El Andariego

Blog personal de Ricardo Andreé

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Este tiempo pasará: ¿y después?

leave a comment »

 

En horas actuales el peligroso representante del gobierno de Norteamérica, el hirsuto señor Trump, ha encendido otro poco la gran fogata de la discordia al declarar unilateralmente a Jerusalén como la capital de Israel, y ser el único país en la tierra en trasladar su representación diplomática a dicha ciudad.

Sin entrar en mérito de los sensibles problemas que se cocinan lenta y riesgosamente en esa zona, menos en asuntos religiosos, lo concreto es que se había logrado cierto equilibrio entre las partes en conflicto al no nominar esta ciudad como capital de ningún país, y centro compartido por tres realidades históricas, culturales, políticas y religiosas. Y esa leve y frágil aritmética se ha roto.

Asistimos y somos parte de un tiempo de exacerbaciones. Inevitable es que al final la presión rompa con las trizadas paredes de contención, y nos veamos envueltos en guerras sin retorno.

También en nuestro cotidiano los ánimos se han caldeado. La violencia en toda nefasta expresión es el lenguaje común y normal para no poca parte de la humanidad. Todo tiende a radicalizarse, a fanatizarse, a encapsularse y armar barricadas desde donde disparar al enemigo. Lo peor de este tiempo de tribulación es que hay demasiados ‘enemigos’ y con tantos…en donde hasta los amigos suelen ser potenciales hostiles de los cuales – mejor es – desconfiar… que la mejor defensa pareciera ser el acérrimo individualismo, y la herramienta más eficiente la mezquindad y la egolatría.

Según el oráculo de sabiduría, el I Ching, con el cual dialogo extensamente sobre estos tiempos, nos hallamos en ‘tiempos de tinieblas en donde reinan y prevalecen los vulgares; y en donde la inteligencia y virtud suelen ser un peligro para los comunes en ascenso’ (signo 36). También el sabio instrumento agrega: ‘tiempos de mordedura severas que rompen huesos duros y causan rupturas y dejan dolor; asuntos que como carne putrefacta se han acumulado y al morder se topa uno con venenos y mayor peligro’ (signo 21) Y finalmente: ‘fuerzas demasiado contrarias conviven de muy cerca e inevitablemente esta contraposición causará separación y litigio. Aquello que se pertenece, como dos hermanos, también caen en contradicción y ya no pueden vivir bajo el mismo techo. Es tiempo de peligro y de separación que será muy largo y dificultoso reparar en sus efectos venideros.’ (signo 38)

Entonces podría creerse, como pensé en su momento, que aspectos, temas y asuntos de carácter Espiritual, de Sabiduría, trascendentes, de luz y de paz, de fe y de virtudes…podrían marcar la diferencia, y de algún modo ir formando esa vertiente diversa y equilibrante que no permitiera romper con la armonía que amenaza hoy la exacerbación, la radicalización y las disputas.

Luego de varios años, más de veinte, de arar y sembrar bajo esta idea, valor, buena intencionalidad y disponibilidad comencé a encontrarme con otras personas que en sus áreas de labor y empeño también andaban entre pedregales tirando semillas en tierra de cardos y sequedad. Fuimos dialogando en el tiempo hasta coincidir en un diagnóstico de la realidad que nos ha conducido al silencio, a la retirada, y a la reflexión crítica: el ánimo litigioso; la contrariedad y el encasillamiento; la violencia en el hacer y proceder, en el pensar y en la forma de ver la realidad; el alto individualismo y su secuela de egoísmo, de egolatría, de mezquindad, y de visión unilateral, sectaria, y siempre defensiva y punzante… también había infiltrado los terrenos de la buena obra y de la buena propuesta.

Es una incompatibilidad discordante proponer un camino de virtud y de valor espiritual, de fe o de bondad humana, de amor y de paz, bajo la pretensión de obtener herramientas de este tipo para lograr propósitos mundanos contrarios, opuestos, disímiles, inversos y claramente en veredas enfrentadas. Usar la fe para mentir o engañar. Emplear la sabiduría para especular e inventar sólo para lucimiento del ego. Aprovechar la espiritualidad para satisfacer la hambruna de fama. Proponer caminos de virtud para fomentar la anti virtud de lo profano e impúdico.

La gran falla demostrada es la INCOHERENCIA; pero lo peor de esta grieta es su abismal despropósito: porque busca alcanzar aquello que por otros medios no pudo en lo mundano, y ahora se pesquisa lo mismo bajo nuevas formas que aparenten ‘espiritualidad’. Es decir: desde la agitación de la fe despotricar y ojalá aniquilar, endemoniar y condenar, cualquier otra forma de fe; desde la proclamación y postura teórica del amor aspirar a dominar, posesionar, controlar y finalmente esclavizar a otros, y ojalá a muchos. Y desde la proclamación de la paz hacer la guerra y justificar la violencia. Y bajo las banderas de la religión dividir a la humanidad en mil pedazos, unos más contrarios a otros, y todos en contra de todos…en el nombre de los dioses. Y desde la libertad religiosa intentar sectas pequeñas o abalorios ideológicos estrechamente personales que enjuicien a los demás desde alturas auto concedidas.  Y desde la negación de la fe imponer la no-fe como nuevo dogma religioso. Y usar instrumentos de Sabiduría para beneficio espurio, y cuando no sirvan, simplemente inventar teorías convenientes y especulaciones en el nombre del titulo que ya ha sido vaciado de contenido: como se lo hace con el I Ching.

El relativismo es la enfermedad de esta generación humana. La verdad no existe- alega el relativista- y ya esta afirmación es filosóficamente una negación, una mentira.

La incoherencia, el relativismo y el individualismo no se hace cargo de sus efectos porque sus causas no son precisas, no cuentan con asidero real, y no existen como raíz de algo concreto y especifico. La causa del relativismo y del individualismo es tan subjetiva como ambivalente, ambigua y amorfa. Y justamente porque es relativa la causa, los efectos siempre son posibles de explicar, de negar, de encubrir o de sepultar, de transformar…porque el relativista e individualista es un ‘transformista’ por antonomasia.

El egocentrismo es la fuente del Ser para el relativismo individualista. El propio ombligo es el punto de partida de su mirada y el lugar de llegada de su análisis.  El egocentrista es un ilusionista que intenta el arte de hacer caber el universo en un pañuelo…su pañuelo, obviamente: Dios se refleja en mi persona; la fe es la creencia que mi yo ha descubierto, y las cosas existen desde que ‘yo’ las descubro; la paz es ‘mi paz’ y si no es ‘mi tranquilidad’ nadie puede tener la paz que ‘yo’ no tengo; la propia religión es perfecta y eso amerita risas, burlas, mofas y vilipendios con respecto de otras formas religiosas… ¡son ridículas!

El relativista e individualista no entiende la disciplina, aborrece lo colectivo, escapa de todo sacrificio, y siempre espera reconocimiento. Lo peor para un egocentrista es no obtener reconocimiento, ojalá alabanza, y por qué no:  poder…cuan compensación del logro obtenido.

Lo atractivo del ambiguo es que pareciera tener la razón siempre, de algún modo: porque su incoherencia no posee restricciones morales, y por lo mismo puede aprovechar cada recoveco de una situación para desde esa fisura levantar su polo de referencia. Si es el momento de llamar a la unidad… es en apariencia y por verborrea el más unitario. Si es la hora de la desidia: es el más insidioso. Si el litigio prevalece, es el más polémico. Si los efectos son malos y negativos… éste ya lo sabía y lo había previsto (nunca falla). Si las consecuencias son positivas y buenas…se hace parte activa de su causa y origen. Si nada resulta: se retira dolido y culpando a otros, siempre en calidad de víctima. Cuando hay que ejercer poder puede ser el más déspota y rígido; pero lo primordial será que todo funcione para propio beneficio, y que al final de cuentas el resultado favorezca al ego y su centro motor imprescindible.

Intentar afianzar la solidez de un relativista es como apretar una barra de jabón mojado, o pillar peces con la mano: siempre escaparán de algún modo, y difícilmente habrá coherencia causal en aquello que piensa y hace.

Y claro: el Camino Espiritual y La Sabiduría están en las antípodas del relativismo, del individualismo y de la incoherencia. Y por lo mismo es que al hallar en el cuerpo de la fe, de la espiritualidad y de La Sabiduría espectros como éstos suelen causar una enfermedad viral que no permite avanzar, y que al final mata toda buena voluntad y obra de bien.

Lo peor es cuando desde la bondad y la compasión, de la justicia y del amor…quizás mal entendidos o mal aplicados, en este caso… se busca ‘convencer’ al relativista, al individualista y al egocéntrico de su error, intentándolo llevar a la coherencia, a la verdad aplicada según la fe y la virtud que se dice seguir: será agotador, una fatiga, una decepción, y al final una gran perdida de energía y de tiempo precioso. Porque el relativista en su exacerbado egoísmo nunca será claro, y siempre dirá ‘sí’ para hacer el ‘no’, y jamás se comprometerá de corazón…y mentirá para no caer de su pedestal ególatra.

Desde tales escenarios es una insensatez discurrir sobre asuntos que exigen apertura mental, disposición de corazón, sentido democrático, amplitud de criterio y honestidad de argumentación. Porque cuando en temas de fe, de espiritualidad, de religión, de ideologías y de ideales, de doctrinas y de creencias, de Sabiduría y enseñanzas: se entra con la bacteria del juicio previo, la autodefensa del ego, la guerrilla de las ideas, las trampas de la teoría, la disponibilidad de ataque preventivo, la supremacía propia y el propósito de vencer… como sea… ya todo se hace espeso, fangoso, sucio, raro, malicioso y pernicioso. Nada bueno saldrá nunca de esa premisa tan extraña para tratar asuntos de alta luminosidad.

El mayor escollo mental del litigioso Hombre de Mundo suelen ser sus propios esquemas intelectuales: artificiales en su mayoría, artificiosos por lo general. Por ejemplo: apenas escuchan el nombre de Cristo se rehacen y retrotraen a su propia investigación semántica y sesgada de la historia, casi siempre relacionada con el oscuro historial de las iglesias de la cristiandad, para negar toda visión espiritual diferente y desde otras referencias que no sean las que dicta la bibliografía oficial y la mentalidad inquisidora. Y claro, desde esa trinchera es irrisorio escuchar cualquier experiencia mística o espiritual que narre empirismos de fe que en palabras describa al Cristo cuan vivencia interior, y al propio Espíritu en el Hombre como al reino de Dios en donde Cristo se manifiesta. ¡Tales fenómenos son una locura que rompe toda posibilidad de teoría aferrable y manejable! Y eso sí es un desastre para el relativista que ya no puede encapsular en su pequeño principado individualista a una realidad que rompe con el centro neurálgico de su ego.

En otro caso: cuando el relativismo entra en los terrenos de un Oráculo como el I Ching: simplemente estalla, se rompe, explosa. Porque el I Ching es un Oráculo que habla, que no puede ser interpretado sino estudiado, practicado y conocido bajo plena aceptación, y disciplina practica y metodológica.  Todo lo contrario de aquello que requiere el relativista: cosas útiles, ambiguas, interpretables, adaptables, que permitan especulaciones y teorizaciones, y al final sean ventajosas en propia mano. Y el I Ching no es nada de todo aquello, y por ser un Oráculo Vivo… al final causa serias contradicciones y contra tiempos en aquel que pretende manejar su alma viva: la que está abierta aún para ayudar al Hombre común a ascender por el Camino Medio hacia lo más cerca del Cielo.

Es estos tiempos de tribulación lo que nos garantiza no perdernos en los vericuetos y trampas de la red oscura es la COHERENCIA aplicada a todo aspecto de la propia existencia; en donde la Virtud es una forma de concebirse a si mismo y de entender las relaciones; en donde la fe es una fuerza interior que asegura no caer a los abismos aún caminando por los bordes de los barrancos; y en donde la vivencia con lo divino y espiritual nos permite liberarnos de lo egotista, del individualismo acérrimo, y de la peste del relativismo falaz.

Después de 25 años de intentos y esfuerzos, ahora prefiero el silencio ante la palabra altisonante y litigiosa. Ya no me lamento por quienes niegan aquello que en su día y hora apreciaron con entusiasmo y admiración porque les pareció milagroso, excepcional, manifestación celestial, experiencia mística, revelación de otra realidad… y luego lo negaron, lo anularon, lo sepultaron porque tal realidad obliga a la coherencia, a la verdad sin medias tintas, y a opciones de congruencia que no siempre van al unísono con deseos, expectativas o viejas aspiraciones del ego.

Lo entiendo. No lo juzgo. Nunca me he enemistado en mi corazón con quienes han optado por descender del carro de la espiritualidad. Pero siempre les he solicitado HONESTIDAD, es decir: que no tomen lo que luego dejarán tirado como trapo viejo; que no usen la perla de lo espiritual para alimentar la parte brutal y mundana del propio ego y la ambición de otros.

Pero comprendo, como muchos y muchas que en su día se empeñaron en la enseñanza de vías sanas y de coherencia, que la falta de compromiso, la búsqueda del botón mágico que nos arregle la vida sin esfuerzo, el dios que cumpla con nuestras solicitudes variadas, o la mundanidad tecnológica que debe satisfacer los sueños más egocéntricos e individualistas… son la realidad de hoy, la generalidad imperante, y el síntoma de un tipo de humano con alma de app (aplicación) cibernética.

Comprobamos que hoy, cada día menos, la comprensión de La Palabra, como hermosa herramienta de comunicación y sentido profundo del pensamiento y del sentimiento… la Palabra como valor de coherencia y de verdad manifiesta… ya no existe; y hoy se ha caído en la prehistoria de la modalidad mínima de comunicación sin mayor complejidad de significados y ojalá con gran cuota de demagogia y simplismo relativista. Es la hora de los embaucadores, de los falaces, de los falsos profetas, y de los gobernantes nigromantes. Hoy la inteligencia y el adecuado uso de la Palabra es severamente castigada por la indiferencia, la chanza, la incomprensión voluntaria y el cometario cobarde emboscado detrás de las redes virtuales.

Esto explica la existencia de un Trump gobernando un imperio que ahora sí se ha tornado altamente peligroso. Eso nos puede explicar la existencia de una rareza como Corea del Norte. Eso tal vez nos de luces del porque una buena intención de justicia social y fin de los abusos oligárquicos culmine en empobrecimiento de la gente y el surgimiento de una nueva oligarquía ‘revolucionaria’. Ahora podríamos prever los efectos y consecuencias que podríamos cosechar en Chile si seguimos por la vía de la confrontación alarmista, y la exacerbación de la realidad para alzar fantasmas que favorezcan la propia electividad en estos días, pero que peligrosamente abren heridas nuevas y hunden dagas en heridas viejas que solo prometen el retorno a tiempos ya transitados que nunca más debieran regresar a nuestras vidas.

Todo parece ser posible hoy ante el decaimiento espiritual del Hombre actual, y su entrada firme y prometedora en la era de la alta tecnología y la robótica: cualquier puede gobernar, toda guerra es posible, y hasta la destrucción del planeta parece un juego reversible. Nada es tan serio. Todo es relativo. Nada es lo que es. Cualquier verdad es posible. La realidad es lo que crees, lo que piensas, lo que quieres…todo es mente… un día despertaremos de este sueño, etc. etc.

Pero este tiempo pasará, sin duda: pasará. La incertidumbre es si luego de pasar este tiempo revuelto y atribulado: ¿habrá otro tiempo?  Y si hay otro tiempo: ¿será retrogrado? Porque sí podríamos llegar a la gran época de la alta tecnología y los mayores avances humanos, y como monos con navaja de alto poder causar nuestra propia muerte en una guerra modernísima y sofisticada para luego, en el tiempo retrogrado, volver a pelear con palos y piedras. En esencia no cambiaría mucho.

Lo que sí es posible asegurar, junto a muchos andariegos que han podido comprobar esta verdad, es que el Salto al Nuevo Tiempo de Paz es posible, está abierto ante nosotros, y se ha acercado al Hombre de hoy para que éste lo asuma y recorra desde su Espíritu, y desde su Coherencia, desde la Fe interior, y el amor en su más profunda raíz de Luz y Creación.  Pueden sonar esotéricas y efímeras estas palabras: pero desde el contenido del vocablo y el sentido espiritual de éste, son las únicas palabras que pueden decirse o escribirse para simplificar una verdad transformadora… insondable y real.

Anuncios

Written by Edición GF

diciembre 8, 2017 at 2:19 pm

Publicado en Uncategorized

El ocaso de la prehistoria y los albores del futuro

leave a comment »

-Sobre el puente de las Vísperas o Transición-
1
En la prehistoria los Hombres pedían a los dioses y medían a los mismos de acuerdo con cuanto de buen resultado obtenían sus plegarias, y sí la divinidad les concedía, o por algún motivo raro no los escuchaba y no recogían lo solicitado: bienestar, salud, seguridad, liberarse de la muerte, y hasta riquezas hacían parte del pliego de petitorio común. Luego estaban quienes oraban para ganar la guerra en contra de sus enemigos, mientras que en el bando contrario se imploraba al cielo para aplastar al infiel que debía recibir castigo. Otros simplemente asumían sobre sí la tarea de representar a los dioses, y sus ejércitos peleaban ‘la batalla de dios’, y dividían a la humanidad con diferencias irreconciliables entre civilizaciones antagónicas.
Sin embargo, el Hombre prehistórico no era un ser de fidelidad reciproca con el dios al cual invocaba. Las leyes del Cielo existían, pero eran ignoradas, aunque lucían claras en escritos, y hasta frases alusivas pululaban por doquier en el usual lenguaje de las personas, y semanalmente la gente asistía a los ‘templos’ – que llamaban iglesias o sinagogas o mezquitas- para escuchar al que más sabía de estas cosas; pero en realidad concurrían para recibir favores y esperar milagros que les hicieran personas más afortunadas. Expiaban así sus incoherencias, y hasta sus pecados…claro que, como todos eran pecadores, ninguno sufría por las aberraciones cometidas: la normalidad de muchos era excusa para el propio engaño.
Nadie era congruente, todo era relativo. La mentira era una forma de verdad. Pero la verdad no existía porque nunca es -decían- algo que se pueda identificar con precisión.
Quienes desde pulpitos ante las asambleas o tribunas de comunicación masiva predicaban con sus trajes especiales y estolas relucientes, y características sacerdotales reconocible, no eran distintos al resto de los mortales de su época; es decir: eran peores.
Desde el preludio de la prehistoria los representantes de la divinidad entre los Hombres se coludían con la política y el dinero; y a veces ni se coludían: eran el poder absoluto. Pero en la medida que fueron cediendo espacio y terreno a las nuevas religiones partidarias, e ideales de revolución que solo cambiaba las cosas para ganancia de las castas, (pero jamás para el común de los humanos), fue surgiendo un nuevo sacerdocio similar en todo al tradicional, pero civiles en su forma de presentarse, enemigos de los anteriores -a veces- o aliados de las jerarquías antiguas – casi siempre-: los políticos.
Así como a los dioses antiguos se les pedía y pedía, y los sacerdotes pastoreaban las solicitudes de los creyentes, así ahora, con el cambio de religión, también varió el orden de las cosas: los nuevos sacerdotes prometían más de lo que la gente necesitaba, y les convencían de que ellos, los nuevos prelados, tenían el poder para hacer muchas, infinidades, infinitudes de obras en poco tiempo…hasta la felicidad plena. Y los pequeños e ingenuos Hombres se ilusionaban como niños, y saltaban vestidos con los atuendos que les distinguía como sequito de su gurú, y enarbolaban banderas, y marchaban seguros y hasta gozosos, y se fanatizaba hasta la saciedad… para caer en cuenta con el tiempo que su maestro de la falacia y la demagogia nunca cumplía, o muy poco hacía, y hasta desaparecía entre los curules del templo parlamentario o del palacio de la presidencia, para asomar de vez en vez con alguna migaja o un vaso de agua suficiente para que sus becerros no fenecieran y tuvieran la esperanza intacta para la próxima campaña.
Sin embargo, ese Hombre prehistórico era experto en sobrevivencia, dada las circunstancias tan adversas de esa larga era, y aprendió a recibir lo escaso que sus sacerdotes- políticos lanzaban como cayendo de sus opíparos comedores… pero, eso sí, sin abandonar la antigua costumbre de, por si acaso, acudir a los dioses de otrora que a veces parecían escuchar a los mortales. A ese punto ya había aprendido a no esperar nada de ningún dios, ni de los de arriba ni de los de abajo; y resolvió entonces hacerse del propio nicho que lo alzara como a la tercera fuerza de este mundo: un tercer poder -humano-sin el cual ni los dioses del olimpo o del limbo, o de donde fuere, y también los pequeños dioses terrenales, poco pudieran importar porque ahora: no se creía en ellos; y cada persona construía su propia religión con idolatrías en cosas como dinero y maquinas, artefactos y lujos, modas y apariencia, ego abundante e ilustración intelectual; y propia tribu… con distintivo y todo… siempre diferente y bien diferenciada de las demás aldeas. Con tal calaña de fuerza propia: ¿quién necesita de los dioses?
Los Hombres ya no fueron tan ingenuos: asimilaron como mentir, y hacían creer a los dioses de arriba y de abajo que las personas humanas les seguían, que sus divinidades aún eran válidas; y así se identificaba cada Hombre según pertenencia institucional o tradición religiosa familiar; pero luego cada uno pensaban lo que le convenía, y hasta contradecían a sus pastores, y danzaban de cofradía en iglesia, y de religión en creencia, y saltaban de costumbre a esnob según fuere el posible resultado a lograr. Así armaron su propia trinchera.
El planeta fue decayendo, saturado de contaminación en el más amplio espectro: este depredador y destructor Hombre prehistórico daba al traste la única casa que le aseguraba vida y posibilidad de seguir existiendo. Otras criaturas, inocentes y víctimas, se extinguían, se ahogaban en sus océanos, y dejaban de polinizar, y con todo ello sólo la muerte ganaba terreno; y el fin de esa generación humana estaba por desaparecer dejando atrás de sí una secuela de intoxicación que costaría miles de años reparar.

2

Podría ser esta una caricatura de la realidad de nuestros días: pero es que ante los hechos que paralelamente se están construyendo, y el tiempo inmanejable que está en cierne, y los saltos de mutación que se avisan con evidencia y claridad… relatos como éste no están ni lejos ni al margen de la situación que hoy enfrentamos.
Recibimos los despojos de la mesa de los señores: teléfonos sofisticados y tecnología residual que nos maravillan pero que equivalen al vaso de agua y el pan rancio que les sobra a los pequeños dioses terrenales.
Mientras la religión de la ciencia y de altos tecnócratas virtuales – al servicio de un gobierno global que el común de las personas no ven, pero del cual depende- trabaja en naves pioneras del tamaño de un aparato celular actual, impulsado por energía laser… para que recorran cuatro años luz en pocos años terrenales, y exploren exoplanetas que giran en torno a soles iguales al nuestro, en donde la posibilidad de vida inteligente es muy alta… los Hombres comunes, por su parte, (incluso ricos -creen ellos- y poderosos -porque manejan parcelas de poder que resultan irrisorias para los pequeños dioses-), hacen guerras, grandes y pequeñas, y postulan a armar sociedades a su medida mientras los conglomerados humanos se disgregan y se atomizan en un pulular de batallas tipo viral… como si fueran bacterias mordiéndose y tragándose unas a otras…para adueñarse con algo de lo cual no quedará nada.
La crónica de estos tiempos prehistóricos relatan que: los malvados pequeños dioses idearon, en un momento peligroso para sus intereses, la forma de detener un proceso altamente riesgoso que comenzaba a dar algún resultado favorable para el común de los Hombres; fue, aconteció, cuando el humano de a pie adquirió ‘conciencia social’ y descubrió-y asumió- causas comunes que derivaron en el potencial de convertirse en ‘los dueños de su destino’ -(sin dioses de arriba y de abajo, y sin pequeños dioses terrenales)-; y como en fase de enfermedad infantil que aqueja todo proceso revolucionario… este Hombre renovado se tornó soberbio e intransigente: se vio a sí mismos bajo la perfección de la incontrastable coherencia, de la suprema justicia y campeón único del bien común. Y sin vicios burgueses ni tentaciones oligarcas se dispuso a destruir las cárceles que le impedía su gran desarrollo humano. Se negó a las guerras de los otros, los de siempre, e hizo sus propias guerras…justas; rompió con las molestas discrepancias y absurdas discriminaciones de raza, de religión y de tradiciones. Y algunos optaron por el amor libre y las flores; y otros por las marchas y la protesta; y los más comprometidos entraron en las extrañas y distorsionadas vías de la violencia y la confrontación. Fue entonces que el malvado dios terrenal inunda -a la soldadesca en guerra y a los amantes del amor -de drogas experimentales para analizar y verificar sus efectos y resultados. Tan apropiada fue la consecuencia para ellos – los pequeños dioses terrenales- que hicieron llover droga en las ciudades y en pocos años habían creado ejércitos de zombis; y nuevos esclavistas, furiosos y violentos, impusieron su principado; y levantaron urbes con sus riquezas e infiltraron los ganglios de los templos del Hombre mundano- la política y sus instituciones – hasta que no hubo peligro de rebeliones e ideas libertarias raras y perniciosas que molestaran el tranquilo avance de los dioses en tierra.
Frustrada la época de idealismo colectivo, en donde toda revolución de buenas intenciones culminó peor de aquello que pretendía reemplazar o cambiar: surge el más acérrimo individualismo como la manera de sobrevivir para la mayoría; y/o, por otra parte: se regresó a la idea de la tribu con aldeas amuralladas, alzadas con ladrillos de nacionalismos y aspiraciones de condados propios; esta vuelta hacia lo más arcaico y elemental caracterizó la reacción desesperada que- esperaba el Hombre de esa época- les daría consistencia y sobre vivencia ante la tribulación y decaimiento imperante. Todo extranjero de color extraño, que en masa comenzó a moverse cuan ola en tormenta de un lado a otro por el planeta, debía ser dejado afuera… de todas partes. Y como el mundo seguía siendo la pequeña naturaleza que era, y es: no quedó otra solución sino esclavizar la migración y restaurar el más abyecto lapso de sumisión y vasallaje.

3

Hasta que en el lejano horizonte la Historia fue asomando como sol después de un largo inverno. Alumbró con luz de amanecer sobre un puente largo y contundente llamado: Transición o Vísperas: asemejando a una pasarela de Tiempo estrecha, curvada, cuyas paredes parecen tocarse.
La Historia, en ese, aún, distante futuro, podría testificar que en la época de la Franja de Transición o Vísperas: “los pequeños dioses -auto denominados ‘perfectos’- salieron de sus templos recónditos y desplazaron a sus serviles capataces: y al presente de dicho tiempo gobernaron abiertamente, aislando a sus encapsuladas ciudades, plenas de modernidad sideral y riqueza abundante- y de vida sin vejez y sin enfermedad- dejando en el ostracismo al resto de los humanos: ahora sirviéndoles a los ‘perfectos’ en calidad de tributarios con gleba pordiosera”.
“Entonces hubo minería en la luna y en marte, y se buscó con afán el dominio y control de otros planetas con vida de la cual servirse, y extraer mayores bienes para el nuevo principado cósmico de los dioses terrenales”.
Primero será asombroso; luego una toma de razón espantosa: al saber que otros seres oscuros- venidos de no se sabe dónde- urdían su alianza con los pequeños dioses humanos; y resultará ser un pasmo breve que dará paso al espanto: al asumir que muchas advertencias nunca fueron escuchadas, y no pocos avisos quisieron ser ignorados, y señales por doquier simplemente cayeron al vacío.
Podría decir el relato en el tiempo de las Vísperas: “Las maquinas dominaron gran parte del mundo de los ‘perfectos’, y por robots de inteligencia artificial los humanos imperfectos ahora fueron patrullados, controlados y perseguidos. Cada paria tiene un código entre su piel, y la maquina llamada ‘la bestia’ -con su ojo que todo lo ve- va leyendo el numero de la monada y escribe en su memoria todo cuanto capta de cada inferior bajo vigilancia”
¿Nunca hubo Dios y jamás existió contraparte que salvaría al imperfecto de este oscuro destino? – demandará el Hombre común, pasmado y paralizado al borde de la Historia… que aún brilla distante e incierta.

4
Ahora que la Historia brota con sus primeros rayos de inquietante luminosidad, transitando por el cigoñal del Tiempo llamado Vísperas o Transitoriedad, también podemos enterarnos de la otra cara del paralelismo que caracterizó a la prehistoria: ese otro relato que muchos prefirieron ignorar, negar y hasta denigrar.
Quizás siempre el Hombre lo supo, alguna vez lo tuvo claro, luego se confundió, y finalmente lo olvidó, o lo rechazó. No era fácil: los pequeños dioses de la tierra inventaron algo muy parecido a la droga, llamada: apostasía. Que es lo mismo, en fin y propósito, que persigue cualquier sustancia estupefaciente: confundir, adormecer, neutralizar, apagar el Espíritu en el Hombre, tornarlo estúpido, vaciarlo por dentro, engañarlo con falsas luces y regalar momentos de alucinación de los cuales crear dependencia.
La apostasía miente, y miente, y miente, y así va construyendo grandes verdades muy difíciles de derrocar. La mentira siempre deja un halo de duda, de sospecha y al final debilita al Hombre y lo amorfia en su forma de pensar y, lo peor: tergiversa, desfigura, malogra, prostituye y enferma la FE en la persona.
Como toda droga, debe entretejer su red de traficantes y de tráfico expedito y masivo, y postula a dominar, infiltrar y empoderarse de todo vestigio institucional que permita dar consistencia y estructura a su existencia. La apostasía entonces no niega la existencia de Lo Tenebroso – pero lo disimula y banaliza- ni tampoco desdeña a la contraparte de lo malo: la fe, el amor y la paz; sino que reconoce toda existencia sobre natural: Dios existe… pero… con sutileza y canalla finura va cambiando el sentido de aquello que dice aceptar, mostrándose conforme; y lo hace siempre por el ‘lado humano’: porque al Hombre de la prehistoria le resulta más dúctil y perceptible un dios al cual asemejar, en comparación o contraposición con una divinidad extraña, inimaginable, inasible que, por ejemplo, le obligara a esforzarse por entenderla… o debiera esmerarse por lograr una pulcritud que la sociedad no entiende… y de paso lo aleja de todo afecto y efecto ofrecido por el Mundo. Un Dios así no era, ni es, fácil de admitir y aún más complicado seguir, más bien… imposible. Muy exigente. Entonces la apostasía, susurrando estas razones supuestamente ‘humanitarias’, cambia el eje: es Dios el que debe venir a ti, predicó por siglos; pero como eres pecador, entonces ‘no eres digno’ y debes prepararte para recibir a Dios y para eso…está la religión… y estamos nosotros, los traficantes de la apostasía, que pensaremos por ti, y te construiremos el marco tranquilizador para tu creencia, con seguridad y sin riesgos.
Cuando de la realidad paralela superior enviaban a un Ser Divino con forma humana, un hombre nacido de mujer-como cualquier humano- que hablara al Hombre en su propio lenguaje, pero con evidencias irrefutable de su Origen Espiritual superior: los sátrapas de la apostasía podían seguirle por su excepcionalidad; pero luego, el irse éste, le convertían en otra forma de religión; y la venenosa apostasía resaltaba la bondad humana del ser especial, pero vaciaba su contenido espiritual, escondía, negaba y finalmente se burlaba de lo divino…porque no era posible y era blasfemia, o ilusa invención de unos locos. De tal manera que los Hombres Comunes nunca conocían al dios encarnado, y adoraban los efectos bien manejados de un varón excepcional, y repetían hasta la saciedad los relatos dirigidos que de tanto tañer ya sonaron vacíos e insubstanciales.
Del mayor dios encarnado, enviado entre los Hombres a los inicios de la prehistoria, hicieron una pantomima: poder político, ejércitos, riquezas, grandes construcciones, guerras y cruzadas, tribunales inquisidores, conquistas a sangre y fuego, tiranías de vario tipo… por esencia: apostasía, en su más descarado formato. Separaron al hombre especial, santo, asombroso… de su divinidad: la cual no debía conocerse, y olvidarse, y abiertamente negarse. Y proclamaron el nombre del hombre y sus milagros, y recordaron hasta la majadería su sacrificio en un instrumento de muerte del imperio romano – uno de los tantos poderíos mundanos existentes a los albores de la pre historia- con el objetivo mañoso y malévolo de sepultar la verdad divina, espiritual y superior, que esta deidad encarnada trajo al Hombre justamente para su elevación, y para que éste luchara y venciera a su esclavista y opresor.
Guardaron -los pequeños dioses terrenales- celosamente los hechos acecidos en los Tres Días en que esta deidad encarnada abandonó al cuerpo que lo contenía y retomó la plenitud de su condición superior. Ocultaron el combate de los Tres Días y la gran revolución acontecida, que cambió sustancialmente la condición del Hombre, y debía impedir cualquier tentativa para someterlo. Esta derrota desastrosa para los pretendidos ‘perfectos’ e ‘infalibles’- y su consecuencia tan beneficiosa para el Hombre común- (el cual desde tales hechos poseía en su interior a un Espíritu Restaurado de Dios mismo) -¡¡había que acallarla, destronarla, ocultarla… y no permitir que el Hombre común lo descubriera!!
La apostasía comenzó a tejer su maraña de relativismo, enredos y barullo, de mentiras y de escamoteo… orándole al varón del relato, pero guardando en gavetas secretas la verdad sobre la divinidad del que había venido; y nunca revelando el más grande de los acontecimientos que pudo haber cambiado completamente la realidad, y al Hombre. Entonces, en cambio, de no existir el manto de apostasía y su obra, la prehistoria habría sido breve y hoy estaríamos hablando del estertor de la Historia, y del Milenio en cierne… en el que los Hombres nos unimos a las fuerzas del Dios de la Luz. Con la apostasía dominando el Hombre vivió dos milenios de atraso, y la prehistoria se prolongó por la Franja de Tiempo. Pudo ser diferente. Debió ser distinto.
Saber, tardíamente, que siempre el Hombre tuvo en su interior la clave de su liberación, la llave de su elevación y la mayor arma para vencer a sus esclavistas… es doloroso, y deja a todo Ser en un estado de estupor y de profundo arrepentimiento por su ceguera y puerilidad: ¿¡Cómo pude ser engañado…cómo pude estar embaucado ingenuamente… cómo no hice caso a aquello que sentí, que entendí y que escuché…!?

5

¿Cómo venceremos, contrarrestaremos, aquello que ya no podemos evitar?
Quizá sea tarde para impedir el advenimiento del señorío abierto de los dioses terrenales en su era de alta tecnología, y la nueva religión de la ciencia y sus santos robots de inteligencia artificial; pero no es tarde aún para que los hombres y mujeres, que nunca han perdido el Espíritu de Dios en su Interior, hagan uso de esa especie de ‘nano-chip’ divino concedido por el Dios que vence toda muerte, y comiencen a transformarse en los altos seres que el Dios encarnado planificó; y unidos a éste, en alianza estricta y leal con éste, den el Salto de Transformación -un cambio cuántico- que no les mutará lo carnal ni lo aparente, pero que sí, de todos modos, desde el Gobierno del Espíritu y la Fe que mueve montañas: ‘harán cosas más grandes que su Dios cuando era un hombre entre Los Hombres’.
Por el Espíritu de Dios en el Hombre puede éste prescindir de todo lo artificial y lograr una calidad superior innata y natural comparada con la máquina de inteligencia virtual.
Falleciendo los últimos años del tiempo voraz – (estertor de la prehistoria)-entrado ya en el periodo de Transición o Vísperas- es cuando mayor el poder transformador del Espíritu se manifiesta y actúa. Porque a diferencia de la plena prehistoria,-cuando el Hombre era prisionero adormecido por la inercia del dominio oscuro-, se verifica en el Tiempo de Transición- desde el año 1991- una angostura rara, o una aproximación inusual, entre Lo Temporal y Lo Atemporal: causando una aceleración de las condiciones Macro Cósmicas que acerca todo poder existente entre sí; poniendo frente a frente mundos contrarios y poderes opuestos. Haciendo, por ejemplo, más malo y violento al hijo de maldad y cultivador de la ira… y sensibilizando al bueno que ya no puede quedar inerte, y movido por su fuerza interior busca a Dios ya no en términos prehistóricos sino bajo claves de futuro.
Comprensiblemente, el Hombre prehistórico no mutara en esencia, ni transformará su calidad elemental, sólo porque el Tiempo salta… sin que éste tome razón de este fenómeno. Como consecuencia entrará – y ya está haciendo su ingreso- en el periodo transicional con toda la carga de su pasado: el lastre de la pretendida y vana ‘tercera fuerza’ que le dio esperanza en su día; la necesidad antigua de pedir y esperar; y la baladí pretensión de que sea Dios quien venga fácil y rápido al llamado del deseo; la ilusión de lograr lo ideal sin el laborioso empeño por aterrizar a la vida en el escurridizo ‘sentido de realidad’; la imaginación de alcanzar sueños mundanos entregados en bandeja por obra divina; la oración diaria para mantener los templos del ego a buen recaudo.
Nadie dijo que sería fácil. Pero es esta pasarela del Tiempo (llamada Vísperas o Transición) la que favorece la mutación del hombre y mujer que busca ser semilla de persona libre, emancipados de lo artificial, para de este modo entrar en la futura Historia que avisa recién su prólogo. Es decir, no es solamente el esfuerzo de la persona aquello que permitirá formar parte de la Historia que nace, y ser parte activa de los aconteceres en esta Franja Transitoria de Cambio y Tribulación: sino que es la condición ‘del Tiempo’, la ‘Franja Transicional’, la que acelera todo proceso interior y espiritual; lo cual equivale a un acercamiento de reinos y principados muy contiguo del Hombre y su realidad. Asistimos a un Hecho del todo excepcional y raro: Lo Macro y Lo Micro se mueven uno hacia el otro estrechando la Franja de Tiempo; abriendo la posibilidad cierta de grandes Mutaciones y aperturas de realidades hasta ahora desconocidas. Es como un ‘gusano de Tiempo’ que puede ser usado por la Luz para acrecentar su Creación; y sin duda también será, y es, utilizado por el poder tenebroso para asentar su poderío sobre la creación humana, y realidades adyacentes.
Los Tiempos medibles en esta realidad no pueden ser evaluados según hechos relacionados con episodios humanos comunes: son Tiempos Cósmicos y Celestiales que tienen y tendrán EFECTO en la Naturaleza, en el Cosmos y en el Hombre. La Franja de Tiempo de Vísperas o de Transición se abre el año terrenal (21 de diciembre) de 1991 y se mueve en 4 ciclos de 35 años cada uno. Siendo el primer lapso – hasta el 21 de diciembre del año 2025- el más ‘lento’. Acelerándose en cada fase, hasta llegar al periodo de alta mutación en los últimos 35 años (hasta el 21 de diciembre del año 1141).
Es en esta Franja de Tiempo en donde se verificará todo Cambio y Tribulación, y se definirá la preeminencia – o no- del principado de Lo Artificial y el avance- o no- de los ‘perfectos’ que intentarán fijar su dominio para apoderarse de la Historia que está en cierne, e impedir que ésta traiga consigo a la Gran Luz del Milenio de Paz, e imposibilite, nuevamente, la completa liberación del Hombre y su Espiritualidad (Emancipación Espiritual que hace superior al Hombre, y obstaculiza y vence con su poder a este sistema del Mundo).

6

Hoy, -ya recorriendo el puente que une dos masas de Tiempo-entrar por la puerta correcta, abriendo umbrales con la llave idónea, es posible, no es nada lejano, ni es un proceso largo y fatigoso: dependerá de factores imprescindibles como LA ENTREGA, la HUMILDAD, la DISCIPLINA y la disponibilidad a ser Transformados para hacer parte de un Plan que no es para el ego, ni es individualista: sino que es parte de una Realidad que no conocíamos y de la cual el Hombre es parte tangible y consciente: el Reino que no es de este Mundo…se ha acercado al Hombre.
La Entrega de la vida prehistórica, para obtener la vida que hará entrar al Hombre al corazón de la Historia, -peregrinando por esta Franja de Tiempo estrecha y en movimiento, que no perdurará por siempre porque tiene su inicio y también su cierre final-, es fundamental para el logro de la Transformación que, desde el Espíritu que habita en el Hombre, convierta al mismo Hombre en el dios… equivalente al Espíritu que Dios designó. Eso es ‘Hacer la Voluntad del Padre’… nunca tuvo otro significado.
Y en ningún tiempo estuvo el Hombre tan cerca de alcanzar esa Voluntad Espiritual que lo eximirá de ser aquel ‘hijo de maldad’ que hace cosas en nombre de la divinidad desde el ego y la prehistoria; y por fin puede poner, el Buen Hombre, por obra el designio del Creador que lo hará digno de hacer parte del Reino de la Luz.
-Quien lee no podrá alegar que ‘no sabía’-

Written by Edición GF

noviembre 18, 2017 at 2:20 pm

Publicado en Uncategorized

La Fe en la era de la ciencia y de la alta tecnología

leave a comment »

Hebreo 11 (apóstol Pablo)
1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. 3 Por la fe entendemos: haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.
Versión Reina-Valera 1960

Comparto mi andar para que me acompañen en este camino de realidades.

Llegará el día, ya en pocos años, en el cual el Hombre dependerá en gran medida de la inteligencia artificial. Maquinas que piensan por sí mismas y que se nutren de información sin intervención humana. Pero no el tipo de maquinaria que aún podemos entender y comprobar las personas comunes, basándonos en la mecánica del siglo veinte: más bien, en cambio, estructuras moleculares y de nanotecnología cuyos componentes materiales podrán auto regenerarse, y las armas para su destrucción, en las guerras por venir, ya desarrollan procesos electromagnéticos, laser y ultrasonidos y tipo de balística que viaja a miles de kilómetros a siete veces la velocidad del sonido.
Seguramente la medicina alcanzará niveles hasta hace muy poco impensado: hoy ya podemos visualizar implantes de micro chips que son verdaderas computadoras moleculares actuando en el interior de nuestro cuerpo que podría si no eliminar las enfermedades, al menos disminuirlas a su expresión más elemental. Así también asistiremos a procesos artificiales de atraso o detenimiento del proceso de envejecimiento.

Leemos parte de un artículo del Dr. Rubens Arizmendi:
“En materia de computadores ADN, uno de los más impactantes desarrollos está siendo llevado a cabo por un grupo de científicos israelíes del Instituto Weizmann quienes armaron un computador microscópico a base de moléculas de ADN, el conocido material que compone las células portadoras de la herencia biológica. Las dimensiones de las computadoras así creadas son tales que un millón de millones de ellas podrían funcionar en forma paralela, según el jefe del grupo, Profesor Shapiro. – Y para ilustrar acerca de su capacidad de proceso, se estima que podrían llevar a cabo un Billón de operaciones por segundo con una precisión superior al. 99.8% en un tubo de ensayo. Hay más aún: los científicos sostienen que su invento podría llevar a la creación de un dispositivo capaz de procesar el ADN dentro del cuerpo humano que permitirá aplicaciones médicas de gran alcance. Los computadores están hechos con hebras de ADN mezcladas con enzimas. Se supone que podrían pasar décadas (tal vez años, o menos…) antes de que estos microscópicos computadores puedan ser perfeccionados, aunque evidentemente son algo más que una seudo-utopía. En teoría estos ordenadores podrían ser mil veces más rápidos que los PC normales y utilizarían menos energía”
La manipulación celular y su uso podrá, sin duda, comportar grandes avances en la prevención, corrección y hasta desaparición de males que hoy no tienen cura ni pueden ser evitados. Pero también se experimenta con el intercambio hibrido en donde, por ejemplo, un hombre pueda recibir el hígado de un cerdo; hasta llegar a la creación de seres híbridos que valgan como ‘esclavos’ para los humanos en sus necesidades de salud, y un amplio espectro de ‘servicios’ que hoy no podemos imaginar.
A este propósito leemos lo siguiente: “La especie humana ya está mezclada con otras. Se ha iniciado un proceso científico que pretende ampliar la diversidad genética del planeta con fines médicos mediante la creación de especímenes híbridos, mitad animal, mitad humano, con los que experimentar enfermedades y terapias. Ya hay células humanas en cerebros de ratón y de monos, así como ovejas que poseen hígados parcialmente humanos, corazones con células humanas y cerebros con huellas humanas. Algunos científicos se han propuesto incluso crear un “humanzee” (del inglés human y chimpanzee) que sería el cobaya ideal para los laboratorios de investigación. El doctor Rifkin ha dado la voz de alarma preguntándose: ¿estamos en la cúspide del renacimiento biológico, como algunos creen, o estamos dispersando las semillas de nuestra propia destrucción?”

Para que entendamos mejor que no estamos en la especulación de la ciencia ficción sino en una realidad que va muy delante de nuestro saber y conocimiento de persona común, aunque bien informada, simplemente ponga atención en su moderna, la más avanzada de las computadoras que usted puede obtener, o bien entienda la tecnología que cotidianamente usa en su teléfono celular: su investigación ya le sorprenderá; y si capta bien los avances tecnológicos que usted maneja en estos momentos podrá comprender mejor aquello que no conocemos, pero que se halla en plena ebullición y desarrollo en los laboratorios de las naciones pioneras y más avanzadas en este mundo, generalmente estrechamente ligadas a la industria de la guerra y de la economía del futuro.
Para ilustración veamos este artículo que fácil se encuentra navegando por internet: “Mientras que una computadora ordinaria puede realizar alrededor de 100 millones de cálculos en un segundo, ésta (computadora china) hace 33.860 billones por segundo” “La Tianhe-2, desarrollada por la Universidad de Tecnología de Defensa china, que es administrada por el gobierno, lideró la lista de las 500 computadoras más rápidas del mundo, publicada dos veces al año por un grupo de investigadores internacionales”
“Estados Unidos tiene la segunda y tercera supercomputadoras más rápidas del mundo, llamadas Sequoia y Titán respectivamente, mientras que la K japonesa es la cuarta” “Eso en promedio, porque en teoría la máquina puede operar hasta a 54,9 petaflops por segundo”
“El sistema tiene la capacidad de monitorear enormes cantidades de datos. Con él, los modelos climáticos atmosféricos pueden tener en cuenta el efecto del comportamiento del océano, explicó Raj Hazra, líder del departamento de alta computación de Intel, al diario The New York Times” “Por medio de la Tianhe-2 los geólogos pueden examinar no sólo las formaciones rocosas, sino el comportamiento de los gases y los líquidos dentro de las diferentes rocas- añadió Hazra”
“Otras de sus características incluyen: Utiliza un total de 12,3 millones de procesadores; tiene una red de interconexión a la medida, que enruta los datos a través del sistema. Posee 4.096 CPUs (unidades centrales de procesamiento) FT-1500 Galaxy diseñados para manejar aplicaciones específicas de predicción del tiempo y de defensa nacional. Usa un sistema operativo Kylin -llamado así en referencia a una bestia mítica conocida como el “unicornio chino”- que sirve como una opción de alta seguridad para los usuarios del gobierno, defensa, energía, aeroespacial y otros sectores críticos.”

La robótica, con el avance de la nano tecnología y la computadora molecular, está a punto de crear maquinas en grado de pensar por sí mismas, resolver problemas e improvisar soluciones. Veamos:
“En los últimos años, la evolución de la robótica ha llevado a que muchos robots sean capaces de hacer tareas específicas e incluso de aprender tareas nuevas, pero si se les cambia el entorno no pueden hacer nada. Lo nuevo del robot ‘Hiro’ es que es el mayor avance hacia un robot autónomo, capaz de adaptarse a los cambios y tomar decisiones. “Hasta ahora los robots, incluyendo los industriales, han sido capaces de realizar tareas específicas con rapidez y precisión. Pero si el entorno cambia ligeramente, no pueden responder. Este robot recuerda no solo conocimientos básicos, sino que los recopila, y después se puede aplicar ese conocimiento a la situación inmediata”, declaró un vocero del grupo de investigación de Usamu Hasegawa”

Pero en donde mayormente la robótica, entrelazada con los mayores avances en todo el espectro de la ciencia y tecnología, halla su más amplio desarrollo es en dos áreas ultra secretas: la militar y la espacial.
En el desarrollo espacial hay proyectos en marcha para instalar estaciones espaciales cerca de la luna y una base en marte, la que ya estaría diseñada y en fase de prueba. Para el año 2025 se prepara poner en órbita el telescopio WFIRST, el cual tiene capacidad para estudiar y analizar la materia oscura:
“Además de ver exoplanetas directamente y estudiar la energía oscura, WFIRST podrá analizar la no menos misteriosa materia oscura y todo tipo de fenómenos astrofísicos. Se prevé que detectará hasta 2700 exoplanetas por el método de la microlente gravitatoria, incluyendo más de trescientos con una masa similar o más pequeña que la Tierra. Estará situado en el punto de Lagrange ESL2 del sistema Tierra-Sol. Su misión primaria durará seis años y tres meses”

Surgen ya voces que llaman a la cautela, sobre todo en relación con la ‘inteligencia artificial’. Es ya un dato adquirido que los daños al planeta, sus océanos principalmente podrán ser revertidos gracias a micro organismos artificiales que limpiarán las aguas de bacterias nocivas, pero sobre todo de productos derivados del plástico, e incluso podrá crearse y hasta mejorar la oxigenación de la tierra y fomentar el proceso atmosférico de acuerdo con las necesidades humanas. Pero estos avances tienen peligros si son usados con fines destructivos, o para manipular al planeta, y al Hombre, según oscuros intereses. Leemos:
“ La tecnología podría revertir parte del daño causado al planeta por la industrialización y también ayudar a poner fin a la pobreza, pero la inteligencia artificial (IA) debe ser controlada, dijo el lunes el británico StephenHawking”
“El científico sostuvo que la tecnología podría cambiar cada uno de los aspectos de la vida actual, pero advirtió que la IA presenta nuevos desafíos”
“Sostuvo que esa tecnología, al igual que los robots, amenaza millones de puestos de trabajo, pero destacó que esta nueva revolución podría ayudar a la sociedad a aliviar la pobreza y las enfermedades.
“El desarrollo de la IA podría ser lo peor o lo mejor que le ha pasado a la humanidad”, dijo Hawking a través de una teleconferencia en el inicio de la Web Summit en Lisboa, en la que participan unas 60.000 personas.
‘Simplemente debemos ser conscientes de los peligros, identificarlos, usar las mejores prácticas posibles y prepararnos por adelantado para las consecuencias’,agregó”
“Los comentarios de Hawking se dieron en medio de un creciente debate sobre los pros y los contras de la IA, un término usado para describir las máquinas con un código que aprende a medida que hace determinadas cosas”
“El emprendedor Elon Musk, jefe ejecutivo de la fabricante de autos eléctricos Tesla Inc y de la compañía de cohetes SpaceX, advirtió que la IA es una amenaza para la humanidad. Pero el cofundador de Microsoft Bill Gates dijo hace poco en una inusual entrevista que ‘no hay nada por que asustarse’”
“Hawking sostuvo que cada persona tiene un rol que cumplir para asegurar que la actual generación y la próxima estén comprometidas con el estudio de la ciencia para crear “un mundo mejor para toda la raza humana”. “Tenemos que llevar el conocimiento más allá de la discusión teórica respecto a cómo debería ser la IA y tomar decisiones para asegurarnos que planeemos cómo puede ser”, destacó Hawking.”

La buena noticia es que marchamos rápidamente a la superación del uso y dependencia de los combustibles fósiles, y la era del petróleo será un mal recuerdo de nuestro retraso como humanidad. Los nuevos combustibles son tan variados como raros: desde el agua, hasta el excremento humano, pasando por el alcohol y basura bio degradable, son fuente potencial de combustibles que moverán maquinas, autos y hasta naves espaciales.
“En Phys.org Making space rocket fuel from water could drive a power revolution on Earth, sobre la fabricación de combustible para cohetes, satélites, sondas y naves espaciales a partir del agua. La idea en la cual se basa no es nueva: mediante la electrólisis el agua se descompone en los dos elementos que la forman, el oxígeno y el hidrógeno. Combinados de nuevo en estado gaseoso ambos elementos arden o explotan cuando se encienden, combustión que puede aprovecharse para dirigir o propulsar un satélite o una nave espacial. Más novedosa es la propuesta de los investigadores de la universidad de Cornell para producir ese tipo de combustible directamente a bordo de un vehículo espacial, a demanda. La electricidad necesaria para realizar el proceso de separación de los elementos se obtendría mediante paneles solares, que son «muy fiables y no tienen partes móviles». La electrólisis se ha utilizado ya antes en el espacio para producir oxígeno en misiones espaciales tripuladas sin necesidad de recurrir a tanques de oxígeno a alta presión [con el riesgo que conlleva], por ejemplo, en la Estación espacial internacional. Pero en lugar de enviar agua al espacio el agua se extraería de la luna de asteroides. Si este enfoque para utilizar oxígeno e hidrógeno como combustible funciona, nos encontraríamos ante una fuente de energía disponible en el espacio lista para utilizar. Lo cual podría determinar la forma en que haremos funcionar las naves espaciales en el futuro”
El tema crucial de ¿cómo acumular y mantener energía? Supera ya, de por mucho, nuestra idea antigua de la pila o de la moderna batería de litio que usa nuestro aparato telefónico:
“Un grupo de investigadores de la Universidad de Florida Central han desarrollado unos supercondensadores flexibles que pueden ser recargados más de 30.000 veces sin degradarse y se cargan en segundos. “Si se reemplazaran las baterías por estos supercondensadores podrías cargar tu teléfono móvil en unos segundos y no tendrías que cargarlo de nuevo durante una semana”, explicó en un comunicado Nitin Choudhary, el doctor que lideró la investigación”
“Uno de los principales problemas de las baterías actuales con iones de litio es que la carga tan repetida que hacemos de ellas, especialmente en teléfonos móviles, provoca que se degraden muy rápido y que empiecen a perder parte de su efectividad tras alrededor de un año de uso. La vida útil de las baterías es de aproximadamente 1.000 ciclos completos de carga y recarga”
“Científicos de Harvard han creado un nuevo tipo, llamado baterías de flujo, que podría durar más de una década sin degradarse. Su nuevo método consiste en almacenar la energía en soluciones líquidas. El truco está en modificar las moléculas de los electrolitos (ferroceno y viologenos) para que sean estables, solubles al agua y resistentes a la degradación. Así, al disolver en agua con pH neutro estas moléculas, los investigadores principales han asegurado que las baterías solo perderán un 1% de su capacidad por cada 1.000 ciclos. Además, son “considerablemente más seguras”, ya que esta disolución no contiene elementos corrosivos o tóxicos”

Esta información es somera y superficial; hay un universo profundo que aún podemos conocer e investigar, pero sigue habiendo una galaxia de experimentaciones que de verdad nos haría pensar que el Hombre está siendo asesorado por extra terrestres o por dioses, o que de alguna manera este Ser Humano halló la hebra que lo está conduciendo al gran salto de la mayor revolución de su historia conocida.

Es unánime la idea de que en el año 2030 entraremos en ese salto cuántico que cambiará todo lo que hasta ahora conocíamos, como lo concebimos, y la pre historia que ha durado hasta estos tiempos, será reemplazada y sepultada por una realidad que podría parecer abrupta y arrolladora, pero que se ha encubado bajo nuestros pies y por encima de nuestras cabezas en estos-por lo menos- últimos 30 años.

Ya hoy, en el preludio de esta nueva revolución, asistimos a una crisis super estructural que ha puesto en jaque toda la nomenclatura institucional y de orden que armamos desde el estallido de la vieja revolución industrial.

No puede ser llamado sino: ‘Tiempo de Tribulación’ porque la revuelta y el revoltijo de un ordenamiento en cuestión que ya no resiste mayor desarrollo y comienza a dañar todo lo que toca solamente puede ocasionar gran Tribulación, y exacerbación en las contradicciones de todo el tejido social, humano y cultural del Hombre actual.

Las firmes ideas y la ideología que sustenta al Hombre y sus distintos cosmos visiones… tambalean; y solamente el miedo, que es parte tan propia de la debilidad humana, empuja a anquilosarse, encerrarse, embarrilarse y resguardarse detrás de barricadas desde donde se niega la realidad y se levantan banderas desteñidas, y se tocan campanas de tañidos ocres y broncos que ya suenan a lamentos de negación y de triste ira.

Y en este coro estridente y nada agradable aparece fuerte y preponderante la férrea defensa de la religión pre histórica y sus valores decimononos. Cuan fantasmas de una ópera bufa el patriarca eclesiástico se desplaza por el planeta arrimando a sus becerros que claman por la seguridad que se les ha robado…y pidiendo la certeza que se ha esfumado, no se entiende cómo.
Sin embargo, la revolución y su salto ya no se detendrán: con lo bueno que aquello trae, y con lo mucho de peligro e incertidumbre que en sus escondrijos oscuros nos esconde, tanto que no podemos ver ni sabemos leer la verdad de lo que nos espera.

Fe en aquello que nos espera, en lo que no podemos avizorar, porque lo creado a la vista nuestra ha nacido de lo que no podíamos ver. ¿Fe en qué?

Hoy tenemos una gran dificultad: que el Hombre cimente su Fe en un poder omnipotente que parece haber descendido a la Tierra a escondidas para hacer saltar a la humanidad hacia eras en donde nos transformaremos en semi divinidades viajando por el cosmos. ¿O serán demonios de suma inteligencia que nos conducirán a una nueva torre de babel en dimensión superior que provocará la ira de Dios?

Asistimos al apego temeroso, pavoroso, de lo que ya no da respuestas, pero que es lo mejor conocido y lo que aún podemos controlar: la religión. O negamos a Dios al comprobar la caída irremediable de la religión cuan sostén de nuestra estructura social e ideal. Porque siempre que creímos en una divinidad en verdad fomentábamos la idea real y concreta de la iglesia y de la institucionalidad de la fe en la que podemos negociar con dios. Y quienes atacaban o negaban cualquier atisbo divino en realidad alzaban las argumentaciones en contra de la historia eclesiástica: resaltando las aberraciones humanas de los varones y príncipes sacerdotales, y poniendo de manifiesto el rol y freno que las religiones han jugado en el atraso de la inteligencia humana.
Esta comedia de equivocaciones, este tinglado sutil de vidrio plano y frágil también cae hoy, y se hará trizas cuando el salto venidero golpee nuestra existencia y nos lleve como ola furiosa a otra forma de ver y entender la misma vida que tenemos, y la misma tierra que habitamos, y la misma calidad humana que siempre hemos sido…pero desde una cosmovisión que nunca tuvimos.

Porque de ningún modo Dios ha subyacido entre los pliegues de religión alguna, y harto menos en las cámaras secretas y burdas de los varones capataces de la fe ajena. Desde hace ya milenios que Dios se halla intrínseco en el Hombre. Y jamás ha sido algo similar a un Hombre; y ha mentido el exegeta y el pastor, el teólogo y el prelado, cuando escribió con mente añeja e intención muy propia que este dios poseía sentimientos tan humanos como esmero por la geografía y gran sed de sangre y gloria de general imperial.

No hay contraposición entre la realidad del cosmos y el gran Holograma que conocemos como nuestro universo, y la existencia de un Dios que no es un varón superior rebosante de emocionalidad y deseos, y redundante de aspectos humanos no siempre santos y muy cerca de aquello que sí caracteriza al demonio: como la violencia, la guerra, la posesión patriarcal de mujeres, matanzas de infantes y repartición de tierras y construcción de reinados. Porque Dios es una fuerza Creadora de inteligencia suprema que sí posee materia en su composición de realidad: es el principio de la Luz y es la Luz original: el Principio que en interrelación con la Raíz Oscura (no tenebrosa) (materia y energía oscura) ha dado vida, por infinidad de procesos, a toda la vida que apenas conocemos y en gran medida, en su mayoría, desconocemos en absoluto.

Nos hace temblar y tambalear la sola idea de un Dios Fuerza de Inteligencia inmedible tan lejos de lo humano y de aquello que podemos controlar con nuestro escaso y aún mínimo conocimiento. ¿Soberbia?

Más hace temer, tanto al común de las personas como al ilustrado intelectual agnóstico o ateo, y por igual al creyente de a pie como al religioso de la filosofía (o filosofo de la religión), el hecho y verdad que asevera que una chispa, algo así como un nanochip, de ese Dios inconmensurable vive en el interior de cada Ser Humano. Y que en realidad somos maquinas biológicas hechas solamente para desarrollar y potenciar ese nanochip altamente sofisticado llamado ESPIRITU.

Es posible que este plan de evolución humana esté siendo administrado por otros seres ya mutados a la escala mayor de la estirpe adámica, a la cual pertenecemos. No necesariamente sea la matriz original la que sabe de nosotros o esté al mando de nuestro proceso espiritual. Es decir: Dios nada sabe de nosotros, del individuo, sino sabe y conoce a Su Espíritu en Nosotros. Y podemos estar más cerca del Origen si avanzamos por y con el Espíritu, y por medio del Espíritu Oramos (dialogamos) con ‘el Padre que ES Espíritu’. (quizá esta realidad nos permita entender la inutilidad de la religión, y de la teoría sin practica espiritual)

Quizás debamos entender que Cristo nunca fue solamente el Jesús que podemos leer en los libros. Y que el Elohim del cual nos ilumina apocalipsis, o el hecho de la transfiguración descrita en los evangelios, sean una muestra clara y evidente de la divinidad conductora que en verdad se encuentra a la cabeza de este plan que nos involucra.

Tal vez debamos entender a ‘los ángeles’ como parte de una realidad macro que mistificamos y damos excepcionalidad milagrosa simplemente porque no entendemos y nos cuesta asumir una dimensionalidad que se nos escapa y nos causa temblor e inseguridad; o bien nos hace descansar y reposar en ‘la esperanza’ de que, después de todo, hay ‘algo allá afuera’ o ‘arriba’ que en su momento nos sacará del abismo, nos salvará de la mediocridad de este mundo, o al menos nos llevará como en coche hacia cielos imaginarios en donde por fin todo será distinto y tendrá razón de ser.

Debiéramos pensar entonces que el principado de maldad, el Gran mentiroso, ¿podría ser otra fuerza adversa al Plan de Cristo?… que también tiene en el Hombre su pretensión y aspiración: ganarlo, arrastrarlo, transformarlo a su modo; ¿y pudiera entonces tener servidores que hacen la tarea de informar a ciertos Hombres poderosos con alma de destructores y hambre de poder para que avancen a la era de la alta tecnología en modo de contrarrestar a ese otro plan que también prepara al Hombre para una entrada en tiempos superiores y Milenios que debieran ser de gran avance, pero guiados por la Luz y la Paz?

Si bajo este cristal ahora leemos aquello que Cristo dice en los evangelios, quizás perdamos la mística de lo inasible y la fe de la esperanza y comencemos a vivir la Verdad que nos libera y la Fe en la Certeza en aquello que no vemos aún pero que ya avisa y nos llama a consolidar y renovar nuestra confianza en un Cristo Vivo.
Un Cristo que nunca fue aquello que los varones de la religión nos inocularon con trampas y falacias, ocultándonos información y nunca dándonos herramientas espirituales reales. Un Cristo que es Dios porque se hizo UNO con la Luz Original, y es Espíritu antes que materia. Ese Cristo Elohim que está solido al mando del proceso transformador del Hombre bajo un Plan de Salvación que es tan concreto… como simple es entender que existimos, y que no tendríamos razón de ser el tipo de inteligencia que somos sin un Plan que nos catapulte a la igualdad equivalente según el Espíritu que nos habita. Es decir: el propósito de que la semilla espiritual tome el gobierno de nuestro Ser; y de lo Carnal saltemos a Seres espirituales, en donde lo corpóreo sea solo una forma de contener al verdadero Yo que debe prevalecer.

Podrá parecernos dura esta afirmación: pero la siembra somos nosotros. Los espíritus, cada uno de ellos, habitándonos… los nano- chip de Dios, la chispa que debe convertirse en Ser propio… han sido depositados en la siembra de nuestros cuerpos, y fueron inseminado con el Alma, y se les ha dado mente, para que por conciencia y por opción renazcamos cuan dioses menores con los cuales el Reino… un Reino concreto y especifico…pueda contar entre sus creaciones superiores, para la expansión de la Luz: en una creación que no puede detenerse, porque de hacerlo sería consumida por la materia oscura y derrotada por Las Tinieblas.
Ante la revolución a la cual nos enfrentamos: ¿morirá la Fe y ya nada más podemos hacer nosotros y no tenemos razón de existir como personas espirituales?

Concluimos que la muerte inevitable de la religión y de la estructura mental religiosa, y de la pre historia del Hombre que fue esclavo de la mentira y nunca tuvo claridad de Dios en su propia persona, ya ha comenzado, y se agudizará aceleradamente. Y si el Hombre no pone en acción la Fe según aquello que ha de venir, -que aún no ve pero que ya puede percibir, entender y avizorar-, y no proyecta su Ser Espiritual al tiempo que constataremos mañana, pero que nació en estos días mientras lo ignoramos o nos era oculto, entonces, de quedarnos en la inercia de lo antiguo que ya es hoy, seremos como muertos en medio de un mundo desconocido: extranjeros en propia tierra, relegados por no estar insertos en una realidad que nos supera.

Desde hace ya 25 años intentamos mostrar y preparar, y alistarnos, para esta hora de salto que se nos viene encima cuan tormenta de arena y roca.
La enseñanza del I Ching no fue nunca para que aprendieran a manejar el i Ching: sino para que por medio de este instrumento excepcional y magistral alcanzaran la Visión Macro de la realidad, y desarrollasen el Camino Medio que los llevara a ver aquello que queda atrás, y ya no existe, y asumieran eso otro que está en cierne: y que ya es hoy.
Pero la antigua mente religiosa y la red del conocimiento básico, y la sombra nefasta del ego, se unieron para no dejar escapar al que debía liberarse y ascender a la punta de la alta colina.
La enseñanza de la meditación comprobada, adecuando la experiencia budista con la mitología acertada y eficiente de los Santos y Sabios (Flor de Oro) tenía por objetivo, precisamente, que la persona lograra la liberación manifiesta de su Espíritu: que el nanochip, la chispa de Dios, despertara, actuara y prevaleciera con su cumulo de información y su poder transformador.
Pero la anquilosa mente religiosa encubierta de la ilusión mística y los juegos del ego, más las expectativas de la propia idea, hacen que algunos nunca rompan sus propias fronteras artificiales; y otros rechazaran aquello que se despertaba porque o no les gustaba, o temían, o no era aquello que deseaban. Y si el Espíritu toma fuerte el mando: claman por volver al ayer, porque, -perdiendo el control de lo conocido-, algo tan real y fuerte no puede ser sino malo y hasta, quizá, demoniaco.
La enseñanza de la oración ha chocado con muros infranqueables de vieja religión y mentalidad religiosa fastidiosa y obcecada. El rezo para pedir, y sólo para pedir, y la espera para recibir, y sólo recibir, deja en evidencia el mercantilismo más paupérrimo que ha sembrado en la parte oscura de la persona la acción de la apostasía. Sacar, extraer, arrancar, a los ‘creyentes’ de una palabra sin sentido, sin conciencia, ya es tarea llena de escollos; pero lograr que la palabra sea Espiritual, verdadera, honesta y con conciencia del Espíritu que vive en la persona… es toda uno odisea. Y si a esto agregamos que fundamental es que mute en absoluto la idea, la concepción de Cristo, destronando al Jesús de las iglesias… simplemente aramos en el mar y predicamos en el desierto.

Nada de aquello que hacemos, y hago desde hace 25 años, y que llamo a seguir fomentando, -y que continuaré a realizar hasta que mi Espíritu pase de Cuerpo carnal a Cuerpo espiritual-, es para que la gente tenga otro redil en donde reunirse, otra casa donde cobijarse, una iglesia de nuevo tipo en donde hacer lo mismo, y menos para dar la seguridad mental y cultural de otra religión.
Pero el Hombre es como una cartulina enrollada por dos mil años: apenas se extiende y pierde la fuerza y la concentración espiritual, de golpe se enrolla nuevamente por la fuerza de la costumbre.
El esfuerzo debe partir de aquel que enseña y guía: porque si aquel o aquella que orienta y muestra el camino también se arremanga como cartón viejo, no habrá, no existirá algo fundamental en esta tarea hermosa: la coherencia.

La clave para Tomar la Decisión desde el interior está en algo del cual carecemos si no lo cultivamos: el ‘Sentido de Realidad’. Y todo lo que este articulo contiene al inicio y hasta su parte media es justamente eso: una muestra de realidad para que se asuma el tiempo en que vivimos, y aquello que está en cierne.
Porque si tal es la realidad, tal debe ser nuestro Sentido de Realidad. Para eso debemos Informarnos, Investigar, formarnos…no sólo para saber, y no cualquier saber. Nos informamos sobre la realidad que atañe a nuestra percepción de la vida en concordancia con nuestra Fe y una mirada macro y Espiritual de la existencia. Con ese tipo de contemplación nos informamos. Bajo ese cristal investigamos, Con esa información nos comparamos: y así adquirimos Sentido de Realidad. Y eso jamás partirá del ‘yo’: sino que desde lo Macro y externo termina, culmina en el ‘yo’. Porque el ‘yo’ fuera de la realidad que nos vive y nos condiciona es estupidez egoísta y suma tontera egotista.

Porque la espiritualidad y la Fe del futuro que ya está entre nosotros debe hacernos crecer como seres de poder, superiores a las maquinas, y prescindir de lo artificial logrando lo mismo que el Mundo mediante Lo Natural de nuestro nanochip divino: que nos elevará en nuestra calidad humana, y nos acercará a nuestra condición divina. De esto se trata ahora Lo Espiritual y la Fe Viva.
Esto explica porque siendo Búdico no soy budista, y habiendo logrado un alto camino en la sabiduría del oráculo y del sistema del i Ching, y sosteniendo vivencias con Lao-tse, no soy taoísta ni quedaré prisionero de falsa maestría que enseña metodología y forma sin contenido para que otros, en su banalidad y pretensión, jueguen con la adivinación y la quimera. Pues por amor al sabio Oráculo, y hondo respeto por los ancestros que heredaron un medio santo como es el I Ching, sigo sembrando su esencia con los cuidados que esta joya merece y exige.

Y porque amando al Cristo Vivo, que no es el de las religiones ni la falacia de los apostatas seculares, soy hondamente Cristico, y profundamente contrario al cristianismo histórico que tanto daño ha hecho y hace a la Fe de las simples personas.

Y en lo Cristico: por forma, por valor, por visión profunda, por macro realidad, por sabiduría, por virtud, por alta espiritualidad… he hallado la unidad, la unicidad, la amalgama…el UNO… en donde todo confluye, en donde los Cielos se unen: el punto cero que unifica y hermana lo que pertenece a la Luz: como un camino directo y ascendente al gran sol que dio inicio a todo este largo andar…y dio sentido y razón a sus andariegos.

En eso debemos convertirnos todos los hombres y mujeres de buena voluntad: en andariegos que asumen que somos siembras que debe ser cosechada por los dioses.
En eso se resume la tarea o misión: moverse, cambiar, mutar, transformarse…andar…caminar sobre el piso de la realidad, con la Fe en la certeza de aquello que no vemos, pero que de seguro… ha de venir.

(Y nosotros, Andariegos y Andariegas, podremos vencer a la oscuridad, y derrotar a las tinieblas, y fomentar con sabiduría la luminosidad que proviene de la Fuerza Madre que es el Dios Creador. A eso debemos prepararnos hoy, para ser Personas Logradas en el mañana próximo. Y será ésta la única herencia que podremos sembrar en los surcos de este Tiempo de Tribulación y Cambios)

—————————————————————————————————

Written by Edición GF

noviembre 18, 2017 at 2:00 pm

Publicado en Uncategorized

Erwin Díaz vino a entregar un mensaje para mí

leave a comment »

No era el retorno que había soñado: imaginaba a un país libre de noches sin luces…como tanto gusta a los tiranos. Pero en el año 1983 aún el oscurantismo copaba los ángulos y recovecos de una nación estallando desde su raíz recóndita. Mientras que los sátrapas y perversos gozaban de la eternidad prometida por el divino autócrata.
Mis paso por el exilio no moría en mi lenguaje, ahora imperfecto por la invasión del italiano en mi hablar, y aquel percance del idioma me hizo merecedor de un simpático apodo: el ‘Rigoletto’ .
Mis nuevos amigos en mi país – los antiguos en su mayoría vivían en mi memoria después de sus muertes y desaparición- eran poetas, escritores, actores y actrices, pintores y escultores: dimos vida a la ‘Coordinadora Cultural’ cuyas reuniones las realizábamos en la sede de SIDARTE. En la calle Lira. Y en la Sociedad de Escritores de Chile los jóvenes conformamos el ‘Colectivo de Escritores Jóvenes’.
Diego Muñoz, Esteban Paredes, Carmen Berenguer, Pía Barros, Ramón Díaz Eterovic, Gustavo Becerra, Marcelo Muñoz, Reinaldo Lacamara, Pedro Lemebel, Aristóteles España, Erwin Díaz, Camilo Maturana … y muchos otros y otras cuyos nombres los años han ido borrando pero no así sus rostros, y los recuerdos que se nutren de los balances de existencia que solo son posible en la vejez. Porque si algo hermoso sucedió en esos años raros y tremebundos fueron esas fuentes rebeldes de creatividad que nunca se apagaron y florecían en medio del lodo como flores de loto.
Erwin Díaz era un joven callado y de sonrisa amable. No tenía el aire del intelectual subido al necesario faro del ego que alimenta el fuego de la presencia artística; su sencillez y humildad era tan natural y verdadera como su genialidad poética.
El antiguo libro de los cambios chinos (I Ching) dice en su signo 36 que: ‘en tiempos de tinieblas reinan los vulgares, y en tales días oscuros la inteligencia debe esconderse entre la masa de gente común pues de otro modo los déspotas buscarán dar muerte a la inteligencia porque esa es su peor enemiga’. Y el modo de proyectar su rebelión creativa Erwin Díaz la canalizó y fomentó por medio de una labor en la que pocos piensan y menos se empeñan: recopilar poesía, reunir obras, salvar memoria poética… algo así como el antiguo archivero sin el cual no habría memoria, ni historia y menos poetas vigentes en el tiempo.
Los días de protesta dieron paso a mayor represión: es el ciclo irreversible que da a toda dictadura su calidad innegable de hirsuta y cavernícola.
Recuerdo una cena con Erwin en casa de mi hermana Margarita, en Recoleta. Recuerdo a la madre de Erwin: una señora anciana, bajita de una ternura que daban ganas de abrazar y quedarse cuan niño plegado a su larga falda. Recuerdo a Erwin visitándome y compartiendo un vino en el Centro Cultural Mapocho (que se encontraba frente a la sede central de la UC, frente al cerro Santa Lucia, cuando yo trataba de aportar algo de alegría con una música aún extraña para los chilenos: La Salsa.)
Yo era entonces Camilo Maturana, el ‘Rigoletto’… quién en democracia pudo recuperar su nombre de infancia. Pero entonces era un poeta retornado del exilio cuya sana obsesión era luchar por la recuperación de la democracia en mi país. Todos los demás escribían y luchaban en contra de la dictadura sin esconder sus nombres. Erwin Díaz era Erwin Díaz: el poeta, el recopilador, el archivero de la poesía, el recolector de memorias… y eso sigue siendo hoy…además de director de un buen club de jazz en el barrio Bellavista.
Todos fueron y son más honestos que yo: porque siendo un poeta y escritor, un periodista, yo no me sentía parte de esos grandes intereses que conmovían a mis camaradas escritores. Ellos eran escritores y así luchaban y así vivieron. Algunos quizás ya no escriban: pero Erwin Díaz sigue siendo leal a su propósito y a su modo de entender la vida.
Yo venía a mi patria a combatir desde lo más duro de la clandestinidad: para eso me había preparado y con tal propósito fui enviado por el Partido en ese entonces. Pero el tiempo entre mis amigos poetas y artistas fue un aliciente, una Gracia del Cielo, un bálsamo que me salvó del fanatismo porque me mostró y recordó que la belleza nunca debe sucumbir ante la brutalidad de las armas.
La última aventura literaria antes de separarme de mis amigos escritores fue el ‘taller literario Tranvía’.
Saliendo del torbellino armado, años transcurridos, aún con la tiranía sobre nosotros, (pero ya en sus estertores nauseabundos), vino el túnel de la reflexión, del arrepentimiento, de la corrección, del perdón y de los balances. Salí por la luz del camino espiritual guiado por un oráculo vivo que me tomó de la mano y me llevó a los pies de una montaña que cambió mi existencia.
Por más de 25 años he transitado por este sendero que acogí con la convicción que siempre me ha hecho abrazar fuerte a las causas en las que creo, y a las cuales me entrego sin medir efectos y sin evitar sacrificios.
Y un amanecer, en estos días, Erwin asaltó mi memoria y me pregunté: ¿Qué será de Erwin?.
A los dos días sentí que debía regalar unas horas de esparcimiento a mi compañera y esposa: busqué obras de teatros…y entonces vi ‘Jazz…yin- yang…’ No recuerdo exactamente; quizás nunca lo leí con precisión: el hecho es que al rato tenía comprada dos entradas.
Allí estaba Erwin, con su poncho, más viejo obviamente, pero su misma mirada, su sonrisa, su característica. Es el dueño del club. Nos abrazamos… algo nos dijimos o de algo hablamos. Nos hicimos una foto. Intercambiamos correos y teléfono.
Creo en los mensajes y creo que las casualidades no existen: lo cierto es que el encuentro con Erwin renovó en mi interior una sensación aguda que me angustió hace unos dos-tres años atrás: escribir mis memorias de vida y contar lo que nunca he compartido, y con lo cual he sido cauto, egoísta y silencioso debido a esos fantasmas del pasado que no debieran hacerme temer hoy pero que pululan sin control resguardándose en el lado oscuro de humano que soy y seré mientras esté en este mundo, en este cuerpo que envejece, enferma y muere…y sea parte de la historia de esta generación.
Porque hoy he llegado a asumirme en mi espiritualidad y no tengo dudas sobre mi condición y conciencia. Pero para entrar a esta certeza antes hube de recorrer muchas sendas y pasar por muchas aventuras, y cumplir roles, y aportar a la historia del tiempo que he vivido… y de eso debo dejar algo escrito.
Y Erwin me recordó que antes de hoy también existí… y esa existencia también tiene mucho que contar.

Written by Edición GF

noviembre 18, 2017 at 3:48 am

Publicado en Uncategorized

Recuerdo de Lejos

leave a comment »

-a propósito de fallecimiento de Fidel castro-

En medio de la convulsión política de esos años, a recién un año del gobierno de Salvador Allende, en 1971, el comandante de la revolución cubana Fidel Castro visita Chile por unos días que al final se prolonga por casi un mes.

Entonces yo tenía 18 años, y hacía pocos meses había roto mi militancia en las Juventudes Comunista y me había integrado a las filas del MIR.

El jefe de mi unidad en el MIR de Macul era entonces ‘Aníbal’ (muerto entre los desaparecidos por la dictadura en el caso de los 119 – operación colombo-) quién me había sacado de mi labor sindical y puesto bajo mando de un instructor de ‘Fuerzas Centrales’ (aparato armado del MIR) que era un miembro activo de los Boinas Verdes-paracaidistas- de las FFAA, y a su vez el encargado de formarnos: le decíamos ‘pelao melo’ (fue masacrado en el regimiento Tacna). Esta circunstancia me llevaría a estar cerca de Fidel Castro.

Cuando Fidel Castro prolonga su estadía en Chile hubo un serio problema de seguridad que el gobierno de Allende no podía enfrentar. Entonces, el jefe de la Policía de Investigaciones organiza brigadas de seguridad con miembros de la policía afines a la UP que, a su vez, coordinaban su labor con dos ‘anillos’ de seguridad: uno cercano o interno que ejercía el GAP ampliado a más miembros (ya no solo quienes resguardaban al Presidente), y otro ‘externo’ que tenía por tarea el resguardo periférico de las áreas en donde se hallaba el líder cubano. Esos anillos externos estaban reforzados con miembros de Fuerzas Centrales del MIR.

Así estuve dos veces al lado de Fidel Castro. Una en la comuna de San Miguel, en un monumento al Che Guevara que se hallaba en el paradero 6 del parque de la Gran avenida, y en el cual nos tocó el resguardo de los accesos a la tarima y entorno de la misma en donde Fidel se hallaba. Entonces hubo un momento en que la militancia comenzó a lanzar sus banderas a Fidel: una del MIR, otra del PS…y él las unía y hacía gestos enarbolando los trapos. De repente todos vemos volar directo al rostro del líder cubano una especie de bola y el rostro de Fidel se tensionó, la seguridad cubana se adelantó y se puso de sobre aviso…era una bandera del MAPU echa una pelota para que le llegara. Fue un gran susto. Al pasar la tensión me doy cuenta que estoy arriba del escenario delante de Fidel a un metro. Me bajé rapidito.

La segunda vez fue alrededor de la casa presidencial de Tomás Moro: Fidel se encontraba en reunión con el senador Altamirano y Allende, y afuera hubo demostraciones contrarias que fueron tomando cariz violento cuando caravanas de autos y grupos de Patria y Libertad comenzaron a formarse a dos cuadras del lugar. Cuando llegamos en vehículo, junto a otro de Investigaciones, hubo enfrentamientos y entrecruzamos balazos. Pudimos cerrar los anillos externos y ya de madrugada, cerca de las 2 de la mañana, Fidel quiso reunirse con quienes estábamos de guardia para que le contáramos como había sido la situación de horas antes. Fue la vez que estuve a pocos metros de Fidel: era muy alto, fornido, imponente, de hablar fluido, y de mirada directa. Me preguntó por mi edad (tenía cara de ‘cabro chico’) y lo que más le llamaba la atención era lo jóvenes que éramos todos quienes trabajábamos en su seguridad. Allí conocí a miembros del gap que luego encontraría en el asilo en la embajada de Italia.

Años más tarde, bajo otras condiciones, estuve presente en una reunión de la Asamblea Popular de Cuba en donde habló Fidel, en la Habana: ‘que viejo está’- comenté inocente- y ese decir casi me cuesta la expulsión de la isla.

Años antes había ya pasado por Yugoslavia, por Rumania, Checoeslovaquia, Bulgaria y más tarde por Albania. Y finalmente por Alemania oriental. Al salir de esa visita a Cuba: ya no quería para mi país lo que había visto en los ‘países socialistas. Silenciosamente me espantó la idolatría a Fidel. Y la miseria en países como Rumania y Albania me habían golpeado en lo más hondo de mi Ser. Sin embargo, no había tiempo para esas conjeturas: en Chile había una dictadura que había que derrocar. Y eso tenía prioridad.

Cuando hoy supe de la muerte de Fidel me vinieron estos recuerdos, y a pesar de hoy siento respeto por la coherencia de este hombre, y reconocimiento por su compromiso, aspectos tan ausentes en los lideres políticos de hoy, tampoco puedo dejar de sentir aquello que ya en esos años nació en mí: ese socialismo yo no lo quiero para mi país, ni creo que sea bueno para ningún pueblo amante de su libertad y dignidad. Debe haber otra forma de cumplir con los ideales de justicia sin tener que idolatrar dioses terrenales y someterse a las castas burocráticas que al final reemplazan a las viejas oligarquías dejando a la gente común (el pueblo) bajo la misma esclavitud de parias que tanto denigra al Ser Humano al carecer de Derechos reales.

Ha muerto un hombre coherente con sus ideas: también los pequeños dioses tienen su fin.

Ojalá algún día lleguemos a ese desarrollo humano en la cual no requiramos de violencia, ni de héroes, y menos de ‘lideres eternos’, o de ‘salvadores’ que surgen de la miseria egoísta de potentados que en su afán de ganancias provocan que surjan los oponentes mesías terrenales que luego gobiernan en la división y bajo tensión permanente…como en una revolución que nunca se acaba, y que jamás conduce a la gente al paraíso prometido. Si un Fidel existió, y otros pueden surgir, menores o mayores, es porque aún nos hallamos en la pre-historia de nuestra evolución. Y eso no debiera alegrarnos… ni entristecernos…sino que nos debiera hacer reflexionar seriamente sobre lo que hoy estamos construyendo en nuestros países: ojalá no sea peor de lo que ya hemos vivido.

Written by Edición GF

noviembre 26, 2016 at 11:15 pm

Publicado en Uncategorized

Cambio de dirección

leave a comment »

Esta pagina está disponible en:

http://www.iching.cl

http://soyandariego.iching.cl

Por favor, para ver la página Original, con los últimos ingresos, sírvase ir a las direcciones anotadas.

Esta que Ud. ha abierto no está siendo puesta al día. La dirección arriba expuesta es la valida.

Igualmente puede recorrer el contenido en este Blog. Pero desde el 9 de Diciembre del 2013 los nuevos comentarios se subirán a la dirección nueva, y esta quedará como la ve usted ahora.

Muchas Gracias

Muchas Gracias

Written by Edición GF

diciembre 9, 2013 at 11:15 pm

Publicado en Uncategorized

Mandela y Gandhi… me hacen tanto sentido…

with one comment

Antes no creí posible derrotar una tiranía por medios de rebelón no-violenta. No creía en Gandhi, y de Mandela me quedaba con su llamado a la lucha armada en contra de un régimen oprobioso que no dejaba sino el enfrentamiento como única salida para intentar doblegar su acérrima política de segregación.

Cuando Manuel Guerrero apareció degollado, después de su secuestro, en aquellos aciagos años de confrontación y dictadura, cerré toda posibilidad ante mí o de volver al exilio, o de seguir la resistencia pacífica que ejercía desde el Colectivo de Escritores Jóvenes, junto al sindicato de actores (Sidarte) , y otros miembros de la cultura opositora al régimen.

 Al inicio de 1988, después de al menos tres años de experiencia en la oposición armada,  ya no creía que ésa fuese una salida real y viable para alcanzar la libertad y en Estado de Derechos.

Entonces Gandhi y Mandela han crecido ante mi opción por la paz: porque ellos demuestran que sí es posible oponerse a la injusticia en forma sólida y firme, y luego de alcanzado el objetivo sublime de la libertad…saber perdonar y conciliar para asegurar que la democracia negada por unos pocos al fin sea un Derecho para todos.

Hoy Mandela y ayer Gandhi nos iluminan una senda de reconciliación que no esconde la verdad, bajo ningún caso, pero no aboga por la venganza. Y tanto Gandhi, como Mandela, enseñan que la libertad sin comida, sin derechos y con pobreza son mentiras que encubren la misma injusticia derrotada y ahora vuelta a imponerse por otros medios.

Mandela y Gandhi muestran que la Paz no es la inercia de no luchar y someterse: si no es la energía de combatir sin renunciar al Principio esencial de que toda libertad para ser verdadera debe cimentarse sobre la paz; y toda Justicia para ser real debe primero establecer la verdad y luego debe apuntar al perdón y la reconciliación. Y si alguien cree que ser Pacificador equivale a personas débiles…bueno, Mandela y Gandhi desmienten esa idea distorsionada que no comprende la Valentía de quien  lucha para no aumentar el dolor de su pueblo, sino para sanar a toda su nación.

La Victoria Moral de Mandela hoy, al ser reconocido por sus antiguos carceleros y por el reino que quiso su muerte y silencio, es la misma Victoria Moral de Gandhi, que en su momento doblegó a sus enemigos sin jamás ofenderles. De esa Altura Moral mucho tenemos que aprender. Porque Mandela y Gandhi parecen venir de tiempos aún lejanos en el porvenir, pero que debemos asumir en el aquí y ahora de nuestra Historia…Y ellos claman a nuestras conciencias por un Hombre Nuevo que sepa vencer sin someter, y cambiar la mala realidad sin justificar la maldad de los injustos. Un mundo en donde todos cabemos y en donde el malo pueda arrepentirse y optar por la bondad.

No puedo evitarlo: Mandela y Gandhi me hacen tanto sentido como JesúsCristo.

Written by Edición GF

diciembre 6, 2013 at 12:57 pm

Publicado en Uncategorized