El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

Sin Revolución Cultural…no es posible una Educación de Calidad

with 2 comments


Si entendemos por ‘Educación’ no solamente el sistema escolar y de enseñanza superior, sino que el Valor Esencial de ‘Ser Educados’: (‘Oportunidad de Saber’ y ‘Libertad para acceder al mayor porcentaje de Educación posible’; ‘Derecho a ser Informados y Formados’  y ‘democracia en la participación de la Educación’)

Este conjunto  de preceptos conllevan a una práctica revolucionaria: el Cambio de Mentalidad y la Transformación de la Educación… de ‘un bien económico’ a ‘Un Bien Común’. Es decir, la eliminación  de la lógica de mercado en  toda la aplicación de La Educación; y esto no solo se restringe a los marcos del Sistema Educativo, sino a La Educación como un Derecho y un Deber Común que requiere la participación de todos y cada uno de los ciudadanos de un país.

Es un error de parcialidad el hecho de apuntar a reformas en los modos y fondos de algunas materias del Sistema Educacional sin fijar el horizonte en La Educación como un Derecho Social de Bien Común. Y esto  sí requiere de un Cambio de mentalidad, porque COMPROMETE a cada miembro en edad de Discernir y tomar sus decisiones, de toda la Nación.

La Educación en el individuo está representada por  La Voluntad para estar informado. La necesidad no culmina su ciclo ni se extingue en su afán  si hay ignorancia: y la necesidad con ignorancia impulsará a depender de otros que sí poseen información. Y este ejercicio de ‘Dignidad Humana’ (la Voluntad de estar Informados) produce en el alma del sujeto  una variada gama de intereses  no siempre (y no tiene porque ser así) ligada mecánicamente a  la proyección laboral, sino que simplemente abre la curiosidad humana que en la historia ha producido grandes avances y descubrimientos. Hoy, el Hombre accede apenas a lo que le es útil para alcanzar un objetivo de sobre vivencia, y se encierra en un aspecto que le dé rédito y holgura en su burbuja; aquello que pulula en su entorno… sea en la ciencia, sea en lo social, sea en el mundo y su realidad, sea universal…no le importa, no es útil para su pequeñez, no sirve a su micro-vivencia. Y con tal esquema mental  pasa a depender en el 90 % de  las otras áreas de su existencia, y con tal miopía espera que la Escuela ‘Eduque‘  a su hijo, y que el Estado gobierne  sin que solicite más que un voto de vez en cuando, y que recojan la basura a su puerta y la luz llegue a su computador. Precisamente, el Cambio en la Educación parte cuando el Individuo DECIDE EDUCARSE: leer, escuchar, debatir, reflexionar, investigar, buscar y comparar…pero sobre todo ABRIR su MENTE a lo NUEVO y DIVERSO. 

Hoy, entre tanto escándalo financiero en el mundo, tenemos este caso de una multi- tienda que ha estafado y abusado de  al menos cuatrocientos mil personas (Caso La Polar). La gran mayoría de esa gente nunca supo lo que firmaba, jamás se esforzó por leer los contratos, no tuvo la iniciativa de buscar apoyo para comprender; en pleno escándalo aún la gran mayoría de esta gente sigue en la nebulosa y con actitud inerme en espera que el Estado intervenga para salvarlos.  La indiferencia a constituir los  organismos de defensa y control de sus propios derechos, la repulsa a toda asociación que obligue a compromisos y asumir roles de actores en los planos que  le involucran…es ya una demostración de flojera y oportunismo mental al extremo  cuya cuna se halla en la escaza Voluntad para Educarse.  Cuando las alarmas se colocan al rojo vivo por la carencia de lectores y lo mal que leemos, y lo poco que se esfuerza la gente joven por leer, no se está tirando voladores de luces, sino que se está advirtiendo que las próximas generaciones serán más ignorantes, individualistas , egoístas y mal informadas que las anteriores. El hábito de la lectura no culmina en la lectura, sino que despierta en la persona una autonomía en el saber que lo impulsa a la Creatividad y la Cultura. Es un detonante fundamental. Desde la lectura es fácil informarse sobre todo aquello que se presenta como tema de importancia; se adquiere lenguaje, amplitud de visión, facilidad de relacionarse, expresión multifacética;  y desde la facilidad de la lectura se amplía el poder de compresión. Nunca se ha tratado de ‘leer por leer’ sino que de fomentar una base de lectura desde edad temprana para promover seres  sensibles, amplios de mentes, y en capacidad de ser autónomos en sus Tomas de Decisiones. Y una Toma de Decisión, para ser ‘Buena’ debe estar apoyada en la  información.

La violencia es el producto de la impotencia personal, de la frustración familiar y social, que no ha encontrado salida, explicación,  y menos solución.  La violencia como ‘razón política’ está argumentada en sendos tratados de verdadero terrorismo ideológico.   Escritos adorados por segmentos extremos apuntan al violento y denigrante  aniquilamiento del enemigo, siempre en razón de ‘causas nobles’ y ’fines justos’.  Para el peón violento que no sabe, no quiere y no tiene capacidad de discernir, ni de  informarse,  o formarse y adquirir una postura crítica…estos faros intelectuales que justifican su rabia y  dan sentido a su furia personal les son suficientes para rápidamente enlistarse en las huestes del caos y del ‘orden’ de los cementerios.  Este es el ejemplo más patético de cómo unos seres oscuros con acceso a la Formación y la Información se hacen del poder mental de una masa que vive tiritando sobre sus sensaciones y frustraciones.  El modo de que nuestro jóvenes cavilen en torno a la violencia es justamente instándolos a que asuman sobre sí mismos La Educación no cuan sistema que hace parte de la opresión, sino que La Educación como un TODO que nace de la propia Voluntad por Educarse. Exigir SABER es la base para exigir Participar. Y cuando una masa de personas se dispone primero…saber, informarse… entonces sus exigencias se hacen simples, unánimes y muy complicadas de negar. Porque en la Información nace la natural necesidad de la Asociación, y sobre ambas se avecina segura y gradual la Revolución  Cultural. Ninguna revolución puede tener garantía de triunfo real y verdadero sin una extendida Revolución Cultural. No hay progreso sin una Revolución Cultural. Y una Revolución Cultural es la única que puede garantizar que nunca la violencia sea herramienta de los Cambios. La violencia es absolutamente reaccionaria, nunca es revolucionaria, siempre  ha sido instrumento para sepultar al Hombre bajo sistemas oscuros, carentes de Libertad y sanguinarios por antonomasia.

El primer acto revolucionario es aquel que tiene por intérprete al Hombre (Ser Humano)  que toma sobre sí la Decisión de EDUCARSE, y sin esperar a que otros le digan qué hacer se dispone a INFORMARSE, INDAGAR y Saber en forma sistemática y prioritaria. Hace de la Lectura un modo de Nutrición. Nunca se queda con una noticia, una versión o con informes genéricos…siempre busca más datos, escucha a más voces, conoce las amplias ideas…y luego decide, opta, elige. Ese es un revolucionario. Pero la riqueza del Hombre Nuevo es su capacidad de Asociarse en Diversidad. La asociatividad  de Hombres Libres provoca que la creatividad inunde una sociedad. La organización de la ignorancia es la que existe hoy: en donde unos pocos que saben lo pertinente comandan sobre muchos que no quieren informarse y viajan en la corriente que los barcos de sus jefes y gobernantes van dejando como estelas en el mar.

¿Qué entendemos por democracia? La Revolución Cultural entiende que la democracia es la participación del pueblo que gobierna para el pueblo. Y para que esto sea una realidad se requiere un pueblo democrático: y un pueblo no se hace democrático por que vota o posee una forma de aplicar el gobierno, sino que es y se hace democrático un pueblo que participa, y que se involucra bien informado, y ejerce la crítica bien fundamentada como herramienta de poda y descontaminación del árbol social y del Estado; y esta democracia se aplica a la Familia, en donde los padres deben ser los primeros Educadores de sus hijos; a las relaciones: en donde toda relación se basa sobre la Libertad de los individuos y nunca sobre la sujeción; en el trabajo, en el cual realmente se aplica el principio de la ‘realización humana y el progreso colectivo por sobre y en contra  del interés egoísta, el exceso, de la especulación, de la usura  y la desigualdad ’; en el Estado, que es (y debe ser)  un instrumento bajo fiscalización de organismos del pueblo y cuyos cargos son  revocables y no hay puestos vitalicios y nadie puede usufructuar del mismo ni combinar intereses propios  ni corporativos que afecten el interés común; particularmente en la Justicia, cuyos jueces son elegibles y revocables por organismos independientes  que responden a un poder del Estado en sus funciones, y en la aplicación de las penas se elimina el concepto de ‘Castigo’ y se instaura en coherencia la práctica de  la re-inserción, la reformación y la oportunidad que todo Ser Humano merece, y que los casos reiterados o graves (como el abuso de niños, y la violación) deben poseer tratamientos particulares muy específicos y seguros, incluyendo un sistema carcelario digno y que quiebre la cadena del delito. La Democracia exige una Constitución mirando al futuro, cuyos artículos integren los temas de hoy y establezcan las bases para los cambios necesarios mañana. Una Constitución ampliamente  discutida, Bien Informada y con una participación nuclear en los barrios y asociaciones de todo tipo en el país.

Es todo el sistema actual el que está obsoleto. Desde sus enunciados constitucionales, el código  penal y civil, el tipo de parlamento, los modos de la Justicia, cómo se hacen las leyes. La Educación: añeja, aburrida, inconsistente y mercantil. La Religión: una estructura medieval que no responde a la búsqueda y necesidad espiritual del Ser Humano, llena de corrupción, incoherencias y parafernalia en procesiones inservibles  y paganas o actos de culto que incentivan a la oveja y su mentalidad de ‘no saber’ y ‘obedecer al que sabe’. Democracia es que TODO Ser Humano tenga resguardados sus DERECHOS ESPIRITUALES y por ende las religiones gocen de la libertad que las libera de toda participación en la vida del Estado,  y que toda injerencia de una religión en la vida del Estado sea considerada una lesión al Estado de Derecho, como al contrario: donde el Estado no pueda intervenir sobre la práctica de Fe de sus ciudadanos mientras éstos (sus asociaciones)  no trasgredan el derecho de otros y el sentido de la democracia de sus miembros.

La Democracia requiere un pueblo educado, no un sistema educacional cuan espada que atraviesa el cuerpo social, sino como Nutrición múltiple y amplia que se reproduce en toda la vida del sujeto. Y bajo este concepto el Sistema Educacional debe ser un reflejo  orgánico de una sociedad libre que ha optado por educarse y fomentar sus propios criterios y tomar sus decisiones con responsabilidad y conocimiento. Y esta proyección, de cómo entendemos el cambio, se refleja en las formas en que hoy luchamos para producir esta reforma sustancial: cuando un grupo de jóvenes realiza un acto de arte en la calle, o usa la sátira para protestar, o llaman al profesorado a que les haga clases en la plaza, o abren debates en comisiones entre los jóvenes e integran a profesores y padres, o marchan compactos y sin violencia por las calles, y paralizan el sistema para que todo nos enteremos y el país despierte sobre un aspecto que a todos concierne…está  dando un gran mensaje de Cambio responsable, que integra y no disipa, y que obliga a pensar, informarse, comparar y decidir; sin duda que tal modo de poner un gran tema culminará con involucrar al alma del país. Pero cuando en base a lo mal que estamos destrozamos el mobiliario escolar, ensuciamos y afeamos los ya viejos edificios, y los jóvenes se aíslan del resto de la sociedad, y la violencia de lenguaje y de actos es la forma predominante…nada se está proponiendo, y tales manifestaciones belicistas  hacen el juego a los retrógrados que se oponen a los Cambios: porque los piedrazos de monada básica justifican el status imperante. La violencia es profundamente retrógrada.

Nunca como antes, y nunca como en este teatro de cosas,  es que la Forma de revolucionar lo corroído y desgastado habla de por sí, y establece desde ya toda una postura estratégica ante el tema:  la forma violenta es hija de la misma podredumbre que se quiere eliminar, es su efecto latente y manifiesto, es la ‘otra violencia’ que se opone a la violencia de las ataduras que nos aniquilan como Nación democrática; y el Movimiento Creativo en torno a un cambio que es urgente, realizado con y por medios pacíficos, incisivos, permanentes… que vaya creando conciencia en el pueblo… en modo que la Educación sea un Camino de Todos, para Todos, y sea por fin una Educación  con Personas de Calidad… es una vía que requiere inteligencia, diplomacia, acuerdos y alianzas que solamente se pueden llevar a cabo con ideas claras y bien sustentadas. Es la senda difícil, pero es el árbol que dará los frutos que perdurarán en el tiempo

 La Calidad pasa por nosotros, las personas,  no por la Educación. La Educación es un Medio: nosotros somos quienes hoy estamos por debajo de la Educación. Somos nosotros quienes debemos asumir nuestra Calidad. Nuestra Calidad hará de la Educación aquello que nos representa como Nación. No es la Educación la que engrandece al Hombre: es la Calidad del Ser Humano el elemento vital que engrandece la Educación de un pueblo.

Anuncios

Written by Edición GF

junio 28, 2011 a 3:59 pm

Publicado en Uncategorized

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. A propósito de este tremendo análisis, resulta que en nuestra labor de misionar lo que Cristo nos insta a proponer a las personas es precisamente un Compromiso, con Él cuan Dios Vivo, que tiene un Plan el cual nos invita a conocer y participar en él. Sin embargo, en la mayoría de los casos las personas reciben el testimonio y aceptan teóricamente la propuesta, pero cuando llega la hora de comprometerse y optar las personas dudan y rechazan. Creemos que esta columna apunta al problema en la incapacidad de comprometerse y asumir; porque al igual como ocurre en los aspectos que aquí se mencionan, es más cómodo para la mayoría esperar que otros hagan, decidan, dirijan; y una vez que se pone en marcha la solución, entonces se acoplan; prefieren la costumbre en lugar de la innovación, prefieren la comodidad en lugar del riesgo.
    Pero Cristo nos insta a preparar y prepararnos para Su Segunda Gran Venida, a estar con Él trabajando en los cambios, ya que todo lo que hoy es real será transformado. Ese Nuevo Tiempo llamado Milenio de Paz será más fácil de asumir para quienes estén más preparados y sin duda que esos serán los que muestran ahora la interior voluntad de cambiar, asumir, proponer, aportar. Lo que deba suceder dentro de los pasos del Gran Plan, ocurrirá aún si la mayoría de los Hombres siguen dormidos en su miopía, pero es distinto, muy diferente participar de algo que será portentoso y revolucionario, a observar desde afuera lo que inevitablemente ocurrirá.
    Esto que vemos en los actuales movimientos estudiantiles y sus efectos nos hace reflexionar en qué tan preparados estamos para lo que se avisa desde hace más de 2000 años, la Revolución Espiritual que significará la Segunda Gran Venida de Cristo.
    Hna. Angélica
    Sacerdote misionera.

    misionerosarica

    julio 4, 2011 at 10:18 pm

  2. maestro estoy completamente de acuerdo con usted y me encantaria conocerlo, un abrazo su hermano en el espiritu daniel farias,

    Daniel Farias Tenor

    julio 21, 2011 at 10:02 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: