El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

EL VELO QUE SE CORRE

with 3 comments


Entonces la vida puede existir fuera de los compuestos hasta ahora aceptados como parte de la cadena posible de fomentar algún tipo de existencia orgánica: oxígeno, carbono, hidrógeno, nitrógeno, fósforo y azufre. Tal es la conclusión obligada de la siempre sorprendida ciencia, amante egoísta de sus propias panaceas, y el elemento que los descuaja es una ínfima bacteria capaz de intercambiar completamente arsénico por fósforo e incluso incorporar ese arsénico en su ADN.
 

La bacteria, descubierta en un lago en California, podría cambiar la concepción de cómo y dónde puede haber vida. En las profundidades del lago de California, científicos hallaron una bacteria que vive en el arsénico, descubrimiento que podría expandir la búsqueda de otras formas de vida en la Tierra y más allá.

Ya en las expediciones a Marte la Nasa había comenzado a poner en tela de juicio aquello que humanamente entendemos por ‘vida’. Ahora, en la Tierra se demuestra que de un elemento altamente tóxico puede crearse un tipo de vida que cumple con patrones similares a lo conocido, pero del cual aún no calculamos su desarrollo… o no imaginamos su pasado.

Si la química bacteriana nos descuadra y cuestiona ¿Por qué no ampliar la línea de probabilidades a otros campos de vida… y a formas diversas de existencia?

Al final: aquello que los Santos y Sabios vienen enseñando desde hace milenios, y que la ciencia ha tildado de superchería, y que las religiones han aprovechado para propio poder y manejo… en realidad es ése otro modo y forma, contenido y sustancia de vida que demuestra al Hombre que ni es todo lo inteligente que cree ser, ni es el único que existe, ni es su conocimiento aquella Sabiduría que sí tenían esos ancianos antiguos que hoy nos instan a alcanzar tales alturas y amplitud de Visión.

Quizás esos ‘mundos de azufre’ de los cuales nos cuentan los libros sagrados, en donde la vida existe en su decadencia y maldad, no sean una ‘representación alegórica’; y esos otros planetas como cristales en donde sus habitantes son de cuerpos de luz, como Ángeles, en verdad no es fantasía pueril, ni imaginería. La humildad nos lleva a asumir que poco y nada sabemos de la vida en toda su extensión, y que el modo justo de colocarse ante la realidad es que ‘esa realidad’ es un porcentaje menor de una Realidad que no logramos ver, entender, percibir y vivir. Entonces los Santos y Sabios nos dejan una herencia fenomenal que nos abre puertas de vida a través del Espíritu, para que el Hombre Humilde, mediante formas y fórmulas correctamente aplicadas, acceda a un mayor grado de la Realidad que le circunda, y de la cual hace parte.

Cuando hablamos, y hablo, de Dios, del Camino Espiritual, del Cristo Vivo… de Sabiduría… no hago apología religiosa, sino que intento explicar con palabras entendibles una Realidad Tangible que cualquier Ser de Fe puede alcanzar si, como enseña Lao tsé, se está dispuesto a vomitar todo esquema de conocimiento terrenal y humano, y nos disponemos a aceptar al Dios Que Es, y asumir la realidad por lo que ES.

Ahora la ciencia tiene su dolor de cabeza: ¡ADN creado de una imposibilidad química! ¿Cuántas veces nos rompemos el alma por las ‘incongruencias’ de la vida, y nos sentimos ajenos y confundidos ante lo que vivimos? Siempre es lo mismo: habrá ‘sorpresa’, desazón y ruptura de certezas siempre que postulemos a tener el control de la vida; y para lograr ese titánico propósito inventamos leyes inamovibles, permanentes, impertérritas, seguras, manejables… que al final se moverán, cambiarán, quedarán obsoletas, o se demostrarán parciales y/o erradas… entonces tendremos que comenzar otra vez a tejer la urgencia del control, del piso seguro, de la falacia que nos sirva para alzar un Mundo manipulable y permeable que nos diga a cada minuto que somos sus ‘pequeños dioses’.

Esto, entre otro, es aquello que nos enseña y advierte el Cristo en Jesús: ‘El Mundo éste tiene por príncipe a Belcebú’, ‘El Mundo los odiará como a mí me odia’, ‘Ustedes están en el Mundo, pero ya no pertenecen al Mundo’, ‘Yo los saqué del Mundo…’ Porque ‘el Mundo’, desde la Visión Espiritual, es un sistema virtual, inexistente, efímero y parcial, que es alzado por Lo Oscuro cuan realidad total para engaño de los Hombres, en modo que éstos jamás alcancen al dios que en ellos mora, habita y es parte de Si Mismo.

Cada cierto tiempo, y siempre más seguido, el Mundo será sobrecogido por verdades que desarraigan lo establecido: también este velo que se corre es parte de estos Tiempos de Cambios.

Anuncios

Written by Edición GF

diciembre 3, 2010 a 4:12 pm

Publicado en Uncategorized

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. La fe nos traza el camino que la ciencia nos permite recorrer, si la ciencia contradice la fe, entonces la fe es ilógica, sin embargo lo que la ciencia no ha logrado explicar no contradice la fe, por el contrario es ahí donde la fe adquiere su real significado, su utilidad máxima.

    Devany

    diciembre 4, 2010 at 7:23 pm

  2. Si la Fe fuera algo ÚTIL, entonces perderíamos a Dios… instantánea e irremediablemente.

    Natalia Alvarado Marmuth

    diciembre 9, 2010 at 2:50 am

  3. Encontrar bacterias con base biológicamente activa y no carbono -dependientes, es un evento de una entidad trascendente.
    Todo nuestro mundo gira alrededor del hombre. El Carbono es el número del hombre. Su numero atómico es el SEIS. 6 son los vértices de la estrella de los magos, conocida como la estrella de David, o Zion.
    Ahora, se han encontrado bacterias que no necesitan carbono para vivir. Su estructura biológica se basa en el Arsénico. Su número atómico, querido amig@ adivina es el… 33. número que representa el amor universal. La compasión.
    Pero hay más. El arsénico es para nosotros, los humanos, un producto tóxico. Venenoso, tanto que ha cobrado fama como el favorito de las asesinas y asesinos, y de los accidentes más terribles.
    Y sin embargo, es portador de vida…

    Este evento cambiará la historia.
    Del mismo modo que los aborígenes americanos de un continente que no existía fueron ignorados, la biología arsenical ha sido desconocida. Todo nuestro pensamiento es carbónico, es decir, humano.
    No pensemos como humanos.
    En realidad, es posible que muchas enfermedades sean de etiología desconocida, porque siempre creimos que todo era carbónico. No buscamos más allá.
    Algo más, querido amigo es el hecho que, quemamos en los tiempos de la conquista, a los aborigenes, en el supuesto que no tenían alma.
    Destruimos los codices mayas por que eran diabólicos.
    Ignoramos la astrobiología de las culturas primitivas.
    Nos burlamos de la exopolítica.
    El 33 es el número clave del Amor Universal.
    Me pregunto, será que el arsénico origina también pensamiento, estructura y sociedades diferentes?
    Yo creo que sí.
    Ha comenzado, en la tarde de un jueves donde la Nasa confirmo sus mensajes de otra vida, una jornada, relacionada en el cristianismo con la última cena, una primera comunión, un primer festín donde con suerte, inmolaremos nuestro ego carbonocéntrico.

    MAX

    diciembre 17, 2010 at 5:45 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: