El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

Y ellos preguntan… ¿Quién es Ud.?

leave a comment »


Esta pregunta que denota tanta inseguridad como morbosidad, en el afán de empequeñecer un hecho trascendente como lo es una Dispensación del Reino del Dios Vivo, es recurrente entre militantes sectarios de instituciones grandes y pequeñas que reciben testimonio de nuestros Consagrados o leen nuestros medios de información.

Desde el Hecho de Cristo, el Dios de los Hombres y de los Ángeles, el Verbo, ningún Hombre, bajo ninguna calificación o título, vicario o temporal, puede estar por encima de la Autoridad del Cristo Victorioso, el Magisterio de Sabiduría del Espíritu Santo y el objetivo personal de alcanzar la Voluntad del Padre para poner por Obra Su Designio. Desde la Gracia de la Salvación acaecida en los Tres Días de Cambio en los cuales el Cristo Dios impuso su Nueva Ley, la Ley de Vida, todo Ser puede entrar en Relación Personal con el Gobierno del Cristo Vivo mediante el Espíritu que lo habita, de acuerdo a la Fe, la Entrega y el Discipulado de los Pertenecientes al Cristo Resurreccionado.

Dicho esto, la vieja Ley ha sido derogada por la Ley de Vida que Cristo Dios representa y conduce. Por lo mismo, con Cristo el sacerdocio, como el nazarenato, es nuevo, y nada puede ser y hacerse como antes de los Hechos de Salvación. Recomponer los viejos hábitos del antiguo sacerdocio, o los modos del nazareno al estilo de los judíos antes de Cristo, es negación de Lo Nuevo que nos impele el Dios Vivo para estos Tiempos. Por lo mismo, nuestro sacerdocio, como este nazarenato, en nada imitan fórmulas bíblicas, porque no es invención de Hombres religiosos, sino de Personas de Fe que seguimos las indicaciones que emanan de la Autoridad del Cristo Gobernante.

¿Quiénes somos? Hombres y mujeres Consagrados que por medio del Nuevo Sacerdocio de esta Nueva Ley, la Ley de Vida, nos hacemos a la meta del Padre y Su Voluntad.

¿Quién es nazareno hoy? El sacerdote que ha llegado a sellar En y Con Cristo la plena obediencia a la Voluntad del Padre.

¿Quién soy? Un sacerdote que se ha puesto en plena obediencia a la Voluntad del Padre.

No nosotros damos testimonio de nuestro sacerdocio, sino es Dios por sus medios que darán testimonio sobre aquello que Su Poder ha sellado y apartado, según Su Gracia y Poder.

Anuncios

Written by Edición GF

marzo 12, 2010 a 6:00 pm

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: