El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

Ahora…Ya…De una vez

leave a comment »


Algunos años en el pasado no tenías la oportunidad de ver los eventos en el planeta sucediendo al unísono ante tus ojos y conocimiento, y por lo mismo es que hoy no informarse, no saber, es una opción, no una condición.

Las imágenes atroces, espeluznantes de las dos masacres de civiles en Siria: niños despedazados por balas, mujeres quemadas, gente muerta en medio de una guerra civil endemoniada, demencial y empujada por la misma ‘mano mora’ que mueve los hilos de todo conflicto en donde grandes intereses se ponen en juego, y que la gente de a pie pagan y sufren… no parecen calar en la conciencia de esta generación, y al final es un recurso más para que las potencias litiguen en la ONU y ante la prensa…

En tanto, en el reino de Bahréin el arcaico régimen encarcela a niños de 11 años por participar en barricadas, y los trata como adultos bajo un severo régimen carcelario y de enjuiciamiento obviamente nunca justo. Mientras en un canal llamado ‘enlace’ un señor de unos doscientos kilos llamado ‘pastor John Hagge(www.jhm.org) predicaba con el entrecruce de las banderas de Israel y de los EEUU como fondo, anunciando que ‘Dios barrera a Rusia e Irán’ porque éstos intentarán borrar del mapa al ‘pueblo de dios’. Y mientras daba detalles del complot musulmán para hacer estallar siete ciudades de los EEUU su público  mostraba caras preocupadas e inquietas, hasta que el mismo obeso político-profeta anuncia que antes del caos ‘su iglesia será raptada al cielo’…y todos se pusieron de pie para aplaudir con suspiros de alivio y rostros de esperanzas. Al otro lado del planeta los Mulá del extremo dicen lo mismo en sentido contrario. ¡Tanta porquería violenta, sanguinaria y destructiva en nombre de un dios que lejos está de ser ése Dios que el Cristo de Paz y de Amor nos enseñara, y que es opuesto al dios de la guerra! ¿Por qué tanta, mucha, gente sigue estas religiones violentas que justifican lo contrario de todo legado santo y sabio?

Y  volvemos a Chile, en donde un pobre acto (pobre en asistencia y en calidad moral) en un recinto cerrado homenajeaba a la memoria del General Pinochet. Y en la vereda opuesta otro espectáculo pobre en cantidad y calidad moral intentaba impedir el magro evento. Ese Chile nostálgico del pasado más oscuro de la historia de este país, que fue un apagón general en América Latina, no puede ser ignorado por parte de quienes amamos la Paz y queremos la Libertad del Hombre como condición imprescindible de una democracia que debe ampliarse y mejorarse, y no quedarse inerme en la húmeda sensación de la comodidad floja de los egoístas e individualistas.

 Lamento, de verdad, que no exista aún la madurez para aplicar el Vacío Activo que deje que los amantes del oscurantismo se reúnan y se solacen entre ellos, en medio de un vacío de la sociedad que no les sigue, tampoco les impide, pero no les considera. Así, lamento y ya no tengo explicación para ese ‘dejar hacer’ y ‘dejar pasar’ que predomina ante los actos  desquiciados de una ‘monada’ que habitualmente destruye como demostración de su frustración y rabia, pero que por obviedad nada tiene que proponer. Este domingo 10 de Junio pudimos ver esa sombra añeja y fantasmal que intentaba revivir aquello que ya nadie quisiera para su país y su historia, nunca más, bajo versión alguna…  Y en la calle el odio visceral de unos, que pueden tener razones para vivir con ese enorme peso, y la oportunidad de volver a destruir de los de siempre… ambas imágenes desagradables  que no producen aún un eco masivo de rechazo que alce la determinación de la mayoría para que las odiosidades extremas no destruyan la escuálida democracia que apenas se sostiene y que debemos ampliar y reforzar si no queremos caer en la parálisis y la rutina de la involución. Si la madurez de la sociedad aísla a las minorías nostálgicas y definitivamente ataja la violencia (cosa fácil de hacer sin necesidad de violar el Estado de Derecho con enjuiciamientos vergonzosos y acusaciones fraudulentas como las que hemos constatado en este tiempo) y procede con profundo sentido de justicia, de paz y de respeto por el Hombre y su Libertad, nunca coartando derechos, pero tampoco dejándose avasallar por la ira de quienes lucen de negro y que oscura tiene el alma, sin duda alguna…Entonces, si somos capaces de crear el Vacío Activo ante quienes quieren manifestar sus recuerdos del pasado, y se actúa con claridad y determinación ANTES y PREVIAMENTE con las minorías iracundas, y en uso de la libertad todos nos manifestemos en forma creativa, determinante, pero con un hondo sentido de Paz y de Progreso, siempre para avanzar, jamás para retroceder, siempre por y para Lo Nuevo, jamás para reeditar lo viejo…y menos lo añejo…solamente entonces podremos mirarnos a los ojos y sentirnos dignos de nuestra calidad democrática y de una moralidad política indesmentible.

La clase política, y no solo de este país, ha quedado rezagada, anquilosada y entrampada; no sabe responder a los requerimientos de un tiempo que se mueve rápido, desordenadamente y ante futuros inciertos. Lo cierto es que hemos perdido la sensibilidad y la capacidad de asombro: y ese dato sí es terrible. Ya nada nos mueve las fibras: ni masacres, ni violencia, ni guerras, ni maremotos y terremotos, ni inundaciones y caos climático, ni amenazas de estallidos nucleares, ni ciudades bajo las toxinas y el veneno.  En pasado, hace treinta años, desfilábamos en contra de las ojivas nucleares y la guerra fría. Ahora todo sucede en la mentira sin que nada nos conmueva. Los únicos responsables de la estupidez y mediocridad asesina que se pase por el planeta somos nosotros mismos.

 Si no nos indignamos ante el manejo abusivo de los Bancos y Financiera, del negocio de la salud y las jubilaciones o ante un sistema bi-nominal asqueroso y anti democrático; si no reaccionamos democráticamente ante una eventual crisis que se nos avisa entre bambalinas con proyectos que afectan a los más débiles y mantienen los opíparos sueldos y siempre bajos impuestos a los poderosos (que son los causantes de la crisis actual), y si no reaccionamos ante la costumbre de no escuchar de los gobernantes y de violentarse de los afectados…si no rompemos con la lógica de la destrucción y no abrimos los oídos para escuchar a quienes siguen siendo pobres en un país de grandes ricos… Si no cambiamos de paradigmas y revolucionamos el modo de entender la política, la religión y la cultura…y no accedemos a un profundo cambio cultural…ahora, ya…de una vez…estaremos cavando nuestro propio abismo.

No podemos no estremecernos ante los cientos de hechos importantes y pequeños que nos están diciendo a diario que nos estamos destruyendo como seres inteligentes y estamos rebajándonos, a nosotros mismos, a una calidad de caverna que nos costará mucho, mucho, mucho superar en futuro. Nadie estará exento de culpa, porque hoy todos somos responsables.

Anuncios

Written by Edición GF

junio 11, 2012 a 7:32 pm

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: