga, una decepción, y al final una gran perdida de energía y de tiempo precioso. Porque el relativista en su exacerbado egoísmo nunca será claro, y siempre dirá ‘sí’ para hacer el ‘no’, y jamás se comprometerá de corazón…y mentirá para no caer de su pedestal ególatra.

Desde tales escenarios es una insensatez discurrir sobre asuntos que exigen apertura mental, disposición de corazón, sentido democrático, amplitud de criterio y honestidad de argumentación. Porque cuando en temas de fe, de espiritualidad, de religión, de ideologías y de ideales, de doctrinas y de creencias, de Sabiduría y enseñanzas: se entra con la bacteria del juicio previo, la autodefensa del ego, la guerrilla de las ideas, las trampas de la teoría, la disponibilidad de ataque preventivo, la supremacía propia y el propósito de vencer… como sea… ya todo se hace espeso, fangoso, sucio, raro, malicioso y pernicioso. Nada bueno saldrá nunca de esa premisa tan extraña para tratar asuntos de alta luminosidad.

El mayor escollo mental del litigioso Hombre de Mundo suelen ser sus propios esquemas intelectuales: artificiales en su mayoría, artificiosos por lo general. Por ejemplo: apenas escuchan el nombre de Cristo se rehacen y retrotraen a su propia investigación semántica y sesgada de la historia, casi siempre relacionada con el oscuro historial de las iglesias de la cristiandad, para negar toda visión espiritual diferente y desde otras referencias que no sean las que dicta la bibliografía oficial y la mentalidad inquisidora. Y claro, desde esa trinchera es irrisorio escuchar cualquier experiencia mística o espiritual que narre empirismos de fe que en palabras describa al Cristo cuan vivencia interior, y al propio Espíritu en el Hombre como al reino de Dios en donde Cristo se manifiesta. ¡Tales fenómenos son una locura que rompe toda posibilidad de teoría aferrable y manejable! Y eso sí es un desastre para el relativista que ya no puede encapsular en su pequeño principado individualista a una realidad que rompe con el centro neurálgico de su ego.

En otro caso: cuando el relativismo entra en los terrenos de un Oráculo como el I Ching: simplemente estalla, se rompe, explosa. Porque el I Ching es un Oráculo que habla, que no puede ser interpretado sino estudiado, practicado y conocido bajo plena aceptación, y disciplina practica y metodológica.  Todo lo contrario de aquello que requiere el relativista: cosas útiles, ambiguas, interpretables, adaptables, que permitan especulaciones y teorizaciones, y al final sean ventajosas en propia mano. Y el I Ching no es nada de todo aquello, y por ser un Oráculo Vivo… al final causa serias contradicciones y contra tiempos en aquel que pretende manejar su alma viva: la que está abierta aún para ayudar al Hombre común a ascender por el Camino Medio hacia lo más cerca del Cielo.

Es estos tiempos de tribulación lo que nos garantiza no perdernos en los vericuetos y trampas de la red oscura es la COHERENCIA aplicada a todo aspecto de la propia existencia; en donde la Virtud es una forma de concebirse a si mismo y de entender las relaciones; en donde la fe es una fuerza interior que asegura no caer a los abismos aún caminando por los bordes de los barrancos; y en donde la vivencia con lo divino y espiritual nos permite liberarnos de lo egotista, del individualismo acérrimo, y de la peste del relativismo falaz.

Después de 25 años de intentos y esfuerzos, ahora prefiero el silencio ante la palabra altisonante y litigiosa. Ya no me lamento por quienes niegan aquello que en su día y hora apreciaron con entusiasmo y admiración porque les pareció milagroso, excepcional, manifestación celestial, experiencia mística, revelación de otra realidad… y luego lo negaron, lo anularon, lo sepultaron porque tal realidad obliga a la coherencia, a la verdad sin medias tintas, y a opciones de congruencia que no siempre van al unísono con deseos, expectativas o viejas aspiraciones del ego.

Lo entiendo. No lo juzgo. Nunca me he enemistado en mi corazón con quienes han optado por descender del carro de la espiritualidad. Pero siempre les he solicitado HONESTIDAD, es decir: que no tomen lo que luego dejarán tirado como trapo viejo; que no usen la perla de lo espiritual para alimentar la parte brutal y mundana del propio ego y la ambición de otros.

Pero comprendo, como muchos y muchas que en su día se empeñaron en la enseñanza de vías sanas y de coherencia, que la falta de compromiso, la búsqueda del botón mágico que nos arregle la vida sin esfuerzo, el dios que cumpla con nuestras solicitudes variadas, o la mundanidad tecnológica que debe satisfacer los sueños más egocéntricos e individualistas… son la realidad de hoy, la generalidad imperante, y el síntoma de un tipo de humano con alma de app (aplicación) cibernética.

Comprobamos que hoy, cada día menos, la comprensión de La Palabra, como hermosa herramienta de comunicación y sentido profundo del pensamiento y del sentimiento… la Palabra como valor de coherencia y de verdad manifiesta… ya no existe; y hoy se ha caído en la prehistoria de la modalidad mínima de comunicación sin mayor complejidad de significados y ojalá con gran cuota de demagogia y simplismo relativista. Es la hora de los embaucadores, de los falaces, de los falsos profetas, y de los gobernantes nigromantes. Hoy la inteligencia y el adecuado uso de la Palabra es severamente castigada por la indiferencia, la chanza, la incomprensión voluntaria y el cometario cobarde emboscado detrás de las redes virtuales.

Esto explica la existencia de un Trump gobernando un imperio que ahora sí se ha tornado altamente peligroso. Eso nos puede explicar la existencia de una rareza como Corea del Norte. Eso tal vez nos de luces del porque una buena intención de justicia social y fin de los abusos oligárquicos culmine en empobrecimiento de la gente y el surgimiento de una nueva oligarquía ‘revolucionaria’. Ahora podríamos prever los efectos y consecuencias que podríamos cosechar en Chile si seguimos por la vía de la confrontación alarmista, y la exacerbación de la realidad para alzar fantasmas que favorezcan la propia electividad en estos días, pero que peligrosamente abren heridas nuevas y hunden dagas en heridas viejas que solo prometen el retorno a tiempos ya transitados que nunca más debieran regresar a nuestras vidas.

Todo parece ser posible hoy ante el decaimiento espiritual del Hombre actual, y su entrada firme y prometedora en la era de la alta tecnología y la robótica: cualquier puede gobernar, toda guerra es posible, y hasta la destrucción del planeta parece un juego reversible. Nada es tan serio. Todo es relativo. Nada es lo que es. Cualquier verdad es posible. La realidad es lo que crees, lo que piensas, lo que quieres…todo es mente… un día despertaremos de este sueño, etc. etc.

Pero este tiempo pasará, sin duda: pasará. La incertidumbre es si luego de pasar este tiempo revuelto y atribulado: ¿habrá otro tiempo?  Y si hay otro tiempo: ¿será retrogrado? Porque sí podríamos llegar a la gran época de la alta tecnología y los mayores avances humanos, y como monos con navaja de alto poder causar nuestra propia muerte en una guerra modernísima y sofisticada para luego, en el tiempo retrogrado, volver a pelear con palos y piedras. En esencia no cambiaría mucho.

Lo que sí es posible asegurar, junto a muchos andariegos que han podido comprobar esta verdad, es que el Salto al Nuevo Tiempo de Paz es posible, está abierto ante nosotros, y se ha acercado al Hombre de hoy para que éste lo asuma y recorra desde su Espíritu, y desde su Coherencia, desde la Fe interior, y el amor en su más profunda raíz de Luz y Creación.  Pueden sonar esotéricas y efímeras estas palabras: pero desde el contenido del vocablo y el sentido espiritual de éste, son las únicas palabras que pueden decirse o escribirse para simplificar una verdad transformadora… insondable y real.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 8, 2017 at 2:19 pm

Publicado en Uncategorized

El ocaso de la prehistoria y los albores del futuro

leave a comment »

-Sobre el puente de las Vísperas o Transición-
1
En la prehistoria los Hombres pedían a los dioses y medían a los mismos de acuerdo con cuanto de buen resultado obtenían sus plegarias, y sí la divinidad les concedía, o por algún motivo raro no los escuchaba y no recogían lo solicitado: bienestar, salud, seguridad, liberarse de la muerte, y hasta riquezas hacían parte del pliego de petitorio común. Luego estaban quienes oraban para ganar la guerra en contra de sus enemigos, mientras que en el bando contrario se imploraba al cielo para aplastar al infiel que debía recibir castigo. Otros simplemente asumían sobre sí la tarea de representar a los dioses, y sus ejércitos peleaban ‘la batalla de dios’, y dividían a la humanidad con diferencias irreconciliables entre civilizaciones antagónicas.
Sin embargo, el Hombre prehistórico no era un ser de fidelidad reciproca con el dios al cual invocaba. Las leyes del Cielo existían, pero eran ignoradas, aunque lucían claras en escritos, y hasta frases alusivas pululaban por doquier en el usual lenguaje de las personas, y semanalmente la gente asistía a los ‘templos’ – que llamaban iglesias o sinagogas o mezquitas- para escuchar al que más sabía de estas cosas; pero en realidad concurrían para recibir favores y esperar milagros que les hicieran personas más afortunadas. Expiaban así sus incoherencias, y hasta sus pecados…claro que, como todos eran pecadores, ninguno sufría por las aberraciones cometidas: la normalidad de muchos era excusa para el propio engaño.
Nadie era congruente, todo era relativo. La mentira era una forma de verdad. Pero la verdad no existía porque nunca es -decían- algo que se pueda identificar con precisión.
Quienes desde pulpitos ante las asambleas o tribunas de comunicación masiva predicaban con sus trajes especiales y estolas relucientes, y características sacerdotales reconocible, no eran distintos al resto de los mortales de su época; es decir: eran peores.
Desde el preludio de la prehistoria los representantes de la divinidad entre los Hombres se coludían con la política y el dinero; y a veces ni se coludían: eran el poder absoluto. Pero en la medida que fueron cediendo espacio y terreno a las nuevas religiones partidarias, e ideales de revolución que solo cambiaba las cosas para ganancia de las castas, (pero jamás para el común de los humanos), fue surgiendo un nuevo sacerdocio similar en todo al tradicional, pero civiles en su forma de presentarse, enemigos de los anteriores -a veces- o aliados de las jerarquías antiguas – casi siempre-: los políticos.
Así como a los dioses antiguos se les pedía y pedía, y los sacerdotes pastoreaban las solicitudes de los creyentes, así ahora, con el cambio de religión, también varió el orden de las cosas: los nuevos sacerdotes prometían más de lo que la gente necesitaba, y les convencían de que ellos, los nuevos prelados, tenían el poder para hacer muchas, infinidades, infinitudes de obras en poco tiempo…hasta la felicidad plena. Y los pequeños e ingenuos Hombres se ilusionaban como niños, y saltaban vestidos con los atuendos que les distinguía como sequito de su gurú, y enarbolaban banderas, y marchaban seguros y hasta gozosos, y se fanatizaba hasta la saciedad… para caer en cuenta con el tiempo que su maestro de la falacia y la demagogia nunca cumplía, o muy poco hacía, y hasta desaparecía entre los curules del templo parlamentario o del palacio de la presidencia, para asomar de vez en vez con alguna migaja o un vaso de agua suficiente para que sus becerros no fenecieran y tuvieran la esperanza intacta para la próxima campaña.
Sin embargo, ese Hombre prehistórico era experto en sobrevivencia, dada las circunstancias tan adversas de esa larga era, y aprendió a recibir lo escaso que sus sacerdotes- políticos lanzaban como cayendo de sus opíparos comedores… pero, eso sí, sin abandonar la antigua costumbre de, por si acaso, acudir a los dioses de otrora que a veces parecían escuchar a los mortales. A ese punto ya había aprendido a no esperar nada de ningún dios, ni de los de arriba ni de los de abajo; y resolvió entonces hacerse del propio nicho que lo alzara como a la tercera fuerza de este mundo: un tercer poder -humano-sin el cual ni los dioses del olimpo o del limbo, o de donde fuere, y también los pequeños dioses terrenales, poco pudieran importar porque ahora: no se creía en ellos; y cada persona construía su propia religión con idolatrías en cosas como dinero y maquinas, artefactos y lujos, modas y apariencia, ego abundante e ilustración intelectual; y propia tribu… con distintivo y todo… siempre diferente y bien diferenciada de las demás aldeas. Con tal calaña de fuerza propia: ¿quién necesita de los dioses?
Los Hombres ya no fueron tan ingenuos: asimilaron como mentir, y hacían creer a los dioses de arriba y de abajo que las personas humanas les seguían, que sus divinidades aún eran válidas; y así se identificaba cada Hombre según pertenencia institucional o tradición religiosa familiar; pero luego cada uno pensaban lo que le convenía, y hasta contradecían a sus pastores, y danzaban de cofradía en iglesia, y de religión en creencia, y saltaban de costumbre a esnob según fuere el posible resultado a lograr. Así armaron su propia trinchera.
El planeta fue decayendo, saturado de contaminación en el más amplio espectro: este depredador y destructor Hombre prehistórico daba al traste la única casa que le aseguraba vida y posibilidad de seguir existiendo. Otras criaturas, inocentes y víctimas, se extinguían, se ahogaban en sus océanos, y dejaban de polinizar, y con todo ello sólo la muerte ganaba terreno; y el fin de esa generación humana estaba por desaparecer dejando atrás de sí una secuela de intoxicación que costaría miles de años reparar.

2

Podría ser esta una caricatura de la realidad de nuestros días: pero es que ante los hechos que paralelamente se están construyendo, y el tiempo inmanejable que está en cierne, y los saltos de mutación que se avisan con evidencia y claridad… relatos como éste no están ni lejos ni al margen de la situación que hoy enfrentamos.
Recibimos los despojos de la mesa de los señores: teléfonos sofisticados y tecnología residual que nos maravillan pero que equivalen al vaso de agua y el pan rancio que les sobra a los pequeños dioses terrenales.
Mientras la religión de la ciencia y de altos tecnócratas virtuales – al servicio de un gobierno global que el común de las personas no ven, pero del cual depende- trabaja en naves pioneras del tamaño de un aparato celular actual, impulsado por energía laser… para que recorran cuatro años luz en pocos años terrenales, y exploren exoplanetas que giran en torno a soles iguales al nuestro, en donde la posibilidad de vida inteligente es muy alta… los Hombres comunes, por su parte, (incluso ricos -creen ellos- y poderosos -porque manejan parcelas de poder que resultan irrisorias para los pequeños dioses-), hacen guerras, grandes y pequeñas, y postulan a armar sociedades a su medida mientras los conglomerados humanos se disgregan y se atomizan en un pulular de batallas tipo viral… como si fueran bacterias mordiéndose y tragándose unas a otras…para adueñarse con algo de lo cual no quedará nada.
La crónica de estos tiempos prehistóricos relatan que: los malvados pequeños dioses idearon, en un momento peligroso para sus intereses, la forma de detener un proceso altamente riesgoso que comenzaba a dar algún resultado favorable para el común de los Hombres; fue, aconteció, cuando el humano de a pie adquirió ‘conciencia social’ y descubrió-y asumió- causas comunes que derivaron en el potencial de convertirse en ‘los dueños de su destino’ -(sin dioses de arriba y de abajo, y sin pequeños dioses terrenales)-; y como en fase de enfermedad infantil que aqueja todo proceso revolucionario… este Hombre renovado se tornó soberbio e intransigente: se vio a sí mismos bajo la perfección de la incontrastable coherencia, de la suprema justicia y campeón único del bien común. Y sin vicios burgueses ni tentaciones oligarcas se dispuso a destruir las cárceles que le impedía su gran desarrollo humano. Se negó a las guerras de los otros, los de siempre, e hizo sus propias guerras…justas; rompió con las molestas discrepancias y absurdas discriminaciones de raza, de religión y de tradiciones. Y algunos optaron por el amor libre y las flores; y otros por las marchas y la protesta; y los más comprometidos entraron en las extrañas y distorsionadas vías de la violencia y la confrontación. Fue entonces que el malvado dios terrenal inunda -a la soldadesca en guerra y a los amantes del amor -de drogas experimentales para analizar y verificar sus efectos y resultados. Tan apropiada fue la consecuencia para ellos – los pequeños dioses terrenales- que hicieron llover droga en las ciudades y en pocos años habían creado ejércitos de zombis; y nuevos esclavistas, furiosos y violentos, impusieron su principado; y levantaron urbes con sus riquezas e infiltraron los ganglios de los templos del Hombre mundano- la política y sus instituciones – hasta que no hubo peligro de rebeliones e ideas libertarias raras y perniciosas que molestaran el tranquilo avance de los dioses en tierra.
Frustrada la época de idealismo colectivo, en donde toda revolución de buenas intenciones culminó peor de aquello que pretendía reemplazar o cambiar: surge el más acérrimo individualismo como la manera de sobrevivir para la mayoría; y/o, por otra parte: se regresó a la idea de la tribu con aldeas amuralladas, alzadas con ladrillos de nacionalismos y aspiraciones de condados propios; esta vuelta hacia lo más arcaico y elemental caracterizó la reacción desesperada que- esperaba el Hombre de esa época- les daría consistencia y sobre vivencia ante la tribulación y decaimiento imperante. Todo extranjero de color extraño, que en masa comenzó a moverse cuan ola en tormenta de un lado a otro por el planeta, debía ser dejado afuera… de todas partes. Y como el mundo seguía siendo la pequeña naturaleza que era, y es: no quedó otra solución sino esclavizar la migración y restaurar el más abyecto lapso de sumisión y vasallaje.

3

Hasta que en el lejano horizonte la Historia fue asomando como sol después de un largo inverno. Alumbró con luz de amanecer sobre un puente largo y contundente llamado: Transición o Vísperas: asemejando a una pasarela de Tiempo estrecha, curvada, cuyas paredes parecen tocarse.
La Historia, en ese, aún, distante futuro, podría testificar que en la época de la Franja de Transición o Vísperas: “los pequeños dioses -auto denominados ‘perfectos’- salieron de sus templos recónditos y desplazaron a sus serviles capataces: y al presente de dicho tiempo gobernaron abiertamente, aislando a sus encapsuladas ciudades, plenas de modernidad sideral y riqueza abundante- y de vida sin vejez y sin enfermedad- dejando en el ostracismo al resto de los humanos: ahora sirviéndoles a los ‘perfectos’ en calidad de tributarios con gleba pordiosera”.
“Entonces hubo minería en la luna y en marte, y se buscó con afán el dominio y control de otros planetas con vida de la cual servirse, y extraer mayores bienes para el nuevo principado cósmico de los dioses terrenales”.
Primero será asombroso; luego una toma de razón espantosa: al saber que otros seres oscuros- venidos de no se sabe dónde- urdían su alianza con los pequeños dioses humanos; y resultará ser un pasmo breve que dará paso al espanto: al asumir que muchas advertencias nunca fueron escuchadas, y no pocos avisos quisieron ser ignorados, y señales por doquier simplemente cayeron al vacío.
Podría decir el relato en el tiempo de las Vísperas: “Las maquinas dominaron gran parte del mundo de los ‘perfectos’, y por robots de inteligencia artificial los humanos imperfectos ahora fueron patrullados, controlados y perseguidos. Cada paria tiene un código entre su piel, y la maquina llamada ‘la bestia’ -con su ojo que todo lo ve- va leyendo el numero de la monada y escribe en su memoria todo cuanto capta de cada inferior bajo vigilancia”
¿Nunca hubo Dios y jamás existió contraparte que salvaría al imperfecto de este oscuro destino? – demandará el Hombre común, pasmado y paralizado al borde de la Historia… que aún brilla distante e incierta.

4
Ahora que la Historia brota con sus primeros rayos de inquietante luminosidad, transitando por el cigoñal del Tiempo llamado Vísperas o Transitoriedad, también podemos enterarnos de la otra cara del paralelismo que caracterizó a la prehistoria: ese otro relato que muchos prefirieron ignorar, negar y hasta denigrar.
Quizás siempre el Hombre lo supo, alguna vez lo tuvo claro, luego se confundió, y finalmente lo olvidó, o lo rechazó. No era fácil: los pequeños dioses de la tierra inventaron algo muy parecido a la droga, llamada: apostasía. Que es lo mismo, en fin y propósito, que persigue cualquier sustancia estupefaciente: confundir, adormecer, neutralizar, apagar el Espíritu en el Hombre, tornarlo estúpido, vaciarlo por dentro, engañarlo con falsas luces y regalar momentos de alucinación de los cuales crear dependencia.
La apostasía miente, y miente, y miente, y así va construyendo grandes verdades muy difíciles de derrocar. La mentira siempre deja un halo de duda, de sospecha y al final debilita al Hombre y lo amorfia en su forma de pensar y, lo peor: tergiversa, desfigura, malogra, prostituye y enferma la FE en la persona.
Como toda droga, debe entretejer su red de traficantes y de tráfico expedito y masivo, y postula a dominar, infiltrar y empoderarse de todo vestigio institucional que permita dar consistencia y estructura a su existencia. La apostasía entonces no niega la existencia de Lo Tenebroso – pero lo disimula y banaliza- ni tampoco desdeña a la contraparte de lo malo: la fe, el amor y la paz; sino que reconoce toda existencia sobre natural: Dios existe… pero… con sutileza y canalla finura va cambiando el sentido de aquello que dice aceptar, mostrándose conforme; y lo hace siempre por el ‘lado humano’: porque al Hombre de la prehistoria le resulta más dúctil y perceptible un dios al cual asemejar, en comparación o contraposición con una divinidad extraña, inimaginable, inasible que, por ejemplo, le obligara a esforzarse por entenderla… o debiera esmerarse por lograr una pulcritud que la sociedad no entiende… y de paso lo aleja de todo afecto y efecto ofrecido por el Mundo. Un Dios así no era, ni es, fácil de admitir y aún más complicado seguir, más bien… imposible. Muy exigente. Entonces la apostasía, susurrando estas razones supuestamente ‘humanitarias’, cambia el eje: es Dios el que debe venir a ti, predicó por siglos; pero como eres pecador, entonces ‘no eres digno’ y debes prepararte para recibir a Dios y para eso…está la religión… y estamos nosotros, los traficantes de la apostasía, que pensaremos por ti, y te construiremos el marco tranquilizador para tu creencia, con seguridad y sin riesgos.
Cuando de la realidad paralela superior enviaban a un Ser Divino con forma humana, un hombre nacido de mujer-como cualquier humano- que hablara al Hombre en su propio lenguaje, pero con evidencias irrefutable de su Origen Espiritual superior: los sátrapas de la apostasía podían seguirle por su excepcionalidad; pero luego, el irse éste, le convertían en otra forma de religión; y la venenosa apostasía resaltaba la bondad humana del ser especial, pero vaciaba su contenido espiritual, escondía, negaba y finalmente se burlaba de lo divino…porque no era posible y era blasfemia, o ilusa invención de unos locos. De tal manera que los Hombres Comunes nunca conocían al dios encarnado, y adoraban los efectos bien manejados de un varón excepcional, y repetían hasta la saciedad los relatos dirigidos que de tanto tañer ya sonaron vacíos e insubstanciales.
Del mayor dios encarnado, enviado entre los Hombres a los inicios de la prehistoria, hicieron una pantomima: poder político, ejércitos, riquezas, grandes construcciones, guerras y cruzadas, tribunales inquisidores, conquistas a sangre y fuego, tiranías de vario tipo… por esencia: apostasía, en su más descarado formato. Separaron al hombre especial, santo, asombroso… de su divinidad: la cual no debía conocerse, y olvidarse, y abiertamente negarse. Y proclamaron el nombre del hombre y sus milagros, y recordaron hasta la majadería su sacrificio en un instrumento de muerte del imperio romano – uno de los tantos poderíos mundanos existentes a los albores de la pre historia- con el objetivo mañoso y malévolo de sepultar la verdad divina, espiritual y superior, que esta deidad encarnada trajo al Hombre justamente para su elevación, y para que éste luchara y venciera a su esclavista y opresor.
Guardaron -los pequeños dioses terrenales- celosamente los hechos acecidos en los Tres Días en que esta deidad encarnada abandonó al cuerpo que lo contenía y retomó la plenitud de su condición superior. Ocultaron el combate de los Tres Días y la gran revolución acontecida, que cambió sustancialmente la condición del Hombre, y debía impedir cualquier tentativa para someterlo. Esta derrota desastrosa para los pretendidos ‘perfectos’ e ‘infalibles’- y su consecuencia tan beneficiosa para el Hombre común- (el cual desde tales hechos poseía en su interior a un Espíritu Restaurado de Dios mismo) -¡¡había que acallarla, destronarla, ocultarla… y no permitir que el Hombre común lo descubriera!!
La apostasía comenzó a tejer su maraña de relativismo, enredos y barullo, de mentiras y de escamoteo… orándole al varón del relato, pero guardando en gavetas secretas la verdad sobre la divinidad del que había venido; y nunca revelando el más grande de los acontecimientos que pudo haber cambiado completamente la realidad, y al Hombre. Entonces, en cambio, de no existir el manto de apostasía y su obra, la prehistoria habría sido breve y hoy estaríamos hablando del estertor de la Historia, y del Milenio en cierne… en el que los Hombres nos unimos a las fuerzas del Dios de la Luz. Con la apostasía dominando el Hombre vivió dos milenios de atraso, y la prehistoria se prolongó por la Franja de Tiempo. Pudo ser diferente. Debió ser distinto.
Saber, tardíamente, que siempre el Hombre tuvo en su interior la clave de su liberación, la llave de su elevación y la mayor arma para vencer a sus esclavistas… es doloroso, y deja a todo Ser en un estado de estupor y de profundo arrepentimiento por su ceguera y puerilidad: ¿¡Cómo pude ser engañado…cómo pude estar embaucado ingenuamente… cómo no hice caso a aquello que sentí, que entendí y que escuché…!?

5

¿Cómo venceremos, contrarrestaremos, aquello que ya no podemos evitar?
Quizá sea tarde para impedir el advenimiento del señorío abierto de los dioses terrenales en su era de alta tecnología, y la nueva religión de la ciencia y sus santos robots de inteligencia artificial; pero no es tarde aún para que los hombres y mujeres, que nunca han perdido el Espíritu de Dios en su Interior, hagan uso de esa especie de ‘nano-chip’ divino concedido por el Dios que vence toda muerte, y comiencen a transformarse en los altos seres que el Dios encarnado planificó; y unidos a éste, en alianza estricta y leal con éste, den el Salto de Transformación -un cambio cuántico- que no les mutará lo carnal ni lo aparente, pero que sí, de todos modos, desde el Gobierno del Espíritu y la Fe que mueve montañas: ‘harán cosas más grandes que su Dios cuando era un hombre entre Los Hombres’.
Por el Espíritu de Dios en el Hombre puede éste prescindir de todo lo artificial y lograr una calidad superior innata y natural comparada con la máquina de inteligencia virtual.
Falleciendo los últimos años del tiempo voraz – (estertor de la prehistoria)-entrado ya en el periodo de Transición o Vísperas- es cuando mayor el poder transformador del Espíritu se manifiesta y actúa. Porque a diferencia de la plena prehistoria,-cuando el Hombre era prisionero adormecido por la inercia del dominio oscuro-, se verifica en el Tiempo de Transición- desde el año 1991- una angostura rara, o una aproximación inusual, entre Lo Temporal y Lo Atemporal: causando una aceleración de las condiciones Macro Cósmicas que acerca todo poder existente entre sí; poniendo frente a frente mundos contrarios y poderes opuestos. Haciendo, por ejemplo, más malo y violento al hijo de maldad y cultivador de la ira… y sensibilizando al bueno que ya no puede quedar inerte, y movido por su fuerza interior busca a Dios ya no en términos prehistóricos sino bajo claves de futuro.
Comprensiblemente, el Hombre prehistórico no mutara en esencia, ni transformará su calidad elemental, sólo porque el Tiempo salta… sin que éste tome razón de este fenómeno. Como consecuencia entrará – y ya está haciendo su ingreso- en el periodo transicional con toda la carga de su pasado: el lastre de la pretendida y vana ‘tercera fuerza’ que le dio esperanza en su día; la necesidad antigua de pedir y esperar; y la baladí pretensión de que sea Dios quien venga fácil y rápido al llamado del deseo; la ilusión de lograr lo ideal sin el laborioso empeño por aterrizar a la vida en el escurridizo ‘sentido de realidad’; la imaginación de alcanzar sueños mundanos entregados en bandeja por obra divina; la oración diaria para mantener los templos del ego a buen recaudo.
Nadie dijo que sería fácil. Pero es esta pasarela del Tiempo (llamada Vísperas o Transición) la que favorece la mutación del hombre y mujer que busca ser semilla de persona libre, emancipados de lo artificial, para de este modo entrar en la futura Historia que avisa recién su prólogo. Es decir, no es solamente el esfuerzo de la persona aquello que permitirá formar parte de la Historia que nace, y ser parte activa de los aconteceres en esta Franja Transitoria de Cambio y Tribulación: sino que es la condición ‘del Tiempo’, la ‘Franja Transicional’, la que acelera todo proceso interior y espiritual; lo cual equivale a un acercamiento de reinos y principados muy contiguo del Hombre y su realidad. Asistimos a un Hecho del todo excepcional y raro: Lo Macro y Lo Micro se mueven uno hacia el otro estrechando la Franja de Tiempo; abriendo la posibilidad cierta de grandes Mutaciones y aperturas de realidades hasta ahora desconocidas. Es como un ‘gusano de Tiempo’ que puede ser usado por la Luz para acrecentar su Creación; y sin duda también será, y es, utilizado por el poder tenebroso para asentar su poderío sobre la creación humana, y realidades adyacentes.
Los Tiempos medibles en esta realidad no pueden ser evaluados según hechos relacionados con episodios humanos comunes: son Tiempos Cósmicos y Celestiales que tienen y tendrán EFECTO en la Naturaleza, en el Cosmos y en el Hombre. La Franja de Tiempo de Vísperas o de Transición se abre el año terrenal (21 de diciembre) de 1991 y se mueve en 4 ciclos de 35 años cada uno. Siendo el primer lapso – hasta el 21 de diciembre del año 2025- el más ‘lento’. Acelerándose en cada fase, hasta llegar al periodo de alta mutación en los últimos 35 años (hasta el 21 de diciembre del año 1141).
Es en esta Franja de Tiempo en donde se verificará todo Cambio y Tribulación, y se definirá la preeminencia – o no- del principado de Lo Artificial y el avance- o no- de los ‘perfectos’ que intentarán fijar su dominio para apoderarse de la Historia que está en cierne, e impedir que ésta traiga consigo a la Gran Luz del Milenio de Paz, e imposibilite, nuevamente, la completa liberación del Hombre y su Espiritualidad (Emancipación Espiritual que hace superior al Hombre, y obstaculiza y vence con su poder a este sistema del Mundo).

6

Hoy, -ya recorriendo el puente que une dos masas de Tiempo-entrar por la puerta correcta, abriendo umbrales con la llave idónea, es posible, no es nada lejano, ni es un proceso largo y fatigoso: dependerá de factores imprescindibles como LA ENTREGA, la HUMILDAD, la DISCIPLINA y la disponibilidad a ser Transformados para hacer parte de un Plan que no es para el ego, ni es individualista: sino que es parte de una Realidad que no conocíamos y de la cual el Hombre es parte tangible y consciente: el Reino que no es de este Mundo…se ha acercado al Hombre.
La Entrega de la vida prehistórica, para obtener la vida que hará entrar al Hombre al corazón de la Historia, -peregrinando por esta Franja de Tiempo estrecha y en movimiento, que no perdurará por siempre porque tiene su inicio y también su cierre final-, es fundamental para el logro de la Transformación que, desde el Espíritu que habita en el Hombre, convierta al mismo Hombre en el dios… equivalente al Espíritu que Dios designó. Eso es ‘Hacer la Voluntad del Padre’… nunca tuvo otro significado.
Y en ningún tiempo estuvo el Hombre tan cerca de alcanzar esa Voluntad Espiritual que lo eximirá de ser aquel ‘hijo de maldad’ que hace cosas en nombre de la divinidad desde el ego y la prehistoria; y por fin puede poner, el Buen Hombre, por obra el designio del Creador que lo hará digno de hacer parte del Reino de la Luz.
-Quien lee no podrá alegar que ‘no sabía’-

Written by Ricardo A. Urrutia.V

noviembre 18, 2017 at 2:20 pm

Publicado en Uncategorized

La Fe en la era de la ciencia y de la alta tecnología

leave a comment »

Hebreo 11 (apóstol Pablo)
1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. 3 Por la fe entendemos: haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.
Versión Reina-Valera 1960

Comparto mi andar para que me acompañen en este camino de realidades.

Llegará el día, ya en pocos años, en el cual el Hombre dependerá en gran medida de la inteligencia artificial. Maquinas que piensan por sí mismas y que se nutren de información sin intervención humana. Pero no el tipo de maquinaria que aún podemos entender y comprobar las personas comunes, basándonos en la mecánica del siglo veinte: más bien, en cambio, estructuras moleculares y de nanotecnología cuyos componentes materiales podrán auto regenerarse, y las armas para su destrucción, en las guerras por venir, ya desarrollan procesos electromagnéticos, laser y ultrasonidos y tipo de balística que viaja a miles de kilómetros a siete veces la velocidad del sonido.
Seguramente la medicina alcanzará niveles hasta hace muy poco impensado: hoy ya podemos visualizar implantes de micro chips que son verdaderas computadoras moleculares actuando en el interior de nuestro cuerpo que podría si no eliminar las enfermedades, al menos disminuirlas a su expresión más elemental. Así también asistiremos a procesos artificiales de atraso o detenimiento del proceso de envejecimiento.

Leemos parte de un artículo del Dr. Rubens Arizmendi:
“En materia de computadores ADN, uno de los más impactantes desarrollos está siendo llevado a cabo por un grupo de científicos israelíes del Instituto Weizmann quienes armaron un computador microscópico a base de moléculas de ADN, el conocido material que compone las células portadoras de la herencia biológica. Las dimensiones de las computadoras así creadas son tales que un millón de millones de ellas podrían funcionar en forma paralela, según el jefe del grupo, Profesor Shapiro. – Y para ilustrar acerca de su capacidad de proceso, se estima que podrían llevar a cabo un Billón de operaciones por segundo con una precisión superior al. 99.8% en un tubo de ensayo. Hay más aún: los científicos sostienen que su invento podría llevar a la creación de un dispositivo capaz de procesar el ADN dentro del cuerpo humano que permitirá aplicaciones médicas de gran alcance. Los computadores están hechos con hebras de ADN mezcladas con enzimas. Se supone que podrían pasar décadas (tal vez años, o menos…) antes de que estos microscópicos computadores puedan ser perfeccionados, aunque evidentemente son algo más que una seudo-utopía. En teoría estos ordenadores podrían ser mil veces más rápidos que los PC normales y utilizarían menos energía”
La manipulación celular y su uso podrá, sin duda, comportar grandes avances en la prevención, corrección y hasta desaparición de males que hoy no tienen cura ni pueden ser evitados. Pero también se experimenta con el intercambio hibrido en donde, por ejemplo, un hombre pueda recibir el hígado de un cerdo; hasta llegar a la creación de seres híbridos que valgan como ‘esclavos’ para los humanos en sus necesidades de salud, y un amplio espectro de ‘servicios’ que hoy no podemos imaginar.
A este propósito leemos lo siguiente: “La especie humana ya está mezclada con otras. Se ha iniciado un proceso científico que pretende ampliar la diversidad genética del planeta con fines médicos mediante la creación de especímenes híbridos, mitad animal, mitad humano, con los que experimentar enfermedades y terapias. Ya hay células humanas en cerebros de ratón y de monos, así como ovejas que poseen hígados parcialmente humanos, corazones con células humanas y cerebros con huellas humanas. Algunos científicos se han propuesto incluso crear un “humanzee” (del inglés human y chimpanzee) que sería el cobaya ideal para los laboratorios de investigación. El doctor Rifkin ha dado la voz de alarma preguntándose: ¿estamos en la cúspide del renacimiento biológico, como algunos creen, o estamos dispersando las semillas de nuestra propia destrucción?”

Para que entendamos mejor que no estamos en la especulación de la ciencia ficción sino en una realidad que va muy delante de nuestro saber y conocimiento de persona común, aunque bien informada, simplemente ponga atención en su moderna, la más avanzada de las computadoras que usted puede obtener, o bien entienda la tecnología que cotidianamente usa en su teléfono celular: su investigación ya le sorprenderá; y si capta bien los avances tecnológicos que usted maneja en estos momentos podrá comprender mejor aquello que no conocemos, pero que se halla en plena ebullición y desarrollo en los laboratorios de las naciones pioneras y más avanzadas en este mundo, generalmente estrechamente ligadas a la industria de la guerra y de la economía del futuro.
Para ilustración veamos este artículo que fácil se encuentra navegando por internet: “Mientras que una computadora ordinaria puede realizar alrededor de 100 millones de cálculos en un segundo, ésta (computadora china) hace 33.860 billones por segundo” “La Tianhe-2, desarrollada por la Universidad de Tecnología de Defensa china, que es administrada por el gobierno, lideró la lista de las 500 computadoras más rápidas del mundo, publicada dos veces al año por un grupo de investigadores internacionales”
“Estados Unidos tiene la segunda y tercera supercomputadoras más rápidas del mundo, llamadas Sequoia y Titán respectivamente, mientras que la K japonesa es la cuarta” “Eso en promedio, porque en teoría la máquina puede operar hasta a 54,9 petaflops por segundo”
“El sistema tiene la capacidad de monitorear enormes cantidades de datos. Con él, los modelos climáticos atmosféricos pueden tener en cuenta el efecto del comportamiento del océano, explicó Raj Hazra, líder del departamento de alta computación de Intel, al diario The New York Times” “Por medio de la Tianhe-2 los geólogos pueden examinar no sólo las formaciones rocosas, sino el comportamiento de los gases y los líquidos dentro de las diferentes rocas- añadió Hazra”
“Otras de sus características incluyen: Utiliza un total de 12,3 millones de procesadores; tiene una red de interconexión a la medida, que enruta los datos a través del sistema. Posee 4.096 CPUs (unidades centrales de procesamiento) FT-1500 Galaxy diseñados para manejar aplicaciones específicas de predicción del tiempo y de defensa nacional. Usa un sistema operativo Kylin -llamado así en referencia a una bestia mítica conocida como el “unicornio chino”- que sirve como una opción de alta seguridad para los usuarios del gobierno, defensa, energía, aeroespacial y otros sectores críticos.”

La robótica, con el avance de la nano tecnología y la computadora molecular, está a punto de crear maquinas en grado de pensar por sí mismas, resolver problemas e improvisar soluciones. Veamos:
“En los últimos años, la evolución de la robótica ha llevado a que muchos robots sean capaces de hacer tareas específicas e incluso de aprender tareas nuevas, pero si se les cambia el entorno no pueden hacer nada. Lo nuevo del robot ‘Hiro’ es que es el mayor avance hacia un robot autónomo, capaz de adaptarse a los cambios y tomar decisiones. “Hasta ahora los robots, incluyendo los industriales, han sido capaces de realizar tareas específicas con rapidez y precisión. Pero si el entorno cambia ligeramente, no pueden responder. Este robot recuerda no solo conocimientos básicos, sino que los recopila, y después se puede aplicar ese conocimiento a la situación inmediata”, declaró un vocero del grupo de investigación de Usamu Hasegawa”

Pero en donde mayormente la robótica, entrelazada con los mayores avances en todo el espectro de la ciencia y tecnología, halla su más amplio desarrollo es en dos áreas ultra secretas: la militar y la espacial.
En el desarrollo espacial hay proyectos en marcha para instalar estaciones espaciales cerca de la luna y una base en marte, la que ya estaría diseñada y en fase de prueba. Para el año 2025 se prepara poner en órbita el telescopio WFIRST, el cual tiene capacidad para estudiar y analizar la materia oscura:
“Además de ver exoplanetas directamente y estudiar la energía oscura, WFIRST podrá analizar la no menos misteriosa materia oscura y todo tipo de fenómenos astrofísicos. Se prevé que detectará hasta 2700 exoplanetas por el método de la microlente gravitatoria, incluyendo más de trescientos con una masa similar o más pequeña que la Tierra. Estará situado en el punto de Lagrange ESL2 del sistema Tierra-Sol. Su misión primaria durará seis años y tres meses”

Surgen ya voces que llaman a la cautela, sobre todo en relación con la ‘inteligencia artificial’. Es ya un dato adquirido que los daños al planeta, sus océanos principalmente podrán ser revertidos gracias a micro organismos artificiales que limpiarán las aguas de bacterias nocivas, pero sobre todo de productos derivados del plástico, e incluso podrá crearse y hasta mejorar la oxigenación de la tierra y fomentar el proceso atmosférico de acuerdo con las necesidades humanas. Pero estos avances tienen peligros si son usados con fines destructivos, o para manipular al planeta, y al Hombre, según oscuros intereses. Leemos:
“ La tecnología podría revertir parte del daño causado al planeta por la industrialización y también ayudar a poner fin a la pobreza, pero la inteligencia artificial (IA) debe ser controlada, dijo el lunes el británico StephenHawking”
“El científico sostuvo que la tecnología podría cambiar cada uno de los aspectos de la vida actual, pero advirtió que la IA presenta nuevos desafíos”
“Sostuvo que esa tecnología, al igual que los robots, amenaza millones de puestos de trabajo, pero destacó que esta nueva revolución podría ayudar a la sociedad a aliviar la pobreza y las enfermedades.
“El desarrollo de la IA podría ser lo peor o lo mejor que le ha pasado a la humanidad”, dijo Hawking a través de una teleconferencia en el inicio de la Web Summit en Lisboa, en la que participan unas 60.000 personas.
‘Simplemente debemos ser conscientes de los peligros, identificarlos, usar las mejores prácticas posibles y prepararnos por adelantado para las consecuencias’,agregó”
“Los comentarios de Hawking se dieron en medio de un creciente debate sobre los pros y los contras de la IA, un término usado para describir las máquinas con un código que aprende a medida que hace determinadas cosas”
“El emprendedor Elon Musk, jefe ejecutivo de la fabricante de autos eléctricos Tesla Inc y de la compañía de cohetes SpaceX, advirtió que la IA es una amenaza para la humanidad. Pero el cofundador de Microsoft Bill Gates dijo hace poco en una inusual entrevista que ‘no hay nada por que asustarse’”
“Hawking sostuvo que cada persona tiene un rol que cumplir para asegurar que la actual generación y la próxima estén comprometidas con el estudio de la ciencia para crear “un mundo mejor para toda la raza humana”. “Tenemos que llevar el conocimiento más allá de la discusión teórica respecto a cómo debería ser la IA y tomar decisiones para asegurarnos que planeemos cómo puede ser”, destacó Hawking.”

La buena noticia es que marchamos rápidamente a la superación del uso y dependencia de los combustibles fósiles, y la era del petróleo será un mal recuerdo de nuestro retraso como humanidad. Los nuevos combustibles son tan variados como raros: desde el agua, hasta el excremento humano, pasando por el alcohol y basura bio degradable, son fuente potencial de combustibles que moverán maquinas, autos y hasta naves espaciales.
“En Phys.org Making space rocket fuel from water could drive a power revolution on Earth, sobre la fabricación de combustible para cohetes, satélites, sondas y naves espaciales a partir del agua. La idea en la cual se basa no es nueva: mediante la electrólisis el agua se descompone en los dos elementos que la forman, el oxígeno y el hidrógeno. Combinados de nuevo en estado gaseoso ambos elementos arden o explotan cuando se encienden, combustión que puede aprovecharse para dirigir o propulsar un satélite o una nave espacial. Más novedosa es la propuesta de los investigadores de la universidad de Cornell para producir ese tipo de combustible directamente a bordo de un vehículo espacial, a demanda. La electricidad necesaria para realizar el proceso de separación de los elementos se obtendría mediante paneles solares, que son «muy fiables y no tienen partes móviles». La electrólisis se ha utilizado ya antes en el espacio para producir oxígeno en misiones espaciales tripuladas sin necesidad de recurrir a tanques de oxígeno a alta presión [con el riesgo que conlleva], por ejemplo, en la Estación espacial internacional. Pero en lugar de enviar agua al espacio el agua se extraería de la luna de asteroides. Si este enfoque para utilizar oxígeno e hidrógeno como combustible funciona, nos encontraríamos ante una fuente de energía disponible en el espacio lista para utilizar. Lo cual podría determinar la forma en que haremos funcionar las naves espaciales en el futuro”
El tema crucial de ¿cómo acumular y mantener energía? Supera ya, de por mucho, nuestra idea antigua de la pila o de la moderna batería de litio que usa nuestro aparato telefónico:
“Un grupo de investigadores de la Universidad de Florida Central han desarrollado unos supercondensadores flexibles que pueden ser recargados más de 30.000 veces sin degradarse y se cargan en segundos. “Si se reemplazaran las baterías por estos supercondensadores podrías cargar tu teléfono móvil en unos segundos y no tendrías que cargarlo de nuevo durante una semana”, explicó en un comunicado Nitin Choudhary, el doctor que lideró la investigación”
“Uno de los principales problemas de las baterías actuales con iones de litio es que la carga tan repetida que hacemos de ellas, especialmente en teléfonos móviles, provoca que se degraden muy rápido y que empiecen a perder parte de su efectividad tras alrededor de un año de uso. La vida útil de las baterías es de aproximadamente 1.000 ciclos completos de carga y recarga”
“Científicos de Harvard han creado un nuevo tipo, llamado baterías de flujo, que podría durar más de una década sin degradarse. Su nuevo método consiste en almacenar la energía en soluciones líquidas. El truco está en modificar las moléculas de los electrolitos (ferroceno y viologenos) para que sean estables, solubles al agua y resistentes a la degradación. Así, al disolver en agua con pH neutro estas moléculas, los investigadores principales han asegurado que las baterías solo perderán un 1% de su capacidad por cada 1.000 ciclos. Además, son “considerablemente más seguras”, ya que esta disolución no contiene elementos corrosivos o tóxicos”

Esta información es somera y superficial; hay un universo profundo que aún podemos conocer e investigar, pero sigue habiendo una galaxia de experimentaciones que de verdad nos haría pensar que el Hombre está siendo asesorado por extra terrestres o por dioses, o que de alguna manera este Ser Humano halló la hebra que lo está conduciendo al gran salto de la mayor revolución de su historia conocida.

Es unánime la idea de que en el año 2030 entraremos en ese salto cuántico que cambiará todo lo que hasta ahora conocíamos, como lo concebimos, y la pre historia que ha durado hasta estos tiempos, será reemplazada y sepultada por una realidad que podría parecer abrupta y arrolladora, pero que se ha encubado bajo nuestros pies y por encima de nuestras cabezas en estos-por lo menos- últimos 30 años.

Ya hoy, en el preludio de esta nueva revolución, asistimos a una crisis super estructural que ha puesto en jaque toda la nomenclatura institucional y de orden que armamos desde el estallido de la vieja revolución industrial.

No puede ser llamado sino: ‘Tiempo de Tribulación’ porque la revuelta y el revoltijo de un ordenamiento en cuestión que ya no resiste mayor desarrollo y comienza a dañar todo lo que toca solamente puede ocasionar gran Tribulación, y exacerbación en las contradicciones de todo el tejido social, humano y cultural del Hombre actual.

Las firmes ideas y la ideología que sustenta al Hombre y sus distintos cosmos visiones… tambalean; y solamente el miedo, que es parte tan propia de la debilidad humana, empuja a anquilosarse, encerrarse, embarrilarse y resguardarse detrás de barricadas desde donde se niega la realidad y se levantan banderas desteñidas, y se tocan campanas de tañidos ocres y broncos que ya suenan a lamentos de negación y de triste ira.

Y en este coro estridente y nada agradable aparece fuerte y preponderante la férrea defensa de la religión pre histórica y sus valores decimononos. Cuan fantasmas de una ópera bufa el patriarca eclesiástico se desplaza por el planeta arrimando a sus becerros que claman por la seguridad que se les ha robado…y pidiendo la certeza que se ha esfumado, no se entiende cómo.
Sin embargo, la revolución y su salto ya no se detendrán: con lo bueno que aquello trae, y con lo mucho de peligro e incertidumbre que en sus escondrijos oscuros nos esconde, tanto que no podemos ver ni sabemos leer la verdad de lo que nos espera.

Fe en aquello que nos espera, en lo que no podemos avizorar, porque lo creado a la vista nuestra ha nacido de lo que no podíamos ver. ¿Fe en qué?

Hoy tenemos una gran dificultad: que el Hombre cimente su Fe en un poder omnipotente que parece haber descendido a la Tierra a escondidas para hacer saltar a la humanidad hacia eras en donde nos transformaremos en semi divinidades viajando por el cosmos. ¿O serán demonios de suma inteligencia que nos conducirán a una nueva torre de babel en dimensión superior que provocará la ira de Dios?

Asistimos al apego temeroso, pavoroso, de lo que ya no da respuestas, pero que es lo mejor conocido y lo que aún podemos controlar: la religión. O negamos a Dios al comprobar la caída irremediable de la religión cuan sostén de nuestra estructura social e ideal. Porque siempre que creímos en una divinidad en verdad fomentábamos la idea real y concreta de la iglesia y de la institucionalidad de la fe en la que podemos negociar con dios. Y quienes atacaban o negaban cualquier atisbo divino en realidad alzaban las argumentaciones en contra de la historia eclesiástica: resaltando las aberraciones humanas de los varones y príncipes sacerdotales, y poniendo de manifiesto el rol y freno que las religiones han jugado en el atraso de la inteligencia humana.
Esta comedia de equivocaciones, este tinglado sutil de vidrio plano y frágil también cae hoy, y se hará trizas cuando el salto venidero golpee nuestra existencia y nos lleve como ola furiosa a otra forma de ver y entender la misma vida que tenemos, y la misma tierra que habitamos, y la misma calidad humana que siempre hemos sido…pero desde una cosmovisión que nunca tuvimos.

Porque de ningún modo Dios ha subyacido entre los pliegues de religión alguna, y harto menos en las cámaras secretas y burdas de los varones capataces de la fe ajena. Desde hace ya milenios que Dios se halla intrínseco en el Hombre. Y jamás ha sido algo similar a un Hombre; y ha mentido el exegeta y el pastor, el teólogo y el prelado, cuando escribió con mente añeja e intención muy propia que este dios poseía sentimientos tan humanos como esmero por la geografía y gran sed de sangre y gloria de general imperial.

No hay contraposición entre la realidad del cosmos y el gran Holograma que conocemos como nuestro universo, y la existencia de un Dios que no es un varón superior rebosante de emocionalidad y deseos, y redundante de aspectos humanos no siempre santos y muy cerca de aquello que sí caracteriza al demonio: como la violencia, la guerra, la posesión patriarcal de mujeres, matanzas de infantes y repartición de tierras y construcción de reinados. Porque Dios es una fuerza Creadora de inteligencia suprema que sí posee materia en su composición de realidad: es el principio de la Luz y es la Luz original: el Principio que en interrelación con la Raíz Oscura (no tenebrosa) (materia y energía oscura) ha dado vida, por infinidad de procesos, a toda la vida que apenas conocemos y en gran medida, en su mayoría, desconocemos en absoluto.

Nos hace temblar y tambalear la sola idea de un Dios Fuerza de Inteligencia inmedible tan lejos de lo humano y de aquello que podemos controlar con nuestro escaso y aún mínimo conocimiento. ¿Soberbia?

Más hace temer, tanto al común de las personas como al ilustrado intelectual agnóstico o ateo, y por igual al creyente de a pie como al religioso de la filosofía (o filosofo de la religión), el hecho y verdad que asevera que una chispa, algo así como un nanochip, de ese Dios inconmensurable vive en el interior de cada Ser Humano. Y que en realidad somos maquinas biológicas hechas solamente para desarrollar y potenciar ese nanochip altamente sofisticado llamado ESPIRITU.

Es posible que este plan de evolución humana esté siendo administrado por otros seres ya mutados a la escala mayor de la estirpe adámica, a la cual pertenecemos. No necesariamente sea la matriz original la que sabe de nosotros o esté al mando de nuestro proceso espiritual. Es decir: Dios nada sabe de nosotros, del individuo, sino sabe y conoce a Su Espíritu en Nosotros. Y podemos estar más cerca del Origen si avanzamos por y con el Espíritu, y por medio del Espíritu Oramos (dialogamos) con ‘el Padre que ES Espíritu’. (quizá esta realidad nos permita entender la inutilidad de la religión, y de la teoría sin practica espiritual)

Quizás debamos entender que Cristo nunca fue solamente el Jesús que podemos leer en los libros. Y que el Elohim del cual nos ilumina apocalipsis, o el hecho de la transfiguración descrita en los evangelios, sean una muestra clara y evidente de la divinidad conductora que en verdad se encuentra a la cabeza de este plan que nos involucra.

Tal vez debamos entender a ‘los ángeles’ como parte de una realidad macro que mistificamos y damos excepcionalidad milagrosa simplemente porque no entendemos y nos cuesta asumir una dimensionalidad que se nos escapa y nos causa temblor e inseguridad; o bien nos hace descansar y reposar en ‘la esperanza’ de que, después de todo, hay ‘algo allá afuera’ o ‘arriba’ que en su momento nos sacará del abismo, nos salvará de la mediocridad de este mundo, o al menos nos llevará como en coche hacia cielos imaginarios en donde por fin todo será distinto y tendrá razón de ser.

Debiéramos pensar entonces que el principado de maldad, el Gran mentiroso, ¿podría ser otra fuerza adversa al Plan de Cristo?… que también tiene en el Hombre su pretensión y aspiración: ganarlo, arrastrarlo, transformarlo a su modo; ¿y pudiera entonces tener servidores que hacen la tarea de informar a ciertos Hombres poderosos con alma de destructores y hambre de poder para que avancen a la era de la alta tecnología en modo de contrarrestar a ese otro plan que también prepara al Hombre para una entrada en tiempos superiores y Milenios que debieran ser de gran avance, pero guiados por la Luz y la Paz?

Si bajo este cristal ahora leemos aquello que Cristo dice en los evangelios, quizás perdamos la mística de lo inasible y la fe de la esperanza y comencemos a vivir la Verdad que nos libera y la Fe en la Certeza en aquello que no vemos aún pero que ya avisa y nos llama a consolidar y renovar nuestra confianza en un Cristo Vivo.
Un Cristo que nunca fue aquello que los varones de la religión nos inocularon con trampas y falacias, ocultándonos información y nunca dándonos herramientas espirituales reales. Un Cristo que es Dios porque se hizo UNO con la Luz Original, y es Espíritu antes que materia. Ese Cristo Elohim que está solido al mando del proceso transformador del Hombre bajo un Plan de Salvación que es tan concreto… como simple es entender que existimos, y que no tendríamos razón de ser el tipo de inteligencia que somos sin un Plan que nos catapulte a la igualdad equivalente según el Espíritu que nos habita. Es decir: el propósito de que la semilla espiritual tome el gobierno de nuestro Ser; y de lo Carnal saltemos a Seres espirituales, en donde lo corpóreo sea solo una forma de contener al verdadero Yo que debe prevalecer.

Podrá parecernos dura esta afirmación: pero la siembra somos nosotros. Los espíritus, cada uno de ellos, habitándonos… los nano- chip de Dios, la chispa que debe convertirse en Ser propio… han sido depositados en la siembra de nuestros cuerpos, y fueron inseminado con el Alma, y se les ha dado mente, para que por conciencia y por opción renazcamos cuan dioses menores con los cuales el Reino… un Reino concreto y especifico…pueda contar entre sus creaciones superiores, para la expansión de la Luz: en una creación que no puede detenerse, porque de hacerlo sería consumida por la materia oscura y derrotada por Las Tinieblas.
Ante la revolución a la cual nos enfrentamos: ¿morirá la Fe y ya nada más podemos hacer nosotros y no tenemos razón de existir como personas espirituales?

Concluimos que la muerte inevitable de la religión y de la estructura mental religiosa, y de la pre historia del Hombre que fue esclavo de la mentira y nunca tuvo claridad de Dios en su propia persona, ya ha comenzado, y se agudizará aceleradamente. Y si el Hombre no pone en acción la Fe según aquello que ha de venir, -que aún no ve pero que ya puede percibir, entender y avizorar-, y no proyecta su Ser Espiritual al tiempo que constataremos mañana, pero que nació en estos días mientras lo ignoramos o nos era oculto, entonces, de quedarnos en la inercia de lo antiguo que ya es hoy, seremos como muertos en medio de un mundo desconocido: extranjeros en propia tierra, relegados por no estar insertos en una realidad que nos supera.

Desde hace ya 25 años intentamos mostrar y preparar, y alistarnos, para esta hora de salto que se nos viene encima cuan tormenta de arena y roca.
La enseñanza del I Ching no fue nunca para que aprendieran a manejar el i Ching: sino para que por medio de este instrumento excepcional y magistral alcanzaran la Visión Macro de la realidad, y desarrollasen el Camino Medio que los llevara a ver aquello que queda atrás, y ya no existe, y asumieran eso otro que está en cierne: y que ya es hoy.
Pero la antigua mente religiosa y la red del conocimiento básico, y la sombra nefasta del ego, se unieron para no dejar escapar al que debía liberarse y ascender a la punta de la alta colina.
La enseñanza de la meditación comprobada, adecuando la experiencia budista con la mitología acertada y eficiente de los Santos y Sabios (Flor de Oro) tenía por objetivo, precisamente, que la persona lograra la liberación manifiesta de su Espíritu: que el nanochip, la chispa de Dios, despertara, actuara y prevaleciera con su cumulo de información y su poder transformador.
Pero la anquilosa mente religiosa encubierta de la ilusión mística y los juegos del ego, más las expectativas de la propia idea, hacen que algunos nunca rompan sus propias fronteras artificiales; y otros rechazaran aquello que se despertaba porque o no les gustaba, o temían, o no era aquello que deseaban. Y si el Espíritu toma fuerte el mando: claman por volver al ayer, porque, -perdiendo el control de lo conocido-, algo tan real y fuerte no puede ser sino malo y hasta, quizá, demoniaco.
La enseñanza de la oración ha chocado con muros infranqueables de vieja religión y mentalidad religiosa fastidiosa y obcecada. El rezo para pedir, y sólo para pedir, y la espera para recibir, y sólo recibir, deja en evidencia el mercantilismo más paupérrimo que ha sembrado en la parte oscura de la persona la acción de la apostasía. Sacar, extraer, arrancar, a los ‘creyentes’ de una palabra sin sentido, sin conciencia, ya es tarea llena de escollos; pero lograr que la palabra sea Espiritual, verdadera, honesta y con conciencia del Espíritu que vive en la persona… es toda uno odisea. Y si a esto agregamos que fundamental es que mute en absoluto la idea, la concepción de Cristo, destronando al Jesús de las iglesias… simplemente aramos en el mar y predicamos en el desierto.

Nada de aquello que hacemos, y hago desde hace 25 años, y que llamo a seguir fomentando, -y que continuaré a realizar hasta que mi Espíritu pase de Cuerpo carnal a Cuerpo espiritual-, es para que la gente tenga otro redil en donde reunirse, otra casa donde cobijarse, una iglesia de nuevo tipo en donde hacer lo mismo, y menos para dar la seguridad mental y cultural de otra religión.
Pero el Hombre es como una cartulina enrollada por dos mil años: apenas se extiende y pierde la fuerza y la concentración espiritual, de golpe se enrolla nuevamente por la fuerza de la costumbre.
El esfuerzo debe partir de aquel que enseña y guía: porque si aquel o aquella que orienta y muestra el camino también se arremanga como cartón viejo, no habrá, no existirá algo fundamental en esta tarea hermosa: la coherencia.

La clave para Tomar la Decisión desde el interior está en algo del cual carecemos si no lo cultivamos: el ‘Sentido de Realidad’. Y todo lo que este articulo contiene al inicio y hasta su parte media es justamente eso: una muestra de realidad para que se asuma el tiempo en que vivimos, y aquello que está en cierne.
Porque si tal es la realidad, tal debe ser nuestro Sentido de Realidad. Para eso debemos Informarnos, Investigar, formarnos…no sólo para saber, y no cualquier saber. Nos informamos sobre la realidad que atañe a nuestra percepción de la vida en concordancia con nuestra Fe y una mirada macro y Espiritual de la existencia. Con ese tipo de contemplación nos informamos. Bajo ese cristal investigamos, Con esa información nos comparamos: y así adquirimos Sentido de Realidad. Y eso jamás partirá del ‘yo’: sino que desde lo Macro y externo termina, culmina en el ‘yo’. Porque el ‘yo’ fuera de la realidad que nos vive y nos condiciona es estupidez egoísta y suma tontera egotista.

Porque la espiritualidad y la Fe del futuro que ya está entre nosotros debe hacernos crecer como seres de poder, superiores a las maquinas, y prescindir de lo artificial logrando lo mismo que el Mundo mediante Lo Natural de nuestro nanochip divino: que nos elevará en nuestra calidad humana, y nos acercará a nuestra condición divina. De esto se trata ahora Lo Espiritual y la Fe Viva.
Esto explica porque siendo Búdico no soy budista, y habiendo logrado un alto camino en la sabiduría del oráculo y del sistema del i Ching, y sosteniendo vivencias con Lao-tse, no soy taoísta ni quedaré prisionero de falsa maestría que enseña metodología y forma sin contenido para que otros, en su banalidad y pretensión, jueguen con la adivinación y la quimera. Pues por amor al sabio Oráculo, y hondo respeto por los ancestros que heredaron un medio santo como es el I Ching, sigo sembrando su esencia con los cuidados que esta joya merece y exige.

Y porque amando al Cristo Vivo, que no es el de las religiones ni la falacia de los apostatas seculares, soy hondamente Cristico, y profundamente contrario al cristianismo histórico que tanto daño ha hecho y hace a la Fe de las simples personas.

Y en lo Cristico: por forma, por valor, por visión profunda, por macro realidad, por sabiduría, por virtud, por alta espiritualidad… he hallado la unidad, la unicidad, la amalgama…el UNO… en donde todo confluye, en donde los Cielos se unen: el punto cero que unifica y hermana lo que pertenece a la Luz: como un camino directo y ascendente al gran sol que dio inicio a todo este largo andar…y dio sentido y razón a sus andariegos.

En eso debemos convertirnos todos los hombres y mujeres de buena voluntad: en andariegos que asumen que somos siembras que debe ser cosechada por los dioses.
En eso se resume la tarea o misión: moverse, cambiar, mutar, transformarse…andar…caminar sobre el piso de la realidad, con la Fe en la certeza de aquello que no vemos, pero que de seguro… ha de venir.

(Y nosotros, Andariegos y Andariegas, podremos vencer a la oscuridad, y derrotar a las tinieblas, y fomentar con sabiduría la luminosidad que proviene de la Fuerza Madre que es el Dios Creador. A eso debemos prepararnos hoy, para ser Personas Logradas en el mañana próximo. Y será ésta la única herencia que podremos sembrar en los surcos de este Tiempo de Tribulación y Cambios)

—————————————————————————————————

Written by Ricardo A. Urrutia.V

noviembre 18, 2017 at 2:00 pm

Publicado en Uncategorized

Erwin Díaz vino a entregar un mensaje para mí

leave a comment »

No era el retorno que había soñado: imaginaba a un país libre de noches sin luces…como tanto gusta a los tiranos. Pero en el año 1983 aún el oscurantismo copaba los ángulos y recovecos de una nación estallando desde su raíz recóndita. Mientras que los sátrapas y perversos gozaban de la eternidad prometida por el divino autócrata.
Mis paso por el exilio no moría en mi lenguaje, ahora imperfecto por la invasión del italiano en mi hablar, y aquel percance del idioma me hizo merecedor de un simpático apodo: el ‘Rigoletto’ .
Mis nuevos amigos en mi país – los antiguos en su mayoría vivían en mi memoria después de sus muertes y desaparición- eran poetas, escritores, actores y actrices, pintores y escultores: dimos vida a la ‘Coordinadora Cultural’ cuyas reuniones las realizábamos en la sede de SIDARTE. En la calle Lira. Y en la Sociedad de Escritores de Chile los jóvenes conformamos el ‘Colectivo de Escritores Jóvenes’.
Diego Muñoz, Esteban Paredes, Carmen Berenguer, Pía Barros, Ramón Díaz Eterovic, Gustavo Becerra, Marcelo Muñoz, Reinaldo Lacamara, Pedro Lemebel, Aristóteles España, Erwin Díaz, Camilo Maturana … y muchos otros y otras cuyos nombres los años han ido borrando pero no así sus rostros, y los recuerdos que se nutren de los balances de existencia que solo son posible en la vejez. Porque si algo hermoso sucedió en esos años raros y tremebundos fueron esas fuentes rebeldes de creatividad que nunca se apagaron y florecían en medio del lodo como flores de loto.
Erwin Díaz era un joven callado y de sonrisa amable. No tenía el aire del intelectual subido al necesario faro del ego que alimenta el fuego de la presencia artística; su sencillez y humildad era tan natural y verdadera como su genialidad poética.
El antiguo libro de los cambios chinos (I Ching) dice en su signo 36 que: ‘en tiempos de tinieblas reinan los vulgares, y en tales días oscuros la inteligencia debe esconderse entre la masa de gente común pues de otro modo los déspotas buscarán dar muerte a la inteligencia porque esa es su peor enemiga’. Y el modo de proyectar su rebelión creativa Erwin Díaz la canalizó y fomentó por medio de una labor en la que pocos piensan y menos se empeñan: recopilar poesía, reunir obras, salvar memoria poética… algo así como el antiguo archivero sin el cual no habría memoria, ni historia y menos poetas vigentes en el tiempo.
Los días de protesta dieron paso a mayor represión: es el ciclo irreversible que da a toda dictadura su calidad innegable de hirsuta y cavernícola.
Recuerdo una cena con Erwin en casa de mi hermana Margarita, en Recoleta. Recuerdo a la madre de Erwin: una señora anciana, bajita de una ternura que daban ganas de abrazar y quedarse cuan niño plegado a su larga falda. Recuerdo a Erwin visitándome y compartiendo un vino en el Centro Cultural Mapocho (que se encontraba frente a la sede central de la UC, frente al cerro Santa Lucia, cuando yo trataba de aportar algo de alegría con una música aún extraña para los chilenos: La Salsa.)
Yo era entonces Camilo Maturana, el ‘Rigoletto’… quién en democracia pudo recuperar su nombre de infancia. Pero entonces era un poeta retornado del exilio cuya sana obsesión era luchar por la recuperación de la democracia en mi país. Todos los demás escribían y luchaban en contra de la dictadura sin esconder sus nombres. Erwin Díaz era Erwin Díaz: el poeta, el recopilador, el archivero de la poesía, el recolector de memorias… y eso sigue siendo hoy…además de director de un buen club de jazz en el barrio Bellavista.
Todos fueron y son más honestos que yo: porque siendo un poeta y escritor, un periodista, yo no me sentía parte de esos grandes intereses que conmovían a mis camaradas escritores. Ellos eran escritores y así luchaban y así vivieron. Algunos quizás ya no escriban: pero Erwin Díaz sigue siendo leal a su propósito y a su modo de entender la vida.
Yo venía a mi patria a combatir desde lo más duro de la clandestinidad: para eso me había preparado y con tal propósito fui enviado por el Partido en ese entonces. Pero el tiempo entre mis amigos poetas y artistas fue un aliciente, una Gracia del Cielo, un bálsamo que me salvó del fanatismo porque me mostró y recordó que la belleza nunca debe sucumbir ante la brutalidad de las armas.
La última aventura literaria antes de separarme de mis amigos escritores fue el ‘taller literario Tranvía’.
Saliendo del torbellino armado, años transcurridos, aún con la tiranía sobre nosotros, (pero ya en sus estertores nauseabundos), vino el túnel de la reflexión, del arrepentimiento, de la corrección, del perdón y de los balances. Salí por la luz del camino espiritual guiado por un oráculo vivo que me tomó de la mano y me llevó a los pies de una montaña que cambió mi existencia.
Por más de 25 años he transitado por este sendero que acogí con la convicción que siempre me ha hecho abrazar fuerte a las causas en las que creo, y a las cuales me entrego sin medir efectos y sin evitar sacrificios.
Y un amanecer, en estos días, Erwin asaltó mi memoria y me pregunté: ¿Qué será de Erwin?.
A los dos días sentí que debía regalar unas horas de esparcimiento a mi compañera y esposa: busqué obras de teatros…y entonces vi ‘Jazz…yin- yang…’ No recuerdo exactamente; quizás nunca lo leí con precisión: el hecho es que al rato tenía comprada dos entradas.
Allí estaba Erwin, con su poncho, más viejo obviamente, pero su misma mirada, su sonrisa, su característica. Es el dueño del club. Nos abrazamos… algo nos dijimos o de algo hablamos. Nos hicimos una foto. Intercambiamos correos y teléfono.
Creo en los mensajes y creo que las casualidades no existen: lo cierto es que el encuentro con Erwin renovó en mi interior una sensación aguda que me angustió hace unos dos-tres años atrás: escribir mis memorias de vida y contar lo que nunca he compartido, y con lo cual he sido cauto, egoísta y silencioso debido a esos fantasmas del pasado que no debieran hacerme temer hoy pero que pululan sin control resguardándose en el lado oscuro de humano que soy y seré mientras esté en este mundo, en este cuerpo que envejece, enferma y muere…y sea parte de la historia de esta generación.
Porque hoy he llegado a asumirme en mi espiritualidad y no tengo dudas sobre mi condición y conciencia. Pero para entrar a esta certeza antes hube de recorrer muchas sendas y pasar por muchas aventuras, y cumplir roles, y aportar a la historia del tiempo que he vivido… y de eso debo dejar algo escrito.
Y Erwin me recordó que antes de hoy también existí… y esa existencia también tiene mucho que contar.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

noviembre 18, 2017 at 3:48 am

Publicado en Uncategorized

Recuerdo de Lejos

leave a comment »

-a propósito de fallecimiento de Fidel castro-

En medio de la convulsión política de esos años, a recién un año del gobierno de Salvador Allende, en 1971, el comandante de la revolución cubana Fidel Castro visita Chile por unos días que al final se prolonga por casi un mes.

Entonces yo tenía 18 años, y hacía pocos meses había roto mi militancia en las Juventudes Comunista y me había integrado a las filas del MIR.

El jefe de mi unidad en el MIR de Macul era entonces ‘Aníbal’ (muerto entre los desaparecidos por la dictadura en el caso de los 119 – operación colombo-) quién me había sacado de mi labor sindical y puesto bajo mando de un instructor de ‘Fuerzas Centrales’ (aparato armado del MIR) que era un miembro activo de los Boinas Verdes-paracaidistas- de las FFAA, y a su vez el encargado de formarnos: le decíamos ‘pelao melo’ (fue masacrado en el regimiento Tacna). Esta circunstancia me llevaría a estar cerca de Fidel Castro.

Cuando Fidel Castro prolonga su estadía en Chile hubo un serio problema de seguridad que el gobierno de Allende no podía enfrentar. Entonces, el jefe de la Policía de Investigaciones organiza brigadas de seguridad con miembros de la policía afines a la UP que, a su vez, coordinaban su labor con dos ‘anillos’ de seguridad: uno cercano o interno que ejercía el GAP ampliado a más miembros (ya no solo quienes resguardaban al Presidente), y otro ‘externo’ que tenía por tarea el resguardo periférico de las áreas en donde se hallaba el líder cubano. Esos anillos externos estaban reforzados con miembros de Fuerzas Centrales del MIR.

Así estuve dos veces al lado de Fidel Castro. Una en la comuna de San Miguel, en un monumento al Che Guevara que se hallaba en el paradero 6 del parque de la Gran avenida, y en el cual nos tocó el resguardo de los accesos a la tarima y entorno de la misma en donde Fidel se hallaba. Entonces hubo un momento en que la militancia comenzó a lanzar sus banderas a Fidel: una del MIR, otra del PS…y él las unía y hacía gestos enarbolando los trapos. De repente todos vemos volar directo al rostro del líder cubano una especie de bola y el rostro de Fidel se tensionó, la seguridad cubana se adelantó y se puso de sobre aviso…era una bandera del MAPU echa una pelota para que le llegara. Fue un gran susto. Al pasar la tensión me doy cuenta que estoy arriba del escenario delante de Fidel a un metro. Me bajé rapidito.

La segunda vez fue alrededor de la casa presidencial de Tomás Moro: Fidel se encontraba en reunión con el senador Altamirano y Allende, y afuera hubo demostraciones contrarias que fueron tomando cariz violento cuando caravanas de autos y grupos de Patria y Libertad comenzaron a formarse a dos cuadras del lugar. Cuando llegamos en vehículo, junto a otro de Investigaciones, hubo enfrentamientos y entrecruzamos balazos. Pudimos cerrar los anillos externos y ya de madrugada, cerca de las 2 de la mañana,y ya de madrugada, cerca de las 2 de la mañana, Fidel sale a las afueras de Tomás Moro para reunirse con quienes estábamos de guardia para que le contáramos como había sido la situación de horas antes. Fue la vez que estuve a pocos metros de Fidel: era muy alto, fornido, imponente, de hablar fluido, y de mirada directa. Me preguntó por nuestra edad (muchos teníamos cara de ‘cabro chico’) y lo que más le llamaba la atención era lo jóvenes que éramos todos quienes trabajábamos en su seguridad. Allí conocí a miembros del GAP, uno de los cuales encontraría el 11 de septiembre y otros con quienes compartiría el asilo en la embajada de Italia.

Años más tarde, bajo otras condiciones, estuve presente en una reunión de la Asamblea Popular de Cuba en donde habló Fidel, en la Habana: ‘que viejo está’- comenté inocente- y ese decir casi me cuesta la expulsión de la isla.

Años antes había ya pasado por Yugoslavia, por Rumania, Checoeslovaquia, Bulgaria y más tarde por Albania. Y finalmente por Alemania oriental. Al salir de esa visita a Cuba: ya no quería para mi país lo que había visto en los ‘países socialistas. Silenciosamente me espantó la idolatría a Fidel. Y la miseria en países como Rumania y Albania me habían golpeado en lo más hondo de mi Ser. Sin embargo, no había tiempo para esas conjeturas: en Chile había una dictadura que había que derrocar. Y eso tenía prioridad.

Cuando hoy supe de la muerte de Fidel me vinieron estos recuerdos, y a pesar de hoy siento respeto por la coherencia de este hombre, y reconocimiento por su compromiso, aspectos tan ausentes en los lideres políticos de hoy, tampoco puedo dejar de sentir aquello que ya en esos años nació en mí: ese socialismo yo no lo quiero para mi país, ni creo que sea bueno para ningún pueblo amante de su libertad y dignidad. Debe haber otra forma de cumplir con los ideales de justicia sin tener que idolatrar dioses terrenales y someterse a las castas burocráticas que al final reemplazan a las viejas oligarquías dejando a la gente común (el pueblo) bajo la misma esclavitud de parias que tanto denigra al Ser Humano al carecer de Derechos reales.

Ha muerto un hombre coherente con sus ideas: también los pequeños dioses tienen su fin.

Ojalá algún día lleguemos a ese desarrollo humano en la cual no requiramos de violencia, ni de héroes, y menos de ‘lideres eternos’, o de ‘salvadores’ que surgen de la miseria egoísta de potentados que en su afán de ganancias provocan que surjan los oponentes mesías terrenales que luego gobiernan en la división y bajo tensión permanente…como en una revolución que nunca se acaba, y que jamás conduce a la gente al paraíso prometido. Si un Fidel existió, y otros pueden surgir, menores o mayores, es porque aún nos hallamos en la pre-historia de nuestra evolución. Y eso no debiera alegrarnos… ni entristecernos…sino que nos debiera hacer reflexionar seriamente sobre lo que hoy estamos construyendo en nuestros países: ojalá no sea peor de lo que ya hemos vivido.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

noviembre 26, 2016 at 11:15 pm

Publicado en Uncategorized

Cambio de dirección

leave a comment »

Esta pagina está disponible en:

http://www.iching.cl

http://soyandariego.iching.cl

Por favor, para ver la página Original, con los últimos ingresos, sírvase ir a las direcciones anotadas.

Esta que Ud. ha abierto no está siendo puesta al día. La dirección arriba expuesta es la valida.

Igualmente puede recorrer el contenido en este Blog. Pero desde el 9 de Diciembre del 2013 los nuevos comentarios se subirán a la dirección nueva, y esta quedará como la ve usted ahora.

Muchas Gracias

Muchas Gracias

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 9, 2013 at 11:15 pm

Publicado en Uncategorized

Mandela y Gandhi… me hacen tanto sentido…

with one comment

Antes no creí posible derrotar una tiranía por medios de rebelón no-violenta. No creía en Gandhi, y de Mandela me quedaba con su llamado a la lucha armada en contra de un régimen oprobioso que no dejaba sino el enfrentamiento como única salida para intentar doblegar su acérrima política de segregación.

Cuando Manuel Guerrero apareció degollado, después de su secuestro, en aquellos aciagos años de confrontación y dictadura, cerré toda posibilidad ante mí o de volver al exilio, o de seguir la resistencia pacífica que ejercía desde el Colectivo de Escritores Jóvenes, junto al sindicato de actores (Sidarte) , y otros miembros de la cultura opositora al régimen.

 Al inicio de 1988, después de al menos tres años de experiencia en la oposición armada,  ya no creía que ésa fuese una salida real y viable para alcanzar la libertad y en Estado de Derechos.

Entonces Gandhi y Mandela han crecido ante mi opción por la paz: porque ellos demuestran que sí es posible oponerse a la injusticia en forma sólida y firme, y luego de alcanzado el objetivo sublime de la libertad…saber perdonar y conciliar para asegurar que la democracia negada por unos pocos al fin sea un Derecho para todos.

Hoy Mandela y ayer Gandhi nos iluminan una senda de reconciliación que no esconde la verdad, bajo ningún caso, pero no aboga por la venganza. Y tanto Gandhi, como Mandela, enseñan que la libertad sin comida, sin derechos y con pobreza son mentiras que encubren la misma injusticia derrotada y ahora vuelta a imponerse por otros medios.

Mandela y Gandhi muestran que la Paz no es la inercia de no luchar y someterse: si no es la energía de combatir sin renunciar al Principio esencial de que toda libertad para ser verdadera debe cimentarse sobre la paz; y toda Justicia para ser real debe primero establecer la verdad y luego debe apuntar al perdón y la reconciliación. Y si alguien cree que ser Pacificador equivale a personas débiles…bueno, Mandela y Gandhi desmienten esa idea distorsionada que no comprende la Valentía de quien  lucha para no aumentar el dolor de su pueblo, sino para sanar a toda su nación.

La Victoria Moral de Mandela hoy, al ser reconocido por sus antiguos carceleros y por el reino que quiso su muerte y silencio, es la misma Victoria Moral de Gandhi, que en su momento doblegó a sus enemigos sin jamás ofenderles. De esa Altura Moral mucho tenemos que aprender. Porque Mandela y Gandhi parecen venir de tiempos aún lejanos en el porvenir, pero que debemos asumir en el aquí y ahora de nuestra Historia…Y ellos claman a nuestras conciencias por un Hombre Nuevo que sepa vencer sin someter, y cambiar la mala realidad sin justificar la maldad de los injustos. Un mundo en donde todos cabemos y en donde el malo pueda arrepentirse y optar por la bondad.

No puedo evitarlo: Mandela y Gandhi me hacen tanto sentido como JesúsCristo.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 6, 2013 at 12:57 pm

Publicado en Uncategorized

Una irreverencia con responsables

with 2 comments

‘Es que así entienden ellos’ se excusó la candidata Mattehi por su breve y extraño discurso ante una asamblea evangélica en Santiago;  en la cual dijo solemne y cadenciosamente: ‘en mi gobierno no haré nada que esté en contra de la Biblia’. Y ante el estupor que esto causó entre sus propios correligionarios, ella argumentó con esa maternal expresión: ‘es que así entienden ellos’… como el domesticador que le habla a la monada.  (Quizás por esta causa una fuerte afonía tiene enferma a la autora de esta irreverencia)

Esta falta de respeto y absoluto miramiento en menos por una buena parte de los chilenos, por parte de una candidata a la presidencia de la Republica,  lo ha permitido una  dirigencia de la misma iglesia evangélica, al prestar su templo para que los candidatos se floreen, luzcan y manifiesten sus promesas con tal de ganar el ‘voto evangélico’. Este ‘uso político’ de los lugares dedicados a la fe común de un colectivo, es de una semejanza inusitada con los mercaderes que vendían sus productos en los atrios del templo que JesúsCristo  llamó a respetar,  y no a ‘convertir en una cueva de ladrones’.

Cuando una religión, cualquiera, convierte la fe en un asunto político, y sus altares son escenario para que la demagogia y el populismo se desaten en búsqueda de votos o para ganar espacio de influencia… la responsabilidad no es del  que convierte el templo en algo indeseable, sino de aquellos que permiten que lo indeseable entre y se apodere del templo.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 2, 2013 at 2:52 pm

Publicado en Uncategorized

La verdad nos hará libres

leave a comment »

La base de gobernabilidad de un país moderno, democrático y plural es, debe ser, Su Constitución: la Carta Magna.

Hoy, transcurrido trece años del siglo 21, como pudo suceder al inicio del siglo 20, la ciudadanía constata que las ideas, necesidades, expectativas y características del desarrollo de un país, y del mundo, cambian sustancialmente. Y esto es abrupto y real en este tiempo de salto tecnológico y de evidente crisis climática.

La economía está a la base del modo de vida de un pueblo; sin embargo las Personas siguen siendo Seres Sociales por naturaleza y Seres Espirituales por esencia. La idea de que la Persona es primero y antes que todo un ‘Ser Económico’ es una deformación ideológica que sirve para sustentar tiranías e injusticias que miden al Hombre según clases y logros económicos, y dividen a la sociedad en ‘dominantes’ y ‘parias’.

Un sistema económico debe sustentarse en un principio activo de la democracia: la igualdad  de oportunidades y la consonancia ante la ley. Esto que a toda persona seria y decente parecerá de Perogrullo, en la práctica no se manifiesta, y en la realidad no se constata. Por lo mismo es que una Carta Magna que asiente pilares precisos en el sentido de la justicia resulta fundamental, y en el caso de Chile es urgente.

¿Por qué temer al cambio de la actual Constitución en Chile? Los conservadores agrarios de otrora temían al desarrollo de la burguesía urbana e industrial. La libertad necesaria que exigía el desarrollo del trabajo chocó con la sospecha y miedo de quienes sostenían el mayorazgo y la leva. Y tal pareciera ser el espíritu de una aún poderosa vertiente ortodoxa que ve ‘revoluciones’ en reformas vitales,  y grita al ‘peligro’ ante cambios que caen de maduros. Si acaso es lo contrario: la carencia de reformas primordiales fomentará y atizará el fuego de las corrientes extremas que ya no aceptarán ni siquiera una Nueva Constitución y apelarán a una aventura que postule a cambiarlo todo. Es decir: a retroceder y empobrecernos… en todo sentido.

La poca, escaza y aún paupérrima conciencia sobre el diseño global que tiene por laboratorio a Chile, que mira a convertir a este país  – primero en el planeta –  bajo el  pleno y absoluto reino del Mercado,  y el primero en sostener una producción alimentaria sobre la producción transgénica y la privatización de las semillas… es tan evidente como patente y clara fue la elección de la promotora de la nefasta ‘ley Monsanto’, que se inscribe en este plan de exterminio del pequeño agricultor y la imposición del monopolio de la semilla… la Sra. Ena Von Baer . Porque si hubiese consciencia de propuestas de ley como las que esta señora instaura en el parlamento, seguramente no habría sacado votos. Pero de seguro que sus votantes ni siquiera saben de que se trata una ley que al final los afectará… ¡y cómo!

La urgencia de resguardar el agua cuán Bien Nacional, como proteger el suelo de los venenos que dejan las mineras, y establecer que la materia prima de un país es Soberanía de su gente y para beneficio de su pueblo… son asuntos de inteligencia básica. Y que la salud sea un Derecho garantizado por el Estado -como la Educación y la Jubilación – no son actos `revolucionarios’ que provocarán la caída del sistema, sino Derechos esenciales que refuerzan la democracia y dan garantía al mercado. Porque un mercado con gente enferma, endeudada, ignorante y de escaza o mala educación solo puede concebirse en un sistema de esclavitud.

Un argumento recurrente se escuchó durante la campaña presidencial recién terminada en Chile: que los asuntos de la ecología, de la crisis climática, de la producción limpia, de la energía alternativa…eran cosas del futuro, porque primero había que asegurar buena educación, buenos salarios y fin a la desigualdad. Nada más extraño este argumento: ojalá que cuando esas aspiraciones se vean satisfechas aún tengamos planeta y un lugar para gozarnos de tales reivindicaciones prioritarias… que dejaron para otro Era lo que nos estaba matando.

En Chile estamos amarrados a una Constitución nacida bajo un régimen no democrático. Y uno de los factores anudados es un sistema raro, macabro y distorsionado llamado Binominal.  Bajo este esperpento un candidato que saca el 30 % pierde y el que logra el 18% sale elegido. Y si a este hibrido dan el título de ‘democracia’  queda al desnudo ese urgente clamor para darse bases modernas y democráticas reales y representativas. Pero llama la atención que quienes han reclamado por años en contra del método Binominal, al final usufructúan de éste: plegándose al juego electoral que este procedimiento propone e impone para, desde el respeto a su alambicado proceso, por fin lograr derrotarlo, y alcanzar los sagaces ‘quórum’ que esta Constitución espuria exige para cambiar la misma Constitución.

Cabe un Acto de Soberanía Democrática Y Republicana: declarar que toda ley y conjunto legal, Constitución y modos de estructurar el Estado y sus poderes nacidos, paridos, impuestos bajo un régimen no democrático:  sin libertad de expresión, sin libertad de reunión, sin libertad de partidos políticos, sin parlamento democráticamente elegido, y con una justicia ahorcada y condicionada, y además con una política de gobierno que sistemáticamente viola los derechos humanos… No es vinculante, no es legítimo, ni debe ser obedecido. Y si para favorecer una transición pacífica de un régimen autoritario  no democrático hacia un modo de vida nacional democrática fuese necesario aceptar un tiempo de amarres y nichos de tiranía, tal lapso no puede prolongarse ni menos constituir el modelo sobre el cual alzar la democracia y un sistema de Libertades y Derechos.

Chile ya pasó con creces ese tiempo de transición. Lo que ahora persiste de esos bolsones de dictadura son una estupidez anacrónica que solo demuestra temor y pavor por la democracia.

Y no se trata de ‘derecha’ o ‘izquierda’. Porque una ‘derecha’ moderna nunca crecerá bajo un sistema que le denigra y rebaja,  Y crecerá sin duda si opta por la plena democracia sin vestigios de absolutismo. Y una ‘izquierda’ que se acomoda a los lechos nauseabundos de sus perseguidores es tan poca democrática como aquellos que defienden lo indefendible.

 Hoy en Chile estamos ante una realidad de Progreso y de Modernidad… y bajo esta urgencia debemos construir una democracia que no debe ser el clon de otras democracias, ni la copia de las democracias conocidas, ni arena de hipocresía de los Maquiavelo que trabajan solo para sí mismos… sino la Democracia que necesitamos para ser libres de verdad…y Libres en nuestra verdad.

 

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

noviembre 18, 2013 at 4:29 pm

Publicado en Uncategorized

Ahora dejemos tiempo para la Paz

with one comment

Ya pasaron los 40 años del Golpe de Estado que fracturó la democracia y dio tiempo para la injusticia y la falta absoluta de libertad.

Todos quienes nos sentimos responsables de haber sido hijos de la nefasta ‘guerra fría’ – que de fría solo tenía su rigidez de muerte – algo hemos dicho, y en algo hemos querido asumir la historia con verdad y perdón, con memoria y reflexión. Cada uno hágase responsable de su siembra. Y en lo pequeño de cada uno debemos ayudar a sanar y recomponer, conscientes de que nadie posee tanto poder como para borrar lo acontecido o saltar a un futuro sin pasado.

Los juicios, en definitiva,  son de Dios, y la realidad de cuanto se habla hoy se verá en su verdad y coherencia en los hechos venideros: si ahora, cerrado estos 40 años, somos o no capaces de levantar 40 años de prosperidad, equidad, progreso y justicia que nos favorezcan a todos y no engorden  unos pocos en desmedro de muchos.

Sabemos que no pocas almas soberbias en su silencio atesoran atrocidades y justifican desigualdades…aunque en sus discursos digan cosas distintas y convenientes. Sabemos que detrás de la exigencia de justicia de no pocos hay un sentido inagotable de retaliación y frustración que no se condice con la ecuanimidad y la paz. Pero también sabemos que estos retazos oscuros irán esfumándose en el tiempo…lo esperamos…para dejar paso por fin a los ideales y sueños de aquello que nos proyecte al porvenir y nos coloque definitivamente en lo venidero.

Ahora dejemos tiempo para la Paz: demos una oportunidad para que la Paz crezca y se consolide cuan forma y fondo, y con ella la Libertad en su calidad más limpia y original nos llene de sentido y de nuevas ideas. No perdamos esta oportunidad.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

septiembre 11, 2013 at 4:11 pm

Publicado en Uncategorized

A 40 años de aquel Golpe

leave a comment »

Perdón sin hipocresía

Como un modo correcto de hacer política en estos días de recordatorio – en que se nos viene a la memoria un evento de ruptura democrática que fracturó a Chile–  ha surgido la cuestión del ‘perdón’ casi como pasaporte para pasar por la línea fronteriza de la moralidad.

El perdón es hipócrita sin asumir las Causas de aquello que ocasionaron el error, la aberración o caída. Por lo mismo: es el Arrepentimiento…no el que se golpea el pecho, ni lo menciona con palabras hueras…sino ese Arrepentimiento que reposa justamente en el Causal del Perdón, aquel factor definitivo que permite que un ‘perdón’ sea consistente, verdadero y honesto.

El perdón es personal cuando el mal es individual, y afecta al círculo inmediato o cercano. Pero las Instituciones, que son Cuerpos Orgánicos en la sociedad, cometen errores o aberraciones, y hacen bien o hacen mal, en forma y de manera colectiva, y los efectos de tales determinaciones o actuaciones no son ‘personales’, ni ‘individuales’…sino Institucionales.

Es hipocresía aseverar que el ‘perdón SIEMPRE es personal’…como si quienes se volvieron locos en aquellos años intensos hubiesen sido unos pocos desquiciados. Todos estábamos enloquecidos por ideales y posturas de ‘guerra fría’ en donde no había conciliación ni dialogo posible. Y fueron ‘Instituciones’, grupos orgánicos, quienes empujaron al abismo a este país. Como fue el gobierno de los EEUU quién determinó y financió la caída de Allende. Y hoy no se puede decir que fue un asunto de Nixon, sino que es política de Estado de los EEUU. Como fue opción orgánica de la Corte Suprema apoyar a la dictadura y ayudar a enterrar a los desaparecidos con su silencio y rechazo de los Habeas Corpus. Como fue política de Partido (comunista) dar luz verde para la formación del FMPR, y fue decisión de Partido sacrificarlos cuando se abrió la posibilidad de hacer parte de la institucionalidad política de la cual habían sido marginado. En política y en asuntos de la Nación y de la República  las decisiones y opciones son Institucionales, y de haber Perdón éste  debe ser Institucional, y es hipócrita intentar reducir errores y horrores bien organizados en meros asuntos ‘personales’.

El perdón con mentiras es una abominación. Pedir perdón por los malos y evidentes efectos (torturas y avasallamiento de DDHH, por ejemplo) pero omitir la condena al Golpe de Estado…es una falacia.

Todo Golpe de Estado, sea de un Chávez o de un Lenin, sea de un Pinochet o de un Micheletti será siempre y bajo cualquier forma una afrenta, ofensa y denigración al sistema democrático, y es CONDENABLE. El solo hecho de ‘llamar’ o ‘instigar’ a un Golpe de Estado es ya un delito en contra del sistema de Derechos.

Y la Democracia Cristiana (cuan cuerpo orgánico) sí llamó, apoyó, instigó una salida de Golpe militar para poner fin al gobierno de Allende. Que unos pocos no estuviesen de acuerdo en el seno  la DC, eso  sí es asunto personal. Pero institucionalmente la DC fue parte de la historia del Golpe de Estado. Y que ‘institucionalmente’ después de un par de años la DC se declarara ‘orgánicamente’ enemigo del gobierno militar, también es real;  y que la DC ha jugado un rol preponderante y fundamental en el traspaso de la tiranía a la democracia es  evidente. Sin embargo, hasta hoy, nunca hemos escuchado un acto de ‘Arrepentimiento’ CAUSAL que pida perdón por haber participado junto a los para- militares de ‘Patria y Libertad’ en sendas conjuras en contra de un gobierno que ya había cedido y se preparaba para convocar a un referéndum. Pues recordemos que el lunes 10 de septiembre del 73 Allende debiera haber llamado al Plebiscito, pero fue Pinochet quién le solicita que lo aplazara al día Miércoles 12… ‘para solucionar asuntos internos al ejército’. Y el martes 11 fue el Golpe.

Hubimos quienes creían en la salida armada: me cuento entre ellos. Y proclamamos esa ‘solución’ no desde la teoría sino en la práctica política diaria. Pero es mentira, es falso, no es verdad que en Chile hubieran20 mil hombres armados prontos para asaltar las instituciones y tomarse el poder, y es mentira que de esos 20 mil armados al menos 15 mil supuestamente eran extranjeros. No es verdad.

El MIR podía con dificultad y con mayor tiempo disponible reunir a 400 combatientes, pero NO había armas ni logística para nutrir a esos 400 combatientes. El Gap era una estructura que ampliada, como lo fue en Tomás Moro, pudo crecer de unos 50 a 80 hombres más de su planta original. El resto de los partidos que ‘hablaban’ de armas y similar…no poseían ni el manual de corta palos. La posibilidad de dar un ‘Golpe’ en favor de Allende fue después del Tanquetazo (intento de Golpe fracasado): todo estaba a favor de un apriete de tuercas que sí habría contado con partes de las FFAA y Carabineros. Era el momento. Lo apoyó el Mir, lo propuso el PS y lo sostuvieron otros, incluso la Cut. Dudó el PC. Y Allende se opuso. Porque Allende fue siempre un Socialista Democrático, un social demócrata de los años 60-70, y  nunca fue un revolucionario de los 60-70. Allende creía en las instituciones, y postulaba a que la mayoría votara para dirimir los asuntos del país, incluso su propia permanencia en el gobierno. Allende es el menos responsable del desastre que sí empujamos otros que postulábamos al Poder Revolucionario, o aquellos que desde la vereda contraria querían y trabajaban para ‘aplastar al comunismo’ y ‘extirpar al marxismo’.

Fue mentira, una falacia que sostuvo el ‘toque de queda’ y el ‘estado de guerra’ por años, que el MIR o el FPMR estuviesen en grado de provocar un estado de caos en el país: eran, fueron, grupos de Resistencias, células estructuradas bajo el concepto de guerrilla urbana, siempre destinadas a  apoyar e infundir animo de lucha en las masas, y siempre y de todos modos cuan apoyo armado y de propaganda a la movilización social. El MIR nunca se planteó ‘reemplazar’ la organización y la movilidad de la gente en sus territorios y realidad social. El FPMR nace bajo la premisa estratégica del ‘brazo armado de la rebelión popular’. En Chile jamás hubo grupo armado, antes, durante y después de Allende, que de verdad estuviese en grado de iniciar una guerra popular bajo el mando de un ejército rebelde. Eso nunca ha sido ni ha existido en Chile. Y que por años la dictadura levantara tal fantasma, se explica solamente debido a su ideología militarista, guerrerista y totalitaria. Nunca tuvo asidero en la realidad. Y en efecto: cuando el FPMR, ya escindido del Partido (comunista) aprobó su política de ‘guerra popular prolongada’…simplemente se atomizó, y desapareció.

Pedir perdón, entonces, por el efecto de las torturas y asuntos de DDHH, sin condenar el Golpe de Estado, y sin aceptar la verdad de que en este país JAMAS hubo tal fuerza capaz de derrotar o dañar realmente por las armas y por vía insurreccional armada al gobierno de facto…y que tal orquestación y manipulación fue un ardid que justificó torturas, desapariciones y encarcelamiento incluso de gente pacífica y democrática, pero que por ser opositora eran ‘terroristas’, y que fueron pretextos sanguinarios para asesinar a combatientes ya apresados y desarmados… un perdón sin estos ‘detalles’ no es más que un acto hipócrita y vacío.

Pero hay quienes no se ocupan de este asunto: optan hoy por manifestarse violentamente, e insistir en la retaliación como único sentido de defensa de los DDHH. Así como los de la berma opuesta siguen con un verso desgastado y mentiroso sobre los supuestos peligros de totalitarismo marxista que aún en sus imaginaciones siguen acompañando sus mentiras, y pretenden ‘empatar’ el cruento Golpe -y sus consecuencias- con aquellos discursos de verborrea revolucionaria que jamás constituyeron una realidad . Toda violencia – y tales argumentos falaces,  y las formas pequeñas y reducidas de entender los DDHH, son un modo de violencia– toda violencia es nefasta y debe ser repudiada. Si hay arrepentimiento debe existir una postura clara hoy con respecto al pasado, y corregir con actos de coherencia – Aquí y Ahora- que en serio desmonten las odiosidades, y de verdad repudien en los hechos aquello que antes nos llevó a los oscuros años de la dictadura, y que hoy aún nos envenena el alma.  

Allende fue un visionario que no entendíamos: él advertía sobre ‘la masacre’ que vendría si a él lo derrocaba la derecha más extrema; él anunciaba que ‘un sacrificio’ del pueblo en una aventura revolucionaria sería una irresponsabilidad. Quizás fue ‘ingenuo’ al creer en demasía en la fortaleza democrática de las instituciones del Estado; pero quizás la conciencia del poder avasallador de los enemigos de la democracia era precisamente lo que le empujaba a buscar soluciones pactadas y finalmente proponer un referendo que él estaba dispuesto a obedecer si le era contrario. Hoy podemos entender su postura como algo sumamente valiente, inteligente y plena de amor por su pueblo. Pero en ese momento no lo comprendíamos, y lo creíamos cediendo y entregando el gobierno… que para nosotros no era sino un medio y una vía…porque lo nuestro era el Poder y el Socialismo…y no precisamente democrático. Reconozcámoslo.

Hoy, a 40 años del Golpe de Estado,  siento el suicidio de Allende como un acto extremo de protesta en contra de los afiebrados  que no supimos resguardar la democracia. Siento ese balazo en su cabeza como un acto tremendo de decepción ante quienes nunca supimos entender su ideal democrático y su pensamiento tan progresista y carente de egoísmo que entonces veíamos como algo tibio, raro y temeroso. Siento a Allende y su sacrificio como una campanada en contra de la estupidez que puede llevar a un país a 40 años de división, dolor, odiosidades y perdón hipócrita y auto criticas parciales. De esa necedad, de ese cinismo…Allende era contrario y por mucho estaba distante de las mezquindades que hasta hoy prevalecen. No lo supimos atesorar. De eso me arrepiento de verdad…y pido perdón… y me arrepiento.

Y también Hoy, al ver y escuchar los archivos de esos años enloquecidos, se nos presenta un Cardenal Silva Henríquez solitario buscando la paz y haciendo de puente entre las partes para llegar a salidas pacíficas…mientras los curas elevaban apologías al desastre y al Golpe desde sus púlpitos, y otros seguían lo más radical de la práctica de la teología de la liberación…también este hombre de paz fue un incomprendido, y un visionario,  que hoy debemos rescatar en nuestra Memoria de Hombres Progresistas. 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

septiembre 8, 2013 at 5:49 pm

Publicado en Uncategorized

40 años… son muchas vidas y demasiadas muertes

with 3 comments

Mi testimonio a 40 años del golpe militar de l973

Los hechos del 11 de septiembre del año 1973 siguen separando a los chilenos, y a toda persona que vivió aquella época convulsa en nuestra América Latina.

Pertenezco a esa generación, y me reconozco en esta historia. Fui interprete de los eventos y participé activamente en los avatares de una época que debe ser entendida por lo que fue, por lo que era, y no debe ser juzgada desde el hoy y bajo el contexto del ahora. El aquí y ahora nos debe servir cuan plataforma crítica que nos permita un análisis objetivo, desapasionado y maduro. Nunca el hoy debiera transformarse en el cedazo por el cual pasar la vida de esos años ricos en experiencias y aprendizajes.

Porque entonces existía una espada de Damocles sobre todos nosotros: la Guerra Fría. Quizás hoy no se entienda lo estricto y apretado que era ese cable al cuello de la gente, pero nada escapaba a esa Guerra permanente entre Dos Superpotencias que tenían absolutamente infiltrada toda la política mundial.

Cuando estuve en Alemania, fines de l974, vi de este lado del muro de Berlín los misiles bien dispuestos hacia el Este; y al mirar hacia el Este con prismáticos podía distinguirse la figura de las baterías con ojivas nucleares de Alemania Oriental. La tercera guerra atómica estaba a metros, a minutos y siempre en ascuas. En mi niñez viví la crisis de los misiles en Cuba a través de la polémica de mis tíos: uno que era anti-comunista, y otro que era socialista. Y ambos compraban muchos diarios y yo los leía todos. Por primera vez sentí esa sensación extraña de que en cualquier momento se abriría la tierra y nos tragaría a todos.

Cumplí 14 años haciendo parte activa y militante en las Juventudes Comunistas de Chile. La familia con la cual me estaba quedando…los Maturana… eran comunistas,  y ése año hubo una larga huelga de profesores y ocupamos nuestra escuela, y en esa ocupación entré a la célula estudiantil del Regional de San Miguel de las JJCC.  En los años 68-69 hubo grandes movimientos de estudiantes en todo el orbe. Fue el connotado ‘Mayo del 68’ en París. Fue la masacre en la plaza de ciudad de México, y el Cordobazo en Argentina. Fue la invasión del Pacto de Varsovia en contra de la ‘primavera de Praga’; fue el tiempo de la lucha interna en el Partido de Mao Tse Tung en China; fue la época del recrudecimiento de la guerra en Vietnam. Era el momento de las reformas en Chile: de la educación, del agro. Y en todo se movía la sombra de la Guerra Fría y su guerra de espías e infiltraciones.

¿Podía alguien quedarse fuera de esta rueda en pleno movimiento? No yo. Había que informarse y éramos una juventud devoradora de libros, de revistas y ensayos. A mis 16 años ya había pasado por varias ‘escuelas de cuadros’ y los textos de Marx, Lenin…Maotsetung, Fidel Castro… economía…filosofía…y sobre todo Historia…eran pan necesario para estar a la altura de la discusión política que se daba a todo nivel, incluso en la cena de año nuevo, o en la Plaza de Armas en Santiago. Era entonces dirigente de FESES, y en la dirigencia de la democracia cristiana estaba un joven de apellido Yunge, con el cual forjamos algún tipo de acercamiento. Porque los demócrata cristianos eran personas instruidas, y ellos eran en ese tiempo el enemigo a destronar. Los socialistas eran anti-comunistas, pero aliados, y eso impelía a grandes debates ideológicos. Así, a mis 17 años soy un brigadista activo en la campaña de Salvador Allende. Y cumplo los 18 con Allende ya presidente, y postulando a ir por asegurar al gobierno mediante ‘la aceleración del proceso’.

Jóvenes  que eran de derecha, del Partido Nacional, o de la Democracia Cristiana, se radicalizaron y muchos se violentaron en contra del Gobierno de Allende. Ya uno no podía tener amigos que no fuesen de la propia ideología, porque todos comenzamos a ser enemigos de todos. Hasta pololas que quedaron de la otra vereda política ahora parecían odiarte. Así fue.

Era muy difícil hallar a quién no tuviese algún grado de participación en política: o eras activo en contra de Allende, o eras activo en favor el ‘proceso’. No había un ‘centro’ o una ‘tercera alternativa’.  Quién no estaba de una parte o de la otra…era un ligero de casco, un don nadie.

Y en tanto, Richard Nixon, el egotista y extraño presidente de los EEUU, con su consejero de Estado Henry Kissinger, el Maquiavelo de esta época, orquestaban la caída de Allende fomentando y pagando un plan de subversión ahora ampliamente documentado. Por su parte, el burócrata Moscovita Bresnev, jefe de la Unión Soviética, ponía sus condiciones para apoyar al Gobierno de la Unidad Popular, y Cuba, con Fidel Castro en primera línea, hacía esfuerzos denodados para consolidar a los revolucionarios y evitar la predominancia de los ‘reformistas’ el interno de la coalición de gobierno allendista. Todos movían sus piezas. Los socialistas iban a la izquierda; los comunistas pasaban de la confianza hasta majadera en la institucionalidad, para jugársela por un ‘No a la guerra civil’…hasta conformar tardíamente aparatos de defensa militar.  La democracia cristiana sufría en todo este tiempo dos rupturas y escisiones: el mapu y la izquierda cristiana. La organización para-militar de carácter fascista ‘Patria y Libertad’ ya tenía a su haber atentados y la muerte del General Schneider. Algunos más radicales en la izquierda entraron en la desesperada lucha armada: como las VOP, que mataron al ex ministro de Frei Montalva, Pérez Zucovich, y luego se inmolaron en las puertas del cuartel de la Policía de Investigaciones. Mientras que Allende nacionalizaba el Cobre y las grandes compañías extranjeras firmaron entonces la sentencia de muerte del osado gobernante.

¿Puede alguien hoy, desde el estricto hoy, entender lo complejo, acelerado y turbulento que era todo aquello? Un año era como vivir 10 años de acontecimientos y eventos. Parecía que el tiempo se había vuelto loco. Se dormía siempre menos. Nos pasábamos en la calle, en las fábricas, en concentraciones y en reuniones. Cada día sucedía algo…y todo era importante. Nadie se quedaba al margen: las iglesias tomaban parapetos…unas parroquias y pastores eran casi comunistas…otros se endurecían en el más feroz anti comunismo. Desde los púlpitos se hacía política. En los café nocturnos en plena Alameda se formaban ardorosas discusiones que solían terminar a puñetazos. En los cines daban Noticiarios y quedaba la batahola entre el público cuando aparecía Allende, o Frei Montalva, o una noticia del Paro Camionero. Todo lugar era una trinchera. Las familias se dividían: ya no se visitaban a los ‘momios’ o a los ‘upelientos’. Así vivíamos.

¿Qué hacer siendo un joven con inquietud política y social? Obviamente: participar. Y participé.

En Julio del año 71 hubo un ‘ampliado regional del Partido y la Juventud comunista’. Era delegado, así como lo fui antes en el sexto congreso de la ‘Jota’. Y fue en dicha reunión, en aquel Julio del año 71, que rompí mi militancia. Fui calificado de ‘ultra’, y de inmediato los amigos de años me convirtieron en enemigos despreciables,  y no perdían ocasión para agredirme verbalmente. Fue esa mi primera decepción de la política: mi ideal de camaradería y la tontera existencial de que ‘somos todos compañeros’ se fue por la cloaca. Despertaba a la dura realidad de la política que no sabía si me gustaba… Entonces, al mes siguiente, entré a las filas del MIR.

Entonces se hallaban en construcción ‘Los Cordones Industriales’ y me designan en la zona de Macul para organizar el ‘Cordón Macul’, y para eso entro a la fábrica de caucho y rápidamente soy elegido en el sindicato y delegado al Congreso de la CUT. Formamos el FTR (Frente de Trabajadores Revolucionarios). Y en ese contexto organizamos con el Partido Socialista las ‘Tomas’ de diversas fábricas del sector para obligar a su ‘Intervención’. Así ocupamos la Textil Pollak. Pero no la policía nos quiso desalojar: sino el Partido Comunista y sus brigadas. Nos rodearon y nos aislaron, provocándose fuertes enfrentamientos entre los miristas, socialistas y ocupantes…en contra de los grupos del PC que querían desalojarnos. Hasta que se logró realizar una asamblea general para que se votara y se decidiera qué rumbo tomar: en esa asamblea, borrascosa por cierto, intervino un joven mirista, Carlos Ominami, y su discurso tuvo tal efecto que provocó la victoria de las posturas nuestras en dicha asamblea;  y este delgado joven con bigotes finos, salió en andas al hombro de los trabajadores. Entonces era yo el encargado de la ‘Unidad’ del Mir que ocupaba dicha fábrica. 

Cuando se me encarga ‘penetrar’ una ‘Toma’ de terreno en Avenida departamental, frente a lo que es hoy el estadio de Colo-Colo, hubo necesidad de instruirnos en ‘auto-defensa’. Asisto a mi primera formación en artes marciales. Luego entro a la preparación militar básica que entrega la Dirección del Mir en una zona alta de Santiago, del barrio Colón, entonces lugar de grandes casas y aún mucho campo. Allí conozco al ‘pato malo’ y al ‘pelao Melo’. Ambos miembros de ‘Fuerzas Centrales’.

Aníbal era mi jefe superior. Santiago mi jefe de Unidad. Ambos asesinados (supuestamente murieron en enfrentamientos en Argentina). En realidad todos fueron literalmente masacrados en los regimientos Buin y Tacna. Y los nombro a ellos porque ambos supieron de mis ‘desviaciones espirituales’: sabían que yo meditaba y leía a Lonsag Rampa. Y en lugar de criticarme me llenaban de preguntas y les parecía increíble lo que hacía;  y el flaco Santiago me pedía que le enseñara porque decía que meditar le hacía estar tranquilo. Aníbal me confesó entonces que él había pasado en un grupo filosófico-esotérico de ese tiempo. Esa aceptación amplia, democrática, para nada ortodoxa era algo que me complacía en el MIR. Pero la realidad diaria no estaba para cosas esotéricas: la violencia se hacía cada vez más aguda.

Un día Aníbal me saca de una reunión, en la casa que teníamos en la esquina de José P. Alessadri con los Olmos, y me cambia el rumbo: ‘pato malo’ me había pedido para integrar Fuerzas Centrales (el aparato militar central del MIR). Debí abandonar todo. Debía incluso decir que ya no militaba; a mis compañeros debía desinformar haciéndoles creer que me retiraba de todo, que ya no era militante. Así aprendí a tener una doble vida. Debía hacerme de ‘un manto’, es decir de una historia de vida que cubrirá mi preparación y acción en Fuerzas Centrales. No podía participar en marchas, ni en manifestaciones. Nada.

Mi hermano era militante del Mir. Él menos que nadie debía saberlo: un día estábamos en una reunión de Unidad y nos cruzamos con otros que no debíamos vernos…pero nos topamos y entre ellos venía mi hermano. Fue un chiste.

Mi indisciplina me costó algunos enfriamientos: trabajaba en el hospital El Salvador, como Controlador de Bodega, y la Bodega central del Hospital estaba a cargo de otro mirista. Cuando los contrarios al Gobierno de Allende ocuparon las instalaciones del hospital, en un caso de portada de diarios en esa época, yo no encontré nada mejor que organizar con Andrades, el mirista de las bodegas, unos grupos de izquierda para desalojar a los de derecha: resultado…heridos y gran escándalo. Terminé sumariado en el hospital, y acusado en los diarios de ser el agresor de un médico que perdió un ojo. Y esto me valió el enojo de mi jefe en el Mir y mi temporal suspensión de Fuerzas Centrales. Así, quedé en el aíre.

Era en ese tiempo Bombero de la entonces primera Compañía de San Miguel, en la calle Salesianos casi al llegar a Gran Avenida. Además de ser un excelente ‘manto’ (encubrimiento) era en verdad una vocación que me llenaba y me daba grandes satisfacciones. Y ahí se da un fenómeno que he valorado por años, hasta hoy: entre los jóvenes bomberos, y en especial quienes hacíamos parte de la Guardia Nocturna, había una camaradería por encima de la política y la militancia. Cosa que en este momento era imposible: nadie podía convivir con ‘el enemigo’. En efecto, Jaime Maturana era comunista, yo era mirista, Jaime Meza estudiaba en la Universidad Técnica y era de izquierda, pero Jaime Cruz era declaradamente de derecha, como el negro Nano, y como Claudio Zurich, que reemplazaba en la Guardia y era muy amigo nuestro. Pero nadie hablaba de política para enojarse. Menos se peleaba. Y éramos realmente amigos, camaradas solidarios sin mentiras y sin juicios entre nosotros.  A la cabeza, como nuestro líder, Mario Bustos. Todos jóvenes distintos en una época en que los chilenos éramos todos demasiados parecidos en nuestro fanatismo.

Para la venida a Chile de Fidel Castro  paso a integrar una unidad del Mir que trabaja con los aparatos del GAP (el grupo de defensa personal del Presidente Allende) cubriendo los sectores externos de la casa de Tomás Moro, o copando puntos cruciales en los anillos externos en donde se concentraba la gente por las visitas de Fidel.

Nuevamente me avisan que debo parar con todo, porque en Noviembre del año 73 debía viajar a México, y luego a Cuba, para recibir una completa preparación militar. Obviamente nunca sucedió. El 11 de septiembre cambió todo. Hace 40 años.

Cuando en la mañana del 11 de septiembre, estando en el cuartel de Bomberos, supe del golpe militar…quedé estupefacto, frío, desorientado. No tenía forma de contactarme. Entonces intento empalmes con gente conocida. Pido a mi hermano que hable con Aníbal, con Santiago…pero no era posible. Incluso mi hermano casi cae en una trampa, y es testigo de cómo se llevan detenidos a sus compañeros. Así las cosas, mientras estaba en ese intento, ya camino al cuartel, sale el carro bomba con su sirena desplegada y a pesar de correr para subir…no lo alcanzo.

El carro de la Primera, un viejo camión REO, fue emboscado por los grupos del Gap que se habían desplazo a la población La Legua. Es acribillado a tiros, y los bomberos son obligados a descender y se llevan el carro para usarlo en sus desplazamientos; también copan la Segunda Compañía que se hallaba en la población. Cuando recibimos el informe por la  radio del cuartel, mi primera intención fue ir a La Legua, pensando que era la gente del Mir la que resistía. Vestido de bombero emprendo a pie la ida hacia la Población por calle Salesianos. Llegando  la Fábrica que se encuentra en Salesiano con San Francisco, de la Lever entonces, se produce un tiroteo entre los trabadores atrincherados y carabineros. Me resguardo detrás de un poste, irónicamente cerca de la casa de mi abuela materna, y aparecen camiones con personal de la FACH. Entonces retrocedo hasta la casa de los Maturana, en Chiloé y Salesianos, y me escondo allí.  La balacera fue infernal. Y cuando aún se disparaba, pero ya no habían militares cerca, salí, y a boca de jarro me apuntan con un fusil: ‘ ¡es un bombero…!’ –grita un conscripto-  ‘¿Y qué hace aquí ese huevón…’ dice un oficial. Y yo le digo: ‘voy a un Llamado porque se está quemando un vehículo militar….’  Y el teniente grita: ¡Ya po’ huevón,…corre antes que se queme la huevá…’ y los militares reían. Parecía una tregua. Ya no se disparaba.  Apenas llego a las puertas del cuartel se desatada el pandemonio: los trabajadores eran desalojados violentamente, y los iban tirando en las veredas como a sacos de papas. Para ver subí a la torre de la alarma y miraba con prismáticos. Sentía que pasaban las balas por encima de mi cabeza, como zumbidos de pájaros veloces. Un avión giraba en círculo sobre nosotros.  

En la tarde todo parecía finiquitado. Y recién como a las 18 horas pasa un contacto y me ubica. Me citan para el otro día al barrio Macul: a una casa en la calle  los Tres Antonios. Me costó muchísimo llegar. Pero me vi envuelto en enfrentamientos en donde solo corrí y corrí  por mi vida. Entonces me fui de ese sector y en Avenida Grecia un taxista anciano me lleva hasta San Diego, y de allí camino hasta Franklin, donde me encuentro con un Bombero cuyo padre tenía un restaurante por allí, y juntos llegamos al cuartel.

Los siguientes días serán de intentos, y con mi hermano de alguna forma estaba al tanto de lo que acontecía. La represión nos alcanza rápidamente. Dos de los Maturana están Desaparecidos. Jaime, el Bombero, fue apresado y pasó por el campo de concentración  Tres Alamos y luego al exilio en México. Buscaban a mi hermano. Y por lo del hospital, mi suegra que trabajaba allí, me avisa que habían apresado a mi polola, Viviana, y que estaba en el Estadio Nacional. Que había apresado a mi cuñado y que me querían a mí.

Cuando todo parecía perdido, son mis camaradas Bomberos, de derecha, partidarios del golpe de Estado, quienes me ayudan a escapar: uno falsifica una carta para usar de salvoconducto para viajar hasta Arica, y con eso efectivamente viajo en bus hasta la extrema ciudad del norte para pasar a Perú. En Arica alojo en un cuartel de Bomberos, pero allí éstos colaboraban con las patrullas de Carabineros y salían de noche a disparar a las poblaciones. Guardaban armas y explosivos en los armarios de la guardia nocturna. Me vi atrapado. Soporté. Pero como me negaba a salir con ellos…comenzaban a sospechar. Se había tornado muy delicado el caso.

Debía salir a las 5 de la madrugada de un día sábado para cruzar la frontera por un lado desértico. Al llegar al contacto que debía pasarnos nos avisa que el grupo del día anterior había sido atrapado por militares peruanos y los habían entregado a los militares chilenos y los habían fusilado en el lugar. No le creí al tipo, pero se notaba muy nervioso y asustado, y eso me bastó para desistir.

De vuelta a Santiago. El cerco se había estrechado: me habían ido a buscar al cuartel de Bomberos. Mi hermana me esconde en una casa de campo de su patrón de trabajo, un judío que sabía mucho  de escapar y de muerte bajo persecución, pero al poco estar en Melipilla, se produce una razzia de militares en busca de guerrilleros campesinos que habían asaltado a una patrilla de carabinero. Debí salir rápidamente.

Entonces entre los Bomberos, incluyendo a uno que luego trabajó para la CNI – la inteligencia del régimen militar- juntaron dinero para que me escondiera. Y mi amigo Jaime Meza y su hermano Gari (ahora y de hace años mi cuñado) (Jaime es hoy un connotado Juez de la República) me ayudaron a asilarme en la embajada italiana.

Cumplí 21 años en Roma, el 28 de Enero de 1974.

Han pasado 40 años. En aquellos primeros años de exilio estaba aturdido por la muerte de tanta gente conocida. Viví la mayor crisis de fe que nunca he pasado en esta existencia. Deseché por completo a Dios. Me volví un ateo militante. Ocupé cargos en el Mir en la ciudad de Milán. Pero después de una extraña experiencia en Yugoslavia (actualmente Serbia)…volviendo a Italia me separo de la política chilena, y me dedico enteramente a vivir Italia. Pero duró poco. Publico un libro de poemas, bajo el pseudónimo Camilo Maturana,  que sin pretender me abre puertas y me bota nuevamente a la política. Esta vez en grupos marxistas leninistas italianos. Entro al periodismo; fundamos una revista Cultural que tiene en su momento alguna incidencia (Nuova Cultura); trabajo en proyectos de diarios que terminan después de un mes… Y junto a Raúl Matta, sobrino de Matta el pintor, formamos una estructura de apoyo a los grupos marxistas leninistas que trabajaban en América Latina. Así entro en contacto con Palacios, Fuentes y otros que eran los ‘históricos’ del PCR (comunistas revolucionarios) de Chile y que estaban en París.

La poesía y el periodismo y la política me llevan a viajar por toda Europa y Canadá.

Entre tanto, el año 1977 me quedo sumergido por 10 meses en una abadía budista que me regresó a lo espiritual y me rescató del ateísmo. Pero desde finales de 1975 el I Ching había pasado a ser un consejero fundamental en mi vida, pero era un asunto muy íntimo, y  era una relación aun  esporádico, casi un secreto…era parte de mi incoherencia oculta.

Viví, conviví a mis 22 y 23 años intensamente con Claudia, una Colombiana de Cali que me puso al borde del abismo, pero que me enseñó todo lo que luego fui como hombre. Me marché a Suiza, experimenté en la música, en los negocios… y en el matrimonio acordado para obtener permiso de estadía en Suiza. Ya fuera de la política, lejos del dolor de los primeros años…pensé que mi vida terminaría en los viñedos de Merlot de mi suegro, en Camorino, Ticino.

Reingreso al partido, y soy recibido casi como el hijo prodigo: y en esas vueltas extrañas me encuentro con uno de aquellos jóvenes, ahora menos joven, que en su momento, cuando abandoné la Juventudes Comunistas en el año 71, había usado tratos duros para conmigo. Allí estábamos otra vez, después de años y mucha agua debajo del puente… exiliado, bajo la misma bandera, pero aún con serias discrepancias: en efecto él no concordaba con esta ‘nueva política del partido’. Son los años de la guerra en Centro América, y en la guerra de Nicaragua se formaban los futuros oficiales que irían a combatir a Chile.

En el año 1981 la vida movió sus hilos. Conozco a Patricio Manns, un viejo y conocido poeta, escritor autor y cantor, y a su esposa, Alejandra Lastra. En Ginebra. Y por intermedio de ellos llegan a mis manos los documentos de la discusión interna del Partido Comunista de Chile. Fue la primera vez que supe que el partido preparaba estructuras militares para enfrentar a la dictadura. 

El año 1983 el gobierno militar elimina las prohibiciones de retorno y permite un regreso controlado de exiliados. Comenzaban las protestas en contra de la dictadura. Después de un breve viaje a la Alemania Oriental, regreso a Chile. Me acompaña la esposa helvética, Carla, con el claro propósito de que su nacionalidad Suiza y la relación fluida con la embajada helvética sirvieran de protección. Acá en Chile nos encontramos con un amigo de Suiza, un camarada de partido, Marcial Moraga,  el que venía con su pareja, ella también Helvética, Isabel Mayoraz. Formamos un grupo de amigos, y ‘las gringas’ eran amigas entre ellas.

Inscrito en la Sociedad de Escritores  de Chile participo en la formación del ‘Colectivo de Escritores Jóvenes’. Mi tarea encomendada  real era contactar a la Dirección Publica del partido para colaborar en el armado  del aparato de seguridad de los dirigentes abiertos del partido. Algo se hizo. En algo pude cumplir. Entonces, en un asado, en casa de un médico que también venía de Suiza, Marcial Moraga me propone entrar al FPMR.

Por medio de Patricio Madera me puse en contacto con Manuel Guerrero, en el taller del pintor,  en Matucana, pude por fin entrar en mejor vereda: con Manuel Guerrero nos conocíamos desde la época de Feses y de la JJCCC. Quedamos de juntarnos…pero nunca pudimos: fue secuestrado y degollado junto a otros dos connotados comunistas. Estuve en su funeral organizando  los anillos de seguridad. Pero luego del entierro…pensé seriamente regresar a Suiza y dedicarme a algo bien alejado de la política…meditar…ir al Tíbet…Y Carla me incentivaba…¡Sí, vámonos-…! 

Carla se regresa a Suiza. Isabel Mayoraz se queda y se incorpora al Frente. Durante el tiempo que milité en el Frente sostuve algún nivel de contacto con la dirección del partido, y  mientras se acercaba la crisis entre la Dirección del Frente y el Partido, más se acentuaba mi relación y colaboración con el ‘aparato militar del partido’.

Mediante Cecilia Magni, Tamara, se me incorpora primero a la logística territorial, luego a la estructuración de milicias territoriales;  más tarde se me incorpora al grupo a cargo de Propaganda: ediciones, grabaciones, contacto con periodistas, conferencias de prensa clandestinas, videos de acciones y su difusión, etc. Sobre todo mi aporte estaba en el contacto con la prensa y periodistas extranjeros.

Cuando se produce la crisis política con el partido, Raúl Pellegrin pide conformar una ‘comisión política’ que era en realidad un conjunto de personas que emitíamos opiniones teóricas y documentos ideológicos. Yo escribí varios de esos documentos.

Hubo un día en septiembre del año 1986 que se suponía ‘el día de la rebelión popular’. Me colocan a cargo de las Milicias territoriales en la zona de Peñalolén. Otra unidad especial del Frente, se acuarteló con mucho armamento. Las milicias no tenían armas, pero se suponía que una vez estallada la rebelión se entregarían. Cuando los militares rodearon la población y se acercaban a la casa del acuartelamiento de la Unidad especial…quedamos solos. La radio solo captaba estática. Luego fueron cayendo los milicianos. Fue un fracaso. Ese mismo comandante que nos abandonó en tales circunstancias, luego caería en una acción inútil en el aeródromo de Tobalaba.

Aprovechando mi llegada – en documentos- a la dirección, propuse y abrogue por una ‘salida política’ y me atreví a proponer rediscutir el concepto militar que implementaban los Comandantes venidos de Nicaragua, por considerarlo inaplicable.  Ahí comenzaron mis problemas.

El atentado a Pinochet lo veo y me informo por TV, en una casa de seguridad , muy cerca del hospital de carabineros. Había recibido días antes del Frente la orden de acuartelamiento (para preparar- entre otras tareas) una gran conferencia de prensa, para los cuales se me pidió que  contactara medios europeos. Y eso hice. Era mi trabajo). Pero luego los contactos se interrumpieron.   Soy contactado por el Encargado de Santiago, el bigote (supe mucho tiempo después que éste había sido ajusticiado por una Unidad del Frente debido a que supuestamente era un infiltrado) y me pide parte de mi estructura de seguridad, para entregársela a otros que estaban débiles en su seguridad. También me delega una parte de la logística para que la resguardara en mis barretines. La represión ya estaba por alcanzarnos, pero muchos  combatientes eran desprolijos en cuanto a cuidados de seguridad.

En Noviembre cae Marcial Moraga. El nombre de la gringa Isabel ya está dando vueltas. Y Marcial es torturado y en medio de los apremios se le pregunta por mí. Mi nombre aparece en el Diario La Tercera como parte de los fusileros que atentaron contra Pinochet. Yo jamás estuve allí. Nunca supe de este plan hasta el mismo dia, a pocas horas de que se ejecutara. No me correspondía saberlo antes.  Pero ahí estaba. Perseguido y con mi hermana (que nada tenía que ver) en una celda de la Policía de Investigaciones, como mi contacto con el partido, y una amiga (RinaD’ottone)que me ayudaba, y mucho, en mi labor. Me esconden por un mes en el segundo piso de una casa de población: era como estar en la cárcel. Pero la crisis con el partido lleva las cosas a un nivel extraño. La Dirección del Frente sospecha que soy ‘informante del partido’. El partido cree que me quedé con ‘la fracción’. Estando encerrado en esa pequeña pieza con otro joven, se me solicitó opinión política sobre los puntos de ruptura con el partido y sobre las estrategias a seguir: mi postura de optar por una forma política y convertir al Frente en un referente político…cayó pésimo…mientras ganaba terreno la teoría de la ‘guerra patriotica’.

Paso para Argentina, en donde establezco contacto con el partido, y ayudo en el Frente a la confección de artículos políticos y otros trabajos similares. El partido me sugiere que permanezca en el Frente que ellos llamaban ‘la fracción’. Vuelvo a Chile, es mediado de 1987. Ya la separación entre el Frente y el partido es total. En condiciones de seguridad sumamente precaria, el Frente rompe sus vínculos conmigo. También pierdo contacto con el partido. Quedo solo.

Desde Suiza, Carla, logra establecer un modo de sacarme hacia suelo helvético, pero debo llegar a Montevideo, porque se haría por medio de la embajada  en Uruguay. Logro pasar con muchísima fortuna hacia Argentina. De verdad fue un milagro. Y desde allí a Montevideo, en donde el Partido Comunista del Uruguay me recibió y me cobijó excelentemente.

Los primeros meses de 1988 entraba a Suiza. Desde ese momento renuncié para siempre a la militancia, y entré de lleno en el Camino Espiritual.

Un episodio acaece en mayo del año 2009. De regreso de un viaje a Iquique por asuntos misioneros, en el aeropuerto de Santiago, soy detenido por Policías de Investigaciones. Era por el atentado a Pinochet, y una orden antigua de detención. Había supuestamente otros asuntos…pero al revisar los policías constatan que solo era por el asunto del atentado…y de ahí comencé a ser tratado como ‘terrorista’. Me esposan; de una habitación sacan metralletas que parecía que nunca usaban, y me llevan bien custodiado. No podía creerlo. El pasado volvía con su larga cola… Y me llevan a la cárcel de San Miguel. Oré y Oré para que no me dejaran en la cárcel, pero parecía imposible. Ya estábamos ante las puertas del penal. Pero se había declarado una huelga en gendarmería, y no me recibieron. No estuve en esa cárcel. Me llevan al Cuartel de Borgoño de la PDI, y me tratan muy bien. Dejan que Gonzalo y Gustavo me visiten y me lleven cosas. Me ponen en una celda con ducha caliente. Me dan buen desayuno. Fueron amables en todo momento. Y eso se lo reconocí al Director de la PDI de entonces, en una carta mía que fue respondida por el Comisario Cuevas, entonces Relacionador  Público de Investigaciones.

El Juez Cisternas me leyó en parte el expediente de acusación, me dejó hablar, y luego de una hora me declaró libre por falta de mérito.

Desde aquel oscuro e incierto 1988 –  cuya luz estuvo en el I Ching y los ancianos de Basilea y el abogado de Locarno que debía ayudarme en el divorcio con Carla y terminamos ensimismados en el I Ching,-  fui saliendo de los años de militancia y sus lagunas de vida siempre intensa, para por fin llegar a los budistas japoneses, al inicio del 90’ – que al igual que aquellos nepalíes en el 77 -’ literalmente me cobijaron en sus meditaciones y me hicieron de nuevo sin nunca pregunta nada, ni pedirme nada. Saliendo como nacido de nuevo de los hermanos budistas, y con el I Ching hablándome… me he dispuesto a aceptar a Dios tal y cual se me presente. Porque si la vida ha sido tan autónoma en sus hechos y consecuencias…¡más libre será Dios en su Voluntad!

Por eso cuando nació mi hijo, en marzo de 1999, sentí que Dios me amaba, y que por este ser maravilloso que es Elias ha valido la pena recorrer la vida que he recorrido, y envejecer viéndolo crecer en cuerpo y en espíritu.

A 40 años de aquel 11 de septiembre de l973 ¿debemos perdonar? Yo perdoné hace mucho. A los que sembraron dictadura y oprobio; a mis compañeros violentos que un día pensaron que yo era su enemigo; y he pedido perdón: a quienes pude dañar con mis actos, y a quienes me ayudaron y yo no supe cómo darles gracias. Y lo dije en la apertura de este Blog, después de mi arresto en mayo del 09: creo que todo estábamos locos de pasión y de ira, y que cualquiera hubiese sido el vencedor por las armas habría violado los derechos humanos…derechos que en esos años no existían en la ideología de ningún segmento.

Dije entonces que la paz requería MEMORIA, pero que la justicia no consistía en castigar hasta al joven oficial que obedecía órdenes que si no cumplía lo mataban y torturaban como al supuesto enemigo. Creo en la Memoria, y sí considero justo el castigo a los torturadores comprobados y a los asesinos desquiciados que se ensañaron con víctimas inermes y desarmadas. Pero me repugna la crucifixión moral que se ejecuta con demasiada ligereza y prontitud cuando un ‘supuesto enemigo’ cae en el barro de la sospecha.

Hoy, siendo un Ministro de Culto, un sacerdote, tengo memoria, y no escondo mi vida y sus hechos. Pero no seré de aquellos que en el rol de víctima exigen eterna persecución y retaliación, y menos de aquellos -que siendo victimarios – siguen justificando la atrocidad con argumentos pusilánimes y pueriles.  

Porque viví lo mi época y mi generación, y no estuve contemplando desde la ventana, es que puedo opinar de estos 40 años que nos deben llamar a la memoria con Arrepentimiento y Perdón.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

agosto 27, 2013 at 10:06 pm

Publicado en Uncategorized

La teoría de la conspiración

leave a comment »

En declaración reciente una veintena de obispos y sacerdotes leales a Karadima, enviaron cartas al Vaticano para exculparlo. Una de las cartas está firmada por el Cardenal Francisco Javier Errázuriz, quien le asegura a Karadima que todo lo que está haciendo lo hace porque se ve obligado, en referencia a las medidas que debió tomar la Iglesia en este caso. 

Entre los autores de las otras misivas se encuentran los obispos Tomislav Koljatic y Horacio Valenzuela, además de varios sacerdotes, quienes atribuyen las acusaciones de abusos sexuales a un complot de la izquierda y los masones.

En la misma línea del contubernio se ha movido el señor O’Railly, quién por boca de su abogado, Luis Hermosilla, insiste públicamente en que todo el asunto que le  afecta  subyace en una oscura conspiración urdida por una supuesta secta que habría inducido a una miembro de esa entidad para que, en su calidad de psicóloga, inoculara la idea del abuso a la niña supuestamente dañada al interno del Colegio Cumbres.

Parece ser que la teoría del complots en que fuerzas sectarias, de izquierda y masones, se han confabulado para perseguir al prelado católico ha calado hondo incluso en la ONU. Pues la ONU ha solicitado información oficial al Vaticano sobre la real investigación y punición de los delitos de violación y abuso que por centenares se han producido en las diversas arquidiócesis bajo autoridad del Estado Vaticano. Esta vez la solicitud de la ONU se basa en Tratados Internacionales que el Vaticano, como Estado firmante, debe responder. Y esto da pábulo a la posibilidad de que una Corte Internacional abra una Causa Penal si se constatara que el Vaticano no ha tipificado como delito los abusos, y solo los rotulara según el derecho canónico y los archivara como ‘pecados’. El asunto legal es que siendo el Vaticano un Estado sujeto al Derecho Internacional, no puede cambiar la figura penal de un delito establecido como tal en la legislación internacional. ¿Debemos concluir entonces que esta Comisión de la ONU hace parte de la maquinación?

Un delito debe ser sentenciado como delito. Pero hasta hoy el Vaticano ha considerado que los abusos sexuales llevados a cabo por sus miembros son en realidad ‘pecados’. Y este asunto es el que quiere resolver la Comisión de la ONU.

Que los cientos de casos de abusos ya son hechos comprobados y asumidos por las mismas estructuras eclesiásticas no se condice con esta teoría conspirativa con que ahora pretenden fijar responsabilidades en chivos expiatorios… a los cuales buscan culpar por las denuncias en casos específicos, como en Chile sucede con el señor Karadima y el señor O’Railly: porque  en ambos casos se han esgrimido argumentos de hipotéticos complots para afectarlos.  Ellos, como todos, son inocentes hasta que no se demuestre lo contrario, y nadie podría fijar condena a priori sin que antes lo haga un debido Tribunal. Y son estas Instancias Jurídicas quienes debieran establecer si los acusados son en realidad víctimas de un sórdido plan de desprestigio en base a la mentira y la ignominia. O si son culpables de las acusaciones que se les imputan.

Es un acto de desesperación el hecho de inventar conjuras; es aleteo exasperado de ahogo mental que obnubila el sentido común: porque de verdad nadie más que pocos incondicionales podrían secundar una idea de confabulación que causa hilaridad. Lo triste y preocupante es que quienes proclaman ser víctimas de conspiración intentan desviar la atención de las verdaderas víctimas: niños, niñas y familias profundamente afectadas por el delito de quienes en uso de una concedida autoridad moral avasallaron con toda moral posible,  y ahora quieren esconderse detrás del ‘pecado’ para escapar al justo castigo por los delitos cometidos.

 Porque si quienes dicen ser inocentes, y de verdad nada han hecho, y nunca abusaron de infante alguno: ¿qué necesidad tienen de inventar a grupos insidiosos que tejen redes de contubernio para inocular, no se sabe con qué poder supra- humano, ideas tan macabras como perniciosas?

 Se inventan complots, tramas, intrigas  cuando ya no hay argumentos reales…porque la verdad les afecta y les es adversa.

 imagesCAHAPLSP

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

agosto 12, 2013 at 5:23 pm

Publicado en Uncategorized

La corrupción: cuando ya nada nos queda

leave a comment »

Rajoy

Rajoy, el gobernante de España,  niega su presencia ante el parlamento para responder por las contundentes pruebas de sobre sueldos y tangentes provenientes de coimas que hasta en el periódico’ El Mundo’, afín al partido oficial, han sido publicadas desde la tirada de sábana que el ex tesorero del PP, Bárcenas, hace con insistencia luego que se le arrinconara como al único corrupto de una red amplia y profunda de la cual él, cuan tesorero, no era más que un peón activo, un perno bien aceitado de la ilícita maquinaria…ahora denunciada. Y sí, Bárcenas ha pasado de chivo expiatorio a principal sepulturero de Rajoy, quién en virtud de la gobernabilidad necesaria se niega a dimitir. Pero las cifras de los Euros que abundantes han llenado a escondidas las arcas personales de los principales jefes del PP ligados al círculo de Rajoy, son un escándalo de proporciones no solamente por la descomposición evidenciada, sino sobre todo por la grave crisis que tiene al 25% de la fuerza laboral española en paro. Y estos Euros no salen de la nada…sino de los fondos del Estado o que son aportados por quienes pagan impuestos, o que estaban destinados a planes sociales. Dineros que hoy no llegan a la gente y viajan por conductos oscuros a cuentas en paraísos fiscales.

Sabemos que a la raíz de la crisis Griega hay una trama de corrupción y mentiras nunca del todo destapada. Corrupción fue no solo el origen de la burbuja inmobiliaria en los EEUU sino todo el manejo de esta crisis fue un manual desvergonzado de podredumbre.

MilaniEn Argentina se siguen conociendo episodios de corrupción ligados al gobierno y sus partidarios: de los millones de Euros y Dólares que salían y entraban de los entes gubernamentales en bolsas que se pesaban para no contar los billetes…hasta un personero vital en la estructura del ‘poder K’, Ricardo Jaime, hoy prófugo de la justicia… Ahora se informa sobre un alto militar que habría participado en graves violaciones a los DDHH y que de un sueldo de funcionario militar de alto rango ha logrado propiedades de empresario, sin explicación alguna. Se trata nada menos que del actual Comandante en jefe del Ejército nombrado por la actual presidenta Cristina Fernández: César Milani.

En Venezuela, el gobierno de Maduro ha declarado la guerra a la corrupción, luego de que por años fuese denunciada y que se tildara como ‘enemigos de la patria’ a los periodistas que exponían pruebas contundentes sobre las redes ilícitas de militares chavistas y funcionarios del gobierno ligados al área económica y financiera. Algunos de éstos personeros hoy se hallan en la cárcel.

La Corrupción es la cara verdadera de un Poder que  invariablemente se ha sostenido sobre andamios perversos. Siempre existió el abuso sexual entre la curia, pero era un secreto a voces que debía resguardarse e ignorarse; siempre se supo de un alcalde u otros funcionarios  que en ejercicio de su labor aparecían con propiedades y empresas que jamás  podía haber adquirido  sino por coimas, tangentes y corrupción. Pero era una realidad común que ya estaba integrada al ADN de la política. Tener o ejercer Poder comprendía enriquecimiento. Así era. Así fue siempre. Que en uso de cierta autoridad se abusara…era inherente a la cultura que también aceptaba que el marido maltratara a su esposa, o que el padrastro violara a la hija de su mujer, o que el maestro de escuela castigara hasta los golpes al alumno de ocho años. Era lo normal. Nadie discutía este aspecto patriarcal, colonial, troglodita de una cultura acéfala y sin sentido humano alguno.

Antes se creía que de verdad la ‘política era un servicio público’ de innegable valor, y hubo servidores públicos que hicieron honor a esa idea y práctica. Fueron la excepción que luego usaban los corruptos para vestirse de ropa ajena. Pero hoy constatamos que la mentira se ha integrado como un valor agregado a las tomas de decisiones que condicionan al mundo: como la guerra en Irak. Y se miente en pequeño y en grande, pero siempre hay ‘razones políticas’ que hacen de tales falacias un ‘modo de entender la realidad’.

Pero ya hemos entrado en el estrecho cuello de botella en donde la gente ya no comulga con ruedas de carreta: los movimientos en la calle, la gente expresándose, el voto de castigo, la difusión en las redes sociales… han provocado una reacción Orwelliana en los principales centros de Poder: tender redes de control, de tecnología espía, de intervención masiva…como lo imaginara  George Orwell  en su hipotética sociedad ‘1984’, en donde ‘el gran hermano’ controlaba la vida de cada ciudadano. Y esta necesidad de controlar, de saber, de espiar es la última arista de desesperación de un Poder cayéndose a pedazos en medio de la mayor crisis moral jamás acaecida en estos  siglos.

Es inevitable, ya no habrá remedio o remedo a un estado de putrefacción que carcome los cimientos más íntimos de un tipo de sociedad que se ha quedado sin respuestas. Escuchamos a ortodoxos economistas: ‘el capitalismo siempre encuentra salida a sus crisis’. Quizás estos economistas defienden su hora feliz, pues nunca antes ocuparon tanto espacio en la gestión de los gobiernos, y por mucho han sido los responsables de empeorar las cosas, pues ellos tienen una visión numérica y estadística que nada tiene que hacer con la realidad cotidiana de la gente…gente que ahora puede informarse como antes nunca pudo, y que puede concertarse con un clik de internet.

La corrupción es el último eslabón o la prenda íntima de la desnudez del viejo y añoso Poder en crisis. Quizás lo más fascinante de esta crisis sea que no hay hacia adelante algún proyecto ideal, sociedad de algún tipo a implementar, ideología salvadora… claridad alternativa a la cual aferrase… No sabemos para dónde vamos, y esta incerteza es tan grande como el terremoto que sigue botando las estructuras. Es fascinante y peligroso: peligroso porque podríamos terminar en cualquier foso oscuro y aventurero…pero es fascinante porque  nos obliga a ser Creativos y nos pone a la prueba en nuestra inteligencia y sentido de renovación y de salvaguarda de nuestra propia existencia. Podríamos culminar en nuestra Shangri-la… o en la peor de las pesadillas. Pero es una gran oportunidad para iniciar desde lo mejor que somos y tenemos…dejando lo peor que hemos sido y que ahora podemos desechar de una vez para siempre.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

julio 17, 2013 at 5:59 pm

Publicado en Uncategorized

Participando en la Indignación Global

with one comment

Desde mi obligado reposo por motivos de un corazón dilatado que a momentos se fatiga y me fatiga, veo pasar ante mis ojos la imagen de la grave contaminación en la zona de Indonesia debido a la quema indiscriminada de bosques nativos en Sumatra llevados a cabo por grandes empresas inmobiliarias y agrarias que de este modo quieren contar con terrenos para especulación  edilicia y para instalar centros agro industriales foráneos que exploten la obra de mano barata y esclava de la zona.

Ya parece cuadro cotidiano esto de las inundaciones: ahora en India por el adelanto feroz de los monzones, y en regiones de Canadá, como hace poco en Europa del este y ahora en Francia.  No hay zona de la geografía planetaria que no sufra inundaciones y que seguramente la padecerán. ¿Alguien se recuerda de las grandes reuniones por el clima de hace años atrás? Antes de Kioto hubo sendos informes de expertos que advertían que una de las manifestaciones definitorias que nos avisarían que el ciclo de deterioro se haría irreversible era…inundaciones masivas en todo el orbe en lapsos de tiempos breves y de manera constante. Podemos acostumbrarnos al barro después de las riadas, pero debemos aceptar que esto está iniciando y empeorará hasta que el agua nos llegue al cuello…entonces no tomaremos en serio el desastre que se nos avisa.

Ahora en Brasil. Los ‘indignados’ son una categoría típica de esta época, imposible de comparar con movimiento de masas anteriores. Las comunicaciones sin duda favorecen la convocatoria ciudadana, pero si no hubiese una cuajadera social que encuba la indignación no serían posibles estos movimientos. Es cierto, no son personas ideologizadas ni con lucida perorata discursiva proponiendo salidas definitivas: suelen tener cada uno su razón y motivo. La corrupción provoca la indignación de muchos; el despilfarro de los medios el Estado es razón en otros; la inseguridad y el hartazgo ante la delincuencia y un sistema jurídico sobre pasado es la reacción de calle de no pocos; la falta de inversión social real no demagógica, no populista, no mendicidad resaltada cuan dádiva política… es la base de la rabia de una gran masa de población media y humilde; el desparpajo del mercado y sus abusos…los cobros indebidos, las alzas unilaterales, los intereses draconianos, el monopolio mentiroso, la imposición de altos precios, el endeudamiento insoportable… son más que razón y motivo: conforman la esencia de la ira personal del ciudadano de a pie. La mala calidad de la salud, el comercio inaudito de la salud y el abuso de las grandes compañías del medicamento…tocan la fibra de la dignidad más profunda y sentida de la población. La crisis en la educación: que no es mala…sino que obsoleta… la cual sigue enmarcada a un régimen vetusto en todos sus aspectos: sea de contenidos, sea metodológicamente, sea de propósitos, sea en cuanto tecnología y ciencia de hoy…y sobre todo sin repuestas ante el proyecto de sociedad para el cual se estudia. Y esta arista motor de los fenómenos sociales de rebelión e indignación toca las fibras de todo el cuerpo social en crisis. Porque sin idea del tipo de sociedad, de mundo, que queremos potenciar, y ante el deterioro moral y efectivo del modelo actual, la educación no puede hallar asidero de construcción y desarrollo. Se podrá inyectar millonarias cantidades de dinero, y levantar nuevos edificios, y sostener con becas a quienes de otro modo vagarían por el trabajo precario o la desocupación… y la podredumbre seguirá carcomiendo las fundamentas del sistema educativo. Y la calle es el escenario del anciano que recibe una jubilación paupérrima, mientras que los sistemas administradores de pensiones han engordado en riquezas ofensivas y burlescas; como de aquel jefe de hogar que recibió entre bombos y parafernalia una casa que a poco habitar comenzó a caer, agrietarse y fallar y aún debe veinte años de dividendos que por cierto subirán el valor de esa estafa inmobiliaria hasta cinco veces su valor real.

Por todas esa razones y realidades sale la gente a la calle, como en Turquía, como en Brasil. Porque desde la defensa de unos cuantos árboles, hasta la no aceptación de 20 centavos de alza en la locomoción, el detonante puede ser cualquier aspecto. Quizás antes de indignarse se mire al mundo para ver si solo en casa estamos tan mal: y sabemos, por ejemplo,  de una  Siria incendiada que ahora se verá armada por los EEUU debido a que se ha usado químico como armamento letal…como los Norte americanos en Vietnam y su agente naranja, como la Otan en la guerra de la ex Yugoslavia y el uso de ojivas con uranio empobrecido, como los químicos experimentales usados por las fuerzas USA en Falluya (Irak)que han generado todo tipo de deformaciones en los niños nacidos después de la ‘gesta libertaria’. Y se puede ver desde la ventana hacia otros lares la masiva desocupación en Europa. Y entonces se vuelve la mirada otra vez a la propia realidad…y claro…habría que ser marciano o psicópata para no indignarse.

Pero en todo hay una gran frustración con la clase política, con toda. Porque tanto la derecha como la izquierda han mentido, han usado las necesidades de la gente para cimentar poderes partidistas corruptos y oligarcas. No hay una distinción moral entre un régimen de gobierno y otro. Los resultados concretos en los temas mencionados son los mismos. Y entre ellos litigan por quién sabe colocar los mejores y más ‘eficientes’ parches para que todo siga igual.

Nadie parece tener la solución a esta crisis general que nos golpea por todo flanco posible e inesperado. Las ‘instituciones morales’ han caído en su propio vómito. La religión y la política unidas solamente engendran guerreros violentos y fundamentalistas que quisieran ‘solucionar’ el enredo con un golpe de tiranía al estilo de las cavernas. Pareciera que la ‘inteligencia’ de la clase ilustrada ha sido sobrepasada por la realidad de la inteligencia básica del sentido común.

La violencia, que se ha incrustado en la masividad de las protestas, no es el elemento iniciador de estos movimientos, ni es causa que motiva a la acción, ni es un fenómeno que arrulle a la mayoría: la violencia viene de pequeños núcleos ideologizados al estilo del siglo veinte, o de lumpen pronto a usufructuar de cualquier acto de masas que le permita saquear y destruir. Pero sobre todo proviene de los aparatos represivos del Estado. Y hay una reciprocidad malévola entre estos dos fomentadores: porque bien sabe cualquier persona bien informada que con la debida Inteligencia policial es posible y nada de complicado aislar, identificar y detener a los violentistas encapuchados. En las marchas en Brasil, al cabo del tercer día ya se les conocía, y la misma gente los desarmó, los echó de las manifestaciones e incluso quitó a los partidos de gobierno sus banderas para que no se aprovecharan ellos de una protesta que también los critica.

Un movimiento de masas, constante y pacífico, sin violencia, y en crecimiento…como lo demostrara Gandhi y su desobediencia civil… es infinitamente más peligroso para el status quo que un par de miles de caras-cubiertas lanzando piedras y bombas incendiarias. Pero para desprestigiar y desviar la atención sobre la magnitud de los movimientos masivos sin uso de la violencia se necesita…se necesita…que hayan unos cientos de delincuentes saqueando y unos pocos nostálgicos de la añeja anarquía tirando piedras. Son necesarios para justificar la arremetida indiscriminada de las cargas policiales.  Lo que no se entiende es esta especie de ultra democratísimo de los dirigentes estudiantiles en Chile, por ejemplo, que sabiendo el daño que les ocasionan los grupos violentos… los acepten, los cobijen y no los aíslen y combatan… y ya no los dejen participar de las justas marchas que deben aumentar, sin duda,  y no tergiversarse, y menos empequeñecer  sus contenidos y propósitos. Porque cuando el tema central es la agresión de la policía a la Casa Central de la Universidad de Chile, y la prueba que justifica esta severa intervención son los mismos encapuchados de siempre tirando bombas incendiarias…entonces estamos en el periplo de la perdición que rebaja el sentido del movimiento por una Educación de Calidad… y cien díscolos se toman la agenda de un tema fundamental en la que nos jugamos el futuro de nosotros mismos.

La violencia debe ser extirpada del movimiento de masas. Porque la violencia será siempre el burdo pretexto del sistema que se defiende de ‘esa violencia’ para justificar su propia violencia…y denigrar la protesta ciudadana.

Hemos entrado en un ciclo irreversible de deterioro general, en todo plano. Y a este punto es que levanto mi optimismo en el Camino Espiritual y me lleno de llamados al Compromiso Personal con la Paz…etc..etc… Pero ya lo he dicho y escrito, y no creo que eso,  en lo que realmente creo con Fe inconmovible,  pueda cambiar algo que ya tomó su inexorable vuelo, ni pueda variar el curso de la fuerte corriente  de los acontecimientos en algo y menos aún hacer variar sustancialmente las opciones de los individuos.  Me ha cambiado a mí, sí, y he comprobado que ha mejorado y elevado la vida de otros, pero no me ilusiono con una redención masiva o una iluminación generacional, o una elevación espiritual como imaginaron los místicos urbanos de la new age. No espero naves madres que nos recaten, ni creo en el Juicio final inminente y a la vuelta de la esquina, o en un Armagedón que finalmente arregle el puzle existencial.

Veo con sentido de realidad que en esta hora  el egoísmo es más grande que el mismo ego y ambos compiten por gobernar en aquellos que engrampados al Poder darán batalla hasta el final para no perder sus privilegios. Y constato en no pocos lideres religiosos que el apego y reconocimiento-miedoso y oportunista- a las mismas religiones que se critican en tertulias a las espaldas de sus jerarquías es una paradoja de incoherencia que solamente demuestra la cobardía de los que en verdad carecen de Fe real en un Dios… que sí existe pero que hoy más que nunca No tiene su Reino en este Mundo ¡Menos mal!

Hasta aquí mi aporte a la indignación global…porque mi voluminoso músculo motor, la Casa del Alma, también protesta cuando abuso de su paciencia que creí eterna en mi juventud y que ahora me pone ante la meta final que todos enfrentaremos tarde o temprano. Espero hallar en mi próxima encarnación  que este   Mundo  ya ha resuelto el desafío de la Paz.  Ojala triunfe la inteligencia que nos asemeja a los dioses. En el fondo, muy al fondo, sigo creyendo en el potencial del Hombre, sobre todo porque sé que posee en su interior a un Espíritu de Sabiduría que definitivamente no conoce…ni hoy gobierna…ni está usando actualmente… pero que cuando lo asuma y le permita gobernar… ¡Ah! entonces seremos el Paraíso que duerme en nosotros mismos.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

junio 21, 2013 at 7:44 pm

Publicado en Uncategorized

Una cuestión de coherencia

with 2 comments

 

La vida podría ser más simple de lo que hacemos de ella los Hombres.

 En mi temprana juventud, aún adolescente, leí y devoré la literatura marxista, como la gran mayoría de mi entorno estudiantil. Concluí entonces que ser revolucionario era vivir de revolucionario. Y en mi buena intención y puerilidad choqué con un ‘hacer política’ que no siempre respetaba los cánones escritos, y casi nunca aplicaba la filosofía que exhalaba de las abundantes páginas del materialismo dialéctico y la concepción de la historia. Al final busqué, como otros de mi edad, un cobijo de coherencia que se acercara a la práctica de aquello que en teoría todos proclamaban.

En el exilio, finalizando mis 20 años y cumpliendo 21, fui imbuido por  la rica historia, cultura y realidad europea. En Italia pude ampliar los esquemas y romper los márgenes con Antonio Gramsci, por ejemplo, y por primera vez entender la base de la economía con lecturas bien guiadas y mejor explicadas, además de adquirir una vista extraordinaria para ver y entender los acontecimientos del planeta. Europa es el pináculo del mundo para adquirir una amplia visión de la realidad, especialmente para un latino americano con hambre de saber.

De todo, sin proponérmelo, seguí buscando mi ‘santo grial’: la conexión práctica entre la teoría y la realidad.

Mi primera vida en la meditación no fue planificada. En 1977 entraba a un Templo de Monjes budistas mahayanicos cuyo centro de creencia búdica era el Sutra del Loto. Al salir, a los diez meses, había compenetrado el budismo en su sustancia espiritual y en sus ponencias de sabiduría… y sin embargo me hallé ante diversas interpretaciones de lo único que enseñara el Buda en sus Sutras;  y de éstas no pocas ‘escuelas’ -que hacían cabeza a ‘maestros’ diversos-se  agregaban rituales o cultos que separaban a quienes se rehacían al mismo Shakyamuni. Nihayanas y Mahayanas son dos grandes troncones que entienden al mismo Buda en forma diferente. De esta división hay luego cientos de escuelas que atomizan aquello que en su revelación y espiritualidad jamás pudo ser dividido. Un patrón se repetía: de la teoría clara y la doctrina evidente no siempre resulta coherencia y aplicación congruente. Incluso negando la base de lo teórico se puede seguir siendo lo que ya no se es. ¿Cómo se entiende?

Conocí el I Ching a mis 22 años. Pero no fue para mí algo vital sino desde mis 27-28 años (1979) Y siendo China el área periodística que cubría en ese tiempo, quise entrar de lleno en la historia, cultura y filosofía de una nación que en esos años se hallaba en plena lucha interna debido a las dos almas que cohabitaban en el partido dirigente de ese enorme país. Con el sustento del conocimiento que entrega el estudio y la investigación, volví al I Ching, esta vez en el contexto de la historia y las corrientes de pensamiento que pululaban en torno a este misterioso sistema.  Pero no será sino hasta el año 88, en Suiza, que este conjunto de escrituras, símbolos y números se explaya y abre ante mi comprensión, pero de la mano y en la práctica de antiguos métodos de meditación y de rituales que fueron la llave y la clave de los Santos y Sabios reunidos en el sacerdocio u Orden (también llamado ‘Sello’) del Jade de las Alturas. Entonces asumí que esta Vía de Sabiduría era lo que fue para los Antiguos Santos y Sabios: un medio que los dioses entregaron a los Hombres para que éstos ascendieran al Camino Medio y rompieran su estado común y terrenal y alcanzaran al Gran Hombre u Hombre Superior. Y este propósito se halla a la base de toda la conformación oracular, siendo el oráculo una de sus partes, y nunca todo el sistema.  Cuando Confucio descifra la enseñanza de Wu Wan entiende que lo suyo, en años anteriores, había sido una intención perdida y declara que si contara con cincuenta años más de vida los dedicaría a entrar en el Orden del Sabio Wu Wan descrito en lo que hoy conocemos como ‘I Ching’. Para hallar la Coherencia se debe renunciar y hasta vomitar lo que se ha adquirido;  requiere gran capacidad de auto crítica y desprendimiento, es decir: de Humildad.

Cuando a finales del año 1990, en Buenos Aires, doy mi primera ‘lección’ de I Ching, a petición de un amigo músico que conocía el libro, me sorprendí al saber que había ‘interpretaciones’ diversas y hasta contradictorias de aquello que para mí debía aprenderse yendo a sus orígenes. El periodismo me enseña que todo hecho debe salir y ser visto y analizado de y desde su fuente. De otro modo es especulativo. Quedé extrañado. Para seguir mi asombro, al leer a Richard Wilhem en forma reiterada y detenida hallé decenas de advertencias en contra de las ‘especulaciones’ que ya en su época comenzaban a surgir de los círculos esotéricos y filosóficos europeos. Sobre todo advierte en contra de conclusiones alejadas de los orígenes de este conjunto chino…y siendo chino, aún si es universal… posee connotaciones y nomenclaturas que deben entenderse a cabalidad, aplicarse en rigor y seguir en coherencia.

Ese año 90’ pasé por mi segunda vivencia monacal con la meditación budista en base al Sutra del Loto. Diez meses también. La meditación, de acuerdo a lo que aprendí y viví, no es un ejercicio de relajación, sino un medio para alcanzar ‘estados’ que amplían la conciencia y  colocan al Hombre ante Opciones Trascendentes. Aquello que aprendí de los rituales de los antiguos Santos y Sabios lo pude practicar con mayor intensidad y profundidad gracias a la disciplina adquirida con el budismo. Y eso  fue lo primero que intenté compartir en Chile, desde abril de 1991. Estaba convencido que para llegar a una buena relación con el oráculo (I Ching) había que meditar con el sistema de la Flor de Oro, y entender el Camino Medio y las Ocho Virtudes, y conocer las Leyes que sustentan todo el sistema y el Orden que Santos y Sabios heredaron. Pero la gente exigía saber cómo consultar y cómo interpretar sus respuestas. Opté por no enseñar y abrí las Consultas a modo de ayuda para entender la relación con este sabio sistema. Cuando abrí los talleres nuevamente me encontré que habían ‘muchos i ching’ en el uso común, y que nadie quería ahondar sino que todo apuntaba a aligerar y banalizar. Después de 15 años de cientos de consultas y otros tantos talleres, de acuerdo al Diálogo con el Instrumento Sagrado, opté por retirarme de Consultas y talleres, aunque selectivamente seguí entregando orientación a personas con dedicación y que asumían con seriedad esta Herencia de Sabiduría. Hice el Tratado ‘el séptimo tiempo’, a modo de resumen de aquello que constituían los temas principales de la enseñanza. Me limité a pequeños grupos de reales discípulos de Sabiduría. Finalmente, en fecha reciente,  subí 32 videos con lo básico y titular de los temas, sin entrar en grandes explicaciones porque el medio no lo permite, y exponiendo aspectos que explicaré a gente responsable que demanda con respeto.

De esta vida intensa con los Santos y Sabios y el Medio Sagrado (I Ching) también quedé con la misma pregunta y cuestionamiento: ¿Cómo es posible que de una Enseñanza de Sabiduría no se actué en coherencia y se la use como un juego de ego y de lucimiento zonzo y pueril? Porque todo el I Ching, si se lo lee incluso como a un texto común, por ejemplo, expone a simple comprensión un modo superior de coherencia que el Hombre debe aplicar en su vida. Humildad, Verdad Interior, Solidaridad, Comunidad, Inocencia…no son simples imágenes para interpretar de acuerdo al azar adivinatorio o especulativo. Son las Virtudes que hacen del hombre común  un Hombre Superior. Y entonces volvemos al punto: la Coherencia. ¿Para qué tomar un alto Tratado de Virtudes y Sabiduría si se va a vivir en medio del torbellino mundano, del vicio justificado y el intelectualismo artificial?

Ya entrando en los inicios de la vejez, sabiendo que la vida termina segura en la medida que la muerte avisa su estado de salto inexorable, tengo una opción espiritual a la cual me uno con Fe y Fervor. Desde el Camino Medio uno puede ver la propia vida, y los para qué y los por qué se unen como piezas de un rompecabezas al que nunca le sobra un fragmento.

 No hay tiempo para discusiones bizantinas e inútiles. Es la hora de mirar con ojos profundos aquello que es este Mundo en el cual nos tocó vivir. No solo somos testigos de una pequeña época, sino que somos responsables de este trazo de historia que nos toca pasar. Y tener memoria global, no solamente individual, nos hace preguntarnos ¿para qué vivimos y qué debemos sembrar…? Porque desde los años 1968-69, en los que ya viví con intensidad los hechos que me circundaban, y que más tarde entendí y supe indagar para contextualizarlos; y sobretodo lo acaecido en los agudos años 70 en donde fui interprete, como parte de mi generación, de la radicalización política que se mezcló con sangre y bombardeos…el exilio…Y los años 80 llenos de esperanzas y de luchas retomadas y finales que abrían nuevas puertas para todo quién no se quedó en la guarida de su intimidad… conforman una memoria que concierne y comparten muchos de mi generación, incluso si lo vivieron desde veredas contrarias.  Y es esta memoria global la que nos hace pertenecer a una historia de la cual debemos hacernos responsables; y creo haber sido un activista de mi generación… y nunca he permitido que la Ola de las mareas me eche al borde de una isla individualista y miope. Siempre he participado, nunca me he quedado mirando. Y en todo, siempre, he buscado la ecuación de la Coherencia: esa unión entre lo que se dice y se hace, entre lo que se predica y se lleva a la práctica cotidiana, entre los postulados teóricos y la acción congruente…. que finalmente conforma Hechos y deja semillas. En todo. Coherencia incluso en la relación humana más íntima: los amigos deben ser ‘amigos’ y no ‘medios amigos’;  y la lealtad debe ser Lealtad, y no lealtad conveniente; y no hay ‘mentira blanca o pequeña’ sino que toda mentira es lo que es: mentira. Y por lo mismo nunca entendí eso de que en las relaciones de amor debe haber odiosidades, celos, desconfianzas, litigios e intentos de anular al otro para convertirlo en una cosa a merced del propio capricho y necesidad. Eso no es amor. Y si se está en el amor, lo único que nos puede vivir es el amor.  La Coherencia… ¡un tesoro que debía hallar!

Desde 1990 entré en las opciones espirituales definitivas: conocí a un Cristo que no está en la cruz, ni está muerto ni moribundo, ni es matriz de iglesia alguna, ni fomenta religión en el mundo, sino que es Dios y como tal insta a que seamos todos Hijos de Dios y Hombres Superiores. Aprendí el valor del Arrepentimiento…y con la maña de nunca quedarme en lo que entiendo a primeras…pregunté, indagué y discerní la profundidad, la Coherencia, del arrepentimiento…llegando a conclusiones fundamentales:  como que no hay arrepentimiento sin alcanzar la asunción plena de las Causas de aquello por lo cual uno debe arrepentirse; y que lejos está de ser el arrepentimiento aquel golpe de pecho hipócrita e inútil, sino que en la conciencia de la Causa hay una revalorización de los hechos y un propósito de renovación y superación que hace del arrepentimiento una base de verdadera redención humana y de ascenso espiritual.

Pero aquello que revolucionó mi existencia es hallar el Valor profundo del Perdón. Y es que sin Perdón real no hay liberación, y sin Perdón nos hundimos con el peso de las deudas que no nos dejarán jamás ser Personas realmente Logradas y en Paz. El Perdón implica No Juzgar. Y todo el desapego que aprendí con los budistas se hace realidad en el Perdón, porque éste es el modo superior de desapego.

Meditando  un día tomé el Sermón de la Montaña e internamente volví a las Enseñanzas de Sabiduría de mis guías budistas, y vi ante mí las Ocho Virtudes de los Santos y Sabios…y me dije: ‘aquí está la regla de la Coherencia’.  Hallé mi ‘santo grial’. La madre Sabiduría es la esencia de la Coherencia.

No sé si lo he logrado, habiendo ya avanzado 13 años del siglo veintiuno,  pero lo he intentado cada día, y cada día lucho por lograrlo: vivir de acuerdo a la práctica consciente de las Ocho Virtudes y de la Enseñanza Cristica del Sermón de la Montaña…porque de tanto buscar la clave de la Coherencia he hallado que en la Sabiduría está la Coherencia. Y estos preceptos deben ser puestos en la práctica y deben regir cada espacio de la existencia, y no debe haber algo interior en mi intimidad  que contradiga su esencia y virtud.

Desde la simplicidad de las Ocho Virtudes y los mandamientos contenidos en el Sermón de la Montaña podemos construir nuestro andar interior y podemos relacionarnos con este mundo tan lleno de incoherencias. La clave estará siempre en la regla moral que uno se coloca cuan línea de Ser y de Comportamiento. Y desde este Orden es que uno entiende que muchos de los que viven en la incongruencia, gritando verdades que no viven en sus interiores sino que sobre- nutren desde la sombra de sus egos, en verdad no poseen una regla moral…es decir: una jurisprudencia de la Conciencia. Porque la vida de uno se hace superior y va ensamblando los trozos del rompecabezas personal cuando adquiere una norma (o arte) de Conciencia y de propósito Espiritual que dirija todo nuestro modo de vida,  y la manera de existir.

La Coherencia no es una práctica bien intencionada: sino que es una vida humana- imperfecta-  que viaja sobre vías de Virtud y de Espiritualidad que nos hacen personas con identidad. Nunca se ha tratado de perfección humana, sino de Coherencia. La perfección siempre ha sido Espiritual. La Coherencia es lo que nos hace PERSONAS.

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

junio 7, 2013 at 4:10 pm

Publicado en Uncategorized

¿La paz derrotada… o la paz que nunca fue?

leave a comment »

Si alguien idealizó nuevas eras de paz y armonía que se instalarían por evolución humana e intervención estelar, hoy debiera reflexionar sobre la diferencia abismal que existe entre los sueños esotéricos y la realidad del Hombre.  Y quienes esperaron que el 21 del 12 el 2012 se acabara este mundo e iniciáramos el camino a lo nuevo y revolucionario, seguramente deberán revisar sus cálculos o cambiar de calendario.  Pero el ser humano tiene gran capacidad de regenerar sus propias convicciones y certezas, así como salvar la propia fe  de toda prueba contraria. Aquello que es experticia de los políticos, mintiendo y auto engañándose, es en verdad una forma nuestra de distorsionar la vida y doblar la historia a nuestro antojo.

La paz de los guerreristas  siempre se ha diseminado por los campos de cadáveres. Y sobre las celebraciones de héroes y conmemoración de batallas ganadas y perdidas, da lo mismo, se hacen llamados a una paz infiltrada hasta los tuétanos de señales de confrontación.

Dos atroces guerras mundiales no fueron suficientes. Ahora dos régimen de un mismo país, Corea, podrían ponerse nuevamente sobre las armas, nucleares incluidas, para dirimir asuntos incomprensibles que quedaron pendientes hace casi 60 años. Obviamente, como en todo teatro de guerra que merezca su título, allí está involucrada la maquinaria bélica de los Estados Unidos.

Nada ha cambiado: seguimos siendo esos espartanos místicos dispuestos a morir por un honor que se reinventa cada vez que las ideas inteligentes carecen y brillan por su ausencia.

Una ola de ‘sentido de guerra’ traspasa al mundo. Desde la guerrilla diaria en la ciudad, a la guerra personal en la cotidianidad, a la guerra de ideas, proyectos y políticas que deben expresarse con algún grado demostrativo de violencia…para que tenga valor y peso a considerar.  Y vamos y vemos como en Venezuela se muestran los dientes  en un espiral verbal que de llegar a las manos no será una escaramuza de viernes por la noche; y a un Evo Morales dispuesto a ganarse a sus Fuerzas Armadas colocando a su país en píe de guerra  en contra de Chile, en modo que por tal ofensiva de soberanía pueda él generar los cambios militares que aseguren una Fuerzas Armadas leales a sus propósitos… aún si eso significara una guerra o en estado de beligerancia de alto tono.

Digamos algo sobre el conflicto del mar entre Chile y Bolivia: cuando ambos países cambien la visión histórica de la guerra que sufrieron sus pueblos, y se considere que toda guerra es una estupidez y ésa en particular jamás debió acaecer, y se abandonen las retóricas heroicas y chovinistas, y se fundan los monumentos que enaltecen la sangre y la vergüenza (porque toda guerra es vergonzosa), y se desarme el lenguaje y se tenga por objeto la paz como estrategia de cooperación y progreso mutuo…entonces, y solo entonces Bolivia y Chile hallarán soluciones armoniosas y hermanables.

La lógica de la violencia es políticamente correcta y una realidad aceptable; incluso la filosofía católica la justifica en caso de tiranías y régimen es despóticos. La lógica de la paz es inadmisible porque no es parte de la realidad manifiesta, y aun si es políticamente conveniente su agitación, no es posible su imposición por sobre la naturaleza del Hombre. Cristo entonces estaba errado. Lao tse era un loco…  como el de Asís (ahora imitado desde la vereda contraria: desde la opulencia de palacio y el ejercicio de una autoridad eclesiástica que deja intactos los cancerígenos ganglios del poder vaticano). La paz y los pacificadores al final caen siempre en las oportunistas  banderas de los hipócritas generales del sistema Cainita.

Nada que hacer. Se advirtió que el clima enloquecería y nos haría sufrir, y no poco. Kioto fue el último acuerdo que nunca se respetó. Ahora cabe recoger los muertos en La Plata y seguir contando  cadáveres como lo hacemos desde el Tsunami de Sumatra, y de Chile, y de Japón…y seguiremos. Se avisa que el año 19 será el punto sin retorno de un clima que entrará en espiral destructivo irremediable. Pero los autos siguen aumentando sus ventas sin un criterio que evite el colapso, y las ciudades continúan  hacinándose; nadie detiene la contaminación y todos quieren ganar algo de este caos demencial.

Nada que hacer. Ni buenos oráculos que adviertan lo que luego sucederá realmente…pero lo que no ha de suceder sí halla eco y publicidad… ni coherencia a la cual asirse: la caída moral de las instituciones pilares es ya un dato más de la causa. Ya no importa si un cura, o un juez, o un policía, o en diputado sea corrupto, degenerado o contrario a la moral y trasgresor de la ley…da lo mismo. Un corrupto que no puede ser nunca más alcalde por haber robado…sí puede ser hoy vicepresidente de la Cámara de Diputados de Chile, apoyado por el gobierno y sus parlamentarios ¿Qué importa? Como el cura que no deja de ser cura aún si haya violado por años a los seminaristas. Como los banqueros que siguen robando y enriqueciéndose a costa de todo un país, y sigue sucediendo, hoy en Chipre, e igualmente se pasa la cuanta a la gente de a píe, al hombre común, que al final debe aceptar  ser gobernados por los mismos que lo obligan a cancelar el festín millonarios de unos pocos privilegiados. Y los que se supone serían distintos, como el gobierno actual de Francia, resultan peores: con ministros corruptos y mentirosos, y con enconadas medidas intervencionistas que hacen guerras en África como en los viejos tiempos coloniales. ¿Por qué debiéramos creer en quienes ya han demostrado que son parte del problema y no de la solución? Porque las mismas caras que participan en este escándalo histórico luego insisten en que ellos o ellas son la salida del mal que los mismos provocaron.

Nada que hacer para cambiar lo que ya está echado a rodar. Pero mucho por hacer en nuestra persona, para nuestra calidad humana, por nuestra trascendencia espiritual.

No hay respuesta en el sistema de Caín. Pero sí las hay en la libertad de nuestro propio Ser. El mundo libre está en nuestra conciencia, en nuestra relación con Dios, en nuestra espiritualidad, en nuestra coherencia de paz, en nuestra práctica de amor, en nuestro cultivo de Virtudes. Y si dos o más se unen para vivir la paz que les vive, el amor que siembran, y ponen en alianza la Virtud que alcanzan…entonces aquello que nace libre en Uno puede crecer libre en varios. Pero esa verdad interior, y esa unidad de virtudes, debe esmerarse por excluir la costumbre y la inercia del litigio, de la envidia, los celos, la expectativa egoísta y el juicio que mata al Espíritu y hace retornar al Hombre a la caverna de donde jamás ha salido y que  solo ha cambiado en apariencia y en forma, pero jamás en esencia.

Vivir en la esencia de la Coherencia Espiritual, con valores de vida aplicables y transversales: Paz, Solidaridad, Misericordia…no solamente es posible, sino urgente…una cuestión de vida o muerte.

La paz nunca ha sido derrotada. La paz nunca ha sido. Y lo que nunca ha sido es todo lo que tenemos por delante para lograr lo nuevo  y cambiar esta realidad de muerte. Y la Paz no vendrá como Gracia del Cielo: nosotros debemos merecerla, sembrarla y hacerla crecer. Entonces el Reino de Paz podría considerarnos dignos hijo e hijas de la Creación…y aumentarnos en amor y felicidad.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

abril 4, 2013 at 4:49 pm

Publicado en Uncategorized

Lo que vale en un Hombre debe ser aquello que tiene Valor para Dios

with one comment

a propósito de religiones, instituciones y

verdades de este mundo-

Entre tanto ruido religioso, mundano, político, y también personal envuelto en lo emocional, en lo laboral, en relaciones familiares, además del griterío interior que nos satura de ideas, sensaciones, deseos, expectativas, pensamientos, frustraciones, secretos, sueños y pesadillas… y la eterna lucha del ego con los Yo que se sobreponen cada ciertas experiencias…perdemos, extraviamos la esencia del haber nacido Hombres comunes y deber morir cuan Hombres Sabios.

Tanto discurrir sobre dogmas, religiones y modos de fomentar la fe…o de sí creer en algo divino y sobre natural…o simplemente vivir de acuerdo a lo que uno ve, toca, siente y cree… y esto con el fin de incorporarnos a una pertenecía que otros hallan en la política, en lo social o en algún recoveco mayor o menor inventado por el andar del Mundo.

Al final, agotados, cansados y fijos en el mismo punto de partida, habiendo probado mucho o aferrando lealtades acérrimas…moriremos. Y unos esperan ser recibidos por su familia ya fenecida, otros creen que será como apagar un aparato que ya no sirve, y muchos esperan las penas del infierno o los cielos abiertos. Que hayas estado tres veces en la plaza san Pedro vitoreando a tu Papa, o hicieras la peregrinación a la Meca, o por los Caminos de Santiago de Compostela, o te hayas roto las rodillas en la procesión de una virgen ataviada, o por muchas mandas pagadas por favores recibidos…igual habrás fallado a la regla de oro que toda santidad ha proclamado sin cesar desde siempre con el fin de que el Hombre de este Mundo logre superar su calidad primaria y suba, ascienda, a la condición que le dignifique ante su Creador.

Si fundiésemos todos los libros sagrados escritos realmente por Manos santas, y testimonio y enseñanza,  venidas de Lo Alto y proclamadas desde el Espíritu, seguramente su condensación dejaría algo similar al Sermón de la Montaña.

La superioridad del Hombre descrita por Krisna, las Virtudes enseñadas por el Buda, la Sabiduría de los ancestros originarios de Nuestra América, la Sabiduría de Zoroastro y de los escritos Hebreos…y el sostén vital de Vida de los Sabios de la Antigua China se repiten cuan gong de campanadas siderales en el Sermón de la Montaña  que el Cristo nos deja cuan desafío de coherencia y grandeza.

Los Hombre podemos ser buenos y eficientes en muchos aspectos y terrenos, o aparentar ser santos y pulcros, o creer que somos bazofia despreciable porque nada destacado y sobresaliente logramos…o sentirnos dueños de la verdad porque nos respalda la institucionalidad de algún estamento famoso o culturalmente arraigado. Pero todo aquello es una gran falacia, un engaño lamentable, porque si no alcanzamos Sabiduría tal y como el resumen espiritual de toda enseñanza superior nos lo indica y señala… no dejamos de ser simples seres carnales engreídos y además  ilusionados por falsas luces del Mundo,  y enceguecidos en Espíritu.

La Sabiduría reconoce al Amor como al Padre de toda Virtud. Y la Virtud en términos espirituales es y debe ser una vivencia, una experiencia  espiritual, un estado consciente alcanzado por reflexión, meditación, comprensión y acción…práctica de vida aplicada a cada aspecto de la propia existencia.

Cuando decimos ‘Verdad’ no podemos referirnos a la Verdad Absoluta, porque eso es Dios. Para el Hombre la Verdad es y debe ser Interior. Es decir, la verdad externa sin un mundo interno de convicciones probadas, de coherencia, de congruencia, de idea, pensamientos y espiritualidad similar e idéntica a la acción externa…no es verdad. Eso es lo que Cristo llamó fuerte y claro ‘Hipocresía’.

Una Virtud lo es solamente si el acto externo corresponde y se corresponde con un mundo interior de donde emana esta acción y modo de actuar. Y si es ‘Verdad Interior’ no podrá transar su coherencia con realidades externas que se opongan a ésta, ni podrá medirse según conveniencias, y menos puede estar sujeta a omisiones y silencios, incluso negaciones, por temor a los efectos que tenga esta Verdad en los demás, o por la consecuencia que esta coherencia arrastraría a la persona.

El Mal que carcome al Hombre y al Mundo es la mentira. Todos mienten. La gran política se basa en el arte de saber mentir. La gran religión se sustenta en su capacidad de adaptar su verdad a la mentira del mundo. El Hombre en su cotidianidad debe mentir al menos una vez al día para no hundirse en el torbellino mundano. Y la mayor mentira es la que el Ser se hace a Sí Mismo: los auto-engaños van conformando una galaxia de polvo imaginario que brilla como la verdad del sujeto. La peor mentira es la más común: la Omisión.  La mentira es la coraza de los cobardes.

Entonces el Amor que nos induce Dios y sus santos y sabios es la base de la Verdad que nos mide y medirá como personas. No el amor de las pasiones, de los bajos instintos, de los celos, de la posesión y la enfermedad del desquicio y sujeción. No ‘los deseos’, no ‘la dependencia’, no ‘la necesidad’. El Amor del cual nos habla la Sabiduría de Lo Alto es un estado de entrega, creatividad, que se logra primero desechando de Uno Mismo todo aquello que no es amor: posesión, deseos, manipulación, celos, mentiras y engaños, adulterio, violencia y sometimiento, dependencia, intereses pre concebidos… odio y venganza (que para muchos es el mismo amor bajo otra forma de demostrarlo).

Para llegar al Amor que el Creador nos impele es necesario entrar en la Virtud de la Humildad.  La Humildad es la madre de todo logro superior.  Una Virtud no es aparente, o se muestra necesariamente  en lo externo: un vestido roto, unos zapatos viejos, un acto distinto y menos protocolar realizado por alguien de rango gubernamental…  puede ser un modo de hacer política, pero está lejos de la Humildad como Virtud. La pobreza de cosas materiales no es perentoriamente  la Humildad que trasciende, puede ser un efecto, nunca una causa, y sería un efecto si la Humildad es Virtud que se Vive desde el Interior de la persona. La Humildad requiere vencer al ego. Vencerse a Sí Mismo es la gran Victoria del Hombre Sabio. El desapego y la no dependencia de cosas materiales no obligan a la pobreza y la suciedad, o falta de higiene, y menos al desprecio de lo necesario para vivir en dignidad: Pablo, el Apóstol, lo aclara en forma magistral: Cuando mucho tengas haz y vive como si nada tuvieses; y si nada posees vive y camina como si todo abundara.  Porque la esencia del desapego y no dependencia es no hacer caso de aquello que abunda y seguir siendo lo que Uno Es, y no lamentarse por lo que no se tiene, y seguir siendo lo que Uno Es. Y Cristo pone un énfasis en un punto vital de la Humildad en cuanto desapego y no dependencia: dar gracias a Dios por lo que se tiene porque es una prueba de buen manejo y administración, y dar gracias por lo que no se tiene, porque es prueba de buena aceptación y confianza en Dios.

El ego es la sombra de la persona que se mira al espejo…dice La Sabiduría. La Humildad obliga a asumir dones, capacidades y talentos…incluso riquezas…no cuan instrumento del ego para dominio de otros o triunfos mundanos efímeros que nunca llevaremos a la muerte ni trascenderán luego de la muerte del cuerpo; más bien, aquello que somos en nuestra integridad debe basarse en un plan, para un objeto de vida, que el sujeto debe descubrir y poner por obra. La Humildad suprema consiste en ir en pos de esa respuesta, de dicho plan, para poner por obra exactamente aquello que da razón y sentido a este paso temporal por una existencia tan limitada en tiempo y espacio. El ego conspira en contra de esta clave fundamental: conforma un mundo propio pleno de triunfos y derrotas subjetivas,  y sostiene al Hombre en un universo inexistente y pequeño, pero que la víctima asume como enorme y vital. De esto habla Cristo cuando dice que muchos vendrán en su Día alegando que han hecho esto y lo otro, incluso a su nombre, portentos y milagros, pero Él les dirá ‘Atrás hacedores de maldad’ porque quién no ponga por Obra el designio del Padre no entrará al Reino. Es decir, nadie en este mundo puede hacer o poner por obra según su ego, sus intenciones, sino que es Sabio preguntarse ¿Para Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? Y asumiendo aquello que Se Es y se está dispuesto a descubrir en Uno Mismo, con Humildad, entregarse al designio que viene escrito en todo Espíritu de Hombre. Los santos y sabios descubrieron que para entrar en la Humildad es menester la Inocencia. Ser como niños para entrar al Reino de la Virtud.

La Humildad es Ser lo que Uno ES. Para llegar a este fondo sabio y sagrado que todo humano posee se requiere Misericordia.

La tercera Virtud Fundamental es La Misericordia. La Misericordia no juzga; no considera enemigos a sus iguales; al bueno lo considera importante y amigo de aprendizaje,  al malo lo asume como maestro y de él aprende; siempre se pone en el lugar del otro. La amplitud de visión, la mirada macro, o ‘ver con los ojos de Dios’ es la vista natural de la Misericordia. Sin Misericordia no hay Paz verdadera, ni Justicia real, ni posibilidad de Unión con otros (comunidad, solidaridad). Los Juicios de la Misericordia no son juicios humanos comunes: porque si por Misericordia ante el que sufre se insta al que ocasiona el mal que cambie, cese su martirio, y advierte los efectos de su acción…no está alzando juicio común, sino que ejerce Misericordia también para con el déspota, al cual llama a la propia salvación. Y al criticar al mentiroso, al apostata, al engañador, y desnudar su falacia, no está enjuiciando en forma común, sino que desnuda una mentira y un error, una aberración o un mal justamente para que en la Verdad el autor se haga libre, corrija y abandone su perdición. En los juicios de Misericordia no hay condena, sino salvación.

La idea mundana de que el Humilde es aquel bonachón que se viste con harapos y tiene actitud de no-pensante…como la falsa idea de que la Misericordia es sinónimo de limosna, de actos benefactores, y que Dios DEBE ser siempre de una eterna misericordia al modo y concepción humana…son estereotipos que no se corresponden a la Virtud Espiritual. Cuando Cristo echa a los mercaderes del templo tuvo gran misericordia por lo sagrado del Padre Dios. La Misericordia de Dios pertenece a Dios, y el Hombre no puede colocar esta Pertenencia Divina sobre su persona como si fuese una camisa que debe adaptarse a toda circunstancia. Lo primero que induce La Misericordia es a entender a Dios, pensar desde el Espíritu y ver la realidad por los ojos del Creador. Así, y solamente así los sabios y santos adquirieron el Don de la Misericordia.

Estas tres Virtudes cardinales son cabezas de toda otra Virtud: la Fe, la Verdad, la Justicia…La Inocencia.

La Meditación, la Oración, la soledad en retiro del mundo y cercano a la naturaleza, las reflexiones críticas, la lectura de textos que enseñan Sabiduría y declaran Santidad…el Discernimiento… el Arrepentimiento, el Perdón…los propósitos de superación…los Compromisos con Dios… la aplicación de metodologías y medios de Sabiduría y Santidad… toda  esta buena y sana práctica Espiritual debe tener por objetivo llegar a vivir y experimentar, e integrar, las Tres Virtudes Fundamentales.

Entonces entenderemos que las enseñanzas del corazón del Buda, y el Sermón de la Montaña del Cristo Dios no son una quimera o un ideal inalcanzable, y menos temática para filosofía inservible. Y comprenderemos como los antiguos santos y sabios lograron alcanzar al Reino: por la Madre Sabiduría y por el Camino de Virtud.

Cristo nos propone en el Sermón de la Montaña el mismo Camino de Coherencia que los santos y sabios en todo tiempo han asumido como la única forma de llegar a la Trascendencia Espiritual.

Si asumimos el contenido del Sermón, y lo hacemos NUESTRO CAMINO: entraremos de inmediato en el primer conflicto: que con las formas y conocimientos que se nos entregan en las religiones y prácticas de culto no logramos nunca despegar, ni acercarnos…por mucho esfuerzo humano e intelectual que pongamos…a la grandeza y belleza que Cristo nos describe. Porque la religión, y sus iglesias, los cultos y sus asambleas, no están hechas para hacer del Hombre un Ser Espiritual que ponga por Obra el designio del Padre Creador. Son estructuras del Mundo para que el Hombre crea en un dios adaptable, con representación humana y con presencia en edificados; encierran a dios en un libro y lo citan a plena conveniencia; inventan festividades variadas, imágenes milagrosas, procesiones masivas, fanfarreas y danzas…folklore…cultura…creencias…supersticiones…Pero jamás indicarán al Hombre el Camino para llegar a Dios.

El Sermón de la Montaña es una invitación a la Coherencia, a la Verdad de Dios en el Hombre, a la Sabiduría, a la Santidad que no se mide por cánones humanos sino por Vivencia Espiritual. Y en esta declaración magistral del Cristo Sabio se resume el Camino Antiguo que todo Ser honesto y de Fe ha debido, desde siempre, adoptar como propio para alcanzar la Verdadera Vida.

Las Ocho Virtudes de los santos y sabios de la antigüedad, y el Sermón de la Montaña del Cristo Santo, son la misma horma cuyo producto final es el Hombre Superior de los antiguos, o el Hombre Obediente a Dios del CristoJesús.

¿Cómo medir lo justo de lo falaz, y distinguir lo verdadero? Por aplicación espiritual de la Virtud. Antes de alegar doctrinas, o reivindicar iglesias, y forjar esperanzas en hombres, o creer en encarnaciones, o buscar la palabra de Dios…preguntemos ¿qué Virtud buscas en tu Vivencia Espiritual? ¿Qué Virtud has vivido en tu entrega Espiritual? Y si eres cristiano: ¿Has vivido en Espíritu, en práctica espiritual, la Paz, el desapego del dinero, la Obediencia, la Justicia, el Amor, la Misericordia, la Humildad…que Cristo induce a vivir para ser llamados Sus Discípulos? Y si escucháramos un Sí…entonces que aquel que sí declara haber vivido el Sermón del Monte y las Virtudes que no nos hable de dogmas, ni de varones que fomentan esperanzas de  cambios religiosos, o de iglesias verdaderas…sino que nos enseñe la Práctica de la Fe para llegar también nosotros  a vivir la Virtud que nos hará Hombres Superiores y logrados en Espíritu.

Porque quién vive en Espíritu la Virtud que es Camino hacia Dios, no guardará su tesoro debajo de la cama, ni esconderá su luz, sino que enseñará y entregará con Sabiduría aquello que ya adquirió. Y lo que realmente se logra en Espíritu remece los espíritus, y rápidamente conduce a vivencias que transforman desde el interno, y siempre primero desde el interior.

Si Dios es Espíritu, y el Espíritu en el Hombre (no el Alma, no la mente, no la Carne…menos lo del Mundo)…el Espíritu en el Hombre… es Dios, es la Semejanza de Dios en el Hombre…el Espíritu…entonces no hay nada más que el Camino Espiritual, la Vivencia espiritual, la verdad espiritual…y lo espiritual tiene por llaves que abren puertas a la Virtud del Amor, de la Humildad y de la Misericordia.

El Cristo que se alcanza al vivir las Virtudes… vividas en Espíritu… es un Dios Vivo, con Voz, con Voluntad y Gobernante de un Reino real y tangible.

Nunca se ha tratado de religiones, de iglesias o de libros…siempre ha sido un Combate Espiritual para vencer lo Carnal y Mundano y elevarse hasta la verdadera Vida…porque el Reino de Dios no es de este Mundo.

Al Padre se Ora en Espíritu, porque Él Es Espíritu.

Los Hombres somos Espirituales antes que carnales…Espíritus antes que Carne…Espíritus después de la Carne. Sin vivir nuestro Espíritu y sin Ser Nosotros nuestro Propio
Espíritu, nunca lograremos la Vida que nunca más enfrentará a la muerte.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

marzo 18, 2013 at 5:21 pm

Publicado en Uncategorized

Francisco Primero… ¿y ahora qué?

leave a comment »

una reflexión muy, muy personal
Felicitaciones a los católicos del planeta, sobre todo a los latino americanos: ahora tienen a un jefe pontificio que puede prolongar las esperanzas que les sostienen desde siempre, y seguramente el día 14 de marzo se han despertado con renovados votos de confianza interna en sus corazones, sintiéndose orgullosos de prevalecer por los siglos de los siglos.

Desde la cruda realidad diaria las cosas se ven y perciben sin sesgos partidarios, y resultan ser diferentes y muy distantes de la mirada absoluta del mundo religioso imperante. La percepción de quienes no podemos hacer cuadrar la santidad auto- proclamada, y la autoridad jactanciosa de las supuestas herencias apostólicas, con tanta maldad, corrupción, pecado e incoherencia, amén de faltar a los mandamientos de Dios y al Mandato de Cristo del cual nos dan sabias pautas los Evangelios…es la de siempre y de hace tiempo: que no habrá Papa que pueda cambiar el rumbo de una corporación del Mundo que ha prevalecido por su recóndita alianza con los poderes terrenales del dinero, de la política y de las tramas financieras. La historia lo dice y avala. Y claro, los infiernos no descuellan en contra de una palaciega estructura de poder que hace parte activa y vital del sistema Cainita ¿por qué habrían de hacer algo en contra de un Estado eclesiástico que les es cómodo, y permeable al perverso sistema que ha sido impuesto por los demonios y sus círculos serviles de los señores del dinero y de la guerra? Porque ese argumento pueril y hasta necio de que dos mil años de prevalencia significan que Dios está con este tipo de iglesia, y sus pecados siempre son menores a su magnificencia… no tiene en consideración que aquello que dura en este Mundo y pasa a ser imprescindible para el Mundo Cainita es precisamente una gran institución que retenga a millones bajo la ignorancia de su propia fuerza espiritual, y reemplace a Dios, y nunca permita Relacionarse con un Dios Vivo.

Vemos a la masa creyente en Bolivia, en Perú, en México detrás de vírgenes inventadas, atuendos alegóricos, cristos varios y festividades paganas llenas de chamanismo impregnado de un catolicismo colonial demasiado lejos de Dios y de la Vida Espiritual que Cristo nos enseña; y esa droga folklórica puede durar siglos, porque en la fiesta y el fetiche de la idolatría los demonios se regocijan y los Hombres se emborrachan de sensaciones placebos que los hunden en la ignorancia del Dios Vivo. El catolicismo en países como los nombrados es el responsable de este masivo daño. Si se sirve al juego de las tinieblas se puede durar todo el tiempo que el Hombre permanezca en calidad de presa.

Desde la Fe en el Cristo Dios, con el propósito de alcanzar al Padre que Es Espíritu, y en la diaria labor de hacer de la Sabiduría la mejor vía de crecimiento que emana de la Madre Espíritu Santo…no veo iglesia que no sea un modo de apostasía y todas, por ser religión y no Camino Espiritual coherente, apuntan a utilizar al creyente para asentar sus propios privilegios y ejercer algún nivel de Poder mundano.

Los católicos siempre tendrán esperanzas y jamás certezas trascendentes. Porque en el fácil laberinto de entregar la propia fe a otros varones la esperanza lo es todo; porque las certezas en la fe y en la trascendencia conllevan a cuestionar incongruencias y nunca aceptar mentiras; mientras que la ambigua esperanza deja abierta la puerta a la falsa misericordia y al oportunismo clientelar que deriva en una militancia cómoda y conveniente…exento de todo compromiso espiritual real y definitivo.

Y siguen creyendo en Pedro: el tibio, el dudoso… sobre el cual, según los eclesiásticos, JesúsCristo habría fundado su iglesia. Otra mentira insostenible que debe aceptarse cuan dogma irrefutable.

CristoJesús habló en su tiempo siendo un Judio que se expresaba en Arameo. La palabra ‘‘Iglesia’ corresponde al griego, y es una mala traducción de Quehal, que representa la nave principal del Templo, el cual, para los hebreos, se alzaba sobre una Piedra Fundamental central. Esta Piedra representaba el Espíritu de Dios, o la Bendición de Dios que sostenía el edificado. Cuando Pedro, el menos carismático y el más duro de los elegidos por Cristo, en estado espiritual expresa que Jesús es el Cristo, el Mesías, es cuando JesúsCristo expresa las palabras que hoy son usadas en forma mañosa y ovejunamente aceptadas sin investigación alguna: Cefas es la traducción de Piedra Fundamental, y significa Espíritu del Templo, y sobre tal Roca alzará Cristo su nuevo Quehal, es decir, su Templo central o principal. Revela entonces que ése Espíritu que tomó a Pedro y que lo hace declarar con fe que Jesús es el Cristo-Mesías, es el Espíritu sobre el cual Él levantará su Nuevo Templo, y sobre ese Espíritu el infierno no prevalecerá. La palabra iglesia deriva del griego ekklesías que en el ámbito del mundo europeo occidental helenístico no cristiano, denotaba una asamblea o reunión de ciudadanos congregados en razón de una convocatoria pública (generalmente el llamado de un mensajero oficial o heraldo), para asuntos usualmente de orden político. Al encontrarse ante la figura de la nave central del templo hebreo, en la cual se reunía la gente, como en asamblea, los traductores asumieron tal acto de congregación como el de las reuniones al estilo griego. Cristo jamás pudo pronunciar la palabra ‘iglesia’.

El Templo que Cristo promete en Tres Días, que sobrepasa al templo construido en piedra en más de cuarenta años, es el Espíritu de Dios restaurado en el Hombre y alimentado por el Espíritu Santo. La misma figura usa Cristo cuando explica que como Jonás Él estaría tres días en el vientre de la bestia. Y con esto avisaba que la Salvación se finiquitaría en aquellos Tres Días de combate en los abismos y en el seno mismo de los infiernos. Esta es la misma línea que vemos en el caso antes visto: sobre el Espíritu que habló en Pedro en aquel instante, Cristo alzaría el Nuevo Templo.

Pero para entender el lenguaje de Cristo debemos comprender la Palabra de Sabiduría; porque Cristo es Dios y sus enseñanzas y mandatos son Ley de Dios para todo quién le siga y crea en su Divinidad. Y si Cristo habla en términos ESPIRITUALES y es Dios encarnado, jamás pudo determinar algo tan mundano y político, y contrario a toda trascendencia espiritual, como es una institucionalidad que ha sostenido y alimentado la perversión de reinos y reyes, desde el degenerado y criminal Constantino, pasando por señores de la guerra y el oscurantismo, la inquisición y su maldad abominable, y la matanza y sometimiento de nuestros Originales…hasta ser la clave para justificar épocas nefastas … y ahora aliados de la mafia en Italia poniendo el IOR (Instituto Bancario Vaticano)al servicio del reciclado de dinero sucio…para culminar con los cientos de casos de abuso y atrocidades en contra de inocentes que nos quieren hacer pasar como ‘errores personales’…nada, una insignificancia en comparación a los buenos curas que se sacrifican por la humanidad.

Espero le vaya bien a este extraño jesuita que desobedece a su padre Ignacio, el cual desaprobó incluso que sus seguidores aceptaran convertirse en obispos…. ¡menos Papa! Espero sea coherente con Francisco de Asís y no denigre su nombre y su memoria. Pero debo confesar que este monstruo institucional lleno de pecado y de juegos políticos de alto maquiavelismo me parece un ente impertérrito en su calidad y en su condición de Babilonia, y no creo que un hombre, por muy argentino que sea, pueda mover un pelo sustancial a esta madrastra tan poco santa.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

marzo 14, 2013 at 6:10 pm

Publicado en Uncategorized

Los conflictos… desde la Guerra o desde la Paz

with 2 comments

Quiero ser claro, porque en este tema saltan mecanismos muy complejos en muchos de nosotros, quienes vivimos en Chile o en Bolivia. Podría obviar el asunto, hacer cuenta que no me incumbe. Pero como hombre de Paz, y por el amor que siento por nuestra América bendita, mal podría callar y debo exponer mi criterio, así como otros exponen el suyo.
Los conflictos entre hermanos pueden ser enfrentados desde dos ángulos: el de la guerra…o el de la paz. Al plantear situaciones que exigen negociación y acuerdos entre países vecinos es fundamental fijar la plataforma sobre la cual se pretende llegar a soluciones. Cuando en ambos lados se vive y se incentiva la cultura de los héroes, y la patria se conceptualiza en torno a batallas y muertos, y los monumentos por doquier ensalzan victorias o derrotas gloriosas, y se forman generaciones en el odio garantizado que asegure la continuidad de la contienda…entonces está bien definido el campo sobre el cual se depositarán los asuntos pendientes o los Tratados por revisar. Aún si no hubiesen conflictos, y se desarrollase una vida diplomática y comercial fluida entre países que un día se involucraron con las armas…igualmente sería dañino para la mentalidad de los niños, y una estupidez nostálgica, seguir escarbando en el odio y las muertes que un día nos dividió y separó.
En Europa aprendí algo fundamental: que la guerra hay que recordarla y no olvidarla para que nunca más vuelva a pisar a los pueblos y someterlos. Conviví, en los años 73-75 con ex partisanos de la resistencia italiana, de la zona de Como, cerca de Milán, y de ellos recibí toda la imagen nefasta y terrible de la guerra. Y ellos, siendo hombres de lucha, tenían arraigada la idea de que había que evitar, a como diera lugar, que en Europa volviera a suceder una hecatombe como la que ellos vivieron.
Vemos hoy en reportajes serios el daño psicológico que deja la experiencia de la guerra en jóvenes norte americanos retornados de Iraq o Afganistán.
Viví, como muchos de mi generación, la violencia de los años de dictaduras en nuestra América, y fui testigo como idealistas honestos que tomaron las armas para combatir a tales regímenes se volvían poco a poco igual que sus enemigos…Porque las armas enloquecen a los Hombres, y las guerras los vuelven insensibles, y la violencia los mata por dentro.
Creo que solamente una persona desquiciada podría sentirse feliz de celebrar muertes, destrucción y aniquilamiento moral.
Si dos pueblos que se enfrentaron y se destruyeron, pero que por realidad de la geografía siguen siendo vecinos, obligadamente deben convivir y progresar sin disturbarse y ojalá colaborando… entonces deben decidir sobre qué base alzarán su relación y mutua colaboración.
La base para que Bolivia y Chile cambien el estado de cosas que actualmente no favorece a ninguno de los dos pueblos, debe ser la Paz. Y la Paz debe retrotraerse a la mirada y al análisis de la guerra: esa guerra NUNCA debió suceder. Ninguna guerra entre pueblos hermanos en América debió existir luego de nuestra independencia de España. Pero los culpables de dichas guerras nunca fueron los pueblos, sino que los pueblos en todo caso sufrieron la guerra provocada por otros. Y en el supuesto vacío de poder colonial que dejaron los españoles, otros, como Inglaterra en su tiempo, intentaron aprovecharse de esta ‘debilidad‘de las nacientes naciones de nuestro continente. Sin clases dirigentes económicamente independientes, y en medio de luchas de caudillos, nos vimos envueltos en las marañas hambrientas de grandes corporaciones que nos tenían por hirsutos aprendices de repúblicas. La guerra fue el resultado de grandes intereses foráneos y de nacientes grupos oligarcas muy lejos de todo espíritu republicano y democrático. Seguir diciendo que fue una guerra patriótica para defender nuestra soberanía…es por lo menos necio, o al menos carente de base histórica.
Sucedió, desgraciadamente. Nadie ganó: en una guerra todos pierden. Hablar de territorios ganados o terrenos perdidos en una guerra cuyo motivo transcendió todo territorio y postulaba a conspicuas ganancias bien precisas y egoístas, es un modo raro de ver la realidad.
La visión de Paz debiera llevar a las dos Repúblicas a sentarse bajo el espíritu republicano que une a las naciones y no las separa, y desde la sustancia vital de la Democracia cuan Derecho fundamental e entrañable condenar la guerra pasada como un error atroz al cual los pueblos fueron arrastrados, y que hoy, con la visión del progreso y de la hermandad entre pueblos, simplemente no es posible reivindicar ni resaltar, y sí se debe recordar para NUNCA MAS volver a cometer tal aberración.
Sobre la base de Paz (que en lugar de arengas violentas y promesas de venganza, en lugar de monumentos de batallas y glorias de muerte…se alcen recordatorios del sufrimiento de los pueblos, de la separación de familias, de enemistad de amigos que lucharon juntos por la independencia … para desde tal memorando proponerse luchar por la Paz para que jamás la guerra manche el suelo de nuestra Patria única que es América…) sobre tal fundamenta entonces sentarse a discutir NO asuntos pendientes…porque si hay asuntos pendientes derivados de una guerra, eso es parte de la misma guerra y es continuar la guerra por otro medio…sino los grandes asuntos del futuro.
El progreso, la colaboración, las relaciones a todo nivel, el comercio fluido y fácil, la liberación de las fronteras, la unificación del sistema impositivo…la construcción de redes de agua…. La unidad de las fuerzas armadas para ayuda mutua y defensa ante potentes agresores con mentalidad y propósitos coloniales y de sometimiento… deben ser los objetivos a lograr. Pero eso se alcanza solamente sobre la base de la Paz, y del Nunca Más a la guerra, y a la calificación clara del error que fue toda guerra entre hermanos en pasado.
Si una nueva guerra, como prolongación en el tiempo de la anterior, golpeara a nuestros pueblos, de verdad estaríamos ante la aberración más abominable de esta generación, que no supo cortar con el pasado sobre la oportunidad de la Paz. La clase dirigente de nuestros países debe saber reconducir nuestras relaciones por la vía de la Paz, y eso no es posible alardeando sobre las victorias en la guerra o exigiendo retornos imposibles como si quién los reclama no hubiese participado en el festín de muerte, y fuese una víctima. No. En esa guerra del Pacífico hubo tres intérpretes: Chile, Perú y Bolivia, y ninguno fue víctima si perdió, ni es mejor si algo ganó. Todos perdimos. Todos somos responsables. Y colocarse hoy en papel de víctima por haber perdido en esa aventura, es un gesto que incluso bajo las leyes de la guerra simplemente no se entienden. Además es un gesto carente de toda dignidad.
Sobre la visión de Paz esa guerra debe ser enmarcada como un error. Y bajando banderas y proclamas, y disponiéndose a la Paz, los pueblos no pueden ahora volver a viejos Tratados, y a peleas por límites… ¡qué obsoleto! Pues lo que hoy corresponde es asumir que de ese error quedaron las cosas como están y es desde esta realidad que debe cimentarse la Paz y un Nunca Más que aborte toda guerra entre pueblos hermanos y baje las pasiones a los chauvinistas y guerreristas. Ahora debemos sentarnos para unirnos en el progreso, la colaboración y la fluidez de nuestro comercio…para que nuestros pueblos un día, no lejano, conformen una Comunidad de Naciones profundamente unida y en Paz.
Los gestos de Paz deben estar presentes en los detalles y bajo toda circunstancia: los tres conscriptos bolivianos que pasaron la frontera de Chile debieron ser devueltos rápidamente a su país, sin publicidad siquiera. Y todo gesto guerrerista y provocador de un lado debe ser enfrentado con diálogo, con actos que bajen el perfil y no aumenten la presión. Cuando quienes han optado por la confrontación y el odio no encuentran eco de la otra parte, y el que es agredido abre sus puertas para el diálogo y la colaboración, entonces sí podemos marcar diferencia y establecer Voluntad de Paz.
Bolivia tiene mucho que ganar con la Paz. Y Chile debiera ser el primero en proponer una revisión histórica de la guerra, en modo de aprender de los errores y proponer ese Nunca Más que nos garantice la construcción de esa Comunidad de Naciones pujantes y sólidas que soñaron nuestros libertadores. Lo vital es el futuro, lo importante es el progreso, lo que nos debe mover es el beneficio y la abundancia de nuestros hijos y nietos. No podemos seguir anclados al pasado, ni podemos amarrarnos a nostalgias post coloniales tan lejanas a la realidad de hoy y tan poco útiles ante las urgencias de mañana.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

febrero 20, 2013 at 7:56 pm

Publicado en Uncategorized

61… La Verdad Interior

with 2 comments

He comenzado mis 61 años de existencia en esta franja de tiempo y espacio. Jamás imaginé llegar a este punto del Camino. Y ya vivido 60 años, consumidos y bien sopesados en el buen balance de la meditación, he caído en cuenta de que mis recuerdos de niñez, adolescencia y de juventud se han puesto en movimiento inusitado como si algo en mi interior tirara raya y sumara y restara sin que nada pueda hacer mi razón y control.
Es verdad: la vida vista desde esta colina es mucho más clara, evidente y cruda. No hay en este repaso involuntario y vívido nada que me cause dolor, rabia, o alegría…simplemente veo episodios escondidos y olvidados cuan escenas presentes que se mueven como si estuviesen acaeciendo hoy.
Me sorprende, eso sí, la mirada tan diferente que obtengo hoy de eventos que recién ahora me doy cuenta marcaron algo vital en mi Camino de Vida. Pequeños hechos asumen protagonismo definitorio.
He perdonado a mis padres tan profundamente que no logro verlos en sus errores y carencias sino que los valoro en sus aciertos, e intento atesorar los escasos momentos de armonía y cariño que ellos, como la mayoría de esa generación, tanta dificultad tuvo para dar y entregar. Y el resultado de eso no es el desamor en mí sino que el amor trasvasijado a mi hijo con la convicción de que al amarlo a él también estoy envolviendo al niño que quedó triste en mi interior, y que ahora ríe y sabe amar en su inocencia gracias a la bella inocencia de Elías. Porque el amor es lo único que sana y redime. Nada más que el amor engrandece.
El amor no exige; el amor no posesiona; el amor no alza condiciones y nunca amenaza; el amor no espera que lo amen; el amor no ama para obtener algo a cuenta; el amor no obliga; el amor no requiere de formas y rituales, de empeños y visitas, de asistencias y presencia…el amor existe o no existe; y la Sabiduría del Amor es aceptar el amor de los demás en su forma y fondo, sin reclamar que sea según el propio modo o para satisfacer cariñosos egoísmos. En el amor no hay juicios. En los juicios no hay amor.
Estoy en paz con aquello que ofendí e hice daño. He pedido perdón muchas veces y he depositado mi arrepentimiento en Manos Justas y Divinas.
Sé exactamente que no haría nunca más si pudiera, y qué no dejaría de hacer si volviera.
No temo a la muerte: sé que seré medido por mi Fe, por mi Verdad Interior, por mi honestidad y coherencia ante Dios, y no ante jueces humanos. Y es mi empeño diario ser honesto y coherente ante Dios y mi Fe, sin importar lo que los demás piensen, entiendan o enjuicien. Vivo para sembrar y servir. Porque tuve años en que a nadie serví y nada sembré. Y hubo años que fueron vidas en sí mismas, como existencias al interno de esta existencia. La muerte es una oportunidad de cosechar lo que se siembra.
De todo, vienen a mí nuevamente y con fervorosa paz los monjes budistas, en estos días con mucha fuerza presencial, que me acogieron aquel 1977, y ese oscuro 1990. Arriban ahora como nunca antes los vi y entendí: comparecen cuan consanguíneos muy añosos y pacientes… y me abrazo con ellos como inmemoriales y muy antiguos hermanos de mutuo recorrido y larga ruta de trascendencia.
Me asaltan visiones que me persiguieron en mi temprana infancia. Sueños recurrentes que hoy asumo en su verdad y misterio. Quizás esté muriendo; quizás este entrando en esa edad maravillosa en que el Hombre se vuelve niño y torna a ver a Dios. No lo sé.
Lo cierto es que me dispongo a entregar lo que he vivido y que sé puede ser útil a otros: El Camino Espiritual. Es lo único que puedo dar, y es lo más que puedo entregar.
No quiero nada a cambio, sino seriedad y compromiso en quienes extienden la mano hacia mis manos abiertas. Cada día hablo con Cristo Dios, no con un Hombre, sino con Cristo Dios… y le pido con humildad y esmero que no me deje caer en la tentación del ego, la vanidad y la zonza dependencia de cosas y necesidades; e imploro a la Madre Espíritu Santo que me cobije en su Magisterio y me entregue la riqueza más preciada y portentosa a la cual Hombre sensato puede aspirar: La Sabiduría.
Porque … dice una máxima antigua… si alcanzas tus 60 años y no eres sabio… habrás vivido en vano. O aquella que se asemeja: todo Hombre transitando por sus 60 años debe ser maestro en su Índole, de otro modo lo importante de su vida será igual a lo nimio de su existencia.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

febrero 13, 2013 at 12:08 am

Publicado en Uncategorized

Los vientos que soplan

with one comment

Venezuela es hoy, para América Latina, el centro de eventos históricos que definirán muchas de las características de la política futura en este Continente…para bien o para mal.

Evo Morales 1

En los años 60 lo fue Cuba. En los 70 Chile definió en gran medida el curso de los hechos en Latinoamérica.  Y por veinte años los gobiernos militares establecieron un centro neurálgico de poder en el continente que fue predominante e influyente, además de absoluto.

Después,  de la caída del muro de Berlín, el cierre casi inexplicable de la era del ‘socialismo real’ y el fin de la ‘guerra fría’, un viento de democracia y renovación sacudió a nuestros países: el fin de la era militar y sus regímenes  dio paso a la restitución del modelo democrático, y con ello surgen los  desfases entre una aplicación tradicional de entender la democracia, y las nuevas necesidades y los inevitables cambios que ése modelo no podía sostener.

Esta transición de la historia favorece a viejos estilos de  liderazgos que fueron las víctimas derrotadas en la época anterior: en Chile, en Argentina, en Uruguay, en Brasil en Nicaragua, en el Salvador.  Pero en Bolivia sucede un hecho inédito: un representante indígena de izquierda llega al gobierno, y este hecho no asemeja a las vueltas y giros que acaecían en otros países vecinos.  Y Venezuela parece escapar de la corriente gruesa que hermana las vicisitudes del Cono Sur y centro América: no pasa por la era de los duros gobiernos militares de derecha, no ve sustancialmente interrumpido su ciclo democrático, no ve proliferar con suceso, como en Colombia, a los grupos guerrilleros de izquierda… Pero se alza como el país más desigual del mundo, que al poseer grandes riquezas petroleras no logra levantar el nivel de vida de su gente, y fomenta brechas abismales entre ricos y pobres.

El fenómeno que desde el subterráneo mundo militar venezolano se generó por años no se entiende sino bajo claves exclusivamente venezolanas: la condición de país petrolero (supuestamente rico) y la fuerte, omnipresente y definitiva memoria colectiva de Simón Bolívar…son dos aristas claves para entender el surgimiento de Chávez, y del Chavismo.

El histrionismo de los dirigentes venezolanos, y del venezolano, no siempre cae bien ni es aceptado con gracia en el resto de la gente del Continente; pero que de este país han surgido grandes pensadores, poetas, educadores y lideres continentales…nadie lo puede discutir. Y que Hugo Chávez es hoy el mayor líder de la izquierda en América, nadie lo puede negar. Son datos indesmentibles de la realidad.

La pregunta que nos hacemos quienes amamos la paz y queremos un Continente sin pobreza, y unido bajo reglas claras y principios democráticos inalienables, es: ¿será este tipo de gobierno, de proyecto, de sociedad, de Estado, de sistema… como el de Venezuela, como el de Bolivia… aquel modelo que comportará igualdad, mayor democracia, estabilidad y progreso igualitario?

Lo que acaece en Venezuela, y las particularidades de Bolivia, no pueden constituirse en modelos transportables y repetibles que se acomoden forzadamente en otros países del Continente. Y si el modelo ‘chavista’ en Venezuela sí conlleva a los propósitos de igualdad, paz y progreso…y si los gobiernos indígenas sobre la horma de Evo Morales sí imponen la justicia y los equilibrios que tanta falta hacía a la realidad de Bolivia… será entonces que tales modos y consecuencias de la historia de esos países ha encontrado su senda y su manera de resolver las desigualdades.

Sin embargo, preocupa que en la búsqueda de la justicia social se coarten libertades que las izquierdas por años y años enarbolaron cuan banderas de principios democráticos fundamentales: la libertad de expresión, la libertad económica, el derecho a disentir, la separación de poderes en el Estado de Derecho. En el alegato de Neruda ante sus perseguidores, el famoso ‘Yo Acuso’ se arguye precisamente en contra de una justicia servil al gobierno de turno que ha proscrito a un partido popular y con representación parlamentaria. Y bajo el gobierno militar de Pinochet una de las mayores reivindicaciones de la oposición fue la separación de poderes entre el gobierno y la Justicia, que a la sazón era un apéndice de las políticas del gobernante.

Y preocupa que las vertientes de las  oposiciones tanto en Venezuela como en Bolivia se muevan aún bajo paraguas añejos, renuentes a asumir posturas progresistas, de igualdad social y de alternativas democráticas que aseguren la ruptura con viejos modelos neo liberales ampliamente fracasados.

La radicalización en Venezuela y en Bolivia solamente podría arrastrar a los gobiernos en el poder a asumir siempre más políticas cerradas, acérrimas y de corte comunista ortodoxo que ya demostraron su estrepitoso naufragio. Y podría incentivar en la oposición la pésima idea de la subversión armada, de los golpes de Estado o las asonadas masivas como las que en Chile preludiaron la caída de Allende. Eso, lo sabemos, lo vivimos, ahonda heridas que se enconan y demoran generaciones en cerrarse. Eso, lo conocemos, solamente comportan sufrimiento, separación, enemistades permanentes que dividen a hermanos y hermanas de un mismo pueblo.

Solamente desde posturas progresistas, democráticas, igualitarias y de superación de los modelos reventados por la realidad en el siglo veinte: el ultra capitalismo del dios mercado…y el intransigente socialismo de Estado… tanto en Venezuela, como en Bolivia, y en toda América Latina, podremos superar esta transición en la cual se tiende a aplicar modelos conocidos o mejorar errores de sistemas caídos. El futuro en América – y para su gente- está en la Unidad Progresista, Igualitaria, Democrática y de Paz que no se sustancie, jamás,  en sistemas que corroan los Derechos y vulneren el Estado de Derecho. Y ése futuro no es posible con una derecha anquilosada en reminiscencias oligarcas y clasistas de principios del siglo veinte. Y ese porvenir no será viable con una izquierda clasista que se impone a sí misma como la nueva oligarquía de estos tiempos.

SPAIN-POLITICS-YOUTH-DEMOprotesta chile

Lo que Ha de Venir  está en manos de los jóvenes: con su mirada amplia, universal, conectada a realidades macros, capaces de aceptar la diversidad sin traumas, montados en una era expansiva de tecnología que requiere libertad y que ejerce democracia horizontal, capaces de inter-relacionarse sin discriminación y con naturalidad…jóvenes que ya no confiesan con partidos paralíticos, ni con religiones hipócritas, ni con modelos mentiroso…que buscan no para respuestas a largo plazo ni para obtener resultados en cincuenta años…sino que quieren claridad ahora y proyecciones inmediatas. Estos jóvenes de hoy, los adultos de mañana, no están fanatizados por sueños ideales como lo estuvimos nosotros, sino que trabajan en sus sueños día a día para verlos crecer junto a sus hijos. Y eso, esa siembra, esa búsqueda, requiere libertad, y una democracia  real más profunda, moderna, y que responda a los requerimientos de este tiempo.

Si quienes gobiernan, y ejercen autoridad política hoy, sin importar colocación ideológica, y quienes están en la oposición a los gobiernos,  o son contrarios a todo el sistema que está en crisis… todos, todos nosotros… pusiéramos sobre la realidad cotidiana aquello que nos debe dar Visión y Proyección de futuro, asumiendo los retos y los avances de hoy;  concordando que la libertad es imprescindible para cualquier modelo que queramos probar, y que la democracia es fundamental y debe ser un Cuerpo ágil y en movimiento, y nunca un estamento estático e impertérrito… entonces, no tenemos duda alguna:  sí entraremos en un Nuevo Tiempo, y habremos superado para siempre la oscura era de la violencia como arte de hacer política, de las dictaduras ‘necesarias’,  y de la miserable lucha entre hermanos-enemigos.

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

enero 11, 2013 at 3:12 pm

Publicado en Uncategorized

Ascenso al Cielo

with 3 comments

Reflexión al expirar este año 2012

Estamos aún donde muchos especularon que ya no estaríamos. Seguimos el inexorable paso del tiempo y sus eventos perceptibles y sus muchos hechos imperceptibles. El Hombre sigue su camino entre un Caín destructor que lo mueve desde sus raíces, y un Abel de paz que lo conmueve desde el Cielo. Entre los contaminantes que enloquecen al planeta vamos y estamos nosotros, quienes buscamos la belleza que perdura y lucha por prevalecer, y apreciamos lo divino de la creación, y anhelamos la paz como si fuese algo extraviado un día después de haberla vivido por un siempre que quedó rezagado en nuestro inconsciente más amado.

Medimos el tiempo en forma ficticia, porque el Tiempo es una ilusión, pero en esa medida necesaria a veces caemos en la trampa de asumirla cuán juez y dios de todo cuanto somos y nos sucede. Y con esa prisión del Tiempo el Hombre se  atreve a poner fechas de conclusiones fatales y hecatombes definitorias que al final nunca suceden. Luego los agoreros y profetas simplemente se desvanecen, no sabemos si por vergüenza o para reaparecer bajo otras vestes y nuevos augurios apocalípticos. Lo cierto es que nunca se hacen cargo. Y eso les desnuda en su inmoralidad, desplante y falta de seriedad.

Este año de crisis económica acentuada, de guerras irresueltas y primaveras árabes que ya son inviernos humanos que a todos nos concierne… ha sido el año en que menos se avanzó en los acuerdos para dar fin a la contaminación del planeta. Este año ya no hubo protocolos y firmas de actas mentirosas: ahora quedó claro que los países que mayormente contaminan…como China y los Estados Unidos…no poseen la más mínima voluntad de abandonar su criminal emanación tóxica sobre todos nosotros. Asumamos: este asunto ya es irreversible.

Ha sido el año en que la pedofilia y el abuso infantil en la iglesia católica han quedado definitivamente asentados como un Hecho arraigado en la costumbre y modo de ser de la vida de la curia institucional.

Ha sido el tiempo en que el abuso y Trata que involucra a la mujer cuan víctima se ha establecido como dato duro y definitivo.

Ha sido el año del nacimiento y expansión de movimientos sociales y ciudadanos diferentes y diversos, que por la periferia de lo tradicional y de la política histórica  se han manifestado no para gobernar sino para cambiar el modo de entender el Estado y la Política. Se ha instalado en la gente un nuevo sentido de responsabilidad ciudadana, no violenta, y que expone en las calles su indignación y propuestas.

¿Somos más espirituales al final de este 2012? Si tomamos como medida la masividad de los movimientos religiosos, cultos y creencias…tendríamos que concluir que este año hemos comprobado un retorno inusitado a las fiestas paganas, folklóricas, alegóricas y supersticiosas que conllevan a que se realicen actos inauditos de sacrificios corporales histéricos, y se congreguen miles en torno a una figura de yeso a la cual se le da la calidad milagrosa que se necesite. Comprobamos que los movimientos religiosos se han radicalizado en sus posturas políticas y sectarias. Y que en general la masividad de las religiones no es un movimiento reflexivo sino lo contrario: aturdido y ligero.

Pero lo espiritual no puede medirse por la masividad que se expresa en actos decadentes y añejos, porque tales actos de fanatismo y desesperación no representan solidez, sino debilidad y apego a los últimos recursos de la desesperanza y el temor. Lo Espiritual tiene un pulso más íntimo, silencioso y capilar. Y quienes nos movemos en el ámbito humano, trabajando con la gente a diario, incluso perdiendo dinero y colocando nuestros ahorros y escasos medios en viajes y actos que sirvan a quienes buscan razones y medios espirituales… que les den base contundente  de principios guías para sus existencias… podemos decir algo a este respecto.

Mi diagnóstico es que este año he comprobado, como nunca antes, una denodada confusión entre quienes no quieren seguir los ritmos del Mundo y su perverso sistema cainita. Esto se traduce en carencia de compromiso. A la base del no comprometerse hay una cuota de desconfianza, y otra de necesidad. La desconfianza viene del haber antes seguido como ovejas a pastores que nunca dieron respuestas. La necesidad constituye entonces el único cedazo confiable para definir lo que es legítimo o no. He encontrado a muchos caminantes de la ‘búsqueda’ que vienen de vuelta agotados, decepcionados y hartos. Pero cuando se les muestra que el error nunca fue de las ofertas  en el mercado y el mercantilismo de ‘lo espiritual’ sino en la falta de rigor en la búsqueda personal; que se esperó hallar respuestas en la misma  ‘búsqueda’ y nunca en la Conciencia de aquello que se Buscaba… entonces surge el punto no resuelto: que uno mismo debe procurarse la nutrición espiritual, y no esperar a que otros, o ciertas pertenencias sociales o grupales, resuelvan de por sí los asuntos que uno no asume en profundidad. Puede alguien mostrarnos el camino y el modo, pero nadie puede reemplazar la propia disciplina, fe y vida en el Espíritu.

He comprobado hasta la desazón que, por ejemplo, se quiere manejar lo básico del I Ching para propósitos siempre elementales, y cuando el I Ching se presenta con su profundidad y palabra  espiritual, de sabiduría:  o no se le entiende, o se interpreta mañosamente, o se le transforma en filosofía que solamente entiende su autor…  o se le abandona. Se quiere mantener el I Ching como un oráculo de uso común, casi como un juego de adivinación, o una razón para inventarse un oficio que de algún sustento…y para eso se debe especular y acomodar lo sagrado a formas siempre más mundanas y ligeras.  Pero cuando invito, por ejemplo, a meditar bajo el Antiguo sistema de los Santos y  Sabios, saltan los mecanismos: ¡es una locura! Cuando expongo que el I Ching es el MEDIO y no el Fin, y que este Medio  conduce a la Mutación del Ser egotista y descubre al Ser Superior…explotan los mecanismos de defensa del ego, del yo, de la necesidad y de la propia razón. ¡Nadie quiere perder el control! ¡El control lo es todo!

He comprobado algo muy simple y cotidiano: que al entregar Herramientas en el Camino Crístico, y ponerlas en acción, éstas funcionan de una forma tan evidente y manifiesta que en lugar de enraizar la Fe y el Compromiso de muchos que lo viven… caen, por el contrario, en una tremenda inseguridad: ¿Dónde me lleva esto? ¿Qué haré con mis planes personales? ¿Qué pasará con aquello que yo quiero y nunca quisiera perder? ¿Puedo negociar con Dios? Entonces no pocos descubren que el sistema de las iglesias les es muy cómodo: pedir, asistir, ir y venir cuando lo necesite, sin un compromiso real, prestando mi presencia para la masividad que cuenta.

El tema es que el Camino Espiritual, si es real, FUNCIONA, y eso desestructura todo aquello que se ha levantado con la mente artificial, en base a lo mundano y al ego. La realidad es que el Camino Espiritual es la predominancia del Espíritu, y el Espíritu es Dios en el Hombre. Pero el Hombre quiere que Dios piense como el ego piensa, y pretende que lo Espiritual se acomode a lo que las emociones necesitan, y  que lo divino potencie lo que se desea, y nunca cuestione o cambie nada de lo adquirido y ‘propio’.

Lo Espiritual necesariamente cambia, Muta, lo egotista, lo artificial de la mente y prioriza aspectos que nunca antes se tomaban en consideración. Si el Hombre es Humilde, entonces no tendrá problemas para aceptar el Cambio, y se gozará en la Transformación. Pero si lo espiritual se pretende como un mecanismo mundano, emocional y del ego, de la mente artificial y del conocimiento controlable y libresco…entonces habrá negación a la entrega y al Cambio.

¿Hay una búsqueda de la Transformación que nos conduzca al Camino Medio…a saber: más arriba del Hombre Común  e inmediatamente debajo de Dios? Y si se nos declara que alcanzar este Punto Medio exige entregar lo nimio del Mundo para lograr lo grande del Cielo…y que lo que se entrega y cae no es negociable, no depende de nuestra voluntad, sino que es algo OBJETIVO que lo determina El Espíritu… ¿igual aceptamos seguir ascendiendo? ¿Queremos o no ser Seres Espirituales antes que carnales? ¿Queremos o no sostener un Encuentro espiritual con la divinidad que nos rige y gobierna? ¿Tenemos el despego y la humildad para alcanzar Lo Superior y renunciar a lo inferior? ¿Podemos tomar un Camino Espiritual sin que podamos colocar condiciones, ni pliegos de peticiones, ni reservas previas sobre áreas propias y exclusivas? ¿De verdad queremos Trascender? ¿Optamos o no por la Vida? ¿Vencemos o no a la muerte? ¿Aceptamos a Dios tal y cual ES, o lo condicionamos a nuestra voluntad e idea? ¿Aceptamos seguir la indicación de LaoTse: ‘antes de entra al Tao debes vomitar todo conocimiento’…o es irrenunciable el conocimiento que hemos adquirido en el Mundo? ¿Estamos dispuestos a renunciar al Yo conocido, para aceptar al Yo que vendrá y que no sé cómo será?

Este año 2012 por mucho ha sido una frontera invisible, imperceptible, que divide dos Tiempos macros cuyos resultados constataremos en algún tiempo a futuro: el Tiempo de los Hombres de este Mundo cuyo objetivo es endiosar lo del Mundo;  y el Tiempo en que los Hombres de este Mundo se atrevieron a Volar y dejaron  la tierra de los seres comunes, para atreverse a convertirse en Hombres Superiores.

Eso lo veremos. Y tú puede ser de los Nuevos Hombres (varón o mujer) que abran el Camino ascendente  al Cielo.

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 29, 2012 at 4:12 pm

Publicado en Uncategorized

Poderes sin fechas… y tarea pendiente

leave a comment »

La Antigua Enseñanza de Santos y Sabios establece que de los Cuatro Poderes, a saber: el Tao; el Cosmos; la Naturaleza; el Hombre…solamente el Hombre está sujeto a tiempos que se pueden medir, prever y hasta, eventualmente,  cambiar. La Naturaleza se mueve en tiempos largos, y sus procesos complejos y plenos de variantes hacen imposible datarlos con precisión horaria. El Cosmos no está en relación con los Tiempos terrenales, y sus efectos el Hombre puede verificarlos muchas veces cuando éstos ya han acaecidos. Dios no tiene tiempos, y los hechos movidos por su Poder no se amarran a condición alguna, no se hallan inmersos en Ley conocida.

De acuerdo a esta base antigua de Sabios que alcanzaron un profundo conocimiento sobre las medidas del Tiempo, la materia y el Cosmos… teniendo en consideración factores que hoy la Física explican o intenta  dilucidar, cabe la pregunta: ¿en base a qué el Hombre coloca fechas para el fin del mundo y cambios desastrosos y excepcionales?

La especulación mística de algunos sería voladura de la imaginación del artista, y por ende constituiría arte, sino hubiere cientos y miles de personas que asumen tales quimeras como realidad inexorable.

Si algo aprendemos de este 21/12/2012 es que para que muchos crean en fechas finales es necesario no estar informados de aquello que desde siglos nos vienen enseñando Sabios, Santos y grandes Personas. Y esta falencia es imperdonable en la era de las comunicaciones.

Desde lo espiritual: es deber de claridad fijar sin cansancio una diferencia entre la alucinación idealista nacida de urgencias emocionales y residuos psicológicos, y aquello que de verdad es el Camino Espiritual.

El Camino Espiritual es la vía del Espíritu. Espíritu es DIOS en UNO, en nosotros. No es Alma, pues Alma es Psiquis, Sentidos, Sensualidad. No es mente: la mente posee la mente artificial (conocimiento) y la Mente Natural (Sabiduría). No es Cuerpo carnal: lo carnal debe funcionar cuan Horma del Espíritu, y por ende debe hallarse en plenitud, sano y bajo la Inducción espiritual.

El Camino Espiritual postula al GOBIERNO del ESPÍRITU: el cual armoniza los Sentidos y extrae del Alma lo mejor de sus estados; e influencia la mente y permite la ‘iluminación’ (Sabiduría); y hace del Cuerpo un andamio perfecto para sostener la coherencia del Espíritu en nosotros.

¿Tiene ‘fecha’ el Espíritu? Sí. El día de tus muertes, y digo ‘muertes’ porque cada ruptura, crisis, reformulación o Toma de Decisiones que cambia el rumbo de tu existencia…es una muerte. Cada enfermedad lo es. Cada avance lo es, porque para obtener lo nuevo debes dejar lo viejo. Y la muerte física es la última muerte de esta existencia: luego recogeremos los frutos de nuestra siembra. Y si vivimos sin proyectarnos al resultado final que recogeremos…entonces estamos vagando por el limbo.

¿Necesitamos el fin del mundo para Saltar al Cielo? ¡Bastaría con el fin de tu mundo para llegar al Tao y entrar en el reino!

¿Necesitamos esperar el ‘Juicio Final’ para entrar en la cosecha de nuestra propia existencia?  Acaso cuando muere la Carne y finaliza este ciclo… ¿no estamos entrando en un ‘Juicio Final’?

Ahora, cuando el tiempo sigue su marcha a pesar de las conjeturas de Argüelles y de los especuladores que pusieron sobre Los Mayas la tarea de decir lo que nunca dijeron: queda en todos nosotros la misma tarea fundamental de ayer y de hace años, y de mañana y vigente hasta el último suspiro de esta existencia: Ir en Pos de Nuestro Espíritu, y desde el Espíritu alcanzar al Dios que Es Espíritu.

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 22, 2012 at 12:43 pm

Publicado en Uncategorized

A días del 21/12 del 2012

with one comment

Nada que ya no esté en movimiento, y todo aquello que ya acaece: tal será el día anunciado.

El frenesí y el nerviosismo, o la desesperanza, o la ilusión, o la certeza del fin, darán paso al posterior ocultamiento de los temores, a la vergüenza quizás, o a la reinterpretación de la profecía… y a la aparición de muchos Generales después de la batalla asegurando que ‘ellos nunca creyeron ni temieron a este día’.

Lo cierto es que el efecto que este anuncio de final ambivalente ha provocado en muchos sorprende por un detalle que nos dice a las claras de cómo somos los Hombres: acopio de comida y agua; subterráneos en las casas o habitaciones alternativas; día de asueto solicitado con anticipación; y en el mejor caso: cadena de oración, meditaciones personales;  o simplemente esperando el día 22 para celebrar hasta reventarse por seguir intactos. Y uno va indagando ¿cómo te preparas para el 12 del 12? Y al final la estadística arroja un resultado no muy profundo, más bien banal,  ante un hipotético evento final que no se condice con su gravedad y calidad. Los más optimistas se alegran de que todo se recicle porque lo que viene es mejor y más espiritual, superior.

Me han solicitado consejos de cómo prepararse, y mi respuesta ha causado un sepulcral silencio: ‘Perdonar;  limpiar las deudas y pedir perdón; no arrastrar cosas pendientes;  pedir Perdón a Dios de aquello que nos sobre pasa. Arrepentirse de los errores y de los males ocasionados a otros y provocados sobre Sí Mismo. Orar y Meditar para encontrar la Paz Crística que nos prepara para cualquier y todo Salto existencial, de vida y de muerte. Dar Gracias por haber pasado por esta Prueba de vida carnal, y creer en la Vida como un eterno ascenso hacia nuestro Origen’

Lo que nunca hicimos porque o no teníamos tiempo para tales cosas, o no eran vitales, o las haríamos luego de otras prioridades… ahora lo debemos llevar a término en pocos días. Y si lo hacemos con Fe y dedicándonos en todo el tiempo disponible entonces sucederá: el 12 del 12 del 2012 muchos Saltaron a la Paz de los Hombres Logrados. Atrás quedará el Hombre de maíz, venido de la oscura tierra y crecido con el agua de este mundo. Ahora viene el Hombre cuya sangre es de Agua Viva.

Si algo ha de suceder: acontecerá en el Hombre, en el interior del Hombre. Y quienes no vivan desde su Interior sino que sobre viven en lo externo del Mundo y la ilusión de la materia… seguirán siendo los mismos y nunca sabrán de cómo sucedió la revolución de la Verdad Interior que ya está actuando y seguirá su marcha de misterio, inexorable e irremediablemente.

 

          Juntémonos el 22 de diciembre a las 15 horas. Calle Ejército 177 sede La Araucana-

          El 23 subiremos a YouTube la edición de video de este Encuentro

Written by Ricardo A. Urrutia.V

diciembre 5, 2012 at 12:55 pm

Publicado en Uncategorized

El Agua: un derecho a la vida

with 2 comments

El embalse de Chacarilla, que toma su agua de la zona de Los Patos, y alimenta el valle de Putaendo, ha sido saboteado por un desvío que entrega a la potentada familia Matte, dueños de Colbún, los ‘derechos de agua’ de la zona, y este ‘operativo’ furtivo  se ha realizado a espaldas de la comunidad y con la complacencia del director de la Dirección General de Aguas, don MatíasDesmadryl Lira .

El Ministro de Obras Públicas, Golborner, ha hecho oídos sordos a los requerimientos de la comunidad de Putaendo, y se ha solicitado la intervención del señor Presidente de la República en este caso…que no es el único. En Petorca, las cuencas hídricas han sido intervenidas en forma subterránea y sus aguas desviadas por motores de gran potencia hacia las miles de hectáreas de Paltos para la exportación de la empresa -agrícola Liguana, de propiedad del ex intendente Marcelo Trivelli que cuenta entre sus socios al ex ministro Perez Yoma, quizás el mayor responsable de esta situación. El efecto es que el valle de Petorca se está secando y la gente en esa amplia zona, que incluye a Cabildo, que por generaciones ha vivido de la cría de cabras y sembradíos,  ya padece de  sustento normal. Lo mismo sucede con el valle de Copiapó, esta vez por la acción depredadora de las mineras, que requieren del agua para sus procesos mineros, pero aquí, además, la problemática se extiende al envenenamiento que producen los residuos del proceso de lavado.

Llama la atención de que muchas de las concesiones y todo el andamiaje jurídico, que hoy es usado para usurpar legalmente el agua, fue entretejido por los gobiernos de la Concertación, y el cuerpo  parlamentario de esta coalición, hoy en la oposición, ha sido flojo, inepto e insensible a este drama que golpea, como siempre, a los más pobres y favorece, como nunca, a los más ricos…que son los de siempre. Así como suena extraño que uno de los causantes del daño en Petorca sea un miembrodel PRO de H. Ominami, el señor Trivellisupuestamente un grupo político alternativo que tiene en su programa este asunto tan sensible y urgente. Y es que los negocios y la política son ‘cosas separadas’ cuando conviene, y son una sola cosa cuando también conviene.   

La solución requiere una reforma constitucional…y tal vez una nueva Constitución. El asunto de fondo exige que la República determine en su Constitución que el Agua es un Derecho Común que no puede ser privatizado, ni administrado bajo criterios particulares según la ley del mercado. El Estado debe asumir el rol de administrador principal del agua, y solamente éste podría concesionar formas de gestión en base a una regla jurídica clara, bien establecida, moderna y protectora  de este Bien Esencial.

Hoy, los grupos económicos y entes privados están comprando ‘derechos de agua’ incluso por encima de la existencia real del líquido: se está gestando un monopolio privado del agua, y es responsabilidad de la clase política de estos últimos 20 años el hecho de que esta crisis llegue al punto en que se encuentra, y son quienes deben responder  por este desastre y abuso. Cuando en este país la gente salga a protestar y se inicie la ‘guerra por el agua’… no por capricho de las personas comunes y normales de este país, sino simplemente porque o no habrá agua, o será  el elemento más caro y privativo del consumo primordial de la población…entonces, seguramente, todo el mundillo político se ocupará y correrá a las manifestaciones para ganar votos. Eso aún se puede evitar. Basta la voluntad política hoy, aquí y ahora. Los ciudadanos debemos medir nuestros votos de acuerdo a la coherencia de los postulantes en problemas como los del agua. Debemos usar el arma del voto para castigar a los negligentes y favorecer a quienes en realidad y en concreto trabajan para poner fin a esta iniquidad inaceptable y peligrosa.

Pero no podemos descontextualizar lo que en Chile sucede, con aquello que se da en todo el mundo: la adquisición desenfrenada de los derechos de agua y la propiedad de sus fuentes y cuencas es una corrida que involucra a las grandes compañías transnacionales. Los servicios de inteligencia del mundo  (se conocen informes de Israel y de los EEUU) ya han entregado el resultado de sus análisis: la próxima gran guerra será por el agua. Y mucho de lo que vemos en el mundo: hambruna en el cuerno de África, las guerras en el Oriente Medio y las amenazas entre Irán e Israel…ya poseen la connotación de una ‘guerra escondida y estratégica por el agua’.

En esto sí podemos hacer, y mucho: debemos investigar este tema, informarnos, indagar y DEFENDER el agua. Nadie puede quedarse al margen de esta lucha por la vida: todos requerimos del agua, y no podemos permanecer indiferentes…sería un suicidio. Es legítimo defender el agua AHORA, porque ya en cinco años más será tarde, más difícil e inevitablemente habrá violencia (que debemos desmontar ahora) y tenemos márgenes para la presión ciudadana, para activar a la clase política, para mover a la opinión pública y lograr cambios. No dejemos que en un día cercano debamos sufrir  la violencia (que no queremos vivir) por exigir  un litro de vida…o lo que es peor: se deba ejercer violencia (que debemos impedir) para obtener lo que Dios nos ha dado en su Gracia. Y claro, muchos de quienes acaparan títulos de agua y ocupan las fuentes de ríos para engordar sus arcas…se dicen creyentes o asisten a ceremonias religiosas y bautizan a sus hijos y oran ante sus muertos… pero en la realidad atentan en contra de la vida de millones en aras de su propia ganancia y provecho.

Esta cuestión es transversal: de derecha y de izquierda, de creyentes y ateos…solo Ciudadanos, todos Ciudadanos: hombres y mujeres que requieren vivir, que exigen vivir y que protegen la vida de sus hijos y generaciones venideras. El agua es vida y no podemos dejar que nos la usurpen. Así de simple y así de trascendental.

Un Hombre de Bien jamás dañará el Bien Común. Quienes por riqueza propia son capaces de condenar al exterminio y al sufrimiento a millones…son demonios imponiendo el principado de los infiernos en esta tierra”   (Sabiduría)

 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

julio 25, 2012 at 4:42 pm

Publicado en Uncategorized

Palimpsesto. Donde descansa el Guanaco

with one comment

‘Donde descansa el Guanaco’ podría ser la traducción libre más cercana al significado de Tiwanaku, sin embargo en la historia y memoria de quienes aún conservan este misterioso lugar como un Lugar Santo, dicen que su nombre proviene del mítico reinado de Taykanamo. 

 

  

Altar de las ofrendas

 

Hace unos meses apenas las cofradías chamanes proclamaban ante la ‘puerta del sol’ (nombre dado por los arqueólogos) al ‘defensor de la madre Tierra’, el presidente de Bolivia Evo Morales. Las cenizas de aquella ceremonia, en el altar detrás de la así llamada ‘figura de Ponce’ aún estaban tibias, los restos de madera e incienso daban testimonio silenciosos de los rituales que en dicho lugar han retomado vigencia y permanencia. Mi presencia en este sitio ritual no era por razones turísticas, como sí lo era la del grupo de extranjeros europeos que gritaban y jugaban en los orificios en los muros del templo de los ancestros. Me sentí violentado ante la estupidez de la ignorancia que representaba este grupo de personas que profanaban, para ellos… la excéntrica plaza que luego mostrarían con la misma mofa a sus amigos en el viejo continente. 

 

 

consulté al Oráculo y fui llamado a presentarme en el Lugar Santo el día 24 de Marzo… 

Ciudad de La Paz desde camino que la une a Ciudad del Alto

 

Fue mi segundo viaje a La Paz. Esta vez mi cuerpo se adaptó de inmediato a la presión de la altura; y de todo lo planificado, solamente este inicio de la peregrinación (que me llevará hasta los rincones más alejados donde el antiguo sacerdocio de los Santos y Sabios en América implantó la semilla del futuro -que es ahora, en este tiempo, en nuestros días-) resultó del todo y sin contra tiempos. La fecha que arrojaba el Oráculo para que visitara el Lugar de los Ancestros era el 26 de Marzo. Al instalarme en La Paz y verificar que de lo mucho por hacer poco se estaba concretando, consulté al Oráculo y fui llamado a presentarme en el Lugar Santo el día 24 de Marzo. El día anterior apareció un taxista que no trabajaba para el hotel y con el cual acordé el viaje a Tiwanaku de ida y regreso por un precio inferior en relación a lo que otros cobraban por el mismo viaje. 

vi en La Paz un Gran Espíritu que ha sido encarcelado por siglos…  

Mercado indigena en Ciudad del Alto

 

Desde el centro de La Paz pasamos por las calles de Ciudad del Alto, un conglomerado urbano y semi-urbano en donde habita y trabaja la gran mayoría de la población indígena paceña. La Paz es una ciudad como cuncuna, rodeada de picos nevados cuya planicie va cayendo a la sierra tropical a los pocos kilómetros. Fascinante para uno que ha recorrido mucho de este planeta, contradictoria para quienes esperan un orden y estructura que esta ciudad no tiene; un reto a la mentalidad y actitud democrática de quienes deben compartir con formas culturales y costumbres diarias que en nada se asemejan al latino europeísta o imitador del estilo norte americano. Sin duda que mis años en Europa y mis visitas a parajes y pueblos con semejanzas a veces calcadas, como Nepal, y otros lugares harto diferente de aquel modo común tan sesgado de concebir la realidad de los humanos, me sacudió hace tiempo de miradas unilaterales y reservas histéricas que rayan en pareceres y opiniones xenófobas… ¡Gracias a Dios! Pues hay una riqueza que aprendí con mis amados hermanos budistas: mirar y ver siempre al interior y contenido de las personas y nunca quedar embaído de las apariencias y formas. Y aquello que como práctica de sabiduría adquirí en el budismo, se potenció y adquirió calidad de Virtud con la conquista del Gobierno del Espíritu que el Cristo Vivo indujo en mi persona. Aquello que vi en La Paz es un Gran Espíritu que ha sido encarcelado por siglos, y no hablo de conquista española o cristianismo inquisitivo del coloniaje, que es una cuerda más de la cadena, sino de una derrota anterior, espiritual, que puede tener espejos históricos, como los tiene, pero cuya realidad original fue y sigue siendo altamente espiritual, mística en el buen sentido, misteriosa ante los ojos racionales, profunda y real… para espanto de toda religión oficial. 

entre la orilla del tiempo pasado con la orilla del tiempo presente  

Debo declararlo, porque la verdad es un ácido que pule y hace resplandecer al oro: me ha dolido escuchar de mis propias hermanas de Consagración tanto comentario superficial y tan poco espiritual sobre aquello que por algunos días vieron, sintieron y vivieron en la misma ciudad en la cual, bajo el Gobierno del Espíritu he visto, sentido y vivido…  todo lo contrario de lo banal y oscuro que puede captar quién no tiene ojos en su Espíritu. Entonces comprendí el desafío que Cristo nos plantea en este país, Bolivia, a nosotros como Sus Consagrados y Sacerdotes. Se requiere de una alta calidad espiritual para misionar y sembrar en un terreno pleno de supersticiones oficializadas y apoyadas por un catolicismo oportunista y manipulador. Se nos exige una mirada profunda hacia las raíces que claman por ser atendidas y liberadas. Se nos llama a unir el Misterio de hoy, que se nos entrega en nuestro Sacerdocio, con el Misterio de ayer, que obtuvo el primer Sacerdocio de nuestros Ancestros. Esta unicidad entre la orilla del tiempo pasado con la orilla del tiempo presente dejan en medio un doblez de creencias, influencias y rituales populares que por mucho tiempo ha servido a los Hombres, y no a Dios. 

 
Hablo de una revolución cultural que desestructura la convivencia dicotómica que se ha establecido entre el chamanismo y el catolicismo en Bolivia, como en otros países de nuestra América. Hablo de una revolución espiritual que postula a recuperar lo puro de nuestros Ancestros y su unión con Dios, que es nuestro Dios, porque Dios es Uno. Hablo de una revolución personal que postula a la responsabilidad y opción no según conveniencias mundanas, sino según coherencia de Fe. Y es natural que toda revolución encuentre resistencias, porque el dominio instalado jamás desistirá de su poder alcanzado, y las fuerzas espirituales detrás de estos dominios lucharán su batalla para impedir que la Luz – Sol del Padre vuelva a brillar en Tierra Bendita.

me dirigí a los terrenos en los cuales se encuentran los templos 

  

calaveras de personas que buscaban parecer a sus dioses

Recorrí el museo de Tiwanaku entre muchos niños y niñas del colegio La Salle, que en ese momento pululaban entre los pasillos y vitrinas del lugar. Pude hurtar algunas imágenes con la pequeña digital que mi hijo me facilitó. Y de muchas, me llamó la atención la semejanza de no poca orfebrería con formas y simbologías chinas, idénticas a otras que me tocó ver en museos y muestras de la antigua China, y que ahora tenía ante mis ojos como arte e instrumento de los antiguos habitantes de Tiwanaku. Así también no pude quedar indiferente a las calaveras humanas con el cráneo extendido cuya explicación reza que… se esmeraban las madres de la antigüedad para que sus hijas e hijos se parecieran a los dioses, creyendo que de tal manera serían sabios y superiores. Pero mi objetivo no se hallaba en este interesante y abundante museo, sino en los terrenos en los cuales se encuentran los templos. Y hacia allá me dirigí.

 

 

La huella lleva a los turistas directamente hacia los centros ceremoniales principales; mi espíritu me sacó del itinerario común y comencé por las colinas más altas que han sido descubiertas de último, y sobre las cuales se halla un monolito solitario, y en la cima inmediata, enfrente, otros seis bloques. En la aislada piedra, lisa como mármol viejo, con formas que denunciaban que tenía objetivos que ahora no se entienden, proclamé mi Sacerdocio, el Nombre de Quién me envía, mi rango entre la Orden de los Ancestros, y el Nombre por el cual soy reconocido en los Cielos. Porque nada es solamente humano y carnal, y todo es en realidad espiritual y divino… siempre.

 

fui escuchado…

  

Obeliscos apartados, lugar en donde se abrió la misión espiritual

 

Una leve electricidad recorrió mi cuerpo, viejos y reconocidos síntomas vinieron a mí y fui invadido por aquellas energías que solamente quién entra en relación con Lo Macro sabe y sabrá identificar. Fui escuchado. La relación se abrió, y mis pies entraron a Tierras Ancestrales. Para la vista común, era un hombre blanco visitando un museo al aíre libre, y para la muchacha que hacía guardia en el lugar seguramente fui un extranjero excéntrico que no se comportaba como otros iguales. Lo cierto es que no despegó sus vigilantes ojos de mi persona. Bajé la pequeña pendiente y subí los pocos metros donde me esperaban los seis monolitos: en cada uno declaré el objetivo de mi estadía, y fui invitando a los Ancestros y sus tribus a que se plegaran al Plan de Dios que les ofrecía ascender hasta la Morada Celeste del Cristo del Temblor, el Dios de la Luz y del Trueno, el Cristo de Siempre.

viví la acogida materna…

Bajé hasta el primer Templo, el cual se halla unos metros en forma subterránea, rodeado de un muro perimetral perfecto en cuyas piedras se ven rostros diferentes, ninguno igual a otro. Me presento ante una figura femenina que tiene una enorme y sorprendente semejanza a las representaciones de Maitreya, la diosa budista. El rostro que tenía ante mis ojos, sus orejas largas y prominentes, no me hablaba de una imagen nativa, como las que ahora veo por todo lugar de Bolivia, sino que claramente veía y percibía una efigie universal que desde China, Nepal, en la jungla del Mekong, en las islas del pacífico, en Meso-América y ahora en Los Andes… es igual y es la misma. Y me dirigí a ella con respeto, pidiendo autorización para ejercer mi misión sacerdotal desde este Lugar Santo. Viví la acogida materna de un calor agradable y envolvente, como manta suave y cálida que me reconocía con alegría antigua y familiar. Fue una vivencia que me dio confianza.

 

el señor del báculo y su séquito sacerdotal

 

caminé con sandalias por una tierra amarilla, espesa, de laderas amplias y piedras talladas con figuras, al mismo modo de las tres que antes vi y que me parecieron huérfanas y perdidas, y todo era más alto, más grande, brillante. Y la ‘puerta del Sol’ no se llamaba así… Pero entonces, sobre una piedra plana y lisa vi un libro: sus páginas eran de una tela fibrosa, y sus figuras estaban a colores, y los textos eran símbolos que podía leer e interpretar con natural facilidad. Pasé mis yemas por sus hojas y tenían como venas vegetales, y acaricié las pinturas y éstas se sentían duras, como superpuestas a la página; en medio tenían unas sogas de color gris entrelazadas como hilos de lana que aseguraban el grueso del libro. Su tamaño era tan extenso como la piedra plana sobre el cual se hallaba, de unos 60 centímetros de ancho, abierto, y de unos 70 centímetros de largo. Reconocí la historia que allí se contaba… Y ahora vive en mí aquel palimpsesto que debo exponer hoy, y que es tarea que debo cumplir por Convenio que Sellé con mis hermanos sacerdotes de los días antiguos. 

 
 
 

  

obelisco solitario con imagen similar a divinidad Indú

 

Antes de llegar a la escalinata de acceso hacia el centro del Templo principal – Kalassaaya- me llamó la atención una piedra del mismo tipo de las anteriores, con una clara figura femenina en acto devocional; esa imagen es la misma que otras de origen Indú en donde se retrata a Sivas en su danza de Creación. A ese punto mis pies no pisaban la materia, sino el universo espiritual que yace y permanece unido, y que los Hombres y sus religiones del mundo han separado mañosamente para propio usufructo y necesidad. 

  

 

y sentí una llamado interior que me hizo presentarme ante la imagen…  

Entré al amplio patio para sentirme aterrizar con los dientes: allí estaban esos jóvenes y muchachas rubias estridentes paseándose como demonios blancos por los rincones sagrados mientras vociferaban por los orificios de los muros; pero no era todo, un guardia del lugar me seguía a cierta distancia, quizás muy curiosos por mi extraña forma de comportarme ante los monumentos y restos arqueológicos, que para mí no eran nada de eso… Entonces me aparté hasta el Señor del Báculo para esperar que todo se calmara… y sentí una llamado interior que me hizo presentarme ante la imagen del monolito llamado profanamente ‘El Fraile’. ‘Necesito silencio y soledad para culminar esta misión sacerdotal…’ Y antes que terminara mi plegaria el grupo de europeos se retira rápidamente… y el guardia se echa bajo una sombra y se queda dormido profundamente. Me presento entonces ante el altar de las Ofrendas, detrás de la figura del que para muchos representa al primer Sumo Sacerdote. Aún estaba temeroso de que llegaran turistas o que el guardia despertara: se hizo entonces un silencio evidente, y un pájaro del lugar cuyo canto es muy particular, y en el templo suena con un eco que lo hace del todo peculiar… me avisó que todo estaba bien, y que podía iniciar la parte más vital de esta misión trascendente. 

  

al escribir este testimonio vuelvo a sentir aquello que quedó en mi interior. 

 
 

  

vista del Sumo sacerdote desde el altar de las Ofrendas

 

  

Luego de hacer Ofrenda me acerqué por detrás a la figura de piedra que representa al Sacerdocio Mayor de los Antiguos: hablé… y sentí su llamado. Me paré enfrente, declaré mi tarea, mi sacerdocio y mi nombre conocido en los Cielos… y al levantar mis ojos a la cara de la figura… no vi piedra, sino carne, ojos, sonrisa en los labios… y lloré, lloré, lloré al punto de no sostenerme en pie… y al escribir este testimonio vuelvo a sentir aquello que quedó en mi interior, y vuelvo a llorar. Y es que es tan íntimo, tan vívido y antiguo este sentimiento que aflora desde el Alma más luminosa… Siento tanta nostalgia, y vivo tanta compañía estando con ellos, como en la Montaña en donde este peregrinar se inició aquel 21 de Diciembre del año 1991. Vivo como un andariego cuya casa no pertenece a este mundo. Vengo y retorno… y cuando entro en estas altas instancias siento que estoy retornando a mi hogar, al lugar en donde me abriga el amor de los míos, a los cuales pertenezco, de donde vengo, de donde soy… entonces lloro al sentir esta intimidad tan arraigada que sale de todo mi ser… 

Rostro que se convirtió en imagen real

 

Y este hombre que me abraza y sonríe, que me alza y me lleva, como un padre, un viejo amigo, un entrañable hermano… un sacerdote que acoge a otro sacerdote. 

  

nada está fuera del cuerpo, todo se halla preparado en la Virtud…  

 
 
 

  

Puerta del sol, dando la espalda al Sumo Sacerdote

 

Cuando en pasado regresaba de la Montaña, luego de vivencias cercanas al Cristo de Sabiduría, el mundo me recibía con agresividad, y siempre quienes más cerca estaban de este camino parecían convertirse en mis verdugos. Ahora, viviendo aún este Cierre y últimos días de mi tarea con los Ancestros, vengo a encontrarme con pequeñeces pululando entre quienes, por Sello de Consagración, más elevados de las nimiedades de este mundo debieran hallarse. Hablo y exhorto… pero nada cambia. Y nada cambiará. Estamos bordeando los abismos, y el modo de que salgamos por fin hacia el Cielo ya está develado, y es una vía abierta para todo Ser de Buena Voluntad y Buena disponibilidad al Cambio. 

 

Cara cercana de la figura central del Templo

 

Así, llorando de alegría, como lanzando desde el Alma un alarido de espera y necesidad, mi Espíritu se impone y la serenidad, la paz que no es de este mundo, toma mi Ser y la Voz que no venía de la piedra, sino del Espíritu del que allí se representa, me dice que me gire y me ponga ante el Umbral (la puerta). Le doy la espalda a la figura y me pongo ante la Puerta: un calor inusitado y agradable toma todo mi cuerpo, un golpe de electricidad se acumula en mi coronario y baja abrupta por mi columna estremeciéndome, y llega al hueso sacro… y tiemblo todo. Luego veo una luz solar fuerte y clara que emana del Umbral, y la Voz que repite: ‘vagan por las orillas del abismo pero no han caído, ahora deben entrar por la Luz para pasar por el Umbral, y nada está fuera del cuerpo, sino que todo se halla preparado en la Virtud…’ Y vi los errores que nos podrían perder, y vi claramente aquello que nos restaurará en el Orden del Sacerdocio del Altísimo. Viví por una milésima de segundo, que es como cien años de Dios, el Tiempo en el cual nos hallamos como humanidad y las fuerzas que están en lucha sin que los Hombres sepan o quieran saber. Sé que no tenemos mucho tiempo cronológico para una siembra tan radical y profunda: pero es nuestra tarea cambiar cantidad por Calidad. Esto es asunto de Hombres Superiores, varones y mujeres que asuman Lo Superior del Espíritu y entren al directo Servicio, cuan Agentes, del Plan del Creador. 

  

parte de mi Ser ya no venía conmigo…  

Al retirarme del Lugar Santo el guardia dormía. Nadie vino a interrumpir. Aún el silencio reinaba… un mareo invadía mi cabeza. Mientras me acercaba a La Paz todo mi cuerpo comenzó a doler. Gran parte de mi Ser no venía conmigo. Encerrado en mi cuarto de hotel, oré y consulté al Oráculo: ‘Los Santos y Sabios se refugiaron en las montañas, en los bosques y en el desierto; otros cruzaron Los Umbrales y entraron al Cielo Anterior’ ‘Desde esa lejanía inaferrable, los Sabios alcanzaron la pureza absoluta, y los Santos el conocimiento del Espíritu’.     

Más abajo sentencia el Oráculo: ‘De esta forma, con el mundo en tinieblas y los Santos y Sabios apartados y glorificándose, se cierra el Segundo Tiempo de la Gran Casa de la Madre’     

Porque Madre no es una mujer sino un Orden cuyo reinado es La Tierra. Y Padre no es un varón, sino el Orden del Cielo que desciende hasta el Hombre en La Tierra. Y del Sacerdocio que obedece al Plan de la Orden se desprende la imagen de aquella Sacerdote que abrió el Camino, y es llamada de diversa manera a según del lenguaje de los Hombres. Y del Sacerdocio del Altísimo que obediente instaura los Misterios del Padre entre los Hombres sale la imagen del Primer Sacerdote que fue llamado Sol, por ser un Hombre lleno de Luz y Poder de Lo Alto. A la Madre se le llama Raíz, al Padre… Creador. Y el Hijo de ambos es El Verbo Dios, el Dios del Trueno y del Temblor, el Cristo Eterno. A ese Orden servimos hoy los Sacerdotes del Altísimo. Ahora es el Tiempo de los Hijos, y ayer fue el Día de los Padres: ahora Padres e Hijos nos unimos para entrar juntos en las últimas batallas… que no son al modo del mundo… Porque de cosas espirituales hablamos.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estuve ante tres pequeñas imágenes en forma de obelisco en cuya piedra se retractan caras, rostros y símbolos. No supe cómo dirigirme a ellos. Entonces vine a saber que estaban en el lugar equivocado, y que en realidad son parte de un conjunto de representaciones que no han sido aún halladas. Obviamente no adquirí esta información de un díptico, sino del Espíritu que siempre estuvo guiando mis pasos por este sitio ancestral. Luego recorrí el estupendo muro del Templo Principal por el exterior: al detenerme ante la figura del ‘Señor del Báculo’ y su séquito sacerdotal…  mi Ser ya no estuvo en este tiempo y espacio que me liga a este tiempo y espacio ‘presente’: 

Written by Ricardo A. Urrutia.V

abril 1, 2010 at 1:18 am

Publicado en Uncategorized