El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

La Hora de la Gran Ablución

leave a comment »


‘Todo lo que a ellos hacen, a Mí lo hacen’

(JesúsCristo en relación a la inocencia de los niños)

El arco de Adriano en Santa Maria Capua Vetere. Italia

 En el tribunal de Santa María Capua Vetere, en Italia, se ventila una causa que concluye en condena para un pedófilo sorprendido in fraganti con un menor de doce años, encerrados en su auto bajo las sombras de la campiña. Se trata de Marco Cerullo, de 35 años, párroco de la capilla del Santísimo Salvatore a Casal di Principe. En el expediente del proceso consta que el abusador delinquía desde hacía tiempo, y sus fechorías eran conocidas por la arquidiócesis de Aversa, la cual jamás intervino en el caso. Dictada la sentencia de cárcel para el degenerado, la cúpula que calló por todo el tiempo de los abusos infantiles… nunca ha querido declarar su postura y ha guardado un cómplice silencio.  

Recientemente se ha conocido la distorsión perversa del cura de Melipilla, en la capital de Chile, el cual tenía familia oculta con una mujer enferma, y ambos abusaban de niños y niñas, incluyendo los propios hijos. Además de algunas lamentaciones tampoco aquí hubo postura oficial de la iglesia, menos medidas de fondo.    

Estos casos, como decenas que suceden por todo el mundo, no alcanzan la notoriedad e impacto de los hechos que hoy estremecen a la iglesia católica en Irlanda y que promete convertirse en una bomba debajo del sillón papal. Recordemos un escándalo similar años atrás, bajo el papado de Juan Pablo segundo, en relación a la iglesia de Chicago, en los Estado Unidos. También en Chicago los involucrados prácticamente eran la gran mayoría de los prelados, y envolvía este caso espeluznante a connotados obispos y altos jerarcas eclesiásticos de la curia norteamericana. 

Una foto provista por el diario del Vaticano Osservatore Romano, el papa Benedicto XVI, al fondo en el centro, recibe a obispos irlandeses en el Vaticano el lunes 15 de febrero de 2010.

Thomas Wall es un hombre de 62 años que ha entregado su testimonio a la Comisión Investigadora sobre los casos de abusos en la iglesia irlandesa; en su declaración denuncia que en el Colegio San José de Cabra, un centro para niños sordos, era común el abuso sexual de los menores, que sin distinción, desde el director hasta los jóvenes seminaristas procedían a violar, castigar y sodomizar a los pequeños. En el primer informe se menciona además prácticas sadomasoquistas entre monjas y entre curas, y como un modo de involucrar a los jóvenes y asegurar su silencio y complicidad, éstos recibían favores sexuales tanto de varones como de mujeres. ‘Informe Murphy’ es llamado el documento que ha suscitado el mayor terremoto interno al vaticano, y consta, en su primera parte, de hechos verificados en los últimos 9 años. Aparece, en este período, un cabecilla y mentor de la camada de degenerados: el prelado John Brander. El documento en su totalidad consta de 2.575 páginas, y la segunda parte se dará a conocer en Junio. En total abarca 60 años, y ha logrado verificar 35 mil casos entre abusos, castigos y actos de masoquismo, e involucra a 250 entre curas, obispos, monjas y laicos ligados a los centros en donde estas horribles violaciones sucedían cotidianamente. Sin embargo, el golpe moral de mayor consecuencia entre los católicos de Irlanda está proviniendo de la larga omisión y del -para ellos- inexplicable silencio de las jerarquías cardenalicias y del obispados, quienes siempre supieron de esta realidad y la permitieron, la ocultaron… y la negaron cada vez que se atisbaba una señal de denuncia.    

Podemos hallar dos declaraciones que se acercan a este tema, de parte del papado, y en ninguna podemos ver la claridad que estos casos ameritan: una ante la asamblea Plenaria del Consejo Pontificio de la Familia, y otra reciente que declara la disponibilidad del vaticano para que estos actos sean castigados en los tribunales de cada país, como delitos que son, además de constituir un pecado flagrante.    

Si este escándalo masivo, sistemático y repetido en el tiempo tocara cualquiera otra institución o gobierno, asistiríamos a un abandono masivo de la membrecía, condenas por doquier y un desprestigio evidente de tal asociación para delinquir. Sin embargo, tratándose del sistema vaticano y la iglesia católica parece tejerse un oscuro manto de permisividad y complicidad, justificación y omisión, sordera y ceguera. La cuestión Moral, tan palabreada por los teólogos católicos, aquí se va por los suelos y es arrastrada por el fango no de la incoherencia, sino de la traición a la Fe, y constituye la falsedad más evidente de los postulados que se declaran y escriben. Pero vemos en el catolicismo a una masa inerte, acrítica y fanática, ovejas en el más estricto significado de la incapacidad de decidir por sí mismos, que aplaude a sus ‘pastores’ sin importar la bazofia sobre la cual se han alzado los cimientos de una institución históricamente decadente y de claro corte apostata.   

La Iglesia católica irlandesa conocía el abuso “endémico” de 35.000 niños. Una investigación de nueve años documenta un “catálogo de crueldad” contra menores entre los años 50 y 80.  

Un acto de coherencia sería la excomunión de todo trasgresor, y la condena jurídica del vaticano, que tiene sus modos tribunalicios pero que en estos casos prefiere desviar la situación a la justicia civil de cada país, y aún calificando de pecado estas aberraciones escapa de su responsabilidad de decisión, pues no hablamos de cien casos repartidos por el mundo, sino de 35 mil concentrados en un solo país. La persona de sentido común se pregunta si una institución moral, como lo es una iglesia, de fe, que se rehace a causas divinas, religiosas… no tendría que marcar la pauta en coherencia, pulcritud y transparencia, y si ante hechos que violan su fundamenta moral debería actuar con firmeza, con justicia y con un marcado sentido de verdad. Pero hemos asistido a una política perversa de criticar y no definir, de condenar pero no remediar, de aceptar pero no cortar el hilo de degeneración que ya hace parte de la costumbre interna a esta iglesia.  

pedofilia1Es hora de hablar claro y sin rodeos: no estos terribles casos de abusos infantiles son la trágica demostración de un estado de putrefacción interior a la iglesia católica, sino toda su historia, desde el concubinato con el alicaído imperio romano y el paganismo de Constantino, pasando por la persecución nada santa en contra de la herejía, hasta el tiempo… ¡oh, qué casualidad!… de la perversión del papado, cuya secuela de amantes, prostitutas hechas regentes, costumbres sexuales que involucraban a jovencitos… conllevó a los decretos de celibato que pretendían parar la decadencia de una época que podemos investigar en los archivos vaticanos y qué está disponible en la historiografía de esta institución. Una religión de paz que se ha visto involucrada en muchas guerras; una iglesia de ovejas y pastores que un tiempo largo fue un ejército de hombres armados y papas generalísimos en las batallas, no espirituales, sino mundanas y bien arraigadas a la lucha política de este mundo. Una iglesia que bajo el nazismo y el holocausto calló, omitió y tuvo complicidades que aún hoy son estudiadas en el seno de los investigadores vaticanos.   

¿Hay hechos aislados que no merman la santidad de la iglesia? ¿O son los porfiados y constantes hechos quienes desmienten la santidad de la iglesia católica? Porque la declaración de que el papado en el vicariato de Cristo en la Tierra comprende, desde el conocimiento de la fe, una aceptación tácita de que el papa recibe su inspiración y dirección directamente de Cristo. Y es esta ‘pertenencia’ y ‘autoridad’ tan arduamente reclamada por ‘la iglesia de Pedro’ aquella arista que es útil al ateísmo y laicismo ultra para, desde la mentira e hipocresía católica, atacar a Cristo, la fe en Dios y todo aquello que huela a espiritual y profese fe en la Trinidad Sagrada. Y es aquí en donde debemos separar aguas, y lo debemos hacer con firmeza y sin temor.    

La iglesia católica y la estructura vaticana es apostasía institucionalizada, es el gobierno del anti-Cristo actuando en su fase religiosa, y es el papado la figura de gobierno más hipócrita que se haya alzado en nombre de JesúsCristo.     

Cristo es Dios, y en nada participa de estas aberraciones asquerosas, diabólicas, satánicas y pervertidas de los curas y obispos pedófilos que pululan por siglos en las filas del catolicismo, y que ya son casos masivos, institucionales, y en su desmedida y saturación han escandalizado a los mismos integrantes de su iglesia, y aún así la pasividad de las altas estructuras se mueve como elefante en un pantano de greda. Si tratamos asuntos de Fe, y es a Dios a quién hacemos referencia, entonces alejemos lo puro de Dios de los actos de los Hombres, y sobre todo de los Hombres religiosos. Lo aberrante y enfermizo que los Hombres hagan en nombre de Cristo no involucra a JesúsCristo, sino a quienes usan su nombre en vano. Entonces, es hora de que el creyente separe de una vez su Fe en Dios, de la obligada dependencia eclesiástica.    

Limpiar, purificar nuestra relación con lo divino implica un acto de separación que debe partir del interior de la persona: la Fe y la Relación con Cristo deben basarse en el Espíritu de la Persona, en el Camino Espiritual y en la Consagración. Y eso compromete al creyente a romper el tutelaje eclesiástico y abandonar el redil del becerro sin conciencia y acrítico, para subir al nivel del Discípulo y Consagrado con Conciencia y con capacidad de tomar decisiones, y así Discernir lo de Dios y lo de los Hombres. Si el cerdo ha engordado y no quiere soltar la presa, es culpa de quienes lo han alimentado por años, y aún hoy prefieren, por comodidad, o por flojera, o por cobardía, que la bestia siga saciando su voracidad con la inocencia que Cristo amó, y sobre la cual decretó que: ‘todo lo que a ellos hacen, a Mí lo hacen’    

Y no podía abrirse esta pestilente fosa sino en estos tiempos, en tiempos de pestilencias y pestes. Esta peste, la pedofilia, y este hedor nauseabundo que viene de esta institución, nos cercioran la cercanía de la Tribulación avisada. Pero quienes amamos a Dios, y separamos a Cristo de las artimañas abyectas del anti-Cristo, no podemos quedarnos inertes pensando o que ‘yo tengo una buena iglesia’ o ‘a mí no me toca’, y es deber Moral, de verdadera moralidad, de Conciencia y de sentido de Justicia, iniciar y no descansar en la Gran Ablución de la Fe que divida lo relativo y mundano de la religión y sus instituciones políticas, de la realidad del Hombre en Relación con el Cristo Dios. Es hora de La Sabiduría: ponderar con profundidad, investigar la historia y la realidad de nuestros días, discernir con altura, desglosar con valentía, dirimir con verdad, sentenciar con justicia… y Revolucionar la Fe. No de otro modo nos colocaremos bajo la luz y haremos parte de la Casa de Cristo: sino separando la iglesia de los Hombres del Sagrado Tabernáculo del Dios Vivo. Tenemos la llave: el Espíritu del Creador viviendo en Nosotros; tenemos conducción: el Cristo Vivo; tenemos acceso a la Visión Universal y al Magisterio del Reino: el Espíritu Santo; tenemos objetivo santo: alcanzar la Voluntad del Padre para poner por Obra Su designio. Ahora es el día de adorar a Dios no en tal lugar o bajo cual iglesia, sino desde el Corazón y la Razón de los Hombres, y bien sabemos que Corazón y Razón deben hallarse bajo el Gobierno del Espíritu. Es decir: todo lo tenemos… no requerimos de corruptos pastores, de pervertidos y mentirosos, de adoradores del dinero y perseguidores de la fama… Tenemos al Cristo que está aquí, pronto para provocar el Salto al Nuevo Tiempo… y nada nos obliga al cadalso del anti-Cristo.    

No nos extraviemos en intentos de justificación de aquello que por constitución está perdido y designado a la condena en los Altos Tribunales del Reino Celeste. No queramos salvar lo que por naturaleza tiene como dios al demonio y es orgánica del anti-Cristo. No nos quedemos en el estupor y la incredulidad. No renunciemos a nuestra Fe. No busquemos la ‘iglesia perfecta’… sino que vamos en Pos de Nuestra Coherencia en la Fe y dispongámonos a sostener la Relación de Consagración con el Cristo Vivo. No dejemos que los enemigos de la Fe barran con la imagen y la realidad de Nuestro Dios de Salvación. Y llamemos, como los llamo desde el sacerdocio que poseo, a que todo católico sano y de Fe en Cristo, por encima de una fidelidad eclesiástica mal entendida, tenga el coraje de alejarse de la sombra vaticana y sus efectos, y no se haga participe de la historia de este cristianismo político turbio y jamás santo. Porque el hombre y mujer católicos no pueden sentirse agraviados por la crítica y la condena a su iglesia, sino que deben sentirse traicionados por su propia institución y por esos cientos de curas y obispos que por años han alzado rituales infernales en los recintos bajo estigmas católicos, y se han aprovechado de su poder eclesiástico para practicar los cultos sexuales que bien conocidos son entre los satánicos. Entiendan y asuman: DIOS NO ESTA EN LA IGLESIA de la corrupción; CRISTO NO SE HALLA a la cabeza de esta Institución mundana… y de ninguna que tenga características similares: el Reino de Dios NO ES DE ESTE MUNDO. Acéptenlo y busquen al Cristo Vivo desde su propio Espíritu y vayan en Pos del Padre para hacer Su Voluntad. Únanse, unámonos en la Comunidad de Amor que se compone de personas con un compromiso personal con Dios y con prácticas coherentes con su Fe. Ya no pierdan sus vidas en la comodidad hipócrita de la pertenencia religiosa institucional de este Mundo: es una mentira que lamentarán el día en que tengan la Verdad de Cristo ante el balance final de sus propios frutos.    

Ricardo Andreé –Sacerdote bajo la Ley de JesúsCristo-     

Bajo la Dispensación de las Vísperas del Advenimiento del Milenio de Paz    

18 de febrero 2010  

 

Anuncios

Written by Edición GF

febrero 18, 2010 a 8:27 pm

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: