El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

LA SUERTE NO EXISTE, DIOS SÍ

leave a comment »


Ref: Diario El Mercurio: entrevista al ingeniero André Sougarret, el “cerebro” del rescate a los mineros:
 
“En los sondajes ocurrieron cosas que no tienen ninguna lógica ingenieril. Creo que ‘algo’ sucedió”

Llevaba una vida anónima hasta que el 9 de agosto lo citaron a La Moneda, lo bajaron al subterráneo, lo subieron a un auto con escolta y, sin entender nada, se embarcó con el Presidente rumbo a Copiapó. Tras setenta días de trabajo, y a pocas horas de haber rescatado a los 33 mineros, el ingeniero de Codelco ofrece su última entrevista antes de retomar su vida en Rancagua. Aunque es un técnico racional, habla de cosas inexplicables de la operación: “Algo nos ayudó: la fe, la oración, las ganas de todo el mundo de que esto se mejorara…”.

* Extracto de la entrevista
 
-¿Usted es creyente?

-Sí, soy creyente.

-¿Rezó durante estos meses?

-Más de alguna vez y tiene que ver con un proceso de reflexión de por qué estaban pasando ciertas cosas. Porque ocurrieron algunas situaciones que, en algunos aspectos, no tienen mucha explicación.

-¿A qué se refiere?

-En los sondajes ocurrieron cosas que no tienen ninguna lógica ingenieril. Creo que ‘algo’ sucedió.

-¿El ingeniero de esta operación habla de un milagro ?

-Yo hablaría de suerte. No es una especie de milagro, porque la verdad es que estábamos planificados para que esto sucediera. Pero un ejemplo: nosotros pensábamos que el sondaje iba a tomar una dirección y se iba en otra que nos beneficiaba. Eso ocurrió con el último, que finalmente se convirtió en el Plan B. No teníamos mucha esperanza de que llegásemos, pero el sondaje rompió. Necesitábamos que se verticalizara y cambiara de dirección en el fondo. Y eso ocurrió en el último tramo, cuando es más difícil. Y cayó justo en una esquina de la galería. O sea estamos hablando de centímetros. Tuvimos suerte ahí… o ayuda.

-¿De quién? ¿De Dios?

-Sí, bueno, han pasado cosas… Los números, no sé…

-¿Cree en todas las coincidencias del número 33?

-No tengo una explicación lógica, pero todo el mundo se pregunta, ¿por qué estos números? Algo nos ayudó: la fe, la oración, las ganas de todo el mundo de que esto se mejorara…”

* Puede leer la entrevista en http://diario.elmercurio.com/2010/10/17/reportajes/_portada/noticias/86BC7027-87F8-4948-AB0C-2A3ACA085E24.htm?id={86BC7027-87F8-4948-AB0C-2A3ACA085E24}

  

La suerte no existe, Dios Sí

Argumentar que la suerte provocó una secuencia desmesurada de eventos inexplicables en circunstancias de vida tan particulares, es una diatriba de escape psicológico que evita enfrentar una realidad que sobrepasa la propia concepción de la vida, y de cómo son las cosas en este mundo.

La suerte es el argumento de los perdedores que entregan al azar lo bueno o malo que les sucede. El éxito al cual apunta toda obra humana contempla la acción de Dios en ésta; y es sabiduría entender que: para buen logro de una obra imposible es menester hallarse internamente aliados con los estados de humildad, solidaridad y honestidad que Dios aprecia y la naturaleza favorece.

Lo extraordinario del rescate más imposible que se hizo posible, ha sido precisamente esta conjunción; y es esta alineación de estado humano en armonía con Dios y la naturaleza aquello que ha producido este milagro compartido… porque es un milagro con plena participación del Hombre. Y claro, no todos son conscientes de aquello que protagonizaron, y el ministro que dirigió las operaciones, ahora en su oficina, no logra explicar aquello que él mismo vivió en medio de la larga urgencia, y de la cual hizo parte hallándose con todo su ser puesto en el objetivo de la vida. La fría razón no encuentra argumento mejor que la suerte para justificar la Mano de Dios. ¡Qué lástima!

Para ser justos, debemos endosar una actitud y reacción tal, como la del Sr. ministro, a la defensa humana, natural, ante las evidentes manifestaciones de lo divino y misterioso, sobre todo cuando esto acontece en forma tan masiva, extraordinaria y prolongada. Mientras Dios esté encerrado en un libro que podamos interpretar, o en una religión a la cual optamos y condicionamos… bien. Pero no apenas este Dios toma Vida y se manifiesta… entonces buscamos razones para no perder el control de una realidad que se nos mueve… y recurrimos a la suerte… a las coincidencias… al azar… o lo inexplicable (que es como el tacho de la basura mental que nunca reciclamos, y encapsulamos para que no nos desestructure).

Si el Hombre botara sus defensas, y soltara el control, y descendiera del falso pedestal de pequeño dios que se ha dado a sí mismo… entraría de pleno al corazón de aquello que acontece a diario sobre su cabeza. Entonces seríamos Hombres Superiores… pero claro, después del derrumbe del Mundo que sobre la cultura de Caín se ha levantado en desmedro de la verdadera raíz y razón de la humanidad.

Anuncios

Written by Edición GF

octubre 20, 2010 a 2:39 am

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: