El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

Recuerdo de Lejos

leave a comment »


-a propósito de fallecimiento de Fidel castro-

En medio de la convulsión política de esos años, a recién un año del gobierno de Salvador Allende, en 1971, el comandante de la revolución cubana Fidel Castro visita Chile por unos días que al final se prolonga por casi un mes.

Entonces yo tenía 18 años, y hacía pocos meses había roto mi militancia en las Juventudes Comunista y me había integrado a las filas del MIR.

El jefe de mi unidad en el MIR de Macul era entonces ‘Aníbal’ (muerto entre los desaparecidos por la dictadura en el caso de los 119 – operación colombo-) quién me había sacado de mi labor sindical y puesto bajo mando de un instructor de ‘Fuerzas Centrales’ (aparato armado del MIR) que era un miembro activo de los Boinas Verdes-paracaidistas- de las FFAA, y a su vez el encargado de formarnos: le decíamos ‘pelao melo’ (fue masacrado en el regimiento Tacna). Esta circunstancia me llevaría a estar cerca de Fidel Castro.

Cuando Fidel Castro prolonga su estadía en Chile hubo un serio problema de seguridad que el gobierno de Allende no podía enfrentar. Entonces, el jefe de la Policía de Investigaciones organiza brigadas de seguridad con miembros de la policía afines a la UP que, a su vez, coordinaban su labor con dos ‘anillos’ de seguridad: uno cercano o interno que ejercía el GAP ampliado a más miembros (ya no solo quienes resguardaban al Presidente), y otro ‘externo’ que tenía por tarea el resguardo periférico de las áreas en donde se hallaba el líder cubano. Esos anillos externos estaban reforzados con miembros de Fuerzas Centrales del MIR.

Así estuve dos veces al lado de Fidel Castro. Una en la comuna de San Miguel, en un monumento al Che Guevara que se hallaba en el paradero 6 del parque de la Gran avenida, y en el cual nos tocó el resguardo de los accesos a la tarima y entorno de la misma en donde Fidel se hallaba. Entonces hubo un momento en que la militancia comenzó a lanzar sus banderas a Fidel: una del MIR, otra del PS…y él las unía y hacía gestos enarbolando los trapos. De repente todos vemos volar directo al rostro del líder cubano una especie de bola y el rostro de Fidel se tensionó, la seguridad cubana se adelantó y se puso de sobre aviso…era una bandera del MAPU echa una pelota para que le llegara. Fue un gran susto. Al pasar la tensión me doy cuenta que estoy arriba del escenario delante de Fidel a un metro. Me bajé rapidito.

La segunda vez fue alrededor de la casa presidencial de Tomás Moro: Fidel se encontraba en reunión con el senador Altamirano y Allende, y afuera hubo demostraciones contrarias que fueron tomando cariz violento cuando caravanas de autos y grupos de Patria y Libertad comenzaron a formarse a dos cuadras del lugar. Cuando llegamos en vehículo, junto a otro de Investigaciones, hubo enfrentamientos y entrecruzamos balazos. Pudimos cerrar los anillos externos y ya de madrugada, cerca de las 2 de la mañana, Fidel quiso reunirse con quienes estábamos de guardia para que le contáramos como había sido la situación de horas antes. Fue la vez que estuve a pocos metros de Fidel: era muy alto, fornido, imponente, de hablar fluido, y de mirada directa. Me preguntó por mi edad (tenía cara de ‘cabro chico’) y lo que más le llamaba la atención era lo jóvenes que éramos todos quienes trabajábamos en su seguridad. Allí conocí a miembros del gap que luego encontraría en el asilo en la embajada de Italia.

Años más tarde, bajo otras condiciones, estuve presente en una reunión de la Asamblea Popular de Cuba en donde habló Fidel, en la Habana: ‘que viejo está’- comenté inocente- y ese decir casi me cuesta la expulsión de la isla.

Años antes había ya pasado por Yugoslavia, por Rumania, Checoeslovaquia, Bulgaria y más tarde por Albania. Y finalmente por Alemania oriental. Al salir de esa visita a Cuba: ya no quería para mi país lo que había visto en los ‘países socialistas. Silenciosamente me espantó la idolatría a Fidel. Y la miseria en países como Rumania y Albania me habían golpeado en lo más hondo de mi Ser. Sin embargo, no había tiempo para esas conjeturas: en Chile había una dictadura que había que derrocar. Y eso tenía prioridad.

Cuando hoy supe de la muerte de Fidel me vinieron estos recuerdos, y a pesar de hoy siento respeto por la coherencia de este hombre, y reconocimiento por su compromiso, aspectos tan ausentes en los lideres políticos de hoy, tampoco puedo dejar de sentir aquello que ya en esos años nació en mí: ese socialismo yo no lo quiero para mi país, ni creo que sea bueno para ningún pueblo amante de su libertad y dignidad. Debe haber otra forma de cumplir con los ideales de justicia sin tener que idolatrar dioses terrenales y someterse a las castas burocráticas que al final reemplazan a las viejas oligarquías dejando a la gente común (el pueblo) bajo la misma esclavitud de parias que tanto denigra al Ser Humano al carecer de Derechos reales.

Ha muerto un hombre coherente con sus ideas: también los pequeños dioses tienen su fin.

Ojalá algún día lleguemos a ese desarrollo humano en la cual no requiramos de violencia, ni de héroes, y menos de ‘lideres eternos’, o de ‘salvadores’ que surgen de la miseria egoísta de potentados que en su afán de ganancias provocan que surjan los oponentes mesías terrenales que luego gobiernan en la división y bajo tensión permanente…como en una revolución que nunca se acaba, y que jamás conduce a la gente al paraíso prometido. Si un Fidel existió, y otros pueden surgir, menores o mayores, es porque aún nos hallamos en la pre-historia de nuestra evolución. Y eso no debiera alegrarnos… ni entristecernos…sino que nos debiera hacer reflexionar seriamente sobre lo que hoy estamos construyendo en nuestros países: ojalá no sea peor de lo que ya hemos vivido.

Anuncios

Written by Edición GF

noviembre 26, 2016 a 11:15 pm

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: