El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

Lo último de la Suscitación: ‘Crónica de estos días’

with 4 comments


Lo simple es profundo

Finalmente, entre conformismos abanderados que realzan la patria rota, y planteles llenos de refrigeradores y plasmas saqueados ‘por hambre’, en su enorme mayoría robados por gente de clase media, aparece de soslayo una imagen y palabras que seguramente pocos tomarán en consideración: en los noticieros de la mañana de este 9 de marzo, un pescador artesanal, al borde de una playa que se ha desplazado más de cien metros, y su barcaza de trabajo ausente, mordida por las olas y tragada por el mar, reflexiona con palabras sencillas y una mirada de sabiduría: ‘después de esto… de haber vivido todo esto que fue terrible… ¿qué nos queda? Lo material se pierde en cualquier momento, y esto da qué pensar… ¿qué somos? Todo ha cambiado ahora, y ya debemos pensar de otra manera’.

¡Qué gran diferencia…! Comparado con esa masa que sobre los mismos inestables terrenos lo único que quieren es reconstruir aquello que perdieron, sin otros cuestionamientos, sin ni siquiera aceptar el mensaje de que habitar en ciertos lugares es un peligro constante; y qué de esos otros miles que ya transformaron la tragedia en un gran negocio: especuladores que han subido los precios en las zonas damnificadas, constructores que escapan de sus responsabilidades ante sus edificados mal construidos, empresas de buses cobrando el doble y triple a la gente de las zonas afectadas que quieren salir de dichas ciudades… Y otros, no pocos, que ya se han encerrado en su burbuja individualista y desde su enclaustramiento egotista ríen y burlan de todos quienes reflexionan y llaman a pensar de otro modo ante estos avisos que deben cambiar muchas cosas entre los chilenos. Y esa diferencia hace la diferencia.

Ahora los expertos estudian el fenómeno masivo de la mentalidad saqueadora que abarca a sectores amplios de la población; un solo dato: la cultura en este país es el aspecto más despreciado por la clase política, y se ha encogido el valor de la cultura a meras muestras de artes y apoyo a eventos; pero jamás una Política de Cultura ha sido eso, sino debe ser, para que sea Cultura, un diseño activo de Valores, de Rescate ancestral, de Prioridades educativas, de democracia religiosa, de oportunidad creativa, etc. Y eso requiere romper los rígidos muros que envuelven todo lo conceptual en cuanto Cultura. Lo hemos constatado con vehemencia en el asunto de la reforma de la educación: nada cambia, nadie se atreve a mutar fondo y modos de un sistema caduco, malo y fomentador de mentalidad ‘ninguna’ y autor de arribismo social, competitividad perversa, materialismo a ‘raja tabla’ y fábrica de frustraciones que luego cuajarán desigualdad y discriminación. Agreguemos a esta pésima base la moda de la influencia de los Medios. En un país que no lee, que es sustancialmente elitista en su mundo creativo (y eso encanta a los intelectuales) tenemos a una masa que sigue aquello que ve y escucha en la televisión, en los chat de la necedad y en los laberintos del bajo internet. Esa gente absorbe el bombardeo de la riqueza publicitaria, del tener siempre más, de aparentar poder y un estatus social por la cantidad de cosas que se pueden exhibir. Lo más raído de ese extracto fue la cuna de los saqueadores, y lo decían abiertamente: ‘tomé lo que no tenía… no más… una cocina y un refrigerador’ y ‘bueno, si todos iban a sacar cosas ¿cómo me iba a quedar sin nada?’ Y viene entonces una ‘amnistía’: entreguen lo robado y no les pasará nada. Definitivamente la mentalidad del gobierno saliente es tremendamente dañina en su laxitud: ha fijado un precedente malévolo: ‘Se puede robar, y si los pillan, se puede devolver lo saqueado’.

Muy pocos son aquellos que han entrado en una reflexión sobre la vida y los cambios que deben hacer para armonizar sus existencias con las Virtudes que nos hacen mejores personas. Y este hombre simple, un pescador, es una de estas personas superiores… porque lo superior será siempre elevar la conciencia después de la caída y el estremecimiento de las cosas de este mundo. Al final, nada tenemos, todo es útil como un medio, pero las cosas no son un fin: el fin será siempre espiritual y de altos valores de Virtud llevados al cotidiano trajín… aun entre suscitación y temblor.

Anuncios

Written by Edición GF

marzo 9, 2010 a 6:10 pm

Publicado en Uncategorized

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. La semana pasada, el canal de noticias “24 horas” presentaba los especiales del terremoto con diversas cortinas con imágenes de devastación y testimonios. Y hubo una en particular que me estremeció completamente. Se trataba de una señora muy humilde que lo había perdido todo, pero que en su inmenso coraje, incluso llorando por lo sucedido, dice esto:

    “¡Se perdió todo lo material, pero la vida no se perdió!. ¡Estamos vivos, gracias a Dios estamos vivos, y están las manos buenas y sanitas para seguir trabajando!”

    Estas son las personas que me hacen dar un suspiro de alivio ante tanta palabrería vacía ante lo ocurrido.

    ¡Gracias, señora, por enseñarnos tanta Sabiduría desde su inocente Humildad!

    El video pueden verlo desde el siguiente link a youtube, y está titulado como “corazón de chilena”:

    Natalia

    marzo 9, 2010 at 6:32 pm

  2. Que hermosa reflexión…es de esperar que esta iluminación la hayan recibido muchas personas más, personas a estas horas bendecidas por entender realmente lo que significa este remecimiento, ver lo pequeños que somos viviendo en un mundo carente de espíritu, con la Fe apagada, donde sobresalen el Dios ego y el Dios dinero; realmente con esta reflexión me llevo lo más maravilloso, que es mi afirmación al Cristo vivo, que nos esta hablando a cada momento…

    Susana

    marzo 10, 2010 at 3:34 pm

  3. A propósito de cambios de fondo y transformaciones, desde las primeras y necesarias ayudas y asistencia que se fueron implementando por diversos organismos, hemos asistido paulatinamente a los masivos eventos de chilenidad para ayudar a quienes “lo han perdido todo”. La idea derechamente es la reconstrucción de lo perdido y volver a la normalidad. Esa idea me parece necesaria para re-implementar servicios básicos para la vida digna y limpia de la población afectada por la Suscitación, no así lo es para levantar y construir una visión y acción de vida renovada a partir del 27 de Febrero. Nadie, o muy pocos parecen interesarse en ver la cuestión más profundamente y vivir este hecho terrible como un remecimiento para sacudir la egótica existencia y elevar la mirada hacia lo superior. Lo que sí es seguro y eso se siente en el ambiente, en el aire…todo está en cambio, movimiento y tránsito; todo lo que era “seguro” ya no lo es y lo único que realmente tenemos es el espíritu que no habita y que debemos despertar para Ver como Cristo Dios quiere que veamos y hacer como El quiere que hagamos, que todo lo demás perece ya ha sido más que demostrado; entonces ¡bueno!: ¿Qué opción tomaremos?

  4. Hola hermanos. Ahora asistimos con mucha frecuencia a sismos de diversa intensidad en esta gran zona norte de Chile. Ayer 26 de Marzo hubo un fuerte sismo con epicentro en Vallenar, el 25 hubo otro sismo intenso en el Perú por la zona de Nazca y acá en Arica y sus alrededores tiembla constantemente. La gente de acá está en dos planos: El de la indiferencia y el de la sicosis y me pregunto ¿cómo es posible que el contexto en el que esto se está dando, la frecuencia, las características y todo lo que involucra, no nos lleve a una reflexión más profunda? Sabemos que las respuestas de Reino están, y sabemos también que para un creyente común no será fácil hallarlas, pero también sabemos y podemos dar testimonio de que apenas nos disponemos de corazón a buscar las respuestas y razones de Dios, Cristo y la Sabiduría se abren y comienzan a poner claridades y diversas fuentes de “información”.
    Hermanos, todos podemos compartir experiencias de testimonio y coincidir en lo difícil que es encontrar apertura, pero sabemos que sin importar eso debemos ser majaderos en el testimonio que siembra y siembra sin cesar, y en la acción coherente que invita e incentiva a los creyentes a ver la realidad globalmente y salir de lo personal. No dejemos de dar testimonio y claridad desde la visión de Cristo y la Sabiduría; mostrémonos consagrados a todos en nuestro trabajo, familia, amigos y a los desconocidos. Vivamos y mostremos la alegría de participar de este Plan maravilloso, que actúa con severidad, pero que Ama como Dios lo hace. Seamos y mostrémonos optimistas en la tribulación que no nos atribula, porque sabemos el para qué de ello y vivimos en esa certeza. Mostremos eso, la diferencia abismal entre tener certeza y tener esperanza. Y no nos veamos en lo humano, conozcámonos en lo espiritual, porque eso es lo que los otros verán como diferencia con las religiones y que esa sea visión del Reino, no la nuestra humana. No vayamos a los creyentes desde la doctrina y la Ley; sino que desde la realidad del creyente llevémoslo a la doctrina y la Ley, para que así encuentren un sentido real al Camino que proponemos.
    Vivamos de verdad en Cristo.
    Saludos desde Arica.

    misionerosarica

    marzo 27, 2010 at 1:17 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: