El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

2012: cuando sobrevino el después

with one comment


Y cada uno recogerá lo que ha sembrado-

Un temblor en Turquía, otro de magnitud importante en Chile, y antes en México… y seguirán sucediendo sin necesidad de profecías ni avisos, habiéndose ya instalado el tiempo de los Hechos que tanto se anunciaran en años pasados sobre la característica de este año 2012. No es el momento de sobresaltos ni de sorpresas, es  hora de asumir y medir cuan preparados estamos. Y lo dijimos…porque levantar la voz y los avisos hoy es como pretender ser ‘un viejo agorero’’ a última hora… que la preparación era espiritual, de desapego, de resolución práctica (asegurar agua, elementos de energía de emergencia, alimentos, lugares de retiro, abandono de las grandes urbes,  etc.) Pero por años hemos instado a elevar la mirada a lo Macro, a lo global y colectivo, adquiriendo una visión del mundo que contuviera responsabilidad, planificación y esencialmente ‘estado espiritual’. Y no que hoy, a fines de marzo de este 2012, sea ‘demasiado tarde’ como para tomar conciencia de la convulsionada época actual, sino que la profundidad de los efectos que vivimos no logran compenetrase en un mes o con un par de terremotos o en la comprobación de los hechos cósmicos que están por venir… El proceso de aceptación del cambio y su raíz requirió tiempo, pero sobre todo de una Fe puesta en movimiento. Y ahora, con los eventos ya desplegándose, podemos tomar conciencia, quizás, pero nunca llegaremos a la hondura de la profunda Causa generativa que  provoca  estas manifestaciones.

Aquello que está por descender del Cosmos, ligado y precedido por el Sol y sus cambios… también tema que tocamos con tiempo de antelación, no sé si con los resultados que uno espera, ante la gravedad de lo que se preveía… superará cualquier efecto de inundaciones (que son muchas) de temblores (que son una cadena que no se ha cortado de hace ya un par de años); de inusitada violencia entre Los Hombres, de amenazas nucleares, incendios forestales de envergadura, ola de accidentes  que parecen movidos por una sola mano poderosa, sequía, hambruna y contaminación masiva de las fuentes de agua y su correspondiente escases… y la crisis del mercado. Nada de esto en su conjunto podrá compararse a los mensajeros de fuego que están viniendo sobre nosotros. Pero tampoco nada cambiará en la gente, y cuando suceda…será tarde. Así está siendo hoy, así continuará, y de esta manera cada uno enfrentará su destino. Eso de que un profeta o un pastor o un Papa o un mesías varón…reencarnación de no sé qué sospechosa divinidad… podría salvar a la humanidad, o que resguardándose en los aleros de una sólida institución religiosa o una cerrada comunidad esotérica, o aferrándose a tal o cual libro sagrado, el Hombre, Los Hombres, serían salvos, y la humanidad seguiría su ‘felicidad de siempre’… es una falacia, una ilusión, una quimera pueril,  y una fanfarronería de la mala fantasía.

Es cierto, el buen Oráculo de Sabiduría puede orientarnos, avisarnos, enseñarnos, inducirnos, señalarnos la vía… pero la Sabiduría para aplicar sus guías y visiones macro, la obediencia flexible y la aplicación concreta, todo eso depende de nosotros, de nuestra capacidad para poner por obra aquello que el Cielo nos entrega por intermedio de sus Santos y Sabios. También aquí, y esencialmente en esto, es el Hombre quién se prueba en su administración de Vida. Por otro lado, la fe de los que creen ha sido y es ‘relativa’, ‘subjetiva’ y ambivalente, ambigua, inestable y de dudosa calidad. También la fe del creyente (del que ‘cree’) ha pasado a engrosar las filas del mercantilismo y del clientelismo mental, concreto y anímico. Todo es una negociación con el fin de obtener algo de aquello que se anhela y desea. Y de este modo abrimos el Sabio Oráculo esperando el resultado que los ánimos requieren para su nimia nutrición. Así manejamos a Dios, y armamos religiones políticas y hacemos política como religión. Así, cuando hablo del ‘Cristo que conozco’, y que no es el de la cruz, no pocos fruncen el seño y desconfían por mi eventual tendencia ‘cristiana’ que supuestamente no cuadra con mi práctica en base al Sabio Oráculo del I Ching. Y los ‘cristianos’ recelan casi con rabia de uno que ‘junta al Jesús judío  con los maestros chinos’. Porque conservamos miradas pequeñas y demasiado mundanas de Lo Espiritual, y hemos extraviado el contacto real y macro con la Vida que verdaderamente existe por sobre y paralelamente a este ‘sueño’ o ‘mal sueño’ que concebimos como la ‘realidad que cuenta’… y que se está despedazando ante nuestros ojos aún si no queramos entenderlo, aceptarlo o asumirlo. Pero la existencia de Dios es Objetiva, es una Ley que no requiere de la aceptación del Hombre. Y La Sabiduría es la senda para llegar a ese Dios de Vida y saber ascender de Lo Humano a lo Espiritual y divino.

Pero ya no es el tiempo para explicaciones, ni diatribas, ni dirimir asuntos doctrinarios: ha llegado la hora para exponer, declarar y vestirse con la sinceridad de la propia Fe y ser coherentes y leales a (con) las convicciones que he (y hemos)  expuesto por años, más de veinte, sin temor a los efectos, sino que Por Justo Temor a los Grandes Efectos de los acontecimientos en desarrollo.

 Es mi propósito y decisión seguir enseñando I Ching, así como declarar al Cristo Dios que la Sabiduría me ha enseñado. Y uniré esta realidad vívida en mi Fe en cada exposición, conferencia, taller y curso que entregue… Sin ocultar, sin omitir, sin sesgar ni separar. Pero insistiré, instaré y exhortaré a que la Persona se Consagre en un Compromiso Personal con su Espiritualidad, y sea un Ser de Meditación, de Oración y de Sabiduría… es decir, que abandone la floja, ociosa y oportunista manera mundana y ego-centrista de entender y relacionarse con el Dios de La Vida. Qué ya cesen de inquirir por el maestro y escrutar la vena de la filosofía, y que ya den por culminado el pretexto de la ‘búsqueda’,  y que cada Persona sensible asuma la Propia Calidad de Persona Espiritual antes que Carnal, poseedora de Un Espíritu que es Dios viviendo en la Conciencia.

¿Qué más hacer? Al final, cada uno de nosotros somos y seremos medidos por nuestra obra de coherencia, y no por intenciones o necesidades. Pero lo que condiciona hoy nuestro Ser y Hacer es este tiempo de turbulencia que veloz va hacia la Tribulación… que entró y COMENZÓ un año 2012: cuando pocos creían  que sucedería aquello…que sucedió después…

Anuncios

Written by Edición GF

marzo 26, 2012 a 2:33 pm

Publicado en Uncategorized

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. mi testimonio me dice que, es necesario ser un cristiano ante DIOS,ante CRISTO, si somos cristianos ante los hermanos antes de serlo ante DIOS,torceremos el orden de las cosas y no iremos muy lejos en nuestra vida cristiana; pero es preciso primeramente quitar las escorias,y, cuando DIOS haya purificado vuestro corazón , trabajo que puede demandar mucho tiempo-entonces veremos mejor.¡COMO SE SIENTE LA NECESIDAD DE NO PERDER DE VISTA EL SENTIDO DE LA VIDA CRISTIANA! La vida con CRISTO.

    OLGA

    marzo 27, 2012 at 1:42 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: