El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

“KARADIGMA”… PARADIGMA Y CARADURA

with 6 comments


Nada puede justificar el abuso a un menor, en cualquier circunstancia, tiempo, lugar. El Cristo hallándose en Jesús fue evidente ante este asunto, sabiendo que en tierras de incestos y escasa frontera moral, era habitual buscar jovencitos para sostener con ellos bacanales interminables de bajos instintos. Recordamos que los habitantes del pueblito de Lot fueron detrás de los dos hermosos ángeles… para violarlos. Entonces, Jesús, tomó a un inocente y advirtió que cualquier cosa de mal hicieren a éste… a Cristo lo hacen. En otras palabras: el mal a la inocencia de un menor tiene por Juez directo al Cristo Dios. Pero el paradigma cristiano nos dice que este Jesús es demasiado blando, misericordioso y bueno, por lo tanto ningún castigo o efecto podríamos esperar de una autoridad tan laxa y benefactora. Tanto han mentido que al final han caído enredados en su propia trampa. Entre otros factores porque Cristo sí es Justicia y lejos está de ser esa figura amorfa cuyas cualidades son colgadas y quitadas a gusto de la religión que se pertenezca.

El paradigma del Jesús muerto, sufriente, que nos revuelve la culpa y nos bota a los brazos de la madre iglesia… ha funcionado. Es la ‘campaña del terror’ mejor lograda en la historia de la humanidad. Es la Gran Mentira de esta Era. Y los émulos de Maquiavelo han convertido el dogma de la cruz en todo un entramado teológico cuyo resultado siempre favorece a quienes tienen el mango, y fríe a los que creen sin entender mucho, o nada. Este paradigma funciona en casos tan delicados como el destape de los abusos a menores en la Iglesia católica en todo el Mundo. Miles de creyentes prefieren creer en la iglesia por encima de los hechos nefastos, porque de otro modo tendrían que optar en conciencia por una fe que ya estaba bien encajada y mejor resguardada en la bóveda de la pertenencia eclesiástica. Esos son los oportunistas, los flojos, los piojos en los pelos del cerdo. Luego están los ‘militantes’ que se auto-convencen de que hay aquí un complot de los terroristas musulmanes, o de los Hacker, y de los anárquicos, además de algunos evangélicos, o los Judíos, o los masones… en fin, nada es verdad y sí puede haber algún caso, pero nunca tantos, etc. etc. etc. Y van con pancartas a los juicios de sus párrocos violadores, y se manifiestan no sin una gran cuota de agresividad, y defienden al delincuente sin importar el daño irreversible que el degenerado provocó en decenas de personas decentes. Esos son los ‘hijos de la iglesia’, o los ‘perros de la casa’, como sea, no son personas con las cuales se pueda razonar o conversar, porque primero muerden, y luego ladran.

Pero esta categoría es la más brillante: la señora Ximena Ossandón es directora de Junji, un organismo dedicado a los niños. Hablando del bullado caso del cura “Karadigma”, uno de los centenares de sacerdotes pedófilos descubiertos y denunciados por el mundo, declaró a Radio Cooperativa y fue publicado en otros medios:

‘La directora de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), Ximena Ossandón, aseguró que el sacerdote Fernando Karadima, acusado de una serie de abusos sexuales, es un “prócer” de la Iglesia Católica chilena que habría sido tentado por el demonio’.

Ossandón aseguró en entrevista con la revista Paula que “no es Dios el que creó el pecado. El pecado entra por el hombre, es la carencia de bien. Todos tenemos la tentación del demonio”

“¿Qué le interesa al demonio: hacer caer a una persona común o al padre Karadima, que es uno de los próceres de la Iglesia Católica chilena? Es obvio: al padre Karadima, porque el daño que va a hacer es potentísimo. Es una carnada mucho más interesante”, sostuvo.

‘En este sentido, aseveró que “creo totalmente en el demonio. Es cosa de verlo. Las guerras y el aborto, ¿qué son? La maldad personificada. Y, ojo, porque lo más grande que ha hecho el demonio es hacer creer a la sociedad que no existe. Así trabaja ‘tranquilito’ y nadie sabe que está detrás de la puerta. Cuando mueran, muchos se van a llevar una sorpresa gigante al otro lado”.

‘Consultada por las acusaciones contra Karadima, Ossandón dijo que “todavía sigo rezando para que no sea cierto. Para mí ha sido muy doloroso, no sólo este caso, sino todos”.

‘La directora de la Junji recordó que Karadima fue quien ofició la misa de su matrimonio hace 25 años y recordó que en su prédica “que si dejaba de rezar no me olvidara de dejar de comer, porque el alimento del cuerpo es igual de importante que el del alma. Esas fueron palabras en las que Dios lo iluminó”.

Veamos, el paradigma dice que el hombre no puede ser malo si es sacerdote de la iglesia, por lo mismo, siguiendo la enseñanza del catecismo, es el diablo el que tienta a los buenos. Esta forma tan básica de exponer el caso no desmiente al Papa, cuando confiesa que ‘el Pecado está entre nosotros’ (refiriéndose a su iglesia). Culpable el diablo, Karadima es entonces una víctima, un sacerdote derrotado, pero un hombre recuperable bajo la sombra del perdón entendido como ése acto que ejecuta la iglesia bajo penitencia y confesión. Así, una mujer en cargo público, del gobierno, ha lanzado su opinión magistral ¿en calidad de Ximena, la persona privada, o en representación de la Junji? Preocupante resulta este modo de enfocar hechos de violaciones a niños cuando se está a cargo de un organismo de infantes.

Estas personas, como la citada directora, buscan argumentos inteligentes para concluir gansadas que hieren toda sensibilidad humana, y vuelve a clavar la daga en la herida de los abusados: así son los caraduras… que los hay en todas partes… es un factor humano… y su lenguaje es una diablada, casi una broma, un modo de bajar el perfil a lo grave y encubrir al corrupto con alguna salida de madres… Tanto, si tiene mucho eco siempre se puede decir que fue un desahogo, y si otros la apoyaran y la defendieran pueden siempre agregar que tiene de esas buenas ideas a montones… el caradura no tiene paradigma.

Un detalle: el demonio existe. Pero nunca atacaría a los suyos. Un principado que se divide a sí mismo no es posible. ¿Por qué no pensar que “Karadigma” actúa gustoso como peón del perverso? Hoy sabemos que son ya miles los casos de abusos, y se sabe de atrocidades cometidas por cincuenta años de impunidad y omisión cobarde. Si aceptamos que “Karadigma” fue tentado por el demonio, entonces debiéramos entender que el diablo se apoderó de la iglesia católica hace mucho tiempo, porque no se trata de “Karadigma” y una parroquia: estamos hablando de miles en todo el orbe y desde hace muchos, muchos años… ¿Y lo que no se sabe? Es decir, Ximena Ossandón está revelando que el demonio existe, y actua en la iglesia católica. ¡Vaya!

Anuncios

Written by Edición GF

diciembre 17, 2010 a 12:52 am

Publicado en Uncategorized

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Lo mas triste de todo esto, es esta señora tan ciega, pero digna de lástima, llegar a esta época y a estas instancias, en que la libertad de creencias y pensamiento esta al servicio de todos, es una pena que haya personas que todavía no pueden liberarse de las creencias impuestas por la ignorancia de quienes se la impusieron. Solo espero tranquila que muy pronto todo saldrá a luz del día, y el milagro se hará. “JUSTICIA”

    maria

    diciembre 17, 2010 at 10:30 am

  2. Obviamente que la Sra. Ossandón, como todos los que defienden a los curas pedófilos de todo el Orbe, hacen parte de lo tenebroso, son legiones y legiones en este mundo que hacen fila para llevar a cabo las maniobras malévolas del demonio. Creyendo que están en lo cierto y se convencen de sus pensamientos y acciones perversas.
    Obviamente que el demonio es quién gobierna este mundo, y a los curas pedófilos amantes de la maldad como también gobierna a la sra. ossandón que no debería trabajar en un Organismo u Organización dedicada a los Niños.

    ¿Cuál es el destino de todos quienes conviven con el demonio en su interior, en su alma, en su cuerpo, en su psiquis?
    Por supuesto que ya están condenados a Mundos Telestiales bajos.
    Me pregunto, ¿estos demonios vestidos con sotana o con un cargo público no le temen al Juicio de Dios al paso por la muerte?
    Pero nada de eso les inquieta, porque si les inquietara serían personas de bién, buenas, con cordura en sus pensamientos, en sus palabras, en sus acciones y en sus corazones les viviría el Amor a Dios, Creador y Dador de la Vida.

    María Oliva

    Edición Sagrario

    diciembre 17, 2010 at 3:51 pm

  3. Siempre me ha sido muy interesante como nosotros, los hombres buscamos un sentido externo a nuestras malas acciones y cuando no hay alguien a quien adjudicarle la responsabilidad nos endiosamos y nos mostramos como seres indefensos ante la malignidad.
    No existe nada mas fácil que endosar la responsabilidad de nuestros actos a un ser maligno, perverso y tentador que busca nuestra destrucción.
    La posibilidad de realizar malas acciones, de hacer daño siempre esta dentro de las posibilidades de acción. He ahí nuestro trabajo estar atentos y consientes de nuestros actos.
    La irreverencia no existe cuando hay ignorancia y nosotros somos ignorantes de nosotros mismos.

    gonzalo de Rancagua

    diciembre 18, 2010 at 3:36 am

    • Amigo Gonzalo de Rancagua, no me queda muy clara tu opinión. Comparto que somos los Hombres los principales responsables de nuestros actos, y es, justamente, un caradura aquel que busca pretextos en la demencia, la posesión o las zancadillas del diablo para justificar atrocidades como el abuso de infantes. Y este es el punto central, o debiera ser lo esencial: el abuso de menores.

      Los curas pedófilos nunca han sido ignorantes de sus opciones y malos actos. La iglesia que les cobija, y de la cual son ellos hijos naturales, tampoco es inocente o ignorante. Ahora, la discusión teológica sobre la existencia del demonio o de una fuerza tenebrosa contraria a otra fuerza de luz y benéfica… es un debate bizantino, inconducente y viejo. Bastaría, siendo tú un hombre de Sabiduría, que pusieras el asunto ante los Santos y Sabios del I Ching, y leyeras atento los signos 57 y 36 y luego te hicieras a la idea de que la realidad Macro puede ser harto diferente a como la teorizamos los Hombres. El Mal existe. Como el Bien existe. Pero Mal y Bien no viven solamente afuera del Hombre, sino que al interno de cada uno de nosotros. Cuando nuestros actos, pensamientos y sentimientos son negativos y de maldad, como abusar de un niño, nos unimos a una Fuerza Maligna que nos potencia, refuerza y nos hace propia. No que el Mal nos toma y hace de nosotros marionetas… no. Sino que somos nosotros quienes optamos de hecho y nos integramos o a las Fuerzas Tenebrosas o a las Fuerzas de la Sabiduría de la Luz. Según la Demonología, una posesión posee características que no se cumplen en el caso de Karadima. La Posesión saca al Hombre de su condición humana, en muchos sentidos, incluso lo hace inconciente de sus actos. Los años de abusador de este señor, junto al contorsionado manejo de dineros, no cuadran sino con una ‘mala persona’, que podría ser comerciante o labrador… una mala persona. Ahora esta ‘persona mala’ predicaba a un Dios Bueno. He ahí la contradicción de la Sra. Ossandón, porque si este ‘hombre malo’ bendijo su matrimonio… entonces su matrimonio nunca fue bendecido por el Bien… ¡Menudo problema! Pero eso pasa porque para ella, como para Karadima, y para muchos, Dios está en la iglesia, y en la bendición del cura. Porque si tuviésemos como Dios al que Es Espíritu, y estuviéramos nosotros ante Él En Espíritu… nada tendríamos que discutir. Estas cosas se debaten cuando no se tiene al Tao que Es: del Tao del cual podemos hablar… no es el verdadero Tao.

      Ricardo Andreé
      Consagración y Sabiduría
      http://www.soyandariego.tk
      http://www.iching.cl

      Edición GF

      diciembre 20, 2010 at 8:40 pm

      • Estimado Ricardo, gracias por tu guía y tu disposición.

        Gonzalo

        gonzalo de Rancagua

        diciembre 24, 2010 at 8:35 pm

  4. Sí, al parecer desde el gobierno y hacia abajo, todos están más preocupados de proteger la tentada debilidad del criminal abusador y a nadie o a los menos parece interesarle las víctimas. Quizás por esa razón no ha sido mayor la cantidad de denuncias.
    Creo que las declaraciones de la ministra son bastante intencionadas, porque aunque se ha intentado bajar el perfil al descarado favorecimiento hacia Karadima por parte de la “justicia” chilena, los lamentables dichos han venido a levantar una especie de justificada protección y sospechoso alineamiento oficialista en torno al cura. Difícilmente podríamos creer que una ministra de Estado opine precisamente de lo que su cartera representa (infancia), en términos personales y en un medio de comunicación público.

    Angélica Aguirre Falcón

    diciembre 19, 2010 at 6:57 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: