El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

La UTOPIA que nos salvará…

with one comment


Las  tropas rebeldes  somalíes se desplazan fuera de Mogadiscio, permitiendo que parte de la ayuda en alimentos para una población en hambruna extrema pueda llegar a gotas hasta una masa de infantes irremediablemente desnutridos. Y en Londres y otras ciudades de Inglaterra los barrios muestran cicatrices de noches furibundas detonadas por la muerte de un joven, pero que en realidad  es un estallido acumulado en años de getthos y discriminación que también caracteriza barriadas completas en Francia y otros países de Europa; esto quiere decir que las explosiones de Inglaterra pueden irradiarse a otros países vecinos…no sería extraño.  Pero tanto Europa, como los Estados Unidos, viven otra gran preocupación: las caídas de los valores bursátiles.  La crisis financiera y económica nunca se ha retirado, y cada año avanza como una sombra sobre todo el sistema de mercado erradicado en el corazón europeo y norte americano. Nadie, ni los más animosos expertos, prevé una salida favorable a este estado de cosas; todos, aún con matices, auguran un abismo aún más hondo y definitivo. Sin embargo, ya sin la categoría Vip de las Tres A que lucía la economía de los EEUU, igualmente los millones de dólares que cuesta la estadía de las tropas de la Otan y especialmente de norte América en Afganistán siguen siendo gastados en sendas operaciones de tropas,  que dejan hoy en el suelo a 30 soldados  ‘Deltas’, 22 de los cuales fueron quienes mataron a Osama bin Laden; un duro golpe para la casi olvidada alegría de poco tiempo atrás, cuando la muerte del líder de Al-Qaeda  fue justificación de sobra para permanecer en un país tan lejano… como ‘incomprendido’ por  quienes lo han invadido. Como ‘extraña’ aparece la situación de Siria, para no hablar de Libia: y es que en estas dos realidades ha habido una desinformación o una manipulación de la información digna de ser colocada en el currículo de estudios de periodismo bajo la clase de ‘periodismo fanfarrón’.  Los hechos objetivos no cuadran con el tipo de noticias que la masa recibe. La verdad es que en estos dos países se ha fomentado una guerra civil, con armas, violencia y acuerdos tribales de repartición del poder y de las riquezas.  Son países muy lejanos a los modelos occidentales, y en donde el equilibrio entre Tribus marca el tono de los acuerdos políticos. Tanto en Siria como en Libia hay en curso sendas rebeliones  armada contestada por los gobiernos centrales con la fuerza de sus fuerzas armadas leales. Una guerra civil, aunque disfrazada de ‘protesta civil’, requiere de poderes contundentes moviéndose detrás de las barricadas. Nunca es espontánea.  Ni Siria ni Libia han sido países con sistemas democráticos, nunca, y no que dichos gobiernos ‘ahora’ se han convertido en tiránicos: siempre han sido lo que son, y siempre Occidente negoció y ganó mucho dinero con este tipo de régimen. El cinismo es generalizado.

Las protestas de estudiantes y profesores por un cambio sustancial en el modelo de educación, en Chile, sigue su marcha, y va sumando adeptos. El ‘jueves negro’  (el 4  de agosto)… una jornada de violencia,  que hizo descender a este país al foso en el cual estuvo y en cuyas fauces jamás nunca debió volver a caer… podría repetirse;  y no es improbable que este conflicto lleve la confrontación social a un nivel que este país ya vivió en décadas del pasado, con consecuencias que nadie quisiera ver o vivir nuevamente, pero que pocos impiden o trabajan para evitar. Estamos prisioneros de nuestra propia estupidez.  Claro que la propuesta de Plebiscito Vinculante, hoy descartada por el gobierno, irá tomando cuerpo con el suceder de los hechos, hasta llegar a esas reformas constitucionales necesarias que no remediarán del todo la crisis que vive este país, y se llegará – tarde o temprano- (y ojalá  sea temprano, porque tarde podría ser  ya demasiado noche) a la verdadera solución inicial de la problemática: un cambio Constitucional que abra debates y propuestas a todo nivel, democratizando una sociedad aún impregnada de viejos fantasmas y costumbres violentas que han salido de sus escondrijos mentales en estos días por medio de las declaraciones de connotados políticos nacionales y estridentes dirigentes colegiados.

En España avanzan los preparativos para recibir al Papa con motivo del encuentro internacional de la juventud: una mega reunión de masas que no costará poco, y que significa al gobierno español desembolsar algunos miles de Euros que bien servirían a otros rubros, dado el marco tan delicado de la situación económica española, a punto de caer en el hoyo de los que deberán ser ‘rescatados’…o morir en el intento. La misma situación que vive Italia. En este contexto el Movimiento 15-M (Indignados)  prepara marchas y actos masivos en los mismos lugares de reunión de los jovencitos católicos venidos de muchos países. Dicen los Indignados que este evento alegórico del catolicismo  es una bofetada a la realidad económica de España y de Europa, y de paso se preparan para desquitarse con una institución que desde (por) muchos siglos sepultó a España en la mojigatería y la represión ‘moral’ del castizo y el pechoño que ya no quieren ser ni desean seguir siendo como sociedad.

La realidad mundial que hoy podemos constatar no se muestra solamente por  sus eventos descollantes sino, y sobre todo,  por (en) su realidad micro, cotidiana: esa que llena estadísticas como la cantidad de juventud alcoholizada,o  el porcentaje de enfrentamientos entre policías y jóvenes, o entre pandillas, los fines de semana…o la violencia de género que nunca ha disminuido… o las discriminaciones silenciosas y escandalosas a reales minorías como los indígenas, los emigrantes… o la persistencia de la guerrilla en Colombia y decenas de secuestrados pudriéndose en las junglas a pocos kilómetros de las ciudades… o el reinado de la droga y su alianza con el poder  en Méjico, en donde los carteles de narcos son alimentados con armas norte americanas vendidas legalmente…En fin, la lista es larga y lamentable. Ahora, sí esta constatación la hiciéramos en base a un Oráculo, a una centuria de años atrás, seguramente acordaríamos que de verificarse este cuadro decadente y caótico estaríamos sin duda alguna en la peor de las eras de la humanidad, o al punto del colapso…o avisando que este mundo está por explotar. Pero al mencionarlo desde el vientre del tiempo, en las entrañas de los acontecimientos, aquí y ahora, no parece tan grave: respiramos, comemos y podemos mantener nuestras esperanzas personales, y refugiarnos en las religiones y producir actos de parafernalia en Madrid… y todo sigue su marcha. Como aquellos que sortearon las bombas en Europa durante las dos guerras mundiales; o los japoneses que no vivían en Hiroshima o Nagasaki el 8 de Agosto en que las bombas atómicas de norte América acabaron con la guerra, pero iniciaron algo peor que eso…Sí, siempre se puede sobre vivir y creer que ‘nada ha pasado’,  y dolerse por los acontecimientos sola y exclusivamente cuando nos tocan en lo individual o en nuestros pequeños intereses. Pero lo cierto es que la humanidad hace su historia por estos grandes hechos y por la calidad de los hechos  cotidianos que van marcando las tendencias y acumulando efectos en el tiempo. Y esto nos coloca ante dos miradas y dos posturas: o somos parte de los ínfimos seres que analizamos la realidad por la rendija de una ventana muy personal y todo lo rehacemos a lo muy  propio,  y al ego…O somos visionarios que aún en el seno del Tiempo de Cambios podemos darnos cuenta y asumir que tanto los eventos globales como los hechos particulares y limitados en puntos dispersos del planeta conforman una sola información, y denuncian un comportamiento unánime del Hombre, y marcan tendencias igualmente peligrosas por doquier. Una vía intermedia es imposible: o somos partícipes activos, o somos partícipes oportunistas.

¿Hacia dónde mirar para hallar salidas posibles?

Ya es tarde para cambiar el rumbo de una carrera que ya tiene velocidad peligrosa e imparable. Hay dos aspectos que están en nuestras manos: nuestra espiritualidad y Relación Espiritual con Dios (sin sombra de pastores y corporaciones del Mundo)… y un Movimiento por la Paz, de Paz, y fomentador de Paz en el Mundo. Todos los cambios son posibles teniendo como herramienta insustituible a La Paz, sea como método, sea como principio y fundamento de acción y de pensamiento.  Hoy, en medio de la locura y el desquicio de la violencia (y no solamente la riña pública y el destrozo, sino la violencia que significa, por ejemplo,  quedar una vida endeudado con los Bancos luego de estudiar para lograr un título…y verificar que el trabajo es escaso y mal pagado) es menester, urgente y necesario, asumir La Paz como único elemento base para confeccionar las nuevas ideas de sociedad, de ciudad, de país, de relaciones internacionales, de educación, de aceptación democrática y ejercicio de la política. No solo  la paz de la no-violencia o la no-guerra, o la paz armada de los Tratados de no-agresión, no una tregua entre guerras…no. Hablemos de La Paz que nos lleve a desarmar ejércitos, a desechar las armas, a eliminar las fronteras, a desmantelar el perverso mercado y termine de una vez para siempre con las diferencias de razas. Un Mundo en Paz conformando un único gran país. Podríamos comenzar por una sola y única América Latina: sin fronteras y produciendo abundancia para todos sus hijos e hijas.

Es la UTOPIA más descabellada que hoy el Hombre puede plantearse. Semejante a otras que en medio de status coloniales se atrevieron a pensar sus naciones libres y sin resguardos extranjeros. Iguales a esas que imaginaron al Hombre pisando la luna y sondeando los espacios. Utopías que pusieron a Galileo en la cárcel de la Inquisición, y llevaron lejos a los navegantes antiguos mucho antes de Colón y los corsarios ingleses. Siempre lo mejor del Ser Humano nace y se manifiesta en medio de la oscuridad y tiempos  revueltos: y son las Utopías aquellas que alumbran la esperanza y dan las señales de victoria del  Hombre por sobre su propio destino. Los dioses favorecen a los Hombres que luchan por las Utopías de Luz cuando las tinieblas cubren a la humanidad. Y el Creador es un Dios de Paz, y todo divinidad venida entre los Hombres lo ha sido: Krisna, el Buda y el más portentoso de todos…el Cristo Dios.

La Paz es una Espada Espiritual que divide al Hombre de este Mundo: la Utopía de la Paz derrota  a los viejos e irremediables Cainitas,  y coloca al nuevo  Abel en condiciones de construir el futuro. Hoy es el inicio del porvenir. La Paz debe ser la sustancia de todo cuanto hagamos, pensemos y alcemos en construcción social y concreta. Hasta en el comer y en procrear, en el crecer y morir…debemos ser movidos e inspirados por La Paz. La Paz no es un estado entre dos guerras, sino la ausencia absoluta de toda guerra, de toda confrontación, sumisión, posesión e injusticia.

La Paz es el único modelo con Contenidos de Futuro que nos llevará a superar este trance de decadencia y violencia…Y solamente La Paz nos hará Hombres Nuevos construyendo un Mundo distinto y pleno. No debemos esperar a que el Milenio de Paz venga a nosotros….Nosotros DEBEMOS ser La PazHombres de Paz que reciban el Milenio que construiremos junto a la Gracia de los Elohim. Esta UTOPIA contiene la semilla de nuestra salvación y elevación como Humanidad.

Anuncios

Written by Edición GF

agosto 9, 2011 a 4:43 pm

Publicado en Uncategorized

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. La UTOPÍA que usted expone probablemente será calificada como una “locura” por una mayoría encarcelada en una esperanza con ecos de catedral… de que algún día todo cambiará, y que finalmente al morir igualmente todos nos iremos al cielo, sin importar cuántas bombas hayamos lanzado, o cuánto dinero hayamos acariciado… Esto último es una forma de pensar o de ver las cosas de acuerdo a una realidad muy “standard”, es decir: lo que todos piensan o creen, lo que siempre ha sido, lo que debe ser una costumbre y un sobrevivir, lo que la moda dicta, lo que la mayoría ha aceptado… hacia donde el control y el poder de los ‘salvadores’ de este mundo nos arrastra. Este Pensamiento de Mayorías es lo que lleva al Hombre a creer que aquí no está pasando nada, cuando en realidad el Mundo se está cayendo a pedazos. Es por eso que esta Utopía, que es de un Pensamiento de Minorías, es una apuesta excepcional, pues nace de una mirada y vivencia interior en sintonía con Lo Superior, por lo tanto, Verdadera y absolutamente posible. Claro, porque vivir a Dios en el corazón es, hoy en día, una cuestión de “locos”.
    ¡Que la Paz sea un estado natural en nosotros, ahora, para irradiarlo a todos quienes quieran vivir su Fe en lo tangible de los Nuevos Tiempos del Reino de los Cielos, de modo que esta Paz, y no otra, sea un modo de vivir de Mayorías, un standard… y venga pronto un nuevo Pensamiento de Minoría… cuan Ley de Movimiento constante!

    Carlos Alvarado
    Sacerdote de Cristo

    Carlos Alvarado C., Sacerdote de Cristo

    agosto 9, 2011 at 9:10 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: