El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

La corrupción: cuando ya nada nos queda

leave a comment »


Rajoy

Rajoy, el gobernante de España,  niega su presencia ante el parlamento para responder por las contundentes pruebas de sobre sueldos y tangentes provenientes de coimas que hasta en el periódico’ El Mundo’, afín al partido oficial, han sido publicadas desde la tirada de sábana que el ex tesorero del PP, Bárcenas, hace con insistencia luego que se le arrinconara como al único corrupto de una red amplia y profunda de la cual él, cuan tesorero, no era más que un peón activo, un perno bien aceitado de la ilícita maquinaria…ahora denunciada. Y sí, Bárcenas ha pasado de chivo expiatorio a principal sepulturero de Rajoy, quién en virtud de la gobernabilidad necesaria se niega a dimitir. Pero las cifras de los Euros que abundantes han llenado a escondidas las arcas personales de los principales jefes del PP ligados al círculo de Rajoy, son un escándalo de proporciones no solamente por la descomposición evidenciada, sino sobre todo por la grave crisis que tiene al 25% de la fuerza laboral española en paro. Y estos Euros no salen de la nada…sino de los fondos del Estado o que son aportados por quienes pagan impuestos, o que estaban destinados a planes sociales. Dineros que hoy no llegan a la gente y viajan por conductos oscuros a cuentas en paraísos fiscales.

Sabemos que a la raíz de la crisis Griega hay una trama de corrupción y mentiras nunca del todo destapada. Corrupción fue no solo el origen de la burbuja inmobiliaria en los EEUU sino todo el manejo de esta crisis fue un manual desvergonzado de podredumbre.

MilaniEn Argentina se siguen conociendo episodios de corrupción ligados al gobierno y sus partidarios: de los millones de Euros y Dólares que salían y entraban de los entes gubernamentales en bolsas que se pesaban para no contar los billetes…hasta un personero vital en la estructura del ‘poder K’, Ricardo Jaime, hoy prófugo de la justicia… Ahora se informa sobre un alto militar que habría participado en graves violaciones a los DDHH y que de un sueldo de funcionario militar de alto rango ha logrado propiedades de empresario, sin explicación alguna. Se trata nada menos que del actual Comandante en jefe del Ejército nombrado por la actual presidenta Cristina Fernández: César Milani.

En Venezuela, el gobierno de Maduro ha declarado la guerra a la corrupción, luego de que por años fuese denunciada y que se tildara como ‘enemigos de la patria’ a los periodistas que exponían pruebas contundentes sobre las redes ilícitas de militares chavistas y funcionarios del gobierno ligados al área económica y financiera. Algunos de éstos personeros hoy se hallan en la cárcel.

La Corrupción es la cara verdadera de un Poder que  invariablemente se ha sostenido sobre andamios perversos. Siempre existió el abuso sexual entre la curia, pero era un secreto a voces que debía resguardarse e ignorarse; siempre se supo de un alcalde u otros funcionarios  que en ejercicio de su labor aparecían con propiedades y empresas que jamás  podía haber adquirido  sino por coimas, tangentes y corrupción. Pero era una realidad común que ya estaba integrada al ADN de la política. Tener o ejercer Poder comprendía enriquecimiento. Así era. Así fue siempre. Que en uso de cierta autoridad se abusara…era inherente a la cultura que también aceptaba que el marido maltratara a su esposa, o que el padrastro violara a la hija de su mujer, o que el maestro de escuela castigara hasta los golpes al alumno de ocho años. Era lo normal. Nadie discutía este aspecto patriarcal, colonial, troglodita de una cultura acéfala y sin sentido humano alguno.

Antes se creía que de verdad la ‘política era un servicio público’ de innegable valor, y hubo servidores públicos que hicieron honor a esa idea y práctica. Fueron la excepción que luego usaban los corruptos para vestirse de ropa ajena. Pero hoy constatamos que la mentira se ha integrado como un valor agregado a las tomas de decisiones que condicionan al mundo: como la guerra en Irak. Y se miente en pequeño y en grande, pero siempre hay ‘razones políticas’ que hacen de tales falacias un ‘modo de entender la realidad’.

Pero ya hemos entrado en el estrecho cuello de botella en donde la gente ya no comulga con ruedas de carreta: los movimientos en la calle, la gente expresándose, el voto de castigo, la difusión en las redes sociales… han provocado una reacción Orwelliana en los principales centros de Poder: tender redes de control, de tecnología espía, de intervención masiva…como lo imaginara  George Orwell  en su hipotética sociedad ‘1984’, en donde ‘el gran hermano’ controlaba la vida de cada ciudadano. Y esta necesidad de controlar, de saber, de espiar es la última arista de desesperación de un Poder cayéndose a pedazos en medio de la mayor crisis moral jamás acaecida en estos  siglos.

Es inevitable, ya no habrá remedio o remedo a un estado de putrefacción que carcome los cimientos más íntimos de un tipo de sociedad que se ha quedado sin respuestas. Escuchamos a ortodoxos economistas: ‘el capitalismo siempre encuentra salida a sus crisis’. Quizás estos economistas defienden su hora feliz, pues nunca antes ocuparon tanto espacio en la gestión de los gobiernos, y por mucho han sido los responsables de empeorar las cosas, pues ellos tienen una visión numérica y estadística que nada tiene que hacer con la realidad cotidiana de la gente…gente que ahora puede informarse como antes nunca pudo, y que puede concertarse con un clik de internet.

La corrupción es el último eslabón o la prenda íntima de la desnudez del viejo y añoso Poder en crisis. Quizás lo más fascinante de esta crisis sea que no hay hacia adelante algún proyecto ideal, sociedad de algún tipo a implementar, ideología salvadora… claridad alternativa a la cual aferrase… No sabemos para dónde vamos, y esta incerteza es tan grande como el terremoto que sigue botando las estructuras. Es fascinante y peligroso: peligroso porque podríamos terminar en cualquier foso oscuro y aventurero…pero es fascinante porque  nos obliga a ser Creativos y nos pone a la prueba en nuestra inteligencia y sentido de renovación y de salvaguarda de nuestra propia existencia. Podríamos culminar en nuestra Shangri-la… o en la peor de las pesadillas. Pero es una gran oportunidad para iniciar desde lo mejor que somos y tenemos…dejando lo peor que hemos sido y que ahora podemos desechar de una vez para siempre.

Anuncios

Written by Edición GF

julio 17, 2013 a 5:59 pm

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: