El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

Daniel Zamudio se Hizo A Sí Mismo

with 3 comments


‘Hacerse a Sí Mismo’ posee, en el idioma de La Sabiduría, la connotación de: ‘asumirse’, ‘ir en pos de aquello que Uno Es’, ‘aceptar y vivir la propia Índole’. Y esto implica: ‘no temer a los efectos que esta opción de Verdad Interior pueda tener en los demás’. Es el acto de mayor valentía que pueda interpretar un Ser Humano en medio de un Mundo que se empeña en modelar a seres cómodos a sus necesidades y apariencias.

Cristo, el Dios encarnado en Jesús, habla cuan divinidad que Es, y su lenguaje es De Sabiduría…no de sabios de este Mundo…sino que Sabiduría divina, la misma que usan los Santos y Sabios y los buenos maestros espirituales.

Los Eunucos, en el tiempo del Cristo en Jesús, eran aquellos esclavos que siendo castrados servían también de instrumentos sexuales de sus patrones. Era una práctica corriente, aceptada y considerada ‘normal’; como lo era el amancebamiento con niños y jóvenes, o las relaciones homosexuales. Un ‘noble’ que solamente gustara de su mujer era considerado ‘raro’. Es en este clima que Jesús, el Cristo, define su postura, y la Ley de Dios que él representaba, ante los judíos: estremece con su exigencia de matrimonio entre varón y mujer sin la injusticia del divorcio que predominaba entonces, en el cual el hombre podía adulterar libremente pero la mujer era condenada aún por sospecha de engaño. Y plantea, en el mismo contexto el ‘escándalo’ del abuso a niños, condenando esta abominable práctica como si el mal a los infantes a Él se lo hicieran, y eso tendría un pago, una consecuencia de condenación.  Y es este temario coloquial donde aparece esta afirmación: ‘no todos entienden este lenguaje, sino a aquellos que se le ha concedido: hay Eunucos que nacieron tales desde el seno materno; y los hay que son hechos por los hombres; y hay Eunucos que se Hacen A Sí Mismos para Gracia de Dios…Quién pueda entender que comprenda ( Mateo 19)

Los intelectuales eclesiásticos luego dieron su interpretación: que el Cristo Sabio hablaba de la ‘continencia sexual’.  Pero para nadie, que tenga inteligencia y sea honesto, es un misterio que el Dios Encarnado plantea el tema de la condición homosexual, y de ahí entonces la figura del Eunuco, y todo aquello que representaba en concreto en su tiempo. No trata sobre ‘práctica homosexual’, la que era común en esa época, y siempre lo ha sido en forma oculta, y ahora lo es nuevamente de manera abierta. Sino que enfrenta el tema de fondo: hay homosexuales que nacen así del seno materno, y los hay que son hechos por los hombres (abusos, violaciones, prostitución infantil, esclavos sexuales, etc.) y hay homosexuales que ‘SE HACEN A SÍ MISMO…para Gracia de Dios’. Es decir: se ‘asumen’, pero no para los Hombres o la práctica homosexual, sino que se aceptan y asumen para entregarse a la Gracia de Dios.

Hay quienes nacen así desde el seno materno: como el joven Zamudio… aplastado, masacrado y martirizado por la acción de unos parias que creían hacer lo mejor, según muchos discursos de autoridades morales indiscutibles en esta sociedad. Porque cuando ciertos pastores evangélicos escriben y gritan en contra de la homosexualidad con epítetos de depravación, de inmoralidad  promovida por los infiernos, y encajonan a todo ser humano  nacido diverso en un armario del cual jamás debieran salir…están dando argumentación a unos cuantos locos y fanáticos para que sientan que es justo y bueno masacrar a otro ser humano que pareciera ascender de los abismos. Y si la iglesia católica sigue escondiendo a los 20 mil curas pedófilos, abusadores y degenerados que se denunciaron en México, con motivo de la inútil ‘gira’ publicitaria del Papa (que se entiende solamente si se considera la necesidad interna del vaticano, estremecida por serias contradicciones entre sus cardenales) y nunca ha enfrentado este ‘escándalo’ desde la raíz Moral, Doctrinaria y asumiendo los Evangelios cuan Ley a la que ellos debieran estar apegados más que ningún otro…supuestamente… Entonces, ante tanta incoherencia y degradación moral, y ante tanta manifestación de apostasía, resulta confuso, y hasta delicado, abordar el tema de la homosexualidad en forma seria, profunda y sin apasionamientos sectarios…manteniendo y reafirmando nuestra calidad de ‘Personas de Fe’.

El ‘tercer sexo’ existe. Lo afirma el Cristo que es Ley de Dios. ‘Nacen así del vientre materno’. Y así lo demuestra la ciencia hoy a través del estudio del ADN. Y es comprobación de sentido común: quienes nacen tales desde el seno materno no sufren intervenciones de terceros, ni nadie les induce…viene con ellos. Y lo que ninguna Ley de Hombre ni Constitución ha aceptado es que el ‘tercer género’ es ley natural, y si lo es debe ser ‘realidad integrada’. Es un error plantear el tema por el lado de las ‘opciones sexuales’ o ‘la práctica homosexual’. Y es una aberración jurídica esbozar la opción sexual como ‘minoría en una nación’. Planteos así lo único que provocan es la saturación, la exacerbación y la confusión de un asunto que debe enfrentarse con serenidad y objetividad. Sobre esta falsa base los gobiernos dan migajas legales, como el matrimonio gay, que son celebradas cuan logros del ‘movimiento alternativo…’ Pero  la realidad más esencial no es tocada: el reconocimiento del Tercer Género por Nacimiento.

Las ‘prácticas…’ y ‘las opciones sexuales’ no son temas de Derecho y se circunscriben a la responsabilidad personal del individuo. La ‘práctica homosexual’ no es exclusiva de quienes son o nacen bajo tal condición: son y han sido desde siempre maneras que involucran  mayoritariamente a varones y mujeres que no han nacido homosexuales, ni se declaran tal. Y está demostrado que la perversión, el abuso, las violaciones e incluso los asesinatos de género NO tienen como base y causa la homosexualidad.

Como hombre de fe  no acepto, y tengo aversión serena pero definitiva sobre las prácticas homosexuales, pero nadie, nunca, escuchará de mí una condena a los homosexuales, mujeres o varones, y con mayor razón si han nacido así desde el seno de la madre. Quienes nacen bajo el Tercer Género deben tener reconocimiento legal, y desde esta base deben ser integrados en su realidad y diversidad. La promiscuidad, la prostitución en varias formas que tipifica y caricaturiza al homosexual tiene mucha relación con la opresión, con la represión, la lucha por su propia aceptación y la rebelión que mira a ‘auto-afirmarse’ en su realidad. Y nadie con dos dedos de frente podría aseverar que la promiscuidad, la prostitución y otros males humanos son un asunto de esta época…o culpa de los homosexuales… Miremos al tiempo de Jesús: aquello que hoy es un tabú hipócrita y masivo, en esos tiempos era la costumbre y la norma.

El joven muerto en un parque en Santiago por acto de odio de un grupo que se dice ‘neo-nazi’,  pero que en realidad son imitadores pobres y miserables de la propia bajeza y bazofia interior que les vive…debe llamarnos a una profunda reflexión, y es hora de llegar al piso real de este asunto, incluso con ayuda y opinión de la ciencia: se nace como parte de un Género que no es solamente varón y no exclusivamente mujer. No es asunto de ‘minoría’… es una cuestión de Sentido de Realidad.

‘Hacerse a Sí Mismo para Gracia de Dios’ es la salida, la propuesta y la respuesta para quién, habiendo nacido, o siendo víctima inocente del abuso de  los hombres, poseen fe en Dios y quieren asumirse a Sí Mismos sin alejarse de su Fe… primero: asuma su situación y no tema; y, por ende,  coloque su fe en Dios con la confianza de que Dios le ama así como es; y enseguida, entonces, no siendo ni varón ni mujer, entregue su existencia  ‘Para Gracia de Dios’ y dediquese a la vida de Consagración, renunciando al matrimonio y a sostener relaciones sexuales. ‘Quién pueda con esto…’ dice Jesús, el Verbo de Dios Padre… Pero no todos pueden; pero sí hay una vía santa para quienes en la fe quieren enfrentar aquello que son no por voluntad propia sino por condición de nacimiento. Y debe haberla también para quienes siendo homosexuales y no pudiendo con la propuesta de Dios quieran vivir una existencia normal, aceptada y sin escándalos. Porque  el porcentaje de quienes ‘escandalizan’ en su ‘locura’ son una minoría de bulla, pero hay una mayoría silenciosa que sufre su condición incluso en la fe en Dios…sin hallar respuestas.

 No podemos ser tan ligeros como para buscar impugnaciones según aquello que nos muestran los Medios de Comunicación, ni se puede legislar pensando en las próximas elecciones o en quedar bien con ‘las minorías’. Menos puede la religión tapar sus propias incoherencias usando como chivo expiatorio la condición de género de quienes son ya discriminados y asesinados. Es hora de la reflexión, de la seriedad y de ‘Hacernos a Si Mismo…’ a la verdad y realidad que quema nuestros ojos.

Anuncios

Written by Edición GF

marzo 28, 2012 a 1:20 pm

Publicado en Uncategorized

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. En pocas palabras lo mas cierto…..

    Claudio Muñoz-Lizama

    marzo 28, 2012 at 2:42 pm

  2. He leído completamente su articulo y me parece sumamente interesante.

    Aunque en algunos puntos me sentí confundida respecto a si usted acepta o no la homosexualidad…

    De cualquier forma, estoy de acuerdo en varios puntos. La homosexualidad ha estado presente en todos los tiempos y en diferentes culturas se ha vivido de forma diversa. Pensemos por ejemplo, en los griegos que adoraban al hombre y su cuerpo, la mujer era vista prácticamente como un recipiente para poder procrear y socialmente no tenían ningún derecho. El matrimonio con el hombre no se basaba en amor, sino en que este varón se aseguraba que esa mujer le daría hijos engendrados por el exclusivamente.
    Y así fue el matrimonio por muchos años en la antigüedad, desde que el ser humano se hizo sedentario y se dió cuenta que sus posesiones debía heredarlas a su descendencia.
    Digamos entonces que la idea del matrimonio heterosexual, en un principio, fue con fines más bien prácticos para las civilizaciones que se estaban construyendo. Sin ir muy lejos, mis bisabuelos se casaron por acuerdo de sus padres, nunca hubo amor, pero si respeto. Muy diferente a lo que es hoy en día donde cada quien tenemos el privilegio de elegir a nuestro compañero (a) de vida.
    Mi punto con esto, es explicar el por que hoy en día vemos la heterosexualidad como lo normal y sano.

    Sin embargo hay diversas razones por las cuales una persona puede preferir mantener una relación afectiva con alguien del mismo sexo. Las razones pueden ser muchas, no necesariamente un evento traumatico ni un factor biológico; el gusto o la preferencia en el ser humano es siempre diverso y los motivos que tenemos para hacer nuestras elecciones son personales, y pueden ser más o menos evidentes.

    No me parece asertivo hablar de “tercer género” para referirnos a personas homosexuales porque al hablar de género hablamos del espectro de normas y cualidades que cumplen hombres y mujeres según cada cultura. Ese termino podría aplicarse más bien a personas transgero o transexuales. Pero el ser homosexual no implica que una persona cumpla un rol de genero diferente al propio.

    La sexualidad humana siempre ha sido y siempre será diversa, va más allá de procrear, tiene mucho mas que ver con lo afectivo y lo emocional. Por esto es totalmente respetable que hayan personas que deseen hacer su vida en compañia de una pareja del mismo sexo. Como sociedad no nos corresponde juzgar ni fomentar el odio, al contrario, debemos fomentar la integración y el respeto, y que esto se refleje en las leyes. Al ignorar, al no reconocer la unión de dos personas del mismo sexo estamos discriminando, estamos dejando vulnerables legalmente a un sector importante de la población que hoy llamamos “minorías”. Y por esto es que luego ocurren actos de violencia lamentables, que no son más que reflejo de la poca tolerancia e ignorancia que hemos fomentado como sociedad.

    Así como antiguamente pasó con la gente de afroamericana y con las mujeres, esperamos que esta desigualdad cada vez quede más en el pasado y formemos una sociedad más justa.

    Agradezco su atención. -Fernanda, psicóloga especialista en sexualidad-

    Fernanda

    marzo 29, 2012 at 4:24 pm

    • El asunto del ‘Género’ no va enfocado desde la opción sexual, sino desde la condición de nacimiento. No todos los homosexuales nacen tales, sino que ‘se hacen’, o ‘los hacen’. El punto del ‘Género’ va dirigido a quién no tiene opción, no elige ser, sino que nace bajo una definición que no cuadra con la categoria ‘solamente varón’ ‘solamente mujer’. Asumir la homosexualidad como un ‘todo’ es otra injusticia. Y si estamos muy cerca de descubrir el Gen que conduce al ‘tercer género’…entonces debemos dividir el tema y la visión: 1) el que nace y no tiene opción…ES.2) Y el que se hace y Opta. El sentido de la discución es este. Gracias por opinar

      Edición GF

      mayo 24, 2012 at 7:01 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: