El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

Premio de Paz para Malala

with 3 comments


Malala Yousufzai es una niña valiente que se atrevió a reivindicar un derecho fundamental: estudiar. Solo que alegó este derecho humano en Afganistán, y para ellos criticó a los talibanes y su política de opresión en contra de la mujer, y rechazó la prohibición impuesta sobre ella, que la exime de todo derecho básico…y de formarse como persona. Las balas que la tienen en estado de muerte no han acallado la voluntad de las mujeres en los países bajo leyes ‘religiosas’ deplorables, repudiables y demoníacas que no solo las marginan sino que las esclavizan y anulan… y a su modo y de alguna forma luchan e insisten en llamar la atención del mundo sobre la realidad de la mujer en la gran mayoría de los países bajo regímenes en donde la ‘ley religiosa’ y la jurisprudencia del Estado son una amalgama de injusticia y atraso.

El Nobel de la ‘paz’ ha sido entregado a una ‘Comisión’ Europea responsable de empobrecer a la gran masa de la población de ése continente bajo el pretexto de sortear y enfrentar una crisis económica provocada por el despilfarro de las financieras y los bancos, por la corrupción de la clase política y por la ambición de los  extra- potentes… los mismos que ahora pretenden que la gente de a pie pague por los privilegios que aún en plena crisis siguen vigentes y pululando en su sinvergüencería y descaro.

 

Es hora de discernir y desglosar, para aclarar y precisar, lo que se entiende por ‘paz’. Porque la un premio de ‘paz’ entregado a un presidente de Norteamericano mientras aprobaba el envió de tropas para hacer la guerra lejos de su nación…y un premio de ‘paz’ a una asociación de gobiernos europeos que galopan sobre el corcel infernal de una crisis provocada por ellos mismos…lo que representa un acto de macro-Violencia alevosa y voluntaria…en nada puede asemejar a la Paz que evita y deplora el saqueo que siempre afecta a los más débiles, el abuso, la injusticia, la violencia en todos sus tonos, la guerra bajo cualquier pretexto y forma,

 

Una ‘economía de guerra’- como ahora es reconocida por la presidenta del Fondo Monetario Internacional – es opuesta y contraria a una Economía de Paz. La crisis actual en Europa corresponde a la hecatombe de la lógica de la Economía de guerra, y eso está a distancias siderales de un concepto aplicado en una  ‘Economía de Paz’…que nunca se ha constatado en el sistema de Caín actual.

 

Los cainitas y su Economía de guerra se entregan a sí mismos premios de ‘paz’. Y es uno de sus miembros, Francia, ahora gobernado por un socialista, el que ha propuesto una intervención militar en Mali, y el consejo de seguridad de la ONU ha dado su visado. ¿A quién le importa Mali? ¿Qué hará Francia con su parte del premio Nobel de Paz…lo llevará a Mali?

 

Vivimos en la mentira, en la hipocresía, en el cinismo. Y cuando los jóvenes se rebelan en contra de este modo tan burdo de ejercer el Poder y jugar a la política, entonces aparecen gestos maternales y paternalistas como los que protagonizaron los viejos cuadros de la Concertación y del partido Comunista en Chile, con motivo de la ‘celebración del ‘triunfo del no’, en donde un centenar de jóvenes protestaban justamente por la mentira de un ‘No’ con un largo elástico de ‘Sí’ y por la carencia de cambios reales en más de veinte años de una democracia relativa: ‘es que los jóvenes no vivieron los años de la dictadura…’ ‘es que ellos no saben lo que nos costó lograr esta democracia’ ‘ellos no entienden la envergadura del triunfo del ‘no’  hace más de veinte años’. ¿De qué se quejan estos ‘progresistas’ luego, cuando miles de estudiantes salen a las calles a exigir una calidad en la educación que ellos, anquilosados y amarrados al sillón del poder  ahora no entienden después que por años agitaron estas mismas banderas de libertad y de democracia plena? Y la paradoja es que un gobierno de derecha ha hecho mucho más en dos años, en cuanto a medidas concretas para destrabar los temas pendientes, que son demasiados, que aquello que estos mismos añejos y anquilosados cuadros de ‘la izquierda’ y del ‘centro izquierda’ quisieron implementar en los cuatro gobiernos a plena disposición. Se entiende entonces el ‘desencanto’ de los jóvenes de esta política, y bien podrían los jóvenes caer en el ‘no me importismo’ y fomentar la costumbre del individualismo y el desinterés…y sin embargo ellos han optado por manifestarse, por exponer, por demostrar, por dar la cara y retar a la clase política… proponiendo… nunca al vacío y sin propuestas, siempre argumentando y con propuestas; y eso es mucho más maduro, cuerdo, progresista y democrático que los contubernios electoralistas que se tejen entre cuatro paredes para conservar poderes y cuotas de ejercicio alcaldesco o legislativos.

 

La violencia entre los jóvenes no es mayoría. Es una minoría identificada e identificable. La juventud que se manifiesta y propone no es violenta, y es perversidad intentar caricaturizar a la juventud activa y propositiva bajo la mentira de que la violencia de pocos es la característica de todos los jóvenes que alzan su justa voz. Y la respuestas de los mismos viejos líderes de la política, que se repiten de hace décadas, ya no solo suenan ridículas y seniles, sino que son un artículo de museo a la memoria de los dinosaurios que se niegan a morir o retirarse a un reposo que nos haría bien a todos.

 

Malala es una niña, y no solo es la imagen de la juventud osada que alza su voz por los derechos humanos primordiales, sino que además es mujer en una zona en donde ser mujer es ya una condena; pero además es una niña de paz, porque no disparó o rompió vidrios para imponer su alegato, sino que usó la razón y su convicción: y es ejemplo de progresismo en un país retrogrado cuya ‘revolución religiosa’  es una involución para el Hombre y una negación rotunda y definitiva del Dios de paz y de amor que todo ser realmente Bueno sigue, busca y añora en su idea de un mundo justo y de beneficios para todos, sin dejar a nadie afuera de la abundancia y el derecho al bienestar.

 

Nuestro Premio de Paz va a Malala, y por ella, y con ella a toda la juventud comprometida que lucha contra tres muros impertérritos: el de siempre que impide la plena democracia y el término de los privilegios abusivos…y el que se pinta de progresista y hasta de ‘revolucionario’ y que en realidad es lo mismo con otros ladrillos y nomenclatura (y hasta peor porque engaña y adormece)…y el muro que coloca a ‘dios’ como a un demonio de injusticia, de opresión, de esclavitud, de tiranía y de retraso, e inventa paraísos en la muerte, el suicidio y el terror.

 

Las metrallas que Malala tiene en su frágil cuerpo son las mismas balas que tenemos atravesadas en nuestros corazones quienes no descansaremos en esta y en toda existencia por (para) lograr que los Hombres por fin se amen los unos a los otros y juntos alcen un Mundo de Justicia en donde sea agradable vivir y coexistir.

Anuncios

Written by Edición GF

octubre 13, 2012 a 3:09 pm

Publicado en Uncategorized

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Excelente! Gracias! y Dios bendiga a Malala y a todas las otras Malala que existen en el mundo y defiende lo que les pertenece como seres humanos únicos e irrepetibles.

    Julia

    octubre 13, 2012 at 11:35 pm

  2. Es deber de todos alzar la voz por un Mundo de Paz y de Amor.
    Una vez más vemos como las mujeres tenemos mucho que decir y hacer por sacar a este mundo de lo extraviado que está.
    Como mujer Consagrada al Cristo Vivo, invito a todas las mujeres donde se encuentren en este Mundo y también a todos los hombres, y nos unamos en Oración por todos aquellos y aquellas que han sido reprimidos por este Mundo cainita, malévolo y perverso.
    Solamente desde una acción Espíritual se puede cambiar todo aquello que aleja al Hombre de Dios, con Conciencia, Voluntad y en plena Libertad

    Marisol O.
    Consagrada al Cristo Vivo

    Marisol Olivares

    octubre 14, 2012 at 12:18 am

  3. Las mujeres, nunca fuimos discriminadas por Cristo, muy por el contrario, Él reivindicó el valor espiritual que como hijas del Padre Creador tenemos. Seguramente el sacrificio de Malala provocará el efecto contrario que sus asesinos y opresores quisieron conseguir; y en lugar de acallar su ímpetu de Justicia, pusieron en el debate y en la opinión pública este caso atroz que demasiado ya se repite en todo el mundo.
    Malala es mujer, y es una niña; lo cual no es casualidad, sino que es el grito que se levanta desde la inocencia abusada y violentada de muchísimas formas, pero es también el aviso de que todo está por cambiar desde la Justicia que sólo el Dios Justo puede derramar en esta creación. Pero cada persona consciente de su condición debe estar preparada para cuando ese día llegue; y prepararse significa tomar razón de la realidad y optar, tomar una posición que determine un accionar. Ojalá la opción sea de Paz, pues nunca la violencia será el modo de Dios y de los suyos.
    Malala, tu canto será una estrella que iluminará a muchas como tú, que en otros lugares y víctimas de la injusticia y el odio se levanten y adhieran a aquel que las ama, que nos ama. Y llegará la hora en que todas las mujeres de paz y de buena voluntad elevaremos una sonrisa y una plegaria de unión eterna a Cristo, Nuestro Señor.

    Misioneras Arica.

    misioniquique

    octubre 21, 2012 at 7:49 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: