El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

BUSCANDO VIDA

with 3 comments


La NASA ha solicitado a expertos en computación avanzada que procedan a ‘crear vida virtual’ a través del proceso de encubar información que se reproduzca como lo hacen los virus informáticos. ¿Para qué? ¿Por qué?

Porque ante los procesos abiertos por el telescopio Hubble y los resultados de las expediciones mecánicas a Marte la comunidad científica ha debido colocar un asunto casi filosófico frente a la realidad que enfrenta: ¿qué es vida? Lo tácito de las certezas que colectivamente concebía la vida en el marco de los paragones conocidos por el Hombre, se han visto caídos y rotos ante el tipo de vida en el universo, que aún en pequeña porción ante nuestros ojos ha sido suficiente para hacer triza las verdades adquiridas. Para que podamos conjugar un criterio sobre la vida que permita establecer aquello que se busca, y cómo debemos entender lo que vemos ahora, y antes jamás habíamos ni siquiera imaginado.

El mismo fenómeno se aplica, por ejemplo, al agua. Cuando se halló ‘agua’ en Marte, o en la luna, hubo de aclararse que no era el agua bajo las formas que conocemos. Esto ha obligado a cambiar nuestra concepción sobre la materia y su realidad.

El experimento virtual conllevó a que la incubación produjo una cadena de eventos no programados que tomaron iniciativa propia, y cuyos componentes actúan con inteligencia ante los obstáculos y además logran tomar vías absolutamente novedosas, es decir: vida en las computadoras, que viaja, vive y se reproduce solamente en su universo virtual. ¿Es vida? Y si en Marte estamos buscando bacterias, agua o algo con patas que se mueva… y quizás no comprendemos que en una roca quizás haya un tipo de vida que nunca concebimos… o al interno del planeta se gesta una creación diversa a nuestra concepción de vida… ¿lo consideraremos muerto, un planeta muerto? Y si nuestro planeta es el más joven de la galaxia, de varios millones de años de diferencia con otros de la misma galaxia, y millones de millones de galaxias vecinas ¿no sería posible que seres que un día tuvieron un cuerpo como el nuestro hoy ya no requieran de éste y vivan bajo formas de energía pura? Además, somos seres de carbono, porque tal es la composición de nuestro planeta: ¿serán iguales otros nacidos en mundos que no son de carbono?

Nuevamente, y es ‘nuevamente’ porque este tema fue el centro de los debates filosóficos de otrora, se nos para enfrente de nuestra conciencia el abismo fantasmal de los misterios de la propia vida y la calidad de existir… y no es poco decir. Pero esta vez no es un ejercicio de la mente o confrontación de iluminados, sino que una cuestión práctica ante la realidad que el Cosmos nos impone. Pero tanto en esa lejana temporada de especulaciones de las ideas, como en la premura casi frenética de hoy, se impone una visión que parece atemporal, o quizás lo es en verdad: La Sabiduría.

Los Sabios y Santos de todo tiempo y lugar nunca participaron en el mundo supuesto de los filósofos, aunque luego otros les incluyeran en sus camadas, ni se obsesionaron con la verdad de la ciencia, aunque fueron científicos en sus prácticas y aportes; escaparon a la religión, aunque no la negaron en su Tiempo, pero esencialmente fueron seres con una concepción de la vida que hoy, ante la verdad del universo, retorna ante y entre nosotros con vigencia atemporal… la vida en sus diversas formas siempre es vida. En el I Ching se lee que la Ley de Mutación transforma la vida, pero que en el Cambio la vida perdura en estados diversos. En la Ley de los Cielos del mismo texto antiguo se concibe la vida micro cósmica como un efecto material de la vida macro cósmica invisible, se establece un Orden Temporal y tangible y un Orden Atemporal e intangible. En los Vedas de la India existe una cosmogonía de la vida tan amplia como profunda. Desde siempre La Sabiduría ha concebido la vida como una infinita medida de creación que nunca cesa en su movimiento, y parte de este proceso de vida es el ‘estado de muerte’, el cual jamás fue un fin para los Sabios, sino un paso oscuro hacia otro modo de luminosidad. Todo vive en su reino, y cada modo de vida posee su propio orden. Ya en el génesis de esta creación, tanto en el I Ching, como en las escrituras Védicas, como en los Libros de origen Hebreo se establece que la luz nace de una explosión oscura, que antes de la luz hubo tinieblas y sombras, que con la luz compenetra un factor determinante: La Conciencia.

Lao Tsé establece dos grandes vertientes de vida: la vida que Es y no sabe que Es… y la vida que sabe que Es. Todo es vida en su proporción y forma, mas el Salto a la Conciencia establece la diferencia entre ‘vida’ y ‘vida superior’.

Cuando el Hombre logra establecer una diferencia entre sí mismo y su prójimo, y entre sus pares y aquello que le rodea, deja de ser ‘vida inconsciente’ y se alza a ‘vida consciente’, y no hablamos de ‘sentir’ o ‘pensar’, sino de ‘Discernir’ y de ‘Proyectar’. Sentir, pensar son grados de inteligencia intermedias que no necesariamente pueden Discernir y Proyectar. En el Discernir hay una operación compleja y abstracta que conlleva no solamente a entender sino que a controlar, manejar y luego imaginar algo que aún no existe. De esta observación los antiguos sabios dividieron la vida del común de los Hombres de los objetivos del Hombre Superior. Los comunes se conformaban con existir y fácilmente son presas de sensaciones o pensamientos que los rebajan. El Hombre Superior permite el desarrollo de la Conciencia a través del Discernir y Proyectar, a tal proceso llamaron ‘Gobierno’. Una planta, un animal, aún el más sensible, incluso con niveles de pensamiento, nunca llegará a desarrollar Conciencia de Sí Mismo al punto de relacionarse con realidades que aún no conoce ni ve. En este Camino de Conocimiento de Sí Mismo los Sabios observaban el cielo, las estrellas, y medían las estaciones y contemplaban la naturaleza, y entonces descubren que el Hombre está dotado de algo intangible que permite ‘ver’ y ‘entender’ más allá de la materia y el universo. Pero no solamente lo descubren, sino que viven un fenómeno: que al aceptar tal realidad… ésta se manifiesta y se hace ‘vida’ en ellos. Así, dice el I Ching, Fu Shi se elevó al ‘Cielo’ y desde las Alturas vio la Tierra y sus vidas, conoció las leyes de la Tierra y de los Hombres; y de Lo Alto conoció la Ley del Tao y su Magnífica Esencia… así, cuando retorno al borde del Río Amarillo enseñó a los Hombres el Camino Medio.

Leemos de seres extraordinarios, como Enoc, Elías, Moisés… y logramos, si acaso, por fe básica aceptar aquello que se escribe de ellos. Sin embargo debemos entender que estos hombres hicieron uso de su calidad de Hombres Superiores y apoyados en su propio Espíritu entraron a la dimensión atemporal que nos rige. Lo extraordinario es que su existencia acaeció en Tiempos aciagos, en donde la Tierra y los Hombres estábamos esclavizados por una ley de vida que nos ataba a nuestra baja condición común. Lo extraordinario sucede con el Hecho de Cristo, pues a partir de los revolucionarios eventos de los Tres Días… todo Hombre puede lograr, nuevamente, compenetrar la Vida Superior gracias al Espíritu que le habita.

Desde siempre La Sabiduría nos ha enseñado que la vida posee infinitas formas, mas aquello que debemos buscar los Hombres no es cualquier modo de existencia, sino que Vida Superior, consciente de Sí Misma y en grado de Discernir nuestra existencia y forma.

¿Tiene Consciencia la cadena reproductiva que se incuba en el mundo virtual? Y cuando hablamos de Conciencia nos referimos a la capacidad de ver y concebir fuera de nuestra realidad, sin ver aún, solamente por proyección espiritual inteligente que luego resulta real y verdadera. ¿Tiene potencial de vida Consciente, espiritual, cualquier tipo de vida? Entonces el mundo científico teme a entrar en este plano, porque, según ellos, abarcamos terreno de la religión y los dogmas. Pero es que jamás como ahora la línea fronteriza entre ciencia y fe se ha transparentado hasta parecernos una división forzada, un muro arcaico, una alambrada sin sentido. Quizás en donde estas paredes hace rato han caído es en la Física y los físicos cuánticos. Las religiones parecen más dispuestas a no ceder en esta realidad, aunque sus carnes putrefactas caigan con su hedor por todo camino y andar de la vida, y este cuerpo decadente resista con atuendos añejos y nuevos maquillajes. Pero aquello que se ha visto reforzado es La Fe, no esa ciega que incentiva ‘la esperanza’ vacua y extraña, sino la otra: la de Cristo… que mueve montañas. Y de eso se trata la Conciencia: pues el Discernir y Proyectar para concebir lo que no se ve… es FE. Y el Hombre que va detrás de su Fe llegará a descubrir lo que aceptó sin nunca antes comprobarlo. No hablamos de especulación mental, de imaginería, de quimeras. Tratamos de asuntos de la Conciencia del Hombre que asume su calidad y su forma, su espiritualidad y su inteligencia, pero no se embelesa con su ser, sino que lo usa para viajar hacia La Vida… Entonces los Sabios trajeron a los Hombres la buena nueva de Dios, de la realidad divina, y de Seres de millones de años antes que nosotros que son como ángeles… Así ellos, los Sabios, se hicieron Santos… y los hombres comunes hicieron la religión.

[Guerra+de+Afganistàn.jpg]En un informe reciente de aquellos que ya con sospechosa facilidad se filtran por Internet, y resultan ser altamente ‘secretos’, como los de la guerra de Afganistán… los gobiernos de los Estados Unidos e Inglaterra estuvieron en estado de alerta, entre finales del 2003 y el año 2004, por los avistamientos masivos y a nivel mundial de los ‘triángulos voladores’ que desde 1980 se vienen manifestando sobre nuestros cielos. ¿Hay vida Consciente y tecnológicamente avanzada observándonos? ¿Qué planes tienen? Y si son seres avanzados ¿Se parecen a nosotros? ¿Tienen piernas, cabeza, brazos…?

En el verano de 1991, hallándome en Retiro Espiritual en la montaña del valle de Putaendo pude ver claramente estos triángulos. Aparecían incluso a pleno día. Pero a poco andar noté que venían cuando mi estado de quietud y paz era muy alto, y no así cuando estaba cansado, o con la mente en otras situaciones. No sé lo que son, ni quiénes son, pero lo cierto es que para Ver Vida hay que aceptarla, y luego elevarse a sí mismo, de otro modo seguiremos buscando agua de manantial y hombres que caminan en dos piernas. Comencemos por aceptar que Dios existe; comencemos por vivir a Dios en nuestro Espíritu; comencemos por deshacernos de las vestes comunes y ascendamos al Camino Medio. Porque nunca el Hombre común verá lo divino aunque lo tenga frente a sus narices, y el Hombre Superior hallará a Dios incluso en su ciencia, en su arte o en su estado de paz más inocente. Porque La Vida es interminable, amplia, infinita, insondable, variable y multifacética… todo dependerá de tener los Ojos Espirituales que Dios nos ha dado para ver incluso lo que aún no Es.

Anuncios

Written by Edición GF

agosto 5, 2010 a 12:36 am

Publicado en Uncategorized

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estimado maestro: Hacia tiempo que no me estremecian como ahora unos textos, magistrales por cierto. Le envio un abrazo lleno de luz, agradecido como siempre de sus sabias palabras y del ejemplo que son para los otros andariegos.
    Luz y Vida – Toni Mayantigo

    Mayantigo

    agosto 5, 2010 at 8:42 pm

  2. Maestro: gracias por compartir estos textos tan esclarecedores. En mi búsqueda del Tao y de la Luz, he llegado hasta Ud. y sus enseñanzas.
    Gracias!.- Gringa Sironi

    Gringa Sironi

    agosto 19, 2010 at 10:26 pm

  3. La vida misma es ya una proyección hacia lo que no vemos, pero nuestra fe nos confiesa que el espíritu que Dios nos ha dado tiene trazado ya el camino de retorno a lo que esencialmente somos, espíritu antes que carne. Tan perfecta es esta vida que nos conduce por certezas que nuestro mismo espíritu ya ha recorrido. Entonces la vida es la proyección de la creación única, que yace en cada uno como razón de ser, para tomar conciencia plena del Plan Perfecto que yace para cada hombre para su proyección de vida, que es alzarse definitivamente a la nueva vida de orden que es la RESURRECCIÓN LEY DE VIDA…

    Yasna

    agosto 27, 2010 at 8:09 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: